RSS

Prisioneros de guerra

30 Oct

web

Los prisioneros de guerra de la Primera Guerra Mundial en Alemania es un aspecto del conflicto poco abordado por la investigación historiográfica. El número de soldados hechos prisioneros ha aumentado a poco más de siete millones1 para el conjunto de beligerantes, incluidos alrededor de 2.400.000 por parte de Alemania.

Desde 1915, las autoridades alemanas establecieron un sistema de campos, cerca de trescientos en total, donde no dudaron en recurrir a la desnutrición, a los castigos y al acoso psicológico, junto con el encierro, para la explotación metódica de los prisioneros. Ello prefiguraba la utilización sistemática a gran escala de los campos de prisioneros en el curso del siglo XX; sin embargo, el cautiverio organizado por las autoridades militares alemanes también contribuyó a crear intercambios entre las personas y dio lugar a muchos prisioneros a reflexionar sobre su compromiso y su relación con su país.

Las Convenciones de La Haya

A fines del siglo XIX, surge un debate sobre el marco jurídico de la guerra y del cautiverio de los soldados hechos prisioneros, en particular, después de los conflictos de Crimea y austro-prusiano. El zar Nicolás II fue el gestor de las dos conferencias que establecieron los términos legales y de las costumbres de guerra en La Haya en 1899 y 1907.

El capítulo II de la convención firmada en octubre de 1907 estuvo enteramente consagrado a los prisioneros de guerra y se inicia así: «Los prisioneros de guerra están en poder del gobierno enemigo, pero no de los individuos o de los cuerpos que los han capturado. Deben ser tratados con humanidad. Todo lo que les pertenezca personalmente, excepto las armas, los caballos y los papeles militares, sigue siendo de su propiedad».

Los veinte artículos que componen este capítulo reglamentan diversos aspectos de la vida en cautiverio, como el alojamiento, el trabajo, la religión, la alimentación, la vestimenta o, incluso, el correo. Pero este acuerdo internacional estaba impregnado de las concepciones del siglo XIX sobre la guerra. Así, por ejemplo, los prisioneros «podían ser puestos en libertad bajo palabra, si las leyes de su país lo autorizaban».

Los principales países de la Triple Entente y de la Triple Alianza firmaron la convención, con excepción del Imperio otomano que no figura entre los 44 signatarios de 1907. Las estipulaciones de La Haya entraron en vigor en el Imperio alemán y en Francia el 26 de enero de 1910; pero estas convenciones se revelaron inadecuadas frente a la amplitud de la Primera Guerra Mundial. En octubre de 1918, el número de prisioneros retenidos en Alemania se elevó a 2.415.043. Tal masa de hombres hizo imposible para un país en guerra respetar totalmente las convenciones en sus más ínfimos detalles. Durante el conflicto, se firmaron acuerdos especiales entre las partes beligerantes a fin de superar estas dificultades y, en 1929, se creará un nuevo texto que modificó la normativa aplicable.

A continuación os mostramos alguna foto de alguno de esos prisioneros.

La convicción inicial de que la Primera Guerra Mundial sería una guerra corta hizo descuidar las previsiones acerca del futuro de los capturados. Alemania, que en 1915 tenía a un millón de prisioneros de guerra, no tenía campos para acogerles, y muchos soldados murieron de frío al tener que dormir al raso mientras se construían. El soldado del 8 Regimiento de Línea belga, Pieter Godfried Bruelemans, fue uno de los capturados por los alemanes. En esta foto de 1916, Bruelemans, el segundo desde la izquierda, posa junto a algunos de sus compañeros.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 30 octubre, 2014 en Imagenes

 

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: