RSS

Archivos diarios: 27 octubre, 2014

Fusil Ross 303IN MK III (Canadiense)


web

El Ross fue un fusil de cerrojo rectilíneo de 7,70 mm notoriamente ineficaz, producido en Canadá desde 1903 hasta mediados de la Primera Guerra Mundial.

El Ross tuvo varias fallas en el adverso ambiente de la guerra de trincheras y luego de numerosas quejas, se ordenó el reemplazo de todos los fusiles Ross en las tres Divisiones Canadienses por el Lee-Enfield.

Sin embago, los francotiradores apreciaban este fusil.

Se produjo por cierto tiempo una versión de cacería que empleaba el nuevo cartucho .280 Ross, así que tanto el fusil Ross como el cartucho .280 “magnum” alcanzaron una considerable reputación internacional entre tiradores, cazadores de ciervos y cazadores de grandes presas.

 Durante la Segunda Guerra Bóer, estalló un pequeño diferendo diplomático entre Canadá y el Reino Unido después que el segundo rechazara vender o licenciar el diseño del Lee-Enfield SMLE para ser producido en Canadá. Sir Charles Ross, Bart., un noble escocés, soldado, inventor y empresario, ofreció su fusil de cerrojo rectilíneo de nuevo diseño como un reemplazo. Ross tenía buenos contactos en la alta sociedad canadiense y eventualmente obtuvo en 1903 su primer contrato por 12.000 fusiles Ross Mark I.

En este diseño, los tetones de acerrojado del cerrojo van montados sobre un tornillo y cuando se jala o empuja la manija del cerrojo, el tornillo automáticamente gira para encajar los tetones en los entalles del cajón de mecanismos. El diseño es generalmente parecido al empleado en la mayoría de piezas de artillería. Al contrario de los más usuales sistemas de cerrojo empleados en el Mauser 98 y el Lee-Enfield, el cerrojo del Ross no precisa ser girado hacia arriba antes de ser jalado hacia atrás, por lo que en teoría esta característica ofrecía una mayor cadencia de disparo. Además de esta supuesta ventaja sobre el Lee-Enfield, el Ross pesaba 0,45 kg menos y podía desarmarse con mayor rapidez sin necesidad de herramientas especiales.

Diseño

El ánima del cañón tiene 4 estrías levógiras. El fusil resultaba inusual porque era del tipo “cerrojo rectilíneo“, en el que se jalaba directamente hacia atrás la manija del cerrojo y la recámara se bloqueaba por la rotación de los tetones de acerrojado mediante levas. Tenía, no obstante, defectos fundamentales en su diseño que lo hacían inadecuado como fusil de servicio. Su defecto principal era que el tope del cerrojo chocaba contra uno de los tetones de acerrojado, desgastándolo, lo que tenía consecuencias desastrosas, en especial en las trincheras, donde se vio a soldados canadienses patear los cerrojos de sus fusiles para abrirlos durante los ataques de los alemanes.

Empleo

Los primeros 1.000 fusiles fueron entregados a la Real Policía Montada del Noroeste (RPMN) para ser probados. Una inspección de rutina antes de su prueba operativa encontró 113 defectos lo suficientemente graves como para ser rechzado. Uno de estos era un tope de cerrojo mal diseñado, que hacía caer al cerrojo fuera del fusil. Otro eran muelles y resortes de acero pobremente templado, descritos como “blandos como el cobre”. En 1906, la RPMN volvió a emplear sus fusiles Winchester Modelo 1894 y Lee-Metford.

El fusil Ross fue modificado para corregir esas fallas y apareció el Ross Mark II (Modelo 05, por 1905). En 1907, el Mark II fue modificado para soportar la presión del nuevo cartucho .280 Ross y esta variante fue llamada Mark II**. El Modelo 10 (1910) fue un diseño totalmente nuevo, hecho para corregir las fallas del de 1905. Ninguna de las piezas principales son intercambiables entre los modelos de 1905 y 1910. El Modelo 10 fue el fusil estándar del Primer Contingente Canadiense de la Fuerza Expedicionaria Canadiense, cuando arribó a Francia en febrero de 1915.

Los defectos del fusil salieron a relucir durante la Segunda Batalla de Ypres en abril de 1915. El fusil mostró una pobre tolerancia a la suciedad al ser empleado en condiciones de combate, particulamente el roscado de los tornillos que accionaban los tetones del cerrojo, trabando el arma al cerrarlo o al abrirlo. Otra parte de este problema era que la parte exterma del cerrojo golpeaba el tope de éste, deformando el roscado de los tornillos. Además que el cerrojo podía desarmarse para limpieza de rutina y ser armado sin darse cuenta en una forma tal que no cerraba la recámara, pero permitía disparar un cartucho, hiriendo de gravedad o matando al tirador ya que éste retrocedía hacia su rostro. “Afortunadamente, tales incidentes eran pocos”. Otro defecto bien conocido era la tendencia de la bayoneta a caerse del fusil cuando era disparado. Varios soldados canadieneses del Primer Contingente (ahora rebautizado como Primera División Canadiense) recogieron en Ypres fusiles Lee-Enfield de soldados británicos muertos para reemplazar sus fusiles Ross. El Teniente Chris Scriven, del 10° Batallón de la Fuerza Expedicionaria Canadiense, comentaba que a veces eran necesarios cinco hombres para hacer que un fusil dispare.

Las quejas llegaron rápidamente hasta el principal impulsor del fusil, el Ministro de Milicia y Defensa canadiense Sam Hughes. A pesar de todo él continuó creyendo en las ventajas del arma, siguiendo el consejo de Sir Edwin Alderson. En particular, el fusil Ross era mucho más preciso a larga distancia que el Lee-Enfield, y esto resolvía potencialmente el serio problema al que se enfrentaron las tropas británicas y canadienses durante la Guerra de los Bóers, con los precisos disparos a larga distancia de los fusiles Mauser de 7 mm empleados por los bóers.

En total, se produjeron aproximadamente unos 420.000 fusiles Ross, de los cuales 342.040 fueron comprados por los británicos.

Reemplazo

Los canadienses mantuvieron en servicio el Ross incluso con la llegada de contingentes adicionales a Francia. Para la Batalla del Somme de julio de 1916, Sir Douglas Haig, el nuevo Comandante en Jefe de la Fuerza Expedicionaria Británica, ordenó el reemplazo de todos los fusiles Ross por fusiles Lee-Enfield en las tres Divisiones canadienses, porque ya estaba disponible en grandes cantidades. Hughes rechazó aceptar que habían problemas con el Ross y se necesitó la intervención de varias personas influyentes para convencerlo. En noviembre de 1916, Hughes renunció tras la decisión de Sir Robert Borden de nombrar un Ministro de las Fuerzas de Ultramar. Entonces los fusiles Ross fueron empleados para entrenamiento tanto en Canadá como en el Reino Unido, teniendo así más fusiles Lee-Enfield disponibles para el frente. Luego que los Estados Unidos entraran a la guerra en 1917, se enviaron fusiles Ross a los Estados Unidos por las mismas razones, teniendo más fusiles Springfield M1903 disponibles. La reputación de Hughes fue inevitablemente comprometida, pero Sir Charles Ross ya había amasado una considerable fortuna con el diseño de su fusil y los contratos de fabricación a pesar de su reputación.

Casi por la misma época, la empresa Dominion Rifle Factory de Quebec transformó varios fusiles Ross en el fusil automático Huot bajo la guía de un diseñador llamado Joseph Alphonse Huot. Era un diseño efectivo, alimentado desde un tambor y más barato que una ametralladora Lewis. Desafortunadamente, a pesar de la severa escasez de ametralladoras ligeras que padecían los contingentes canadienses, fue rechazado tras las pruebas debido a su débil construcción.

Fusiles de francotirador

Debido a su precisión a larga distancia, el Ross continuó siendo empleado por francotiradores Aliados tras su retiro como arma de primera línea en Europa. Los francotiradores británicos encontraron que el fusil era preciso a 548,64 m (600 yardas) y más, con solo una desventaja inherente: el Ross solamente aceptaba munición perfectamente limpia, libre de lodo y suciedad, de lo contrario se trabaría.

Dos tipos de fusiles de francotirador Mark III son identificables por sus distintas miras telescópicas. 500 fusiles fueron equipados con miras telescópicas prismáticas Warner & Swasey Modelo 1913 de 5,2x aumentos, fabricadas en Cleveland, Ohio. Los números de serie para los fusiles fabricados en 1915 tienen el prefijo FK; mientras que aquellos fabricados en 1917 tienen el prefijo LU. Otros 907 fusiles fueron equipados con miras telescópicas Winchester A5. Ambas miras telescópicas estaban montadas lateralmente, por lo que se podían utilizar el alza y el punto de mira, así como llenar el depósito del fusil con peines.

Variante de cacería

Ross instaló una fábrica de armas en Hartford, Connecticut, con el tornero J. A. Bennett, para producir un fusil de cacería llamado Fusil de cacería con depósito Modelo 1897′, que era un fusil con martillo abisagrado. Por la misma época, él hizo un acuerdo comercial con el famoso armero Charles Lancaster, inventor del cañón con ánima oval, para que sea su representante exclusivo en el Reino Unido.

  • Munición; .303 British.
  • Calibre; 7,70 mm.

A incios de 1900, él creó el Sporter Modelo 1900, todavía hecho en la fábrica de Bennett. Su cerrojo empleaba un resorte para accionar el percutor, en lugar del martillo abisagrado del M1897. Existen muy pocos ejemplares de este fusil de cacería. El Modelo 1900 militarizado fue el primero en ser ofrecido a Canadá para ser probado.

  • Munición; .303 British.
  • Calibre; 7,70 mm.

El siguiente fue el Sporter Modelo 1903. Algunos de estos fusiles fueron fabricados en Hartford, Connecticut, pero la mayoría (200 unidades, ensambladas a partir de piezas de repuesto) fueron ensamblados en la nueva fábrica de Quebec. Algunos fusiles de cacería Modelo 1903 fueron calibrados para el cartucho .370 Express, mientras que algunos prototipos fueron calibrados para el cartucho.450/.500 Nitro.

  • Municiones; .303 British. (habitual), .256 Mannlicher (escaso) y .370 Express (escaso).
  • Calibres; 7,70 mm, 6,5 mm y 9,3 mm.

Algunos fusiles militares M1905 (Mark II) modificados estuvieron disponibles para el público en 1906. Este modelo fue llamado Modelo M. En 1907, Ross produjo el Modelo E, su primer fusil totalmente fabricado en Canadá, basado en el cerrojo del Mark II, calibrado para los cartuchos .303 British y .35 WCF. El siguiente fue el Modelo R, que era un fusil sencillo, sin cuadrillado, que solo empleaba el cartucho .303 British. En noviembre de 1906, mientras Ross estaba desarrollando un nuevo y potente cartucho de cacería de 7 mm, hizo algunas pruebas con una versión de cuello corto del casquillo del nuevo .30-06 Springfield, que él llamó .28-1906 (se sabe de la existencia de un fusil). Esto condujo al diseño del .280 Ross. El nuevo cartucho de alta presión requirió reforzar el cerrojo y el cajón de mecanismos, pero el fusil apenas era ligeramente diferente del Mark II de 7,70 mm. Este diseño, llamado Mark II**, fue un paso de transición entre los cerrojos del Mark II y el Mark III.11

  • Municiones;

Modelo M (cerrojo 1905 Mark II 1905); .303 British

Modelo R (cerrojo Mark II 1905); .303 British.

Modelo E (cerrojo Mark II** 1907, cañón pesado); .303 British, .35 WCF

Modelo 1907 ‘Cazador escocés de ciervos’; .280 Ross 

  • Calibres;

Modelo M; 7,70 mm

Modelo R; 7,70 mm

Modelo E; 7,70 mm y 8,89 mm

Modelo 1907 ‘Cazador escocés de ciervos’; 7 mm

El Modelo 1910 (Mark III) fue fabricado con un cerrojo con cabezal diferente; en lugar que sus tetones de acerrojado se desplacen en posición vertical y acerrojen en posición horizontal, como en los Mark II y Mark II**, Ross lo cambió a 90 grados y se desplazaban en posición horizontal, acerrojando en posición vertical. Entonces agregó roscados a los tetones, que se encajaban en los entalles del cajón de mecanismos. Se sabe de la existencia de unos cuantos fusiles Mark II** con los mismos tetones y cajón de mecanismos roscados. Él también empleó el mismo cañón pesado que el del Mark II**. El fusil M-10 que emplea el .280 Ross es considerado por vacíos como el mejor fusil fabricado por Ross Rifle Co.

  • Municiones

Modelo R-10; .303 British.

Modelo E-10; .303 British y .35 WCF

Modelo M-10; .280 Ross

  • Calibres

Modelo R-10; 7,70 mm

Modelo E-10; 7,70 mm y 8,89 mm

Modelo M-10; 7 mm

En 1912 se introdujo el fusil de cacería que empleaba el cartucho .22 Long Rifle. Aunque empleaba un mecanismo más sencillo, todavía era un fusil de cerrojo rectilíneo. Este modelo fue muy popular en Canadá.

  • Municiones; .22 Corto, .22 Long y .22 Long Rifle.
  • Calibre; 5,5 mm

Modelo 1912 Cadet Comercial.

Modelo 1912 Cadet “Sobrante” (sin números de serie o cualquier otro marcaje)

Los problemas del Ross en combate se debieron a que en realidad era un fusil diseñado para cacería empleado como fusil militar en las condiciones de la guerra de trincheras. Sin embargo, como fusil de cacería, el Ross se hizo bastante popular tras la guerra. El nuevo cartucho .280 Ross se ganó una buena reputación para abatir presas de tamaño medio y después de 1918 fue un fusil bastante habitual en safaris. Además demostró ser un sobresaliente fusil de competencia, ganándose una buena reputación por su precisión.

Fusiles de competencia

El Ross Mark II** Target comercial de 7,70 mm y con un cañón pesado de 770 mm (30,5 pulgadas) fue un verdadero éxito en las competencias desde 1908 hasta 1913. Este fusil se parecía al Mark II** militar y empleaba el mismo cerrojo, pero tenía el alza montada sobre el cajón de mecanismos. También estaba disponible un escaso Fusil Presentation Target. A diferencia de su contraparte militar, tenía el número de serie estampado en el cañón.

Los Modelo 1907 Match Target y Modelo 1905/1910 Match Target fueron dos importantes fusiles monotiro (solo se sabe de la existencia de un ejemplar de cada uno) que tenían las características que distinguirían al M1910: los tetones de acerrojado y el cajón de mecanismos estriados.

El Match Target Militar, al contrario del Mark III militar, empleaba un cargador interno fijo con una trampilla plana. Su alza era la del Ross Mark III militar, pero modificada para emplear cartuchos .280 Ross. Su cañón tenía una longitud de 660,4 mm (26 pulgadas).

Desarrollos

Tras el rechazo del Ross como fusil de primera línea, la empresa Dominion Rifle Factory adaptó su cerrojo a una ametralladora ligera, la Huot, usando fusiles sobrantes. Estas eran más baratas que las Lewis empleadas en aquel entonces. Fueron puestas a extensivas pruebas y la guerra terminó antes que entraran en servicio.13 14 15

Empleo en el extranjero

Los fusiles Ross fueron empleados de nuevo en la Segunda Guerra Mundial. El Ross Mark III fue suministrado a la Real Marina Canadiense, la Guardia de Veteranos del Canadá, unidades de defensa costera, centros de entrenamiento, la Home Guard británica, la Brigada de Bomberos de Londres, la Autoridad Portuaria de Londres y la Unión Soviética. Las unidades de guardacostas en Irlanda estuvieron armados con fusiles Ross de 1920 a 1921.

Usuarios

  • Bandera de Canadá Canada
  • Bandera de Luxemburgo Luxemburgo Suministrado a la Guardia del Gran Ducado en 1945, siendo reemplazado por el Lee-Enfield ese mismo año.
  • Bandera del Reino Unido Reino Unido
Fusil Ross

Tipo Fusil de cerrojo
País de origen Bandera de Canadá Canadá
Creador(es) Sir Charles Ross
Historia de servicio
En servicio 1905 – 1916
Operadores
Guerras Primera Guerra Mundial
Historia de producción
Diseñada 1903
Fabricante Ross Rifle Company
Producida 1903 – 1914
Cantidad 420.000
Variantes Mark I (1903)
Mark II (1905)
Mark II .280 (1907)
Mark III (1910)
Mark IIIB (1914)
Fusil automático Huot
Especificaciones
Peso 3,9 kg
Longitud 1.320 mm
Longitud del cañón 711 mm

Munición .303 British (7,70 x 56 R)
Calibre 7,70 mm
Sistema de disparo cerrojo rectilíneo
Cargador interno fijo, alimentado mediante peine de 5 cartuchos

Velocidad máxima 794 m/s
 
Deja un comentario

Publicado por en 27 octubre, 2014 en Armamento, Fusiles

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Dirigibles en la primera guerra mundial


web

 

La frenética carrera constructiva fomentada antes de la Primera Guerra Mundial hizo que Alemania estuviera a la cabeza en este campo aeronáutico y que contara con tripulaciones muy experimentadas en el manejo de este tipo de aeronaves.

Francia, el enemigo a batir por los dirigibles alemanes, siguió mayoritariamente la senda constructiva marcada por Santos Dumont con los dirigibles flexibles. Las primeras aeronaves de este tipo se manufacturaron con el fomento económico del Ejército y la Marina, pero este impulso institucional se frenó después de 1909, año en el que se destruyó el dirigible La Republique en un accidente. Poco tiempo después fueron surgiendo en el país una serie de industrias aerosteras que pusieron en vuelo dirigibles más complejos y que tenían el mismo denominador común: las grandes cubicaciones.

La firma Clément-Bayard fue creada por Adolphe Clément, empresario que atesoraba una gran experiencia como mecánico y fabricante de bicicletas y que con el paso del tiempo había conseguido una gran fortuna gracias a los beneficios obtenidos como representante de los neumáticos Dunlop. Después de haberse establecido por cuenta propia, abrió una fábrica de automóviles, adquirió una metalurgia y se volcó en su pasión, la aeronáutica. En 1908, Clément-Bayard encargó a la sociedad Astra la fabricación del primer dirigible que anticiparía una serie de seis aeronaves más cuyos volúmenes oscilaban entre 6.500 metros cúbicos y los 9.800 y que estaban propulsadas por motores de otra fábrica de su emporio industrial. La mayor parte de su producción la destinó al Ejército Francés (con la excepción del Clement-Bayard V, vendido a Rusia), y sus aeronaves se convirtieron en las primeras que sirvieron de plataforma aérea de pruebas para el empleo de la telegrafía sin hilos (TSH).

Los hermanos y empresarios azucareros Pierre y Paul Lebaudy se aventuraron en el mundo de la aeronáutica cuando subvencionaron el dirigible construido por el ingeniero Henri Julliot, que voló en 1902 y demostró tan buenas características aeronáuticas que les animó para que invirtieieran más dinero en la construcción del mismo tipo de aeronaves. Los dirigibles Lebaudy eran fácilmente distinguibles porque la barquilla colgaba de una aerodinámica estructura metálica construida con tubos de acero que se unía a la quilla situada en la parte inferior de la envuelta mediante una tela semirrígida. Estos empresarios tuvieron más éxito que Clément-Bayard porque, además de vender varias unidades al Ejército francés (que los mantuvo en servicio hasta el año 1911), exportaron sus dirigibles a Gran Bretaña, Rusia y un país tan germanófilo como Austria.

El nacimiento de la Sociedad Zodiaz se produjo en 1911 por el impulso del conde Henry de la Vaulx, convirtiéndose en la única empresa francesa que se atreverá a fabricar dirigibles flexibles, semirígidos y rígidos. Todo partió de la compra del pequeño negocio aerostero del pintor y entusiasta piloto Maurice Mallet, para ser transformado en una empresa especializada en la construcción de dirigibles de pequeñas dimensiones (como los Le Petit Journal y Conde de la Vaulx de 700 metros cúbicos y 720 respectivamente) y el diseño de aviones. Algunos episodios de la historia de Zodiaz guardan cierto paralelismo con la trayectoria de la empresa Ferdinand con Zeppelin. Cuando se produjo la pérdida del dirigible La Republique, el periódico Le Temps convocó una colecta popular en todo el país para construir un sustituto. El éxito fue tan rotundo que con el dinero obtenido Zodiac pudo  construir un nuevo dirigible (bautizado con el nombre del periódico francés) y aún sobró para que la empresa de dirigibles Astra hiciera otro (Lieutenant Chauré) y se adquirieran cuatro aviones. En 1912 De la Vaulx se aventuró en la construcción de un dirigible flexible que pudiera realizar mayores recorridos, botándose el Capitán Ferber de 6.000 metros cúbicos (al que se denominó tipo crucero), que tuvo tan buena aceptación que Clement-Bayard produjo otra aeronave con características similares, el Adjudant Vincenot.

En 1913, el Ejército francés le pidió a Zodiac que centrara su actividad fabril en el estudio y desarrollo de dirigibles de mayores dimensiones que tuvieron gran éxito en Francia y también en el extranjero (Bélgica, Estados Unidos y el Imperio Ruso adquirieron varios ejemplares), pero el hito constructivo en el campo de los dirigibles de Francia lo puso Zodiaz cuando entregó al Ejército el dirigible mas grande del parque aeronáutico francés: el modelo gran crucero Champagne I. Los buenos resultados económicos de la empresa le permitirían a De la Vaulx aventurarse en la construcción del único dirigible rígido francés de preguerra, diseñada en 1873 por el ingeniero Joseph Spiess, pero no llegó a construirse, por lo que tuvo que esperar cuarenta años para que sus planos fueran rescatados y sirvieran para su construcción.

Dirigible Clement-Bayard II , construido en 1910 para el ejército francés, es te dirigible no llegó a entrar en servicio. Fue el primero en cruzar el canal de la Mancha, y su transmisor inalámbrico realizó la primera comunicación radiofónica aire-tierra.

 

Durante la Primera Guerra Mundial

La posibilidad de utilizar dirigibles como bombarderos se había pensado en Europa desde mucho antes que ello fuera posible. H. G. Wells describe la destrucción de flotas y ciudades enteras por ataques de dirigibles en “La guerra del aire” (1908), y textos de otros escritores británicos no tan famosos sostenían que el dirigible alteraría para siempre el escenario de los conflictos mundiales.

El 5 de marzo de 1912 las fuerzas italianas fueron las primeras en usar dirigibles de uso militar para el reconocimiento al oeste de Trípoli tras las líneas turcas. Sin embargo, los dirigibles debutaron como arma en la Primera Guerra Mundial.

El conde Zeppelin y otros militares alemanes creyeron haber obtenido el arma ideal para contrarrestar la superioridad naval británica, y poder atacar en suelo inglés. Otros más realistas pensaron que el Zeppelin era un elemento valioso para exploración y ataque naval. Las incursiones se iniciaron a fines de 1914, tuvieron su cenit en 1915, y fueron más esporádicas después de 1917.

Dentro de las acciones llevadas a cabo por dirigibles durante la Gran Guerra cabe destacar la del dirigible militar alemán Zeppelin LZ-104, que el 21 de noviembre de 1917 partió de Yambol (Bulgaria) en una misión sin regreso para abastecer a las fuerzas del comandante Paul von Lettow-Vorbeck destinadas en el África Oriental Alemana, la cuales se hallaban en una situación precaria rodeadas por fuerzas inglesas y sin acceso a avituallamientos.7 Tras no pocos problemas y recorrer más de la mitad de su viaje (6800 km), a la altura de Jartum, en Sudán, la tripulación recibe un mensaje cifrado del comando naval alemán para que abortasen la misión y regresasen a su base debido a que las tropas coloniales que iba a abastecer se habían rendido. Lo que desconocía el comandante del aparato es que los ingleses habían roto hace tiempo los códigos navales secretos alemanes, emitiendo un falso mensaje sobre la capitulación de Lettow-Vorbeck.8 Una rendición que nunca llegó a producirse ya que fue este el único frente de batalla en las colonias donde Alemania no sería derrotada.

Dirigibles de guerra británicos

Mientras tanto, la Marina Real Británica reconoció la necesidad de contar con pequeñas aeronaves para contrarrestar los ataques submarinos en aguas costeras, y comenzó en febrero de 1915 a producir la clase SS (Sea Scout – Explorador del mar) de pequeños dirigibles. Tenían un volumen no superior a 2000 m³, y por economía de medios, utilizaron al comienzo propulsión simple (BE2c, Maurice Farman, Armstrong FK), alerones y timones de pequeña superficie. Igualmente se desarrollaron máquinas más avanzadas con góndolas como las de clase “C” (Coastal), C* (Coastal Star), NS (North Sea), SSP (Sea Scout Pusher), SSZ (Sea Scout Zero), SSE (Sea Scout Experimental) y SST (Sea Scout Twin).

La clase NS, después de problemas iniciales de puesta en funcionamiento, probaron ser los mejores dirigibles al servicio británico. Tenían una capacidad de algo más de 10.000 m³ de gas. una tripulación de 10 personas, y autonomía de 24 horas. Transportaban seis bombas de 100 kg y entre 3 y 5 ametralladoras. Los dirigibles británicos se utilizaron para exploración, limpieza de minas, y ataque de submarinos.

Durante la guerra, los británicos construyeron más de 225 dirigibles no rígidos, de los cuales varios fueron vendidos a Rusia, Francia, Estados Unidos e Italia. El Reino Unido, a su vez, adquirió un dirigible semirrígido clase “M” a Italia, cuya entrega se demoró hasta 1918. Para la época del armisticio se habían construido ocho dirigibles rígidos, y siete más estaban en avanzado estado de construcción. El gran número de tripulaciones entrenadas, baja tasa de fracasos y la experimentación constante permitieron al Reino Unido liderar la tecnología de los dirigibles no rígidos al término de la guerra.

Ya en esa época los aviones reemplazaban a los dirigibles como bombarderos, y los Zeppelin alemanes que quedaron fueron destruidos por su tripulación, vendidos o subastados por los Aliados como desechos de guerra. El programa británico de dirigibles fue más que nada una reacción al eventual poderío alemán en el tema, y se basó -aunque no totalmente- en la imitación de la tecnología alemana.

 
Deja un comentario

Publicado por en 27 octubre, 2014 en Curiosidades

 

Etiquetas: , ,

27 de Octubre de 1914 – Duros combates en los alrededores de Armentières


Duros combates en los alrededores de Armentières

En el marco de la llamada “Carrera hacia el Mar”, desde inicios de Octubre de 1914, las fuerzas de la BEF – Fuerza Expedicionaria Británica se habían desplazado desde el estático frente del Aisne hacia la región de Flandes, en un intento por flanquear a las fuerzas alemanas.

Los combates en los alrededores de la población de Armentières, se iniciaron con un limitado ataque que duro una semana por parte del 3° Cuerpo del General Sir William Pulteney, con ayuda del Cuerpo de Caballería francesa del General Louis de Conneau, sin embargo, desde el día 20 de Octubre, las fuerzas del VI° Ejército del Kronprinz Rupprecht de Baviera, pasaron a la ofensiva, sin lograr grandes avances debido a la gran resistencia de las fuerzas aliadas.

En la madrugada del 23 de Octubre, las fuerzas alemanas de la XXV° División del XIII° Cuerpo del General Max von Fabeck, lanzaron un duro ataque en dirección a Chapelle d’Armentières contra los regimientos de la 4° División Británica, sin embargo luego de una dura lucha cuerpo a cuerpo, debieron retirarse, gracias a la llegada de varias brigadas de reserva.

Esa misma jornada, fuerzas de la XXVI° División lanzaron un ataque hacia el sur en la confluencia del Cuerpo del General Sir Pulteney con el 2° Cuerpo del General Sir Horace Smith-Dorrien, sin embargo la llegada de fuerzas de la División Lahore, compuesta por regimientos hindúes, lograron cubrir la brecha, ayudados también por escuadrones de caballería del General Conneau.

A pesar de estos relativos éxitos, el comandante de la Fuerza Expedicionaria ordeno a sus fuerzas que se atrincheraran, en el sector norte del Cuerpo de Sir Pulteney, la 4° División logro finalmente estabilizar su frente, siendo objeto solamente de fuego de artillería pesada enemiga, al norte de su posición se encontraba el Cuerpo de Caballería del General Sir Edmund Allenby, quien se enfrentaba duramente en los alrededores de la localidad belga de Messines, en cambio el frente más al sur sobre el que se asentaba la 6° División no se encontraba lo suficientemente fortificado, es por ello que en la madrugada del 24 de Octubre cuando las fuerzas del VI° Ejército del Kronprinz Rupprecht comenzaron avanzar, las hicieron retroceder, a pesar de algunos intentos de contraataque.

A medianoche de esa misma jornada, las brigadas 16° y 18°, planearon una retirada planificada a una nueva línea defensiva que iba desde la aldea de Touquet a la Granja de Flamengrie, durante los dos días siguientes, la artillería pesada alemana bombardeo las posiciones enemigas aunque no hubo ningún tipo de ataque por parte de la infantería, lo cual le permitió a la 6° División reforzar sus posiciones de reservas, además de tener la posibilidad de lanzar contraataques locales.

Finalmente el día 27 de Octubre, luego de un duro fuego de artillería feroz, fuerzas del XIII° Cuerpo del General Max von Fabeck, lanzaron un duro ataque, que fue rechazado a duras penas por las fuerzas de las 16° y 18° brigadas, que sufrieron muchas pérdidas.

Al final de la jornada, las fuerzas del 3° Cuerpo británico del General Sir Pulteney, lograron resistir los embates de las fuerzas alemanas que intentaban romper el frente, para así retomar la iniciativa.

1380224_1528231904061145_4243190645021456124_n

 

Destrucción de edificios en Armentières a causas del bombardeo alemán.

554510_1528232214061114_6173347703098246470_n

Representación artística de la un combate de Caballería entre Curassiers franceses y Dragones alemanes, en los alrededores de Armentières .
 
Deja un comentario

Publicado por en 27 octubre, 2014 en 1914

 

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

La Generación del 14 y la Gran Guerra, en el Ateneo


ABC.es

  • Un ciclo de conferencias organizadas en colaboración con el Ayuntamiento recuerdan la contienda mundial en su primer centenario
La Generación del 14 y la Gran Guerra, en el Ateneo

Casco y miniatura de soldado que forman parte de la exposición sobre «La Gran Guerra, una visión desde España»

Hasta el 12 de diciembre, el Ateneo de Madrid celebra un ciclo de conferencias bajo patrocinio del Ayuntamiento de Madrid, para recordar a la Generación del 14 y el centenario de la Gran Guerra. Esta actividad forma parte de las organizadas con motivo del centenario de la Primera Guerra Mundial, entre ellas la exposición fotográfica y de objetos que actualmente se muestra en Conde Duque.

A través de once ponencias, el ciclo profundiza en las personalidades más apasionantes de este periodo histórico, uno de los más convulsos. El concejal de Las Artes, Pedro Corral, destacó de la generación del 14 que «se reconocía nacida y criada a la sombra del Desastre del 98. Pero ante el pesimismo resignado de los intelectuales del 98, los jóvenes del 14 adoptaron una vigorosa fe en la acción para solucionar los problemas seculares que venía arrastrando España».

José Ortega y Gasset, Manuel Azaña, Gregorio Marañón, Fernando de los Ríos, Ramón Pérez de Ayala y Luis Arisquitáin, entre otros, formaron parte de una potente generación de intelectuales que, como señaló el presidente del Congreso, Jesús Posada, tuvo una decisiva influencia en la historia de España y nos ofreció una serie de enseñanzas que siguen siendo válidas para el momento presente».

Además, los próximos 1, 5 y 9 de diciembre tendrán lugar tres mesas redondas sobre el Centenario de la Primera Guerra Mundial, que completan la exposición del Conde Duque sobre el conflicto, abierta hasta el 30 de noviembre.

Además, este jueves el Auditorio de Conde Duque acoge a las 19.00 horas un concierto gratuito de la Unidad de Música del Regimiento de Infantería Inmemorial del Rey nº 1 del Cuartel General del Ejército, que interpretarán piezas de Franco, Bousquet, Gottschalk, Sousa, Holst, Rauski, Strauss, Bela, Elgar y Alonso.

Y el 11 de noviembre habrá tres conferencias, también en Conde Duque, que ayudarán a profundizar en las claves del conflicto: «España y su neutralidad durante la Gran Guerra», por el coronel (Reserva) Jesús Albert Salueña; «Españoles en las trincheras», por el teniente Coronel del Instituto de Historia y Cultura Militar José Manuel Guerrero Acosta; y «Escrito con luz: información, propaganda y fotografía durante la Primera Guerra Mundial», de Jorge Gómez García.

 
Deja un comentario

Publicado por en 27 octubre, 2014 en Noticias relacionadas

 

Etiquetas: , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: