RSS

25 de Julio de 1914 – Cruces diplomáticos / Primeros Movimientos Militares / La respuesta de Serbia al ultimátum Aaustro-húngaro

25 Jul

Resumen:

Rusia vuelve a solicitar una extensión del plazo, mientras Serbia, que advierte lo que se está preparando, acepta casi todas las exigencias para dejar a los austrohúngaros como agresores, ordena la movilización general y pide ayuda al Zar. Su rey abandona Belgrado. Austria-Hungría rechaza tanto el pedido ruso como la respuesta serbia, y Berchtold logra que el Emperador Francisco José firme la orden de movilización tras alegar que los serbios ya están atacando.

El conocimiento de la existencia de preparativos para la movilización parcial de las tropas rusas endurece las posiciones de serbios, austrohúngaros y alemanes. Italia rechaza apoyar a su nominal aliada Austria-Hungría y decide permanece a la expectativa. El Partido Socialista alemán condena el ultimátum austríaco. El gobierno británico advierte al embajador alemán que, si el conflicto involucra a Rusia, se pone en cuestión la paz europea y se verá obligado a actuar. El Káiser rechaza el pedido de mediación por “fútil”, a la vez que desde el gobierno imperial se alienta a Viena a marchar a la guerra cuanto antes, para presentar a la Entente un hecho consumado, entendiendo así que ésta se echará atrás.

El jefe de estado mayor alemán Von Moltke y otros altos oficiales retornan de sus vacaciones. El presidente francés Poincaré, de visita en Suecia, transmite al Rey un mensaje de buena voluntad del Zar de Rusia y obtiene garantías de neutralidad en caso de una eventual guerra europea.


Cruces diplomáticos

Si bien la mayoría de las naciones europeas habían ordenado la movilización en diferentes grados de sus ejércitos, aún el intercambio diplomático era muy fuerte, ya que existía la esperanza (sobretodo de Gran Bretaña) de evitar que el conflicto entre serbios y austro-húngaros se expandiese al resto del continente.

El día 25 de Julio de 1914 por la mañana el embajador alemán en Londres Príncipe Karl Max von Lichnovsky informó a su superior en Berlín el Ministro Gottlieb von Jagow que era necesario que Alemania intentase mostrar predisposición para lograr una solución pacífica o de lo contrario Gran Bretaña tomaría una decisiva actitud de hostilidad, por lo que el Príncipe von Lichnovsky hace un fuerte llamamiento a una mayor cooperación anglo-alemana.

Esa misma mañana, viendo que el apoyo ruso no era decisivo, el gobierno serbio decidió consultar con su vecino del Sur el Reino de Grecia sobre una posible alianza, a lo que el Primer Ministro heleno Elefterios Venizelos le aseguro que en caso de ataque Austro-Húngaro con apoyo Alemán y posiblemente también búlgaro, su país iniciaría hostilidades a su favor.

Por su parte el Ministro von Jagow, como una excusa para tranquilizar a los gobiernos de Francia, el Imperio Ruso y Gran Bretaña, realiza vanos intentos en mediar ante su aliada para que extienda el plazo a los serbios, aunque sin embargo secretamente incentiva a que Viena inicie las hostilidades de manera inmediata.

Al mediodía el Ministro de Asuntos Exteriores Austro-Húngaro, Conde Leopold von Bertchold rechaza una petición entre de su contraparte rusa Sergey Sazonov para que se extendiera el plazo de la respuesta al ultimátum, sin saber en realidad que a pocas horas el Gobierno de Serbia cumpliría con el tiempo establecido.

En horas de la tarde de esta tensa jornada, el embajador británico en San Petersburgo envía un telegrama a su superior en Londres, el Ministro Sir Edward Grey en la cual en una breve reunión con el Ministro Sazonov, esté le había expresado que Rusia estaba dispuesta a soportar las consecuencias de un conflicto armado con tal de evitar que Austria-Hungría aplastase a su aliada Serbia.

También en esas horas, la mayoría de los vieneses se vuelcan a las calles al enterarse del rompimiento de Relaciones Diplomáticas con Serbia, ya que ansían que de una ves por toda se castigue a la Nación que según varios datos de investigaciones estuvo detrás del asesinato del Heredero al Trono, esto queda muy bien expresado en un telegrama enviado por el embajador británico Sir Maurice de Bunsen a Londres, en el mismo expresa textualmente:

“War is thought to be imminent .. Wildest enthusiasm prevails in Vienna.”

(“La guerra se piensa que es inminente .. entusiasmo salvaje prevalece en Viena.”).

Por su parte el embajador francés en Berín Jules Cambon, recomienda al Gobierno de Francia que en base a información que circula en la capital del Imperio Alemán, comience “tranquilamente” a desarrollar los preparativos necesarios para una movilización militar. Más allá de esta recomendación ya los oficiales franceses comienzan a reportarse en sus respectivos puestos de mando.

Practicamente al final del día, el Ministro de Relaciones Exteriores británico, Sir Edward Grey le comunica a los embajadores ante Rusia (Sir George Buchanan) y Francia (Lord Francis Bertie of Thame) que el animo predominante de la población británica es de rechazo a cualquier tipo de conflicto.

Sin embargo el Subsecretario de su Ministerio Sir Edward Crowe le escribio un memo en el cual la crisis es causada principalmente por el intento de Alemania de hegemonizar Europa, por lo cual propone que para evitar esto, es necesario que Gran Bretaña apoye a la entente Franco-Rusa en caso de conflicto.

Por último y para cerrar una jornada cargada de mensajes diplomáticos en una u otra dirección, el Ministro de Exteriores del Reino de Italia, el Marqués de San Guiliano, a pesar de ser su nación nominalmente aliada a Austria-Hungría, le recomienda al Gobierno Serbio aceptar nominalmente el contenido del ultimátum para después “enredar” a Viena con arduas negociaciones diplomáticas.

Como se puede apreciar, el 25 de Julio de 1914, fue una jornada cargada de tensiones diplomáticas. Sin dudas no sería el último.

10500525_1500318633519139_5877731540701234567_n

Telegrama del Encargado de Negocios británico en Belgrado Dayrrel Crackanthorpe a sus superior en Londres, el Ministro Sir Edward Grey en donde expresa la actitud del Consejo de ministros serbios sobre el ultimátum austro-húngaro.
1910637_1500318670185802_141864906991304027_n
Telegrama del Embajador alemán en Londrés Principe Karl Max von Lichnovsky al Ministro Gottlieb von Jagow sobre la actitud de Gran Bretaña ante el creciente conflicto.

 

Primeros Movimientos Militares

Luego del envío del ultimátum por parte del Gobierno Austro-Húngaro al Reino de Serbia, los tiempos parecen acelerarse, y la idea de un conflicto armado a gran escala comienza hacerse más visible.

Prueba de ello es que en la mañana del 25 de Julio de 1914, el Emperador Franz Joseph, firma la orden para el que el Jefe del Estado Mayor Conde Conrad von Hötzendorf comience a movilizar al 8° Cuerpo de Ejércitos con el objetivo estratégico de iniciar la invasión de Serbia para el día 28.

Por su parte el Estado Mayor del ejército ruso ordeno secretamente el inicio del “Período Preparativo de Guerra”, como paso previo a una movilización general que sin embargo según sus propios altos mandos no era aconsejable.

Ese mismo día, el Jefe del Estado Mayor del Ejército Francés, General Joseph Joffre ordenó la cancelación de todas las licencias, al mismo tiempo que estableció el regreso de varias unidades desde Marruecos.

En cuanto al Imperio Alemán, el Káiser quien aún se encontraba de vacaciones en los fiordos noruegos emite la orden al Alto Mando de la Marina de Guerra, para que la flota de altamar regrese a aguas territoriales. Ese mismo día, el Jefe del Estado Mayor General Conde Helmunth von Moltke y el Ministro de Guerra General Erich von Falkenhayn deciden regresar a Berlín de sus vacaciones.

Por su parte el Gobierno Serbio presidido por Nikola Pašic también ordena la movilización de su Ejército en ausencia del Jefe de Estado Mayor, General Radomir Putnik, quien se encontraba de vacaciones justamente en las cercanías de Budapest donde fue detenido aunque inmediatamente liberado por órdenes expresas del Emperador Franz Joseph.

Finalmente, creyendo aún en una solución pacífica el Gobierno Británico del Primer Ministro Herbert Asquith se negó a ordenar una movilización tanto del Ejército como de la poderosa Royal Navy.

10530658_1500121010205568_6608788257314862460_n

 Jefe del Estado Mayor del Ejército Austro-Húngaro General Conrad von Hötzendorf.
10150736_1500121046872231_6172010802675715436_n
Jefe del Estado Mayor del Ejército Serbio. General Radomir Putnik.

La respuesta de Serbia al ultimátum Aaustro-húngaro

Finalmente el gobierno serbio viendo el apoyo solo de orden moral expresado por el Ministro ruso de Asuntos Exteriores Sergey Sazonov, decidió el 25 de Julio responder al filo de la hora convenida el ultimátum enviado 48 horas antes.

En la misma el Primer Ministro Nikola Pašić, aceptá cumplir con todas las demandas exigidas a excepción de ll que establecía que las autoridades serbias debián permitir el ingreso de policías de investigación austro-húngaros a su territorio.

Esta respuesta de ningún modo satisfacío al Gobierno en Viena, que ordeno de inmediato el retiro del embajador Barón Wladimir Giesl von Gieslingen y todo el personal de la delegación en Belgrado, al mismo tiempo que ante los acontecimientos presentados el gobierno serbio le pidió a las demás embajadas reubicarse en la ciudad de Nis en el interior del país.

Sin dudas la estrategia planificada por el belicista Ministro de Relaciones Exteriores Austro-Húngaro, Conde Leopold von Bertchold estaba funcionando, sin dudas el conflicto parece inminente.

10580004_1500120776872258_1507078356374341388_n

Publicación de un Diario Serbio sobra la respuesta del Gobierno a demandas de Austria-Hungría.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 25 julio, 2014 en 1914

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: