RSS

27 de Mayo de 1915 – Primeros Avances del Ejército Italiano

27 May

Primeros Avances del Ejército Italiano

Desde tiempos antes de la declaración de guerra por parte del “aliado” Reino de Italia, el Jefe del Estado Mayor del Ejército Austro-Húngaro, el General Conde Franz Conrad von Hötzendorf, había comenzado a diseñar un plan de batalla preventivo ante esta circunstancia. Desde un primer momento era consiente que dada la complicada situación en el Frente Oriental frente a los rusos y frente a serbios y montenegrinos en el Balcánico, que en el principio la estrategia a utilizar sería de corte netamente defensiva, dado la escasez de tropas con las que contaba.

Su contraparte, el incompetente General Luigi Cadorna era partidario de lanzar una serie de ofensivas frontales sin tener en cuenta las bajas. Las principales se darían en el sector oriental del frente en el valle del Río Isonzo, donde las condiciones del terreno permitirían un rápido avance en dirección al vital Puerto de Trieste, mientras que al norte, la situación sería mucho más difícil ya que Los Alpes presentaban una barrera prácticamente infranqueable, además los austro-húngaros habían construido defensas en las partes altas de las montañas.

Finalmente el día 23 de Mayo de 1915, el embajador italiano en Viena, Guiseppe Avarna, le entrego la formal nota de Declaración de Guerra, al Ministro de Relaciones Exteriores, Conde Stephan Burián von Rajecz. En respuesta, la flota austro-húngaro zarpó de los puertos en el Mar Adriático y bombardearon las posiciones italianas de la provincia de Ancona.

En las primeras horas de la mañana del día siguiente, las baterías italianas comenzaron a bombardear las posiciones enemigas en la pequeña aldea fronteriza de Cervignano del Friuli, logrando tomar la posición luego de un par de horas de lucha. Para la jornada siguiente, los célebres “Alpini” tropas especializadas en el combate de montaña, lograron capturar el Monte Altinino en la región de Trentino, ante la huida de los guardias fronterizos austro-húngaros.

Al día siguiente, las duras condiciones meteorológicas, típicas de la región, obligaron a frenar el avance, que fue reiniciado el 27 de Mayo de 1915, cuando en esa misma región fueron ocupadas sin prácticamente combatir las aldeas fronterizas de Grado y Ala. Ante estos retrocesos, el Alto Mando Austro-Húngaro emitió una directiva en la cual establecía que las tropas debían construir trincheras y obstáculos para resistir el avance enemigo.

A pesar de estos logros iniciales, la campaña se presentaba sumamente dura, sobretodo para los ejércitos italianos que pese a su mayor número, debían avanzar por terrenos escarpados contra posiciones ubicadas de manera estratégica y bien defendidas.

 11231906_1599521363598865_1579483147651311230_n

Mapa del Frente Austro-Italiano en los inicios de los combates.
10374533_1599522053598796_719806043806982369_n
Soldados de caballería italiana entrando en Cervignano del Friuli, primera ciudad conquistada en territorio austro-húngaro.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 27 mayo, 2015 en 1915

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: