RSS

20 de Julio de 1914 / Intento de Mediación Británica / El Aparente Poderío Militar Ruso / Encuentro entre Poincaré y el Zar Nicolás II

20 Jul

Resumen

El gobierno de Viena despacha el ultimátum a su embajador en Belgrado, para su presentación el 23. La demora obedece a la presencia de la delegación francesa en Rusia, que arriba en este día.

El gobierno alemán advierte a sus principales líneas de transporte marítimo que convendría retirar sus buques de aguas extranjeras ante la probablidad de un conflicto general. La marina alemana recibe la orden de concentrar a su flota. Riezler escribe en su diario que el canciller Bethmann-Hollweg teme el crecimiento de Rusia la hará invencible en pocos años si no se toman medidas.


Intento de Mediación Británica

Si bien desde que estalló la Crisis de Sarajevo, la mayoría de los británicos estaban poco interesados, ya que veían la situación como solo una nueva disputa en los lejanos Balcanes, sus autoridades estaban preocupadas.

Si bien Gran Bretaña no tenía ningún lazo de alianza firme con Francia y Rusia, sin dudas un conflicto generalizado podría afectar sobretodo sus intereses comerciales, además estaba comprometida por tratados de defensa mutua con varias pequeñas naciones europeas, como por ejemplo el Reino de Bélgica.

Es por ello que el Secretario de Asuntos Exteriores Sir Edward Grey desde un principio trato de acercar posiciones entre las naciones mediante reuniones con los embajadores en Londres y mediante innumerables telegramas a representantes del Imperio en la mayoría de las capitales del Continente.

El día 20 de julio de 1914, Sir Grey telegrafió al embajador ante el Imperio Ruso, Sir George Buchanan que existía la posibilidad que el asesinato del Archiduque Franz Ferdinand hubiese sido planificado en territorio serbio ante la negligencia de sus gobernantes.
Además especificaba que si las demandas austro-húngaras eran razonables era preciso que Rusia intercediera ante su aliada para evitar cualquier tipo de altercado, al mismo tiempo que alentaba la posibilidad que el Gobierno del Zar Nicolás II,en caso de complicaciones negociara directamente con Viena.

Esto es la prueba refutable que Gran Bretaña era la más firma partidaria de preservar la paz.

1558601_1498850273665975_6535994863322646439_n

Telegrama del Secretario de Relaciones Exteriores Sir Edward Grey al embajador en San Petersburgo Sir George Buchanan.

 

El Aparente Poderío Militar Ruso

El Imperio Ruso, a pesar de haber sufrido la humillante derrota militar frente al naciente Imperio del Japón en 1905, continuaba teniendo al Ejército más numeroso del continente y si bien por ello era temido y respetado tanto por posibles enemigos como aliados.

La realidad en cambio distaba mucho de estas apreciaciones, si bien el soldado ruso era sinónimo de arrojo, valentía y capaz de hacer frente cualquier tipo de adversidad, sus mandos dejaban muchísimo que desear, la corrupción, incompetencia y maltrato eran moneda corriente.
Además, aún en la segunda década del siglo XX la Rusia zarista estaba atrasada con relación a los demás países europeos, haciendo no solo de su tecnología militar obsoleta, sino también los medios de transporte y de comunicación, tan necesarios para el tipo de guerra moderna.
Sin embargo todas estás deficiencias parecen haber estado ausentes cuando le fueron comentada en París al consejero de la embajada británica Lord George Leveson-Gower Duque de Granville quien telegrafío al Secretario Permanente del Ministerio de Relaciones Exteriores, Sir Arthur Nicolson.

En el telegram el diplomático, expresaba que el poderío militar ruso estaba en su apogeo y que crecía con el correr del tiempo.
Sin embargo en el corto plazo este tipo de apreciaciones serían desmentidas y de la peor manera.

10559872_1498844476999888_3737782666617746000_n

Telegrama del Consejero de la Embajada Británica en París Lord Granville al Secretario Permanente del Ministerio de Relaciones Exteriores Sir Arthur Nicolson.

Encuentro entre Poincaré y el Zar Nicolás II

Finalmente el 20 de Julio de 1914, luego de un par de días de navegación, la comitiva de autoridades francesas, encabezada por el Presidente Raymond Poincaré y el Primer Ministro René Viviani, llegaban a Rusia, siendo recibidos por el Zar Nicolás II en persona.

Si bien el mandatario expreso a la prensa que la visita era solamente de carácter protocolar y que estaba planificada de antemano, el verdadero objetivo de la misma era reafirmar los lazos de la alianza, y tratar de tener una política común para hacer frente a la crisis desatada desde el Atentado de Sarajevo.

La visita se extendería por tres días, durante los cuales la delegación francesa se reuniría con sus contra-partes rusas, además de diversas actividades de tipo protocolar.

La reunión Poincaré-Nicolás II, es un fuerte mensaje a las Potencias de la Triple Alianza (Alemania, Austria-Hungría e Italia) que la entente franco-rusa estaba intacta y que en caso de conflicto actuarían sin dudarlo de manera conjunta.

10527346_1498840550333614_7526393966828824356_n

Publicación del períodico francés L´Illustration sobre la visita del Presidente Raymond Poincaré al Imperio Ruso.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 20 julio, 2014 en 1914

 

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: