RSS

23 de Mayo de 1915 – Italia le declara la guerra al Imperio Austro-Húngaro

23 May

Italia le declara la guerra al Imperio Austro-Húngaro

Desde 1882, el Imperio Alemán, el Austro-Húngaro y el Reino de Italia, formaban la llamada Triple Alianza o Potencias Centrales, un mecanismo de defensa, creado y sostenido por el Canciller de Hierro Otto von Bismarck con el objetivo de aislar de manera diplomática a la Tercera República Francesa. A pesar de sus esfuerzos la tirantez entre Roma y Viena, jalonada por años de rencillas y diferencias territoriales, no había disminuido.

A pesar que Italia había sido unificada hacia 1870, bajo la guía del Reino de Piemonte, varios de sus connacionales habían quedado dentro del territorio del Imperio de los Habsburgo, como los territorios de Trentino, Tirol del Sur, el Puerto de Trieste, la costa de Dalmacia y varias islas del Mar Adriático, esta situación genero continúas rencillas entre las dos naciones, teóricamente “aliadas”.

Durante la llamada “Crisis de Julio”, posterior al Atentado de Sarajevo, donde un joven nacionalista bosnio, mato al Archiduque Franz Ferdinand heredero del trono austro-húngaro y su esposa, la condesa Sofía Chotek, el gobierno italiano encabezado por el Primer Ministro Antonio Salandra se negó apoyar la intenciones de su aliada de castigar militarmente al Reino de Serbia, presunto autor intelectual del magnicidio, mediante sendos telegramas enviados por su Ministro de Relaciones Exteriores, el Marqués Antonio di San Giuliano a sus colegas aliados, el Conde Leopold von Berchtold y Gotlieb von Jagow. Los intercambios diplomáticos se desarrollaron durante todo el mes, entre las capitales de las principales naciones europeas, sin embargo todas fracasaron.

Finalmente el 28 de Julio de 1914, Austria-Hungría le declaró la guerra a Belgrado, lo que desencadeno una reacción en cadena de las alianzas, y si bien la Entente Cordiale respondió, las Potencias Centrales no, dado que Italia se negó, alegando que la alianza al ser de tipo defensiva, la liberaba de participar del conflicto porque Viena era en este caso la agresora. Iniciado el conflicto, el Conde von Berchtold intento negociar compensaciones territoriales con el recientemente designado Ministro, Conde Sidney Sonnino, sin embargo ante el rechazo del Jefe del Estado Mayor del Ejército, Conde Conrad von Hötzendorff, debió renunciar, siendo reemplazado por el Barón de origen húngaro Stephan Burián von Rajecz, quien se negaba a cualquier tipo de negociación.

Sin embargo, el mismísimo Káiser Guillermo II insistía en atraer a Italia, por lo que presiono para designar como embajador en Roma, al Príncipe Bernhard von Büllow, hombre de su entera confianza y Canciller a inicios del Siglo XX, quien intentó mediar para tratar de satisfacer las diferencias, teniendo una cierta simpatía por las reivindicaciones italianas. Por su parte el Gobierno de Salandra llevó adelante la llamada política de “Sacro Chantaje” que consistía en negociar con ambos bandos en conflicto la participación en el mismo a cambio de ganancias territoriales.

Finalmente el 26 de Abril de 1915, se firmó en Londres un tratado secreto por el cual el Reino de Italia se comprometía a romper la Triple Alianza y declarar la guerra a sus antiguos aliados, a cambio de la adquisición de los territorios reivindicados, los firmantes fueron, el Ministro de Relaciones Exteriores británico Sir Edward Grey, y los embajadores de Francia, Paul Cambon, del Imperio Ruso Conde Alexander Benkendorf, y por supuesto el del país intersado, el Marques Guglielmo Imperiali di Francavilla.

El primer paso, fue dado el 04 de Mayo, cuando el Primer Ministro Salandra presentó ante el Parlamento una moción para denunciar al Tratado de la Triple Alianza alegando que era contrario a los intereses de la nación, siendo aprobada por una abrumadora mayoría por parte de los senadores y los diputados. Pese a este éxito, la situación política era sumamente compleja, por lo que Salandra presentó su renuncia el 13 de Mayo, sin embargo tres días después, el Rey Vittorio Emanuele III se negó. Para esa misma jornada, presionado por Berlín, el Barón Burián von Rajecz estableció una serie de concesiones para presentar a Roma, que fueron presentadas en la mañana del 21 de Mayo, por el embajador Barón Kajetan Mérey von Kapos-Mére al Ministro Sonnino. Ese mismo día, la Cámara de Diputados le otorgó al Gobierno pleno poder para la entrada a la guerra por 407 votos a 74, siendo refrendada por la de Senadores por 262 a 2. La tensión iba en aumento, como fue el incidente ocurrido en Berlín donde un joven agredió al embajador May Bolati, siendo detenido de inmediato, además personalmente el Canciller Theobald von Bethmann-Hollweg presento las disculpas al diplomático.
Al día siguiente, el Primer Ministro Salandra en uso del poder recientemente otorgado, y con el apoyo del Rey, entregó al General Luigi Cadorna, Jefe del Estado Mayor del Ejército italiano, la orden de movilización. Para esa misma jornada, la tensión iba en aumento, un marinero austro-húngaro de origen italiano fue condenado a muerte en la Base de Pula sobre el Mar Adriático luego de intentar matar al almirante Anton Haus, mientras hacía un llamamiento a unirse sus compatriotas.
Finalmente luego de una tensa jornada, en la mañana del 23 de Mayo de 1915, el embajador italiano en Viena, Giuseppe Avarna di Gualtieri, le entregaba al Conde Burián von Rajecz la declaración formal de guerra, por lo que le fueron entregados los papeles necesarios para abandonar el país junto a sus familia y a los funcionarios de la sede diplomática. Por su parte, el gobierno alemán, informado por el embajador Príncipe Gottfried von Hohenlohe- Schillingfürst, respaldo al Imperio Austro-Húngaro, aunque mantendrá la posición de neutralidad con Roma.

El ingreso del Reino de Italia a la conflagración, aportaba a las potencias aliadas 1.7 millones de hombres, 204 buques de guerra en servicio y una potente fábrica de armamentos, además de abrir un nuevo frente en el Mediterráneo y en los Alpes, que complicaba la planificación del desarrollo estratégico de las operaciones militares de las Potencias Centrales.

11350595_1598371890380479_4287106777306587838_n

Representación artistica sobre manifestaciones de apoyo al Rey Vittorio Emanuele III luego de declarada la guerra.
10156062_1598372380380430_7482210593935734056_n
Publicación del Periódico Corriere Della Sera sobre el hecho.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 23 mayo, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: