RSS

7 de Noviembre de 1914 – La caída de Tsingtao

07 Nov

La caída de Tsingtao

Desde mediados del mes de Octubre de 1914, las fuerzas anglo-niponas comenzaban a cerrar más el cerco alrededor de la posición alemana de Tsingtao en China, y para el 31 de ese mismo mes, la artillería pesada japonesa comenzó a bombardear las diferentes fortalezas y la ciudad misma.

Al mismo tiempo tal como exitosa-mente habían hecho en la batalla de Port Arthur durante la Guerra Ruso-Japonesa, comenzaron a cavar en paralelo a las posiciones enemigas una serie de trincheras, que eran protegidas, por el fuego de grandes obuses de 11 pulgadas, y de los navíos que bloqueaban el puerto.
El bombardeo de casi cien piezas de artillerías a un promedio de 1.200 disparos, se desarrolló en continuado durante casi siete días, por su parte los alemanes pudieron responder con las baterías de los diferentes fortines, aunque pronto se quedaron sin municiones.

En cuanto a los cielos, los alemanes contaban solamente con el avión Tauber del Teniente Günther Plüschow, quien realizó numerosos vuelos de reconocimiento, como así esporádicos ataques sobre los navíos de la flota que bloqueaba el puerto, como así unos de los primeros duelos en el aire, cuando obligo a descender a un avión japonés Farman M.7.

Finalmente, el día 06 de Noviembre de 1914, mientras que el Teniente Plüschow volaba hacia territorio neutral chino, con los últimos despachos que el Gobernador Alfred Meyer-Waldeck enviaba a Berlín, las fuerzas anglo-niponas lograron romper la tercera línea defensiva, lo cual hundió definitivamente las posiciones alemanas.

Al día siguiente, luego de una ardua discusión el mando alemán y austro-húngaro representado por el comandante del acorazado Kaiserin Elisabeth, Capitán de Navío Richárd Macovicz, decidieron pedir términos para la rendición, que fue aceptada y firmada en las primeras horas de la tarde, con la presencia del almirante japonés Katō Sadakichi, el comandante de las fuerzas terrestres, Kamio Mitsuomi y el general británico Nathaniel Barnardiston.

La resistencia de las fuerzas del Káiser, lograron resistir casi 2 meses el bloqueo y ataque anglo-nipón que los superaban a razón de 6 a 1, y si bien fue una derrota, la heroica acción sirvió para elevar la moral. Como hecho anecdótico fue la actitud de los defensores rendidos quienes mostraron gran respeto cuando las fuerzas japonesas entraron a la ciudad de Tsingtao, en cambio se pusieron de espalda cuando las británicas lo hicieron.

Las bajas aliadas fueron de 727 muertos y 1.335 heridos, además de hundimiento de casi una decena de navíos, mientras que los alemanes y austro-húngaros, sufrieron 199 muertos, 504 heridos y 6 buques de diferentes calados.

La caída de Tsingtao significo una gran victoria aliada, sobretodo del Imperio del Japón que dio puntapié inicial a un exacerbado expansionismo por todo el Pacífico.


Grabado Japonés que ilustra la rendición de las últimas fuerzas alemanas en Tsingtao.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 7 noviembre, 2014 en 1914

 

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: