RSS

20 de Septiembre de 1914 – La Patrulla de la Carnada Viva

20 Sep

La Patrulla de la Carnada Viva

En los primeros días de la Primera Guerra Mundial, la Fuerza de Cruceros C, compuesta por viejos cruceros acorazados de la clase Cressy, patrullaba parte del Mar del Norte, cerca de Holanda. Algunos oficiales navales se oponían a esta patrulla, ya que consideraban a estas naves demasiado vulnerables a cualquier ataque de las naves de guerra alemanas más modernas, y avisaron al Almirantazgo consecuentemente. Esta patrulla era conocida como “La Patrulla de la Carnada Viva”.

Sin embargo, los Lores del Mar (el Almirantazgo británico) ignoraron este aviso, y persistieron en su operación, insistiendo que los destructores no podrían llevar a cabo esta tarea por el frecuente mal tiempo que prevalecía en esa área, y además, no había cruceros ligeros modernos disponibles para la misma.

alemania

Aboukir


La patrulla se hace a la mar el 20 de septiembre de 1914
Muy por la mañana del 20 de septiembre de 1914, los cruceros británicos Euryalis, Aboukir, Hogue y Cressy estaban por partir bajo el mando del Contraalmirante Christian, cuya nave insignia era el Euryalis. Lo normal era que el Contraalmirante Campbell liderara esta patrulla en el Bacchantes, pero estando ausente, dicha tarea recayó en Christian.

Submarinos

Cressy


Era demasiado duro para los destructores verse envueltos en esta patrulla (por el mal tiempo, como se dijo antes), así que los cruceros zarparon sin escolta alguna. Además, a poco de partir, el Euryalis tuvo que devolverse por un fallo en sus equipos de radio, pero más que nada, ¡por falta de carbón! (esto parece indicar una imperdonable falta de planificación, sobre todo en una marina que se consideraba por más de un siglo dueña y señora de los mares).
El clima se volvió demasiado duro incluso como para que el Contraalmirante Campbell pudiera transferir su insignia a otro barco, así que delegó el mando en el Capitán Drummond del Aboukir, pero no clarificó que Drummond podría ordenar a los destructores unírsele en caso de que el tiempo amainara, lo que en efecto ocurrió en la tarde del día 21.

Así, los grandes cruceros británicos se vieron privados de cualquier escolta, y en el posible caso que hubiera submarinos hostiles en el área (como de hecho iba a ocurrir), esta falta de órdenes claras se iba a revelar fatal.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 20 septiembre, 2014 en 1914

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: