RSS

05 de Julio de 1914 – La “Misión Hoyos” I / El Ciudadano Común y la Crisis

05 Jul

La “Misión Hoyos” I

En la mañana del 05 de Julio de 1914 el Jefe de Gabinete del Ministerio de Relaciones Exteriores del Imperio Austro-Húngaro, Conde Alexander von Hoyos, llego en tren a Berlín, trayendo en su poder una carta del mismísimo Emperador Franz Joseph, para su contraparte el Kaiser Wilhelm II, en la cual le pedía el apoyo ante un eventual conflicto con Serbia.

El diplomático se reunió con el Conde Ladislaus von Szögyény-Marich, embajador ante el Imperio Alemán, quien le había concertado una reunión con Wilhelm II para esa misma tarde, en un Palacio en la cercana ciudad de Potsdam.

Una ves que intercambiaron pareceres, Hoyos y Szögyény-Marich se dirigieron hacia el Ministerio de Relaciones Exteriores alemán, donde fueron recibidos por el Subsecretario de Estado Arthur Zimmermann, ya que el Ministro Titular Gottlieb von Jagow se encontraba de vacaciones veraniegas, si bien parece ser solo un detalle, tendrá en el corto plazo una gran relevancia.

En la reunión, Zimmermann se compromete ante los funcionarios austro-húngaros apoyar cualquier acción militar en contra de Serbia, ya que para él, tanto el Imperio Ruso como Francia, no intervendrían y si lo llegaban hacer el Imperio Alemán contaba con suficientes medios militares como para contener los dos frentes. Además daba por descartada cualquier tipo de intervención del Imperio Británico.
Una ves concluida la reunión, Hoyos y Szögyény se retiraron con el convencimiento que el apoyo alemán era incondicional, por su parte Zimmermann informó los detalles al Canciller Theobald von Bethmann Hollweg.

A primeras horas de la tarde, los dos diplomáticos se reunieron a solas con el Kaiser Guillermo ll, quien leyó la carta que le había enviado Franz Joseph, en la misma el anciano emperador mencionaba el temor que suponía para la integridad del Imperio Austro-Húngaro las intrigas rusas en los Balcanes firmando tratados con Rumanía, Grecia y por supuesto que Serbia. Por ello le pedía el compromiso alemán.
Luego de escuchar las razones por la cual era necesario castigar de manera ejemplar a los serbios, el Káiser comprometió su apoyo irestrcito a cualquier tipo de acción que llevara adelante Viena, aunque les comunico que debía reunirse e intercambiar pareceres con el Canciller Bethmann Hollweg.

En su posterior informe, Szögyény,expresará que el Kaiser Guillermo entregaba un „Blankoscheck“ (Cheque en Blanco) a su aliado Austria-Hungría como muestra de apoyo.

A pesar de este compromiso, una ves finalizada la audiencia Guillermo II, se reunió con el Ministro de Guerra Erich von Falkenhayn, a quien le expreso que si bien Alemania apoyaría por todos los medios a sus aliados, creía en que el gobierno austro-húngaro se manejaría con prudencia y ante el pedido del Ministro de movilizar a las tropas el Káiser se negó, esta actitud de prudencia la repetiría esa misma noche en una reunión con el el Canciller Bethmann Hollweg y el Subsecretario Zimmermann proponiendo como meta que la diplomacia alemana debía evitar a toda costa que el conflicto entre austro-húngaros y serbios no se expandiera al resto de las naciones europeas.

El compromiso alemán a pesar de mínimas reservas, no hará más que envalentonar en Viena a los partidarios de castigar militarmente y de una ves por todas al Reino de Serbia.

El reloj de la guerra comienza su cuenta regresiva.

10463968_1495086477375688_8226385229301031423_n

Káiser Guillermo II. El gobernante alemán pese a algunas dudas reafirma su compromiso con su aliado, el emperador Franz Joseph.
10515288_1495087370708932_6883750761928535212_o
  Conde Ladislaus von Szögyény-Marich. Embajador austro-húngaro en Berlín que al igual que su acompañante, el Conde Alexander Von Hoyos creen luego de las reuniones, que el compromiso alemán es total.
10440752_1495087404042262_8307854364656364219_n
  Arthur von Zimmermann. El subsecretario del Ministerio de Relaciones Exteriores del Imperio Alemán se compromete a apoyar la postura austro-húngara de castigar a Serbia.

10441232_1495087424042260_4356523723346769782_n

  Gottlieb von Jagow. Ministro de Relaciones Exteriores del Imperio Alemán, debido a estar de vacaciones no estuvo presente en este trascendental momento, mucho historiadores han planteado que su postura era mucho más cauta y moderada que la de su belicista subordinado.

 

El Ciudadano Común y la Crisis

Los graves sucesos ocurridos desde el día en que los herederos al trono del Imperio Austro-Húngaro, fueron asesinados en Sarajevo por un terrorista apoyado por el vecino Reino de Serbia, aún no habían tenido un impacto tan alto, a diferencias de lo que sucedia en las esferas del poder de los diferentes estados europeos vinculados directa o indirectamente.

Prueba de ello, son estas dos breves crónicas del periódico británico Daily Telegraph, en la cual una de ellas expresa el clima de tranquilidad que se vivía el 05 de Julio de 1914 en Viena a solo un día de haber culminado los funerales del Archiduque Franz Ferdinand y su esposa, la Duquesa Sophia, si bien la indignación era grande, la mayoría creía en las actitudes pacíficas del anciano Emperador Franz Joseph.

La otra noticia es el desarrollo del Gran Premio de Lyon, donde en un clima distendido y pacífico, convivían espectadores, ingleses, franceses, suizos, belgas, alemanes, austro-húngaros y hasta rusos, observando y celebrando con caballerosidad los triunfos obtenidos por los automovilistas germanos en sus máquinas Mercedes.

Estas dos crónicas demuestran que para esta fecha la inmensa mayoría de la población es ajena aún a los ajetreos diplomáticos y aprestos bélicos que están sucediendo en todo el Continente, sin embargo esta situación iba a durar muy poco.

  10453114_1495018540715815_1021547790713372697_n
Crónica sobre el clima de indignación pero pacífico al mismo tiempo en la población vienesa.
10351319_1495018750715794_8514242014611393779_n
Crónica sobre el Gran Premio de Lyon en donde se indica que además de la superioridad de los automóviles alemanes, el clima de euforia con que de vivía el acontecimiento.
10449939_1495018814049121_7312070183616744611_n
El triunfador de la Carrera, el alemán Lautenschlager, famoso pilota por aquellos años.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 5 julio, 2014 en 1914

 

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: