RSS

Vasil Radoslavov

16 Feb

Radoslavof-bulgaria--secretsofbalkans00vopiuoft.pngVasil Radoslavov (Lovech, 15 de julio/ 27 de julio de 1854 – Berlín, 21 de octubre de 1929 ) fue un político búlgaro, jefe de Gobierno durante el reinado del zar Fernando en dos ocasiones. Decidió la intervención de Bulgaria en la I Guerra Mundial y atacó Servia (1915), aliándose con los Imperios Centrales. Dimitió en junio de 1918, poco antes de que se produjera el desastre militar que obligó a Bulgaria a firmar el armisticio de 1918. En septiembre huyó a Alemania, donde se instaló hasta su muerte en 1929. Se le considera el principal político búlgaro de la corriente rusófoba de comienzos del siglo XX.

La Primera Guerra Mundial

Al estallar la Primera Guerra Mundial, Radoslavov siguió el consejo de los Imperios Centrales de avisar a Rumanía de su intención de ocupar el territorio disputado de la Dobrudja (perdido por Bulgaria en la Segunda Guerra Balcánica) si el país entraba en guerra contra aquellos, como reclamaban algunos de los políticos más destacados del país, a pesar de la postura más prudente del primer ministro Ionel Brătianu y del dirigente principal de la oposición, Alexandru Marghiloman. Parece que, a la vez, Radoslavov llevó a cabo contactos secretos con Rumanía para tratar de lograr la cesión del sur de la Dobrudja a cambio de la inactividad búlgara ante un ataque rumano a Austria-Hungría. Tras los reveses de los Imperios en septiembre de 1914, Radoslavov trataba de guardar una cierta distancia entre los dos bandos. La desconfianza entre los dos países hizo, sin embargo, que el entendimiento fracasase y el aviso del primer ministro disuadiese a los rumanos de cualquier idea de entrar en la guerra en ese momento.

Durante más de un año, Radoslavov rehusó aliarse con ninguno de los dos bandos, sopesando las promesas territoriales y financieras de cada uno de ellos antes de decidirse a entrar en el conflicto. A pesar de sus simpatías por los Imperios y de facilitar el paso de abastos alemanes al Imperio otomano mientras estorbaba el auxilio de Serbia por parte de Rusia, se negó durante meses a firmar una alianza militar con los Imperios Centrales. Otra medida favorable a estos fue el apoyo y refugio que Radoslavov concedió a las guerrillas macedonias que operaban en territorio serbio. El objetivo de la política de Radoslavov era la misma que la de sus predecesores, aunque con diferentes alianzas: la expansión territorial búlgara hasta lograr la extensión considerada ideal por los nacionalistas búlgaros. Para ello debía anular las consecuencias de la derrota militar en la Segunda Guerra Balcánica y el posterior Tratado de Bucarest. Radoslavov y el zar finalmente optaron por aliarse con la coalición que parecía tener más visos de ganar la contienda y, a la vez, de ofrecer el mayor cumplimiento de las aspiraciones territoriales búlgaras, pero eligieron el bando perdedor.

La participación búlgara en la guerra comenzó con la alianza con los Imperios en septiembre de 1915 y el posterior ataque a Serbia en octubre,1 con el objetivo de lograr los territorios deseados. El ataque combinado de alemanes, austrohúngaros y búlgaros logró pronto eliminar la resistencia serbia y las unidades anglo-francesas que trataron de acudir en su auxilio fueron rechazadas hacia Salónica, donde quedaron estancadas hasta septiembre de 1918. Tras la entrada en guerra de Rumanía a finales del verano de 1916 a favor de la Triple Entente y su rápida derrota, Radoslavov logró la devolución de la Dobruja meridional, pero no del resto de la provincia, lo que llevó oficialmente a su renuncia finalmente en 1918. También durante el Gobierno de Radoslavov las tropas búlgaras consiguieron ocupar Serres, Drama y Kavala en el Sur, recreando en la práctica las fronteras del Tratado de San Stefano. El triunfo, sin embargo, fue efímero: ante la creciente crisis económica en el país y el aumento del descontento Fernando sustituyó a Radoslavov por Malinov en junio de 1918. En septiembre una ofensiva Aliada logró abrirse paso en el frente macedonio y Bulgaria tuvo que solicitar la paz. A comienzos de octubre Fernando abdicó en su hijo Boris III y marchó a exilio a Coburgo, a donde huyó también Radoslavov. En 1922 fue juzgado in absentia como uno de los causantes de las derrotas militares búlgaras de la década anterior. Falleció en el exilio en Berlín el 31 de octubre de 1929.

Anuncios
 
 

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: