RSS

14-15 de Agosto de 1915 – Campaña de Gallipoli. Final de los combates en la Bahía de Suvla

14 Ago

Campaña de Gallipoli. Final de los combates en la Bahía de Suvla

El plan elaborado por el comandante en jefe de la Mediterranean Expeditionary Force (Fuerza Expedicionaria del Mediterráneo) General Sir Ian Hamilton y su Estado Mayor, que tenía por objetivo romper el estancamiento al cual se había llegado en el marco de la Campaña de Gallipoli, en el estrecho de los Dardanelos, preveía que la acción principal sería una operación anfibia en la Bahía de Suvla unas 45 millas (30 km.) al norte de las posiciones de las fuerzas ANZAC – Australian and New Zealand Army Corps (Cuerpo de Ejército Australiano y Neocelandés) en Bahía de Ariburnu, rebautizada como ANZAC Cove.

La misión recayó sobre el recientemente formado 9º Cuerpo británico del Teniente General Sir Frederick Stopford, quien no había tenido mucha experiencia en el campo de batalla. La operación comenzó en horas de la noche del 06 de Agosto de 1915 y si bien el enemigo solo contaba con tres batallones bajo el mando Mayor de Caballería bávaro Wilhelm Willner, unos 1.500 hombres desprovistos de artillería de campaña, las dos divisiones que desembarcaron no pudieron alcanzar los objetivos previstos debido a la des coordinación y falta de liderazgo, sufriendo importantes bajas.

El Teniente General Sir Stopford a bordo del crucero HMS Jonquil, donde estableció su cuartel general era ajeno a la situación hasta que a las 04.00 hs. de la mañana del 07 de Agosto el Comodoro Eduard Unwin, quien había dirigido la flotilla de desembarco, le informó que era conveniente frenar nuevas oleadas sobre la Bahía. A medida que iba amaneciendo era claro el descontrol que reinaba entre las tropas desembarcadas, mientras que se oían los disparos en ANZAC Cove, dado que se habían lanzado los ataques contra las posiciones otomanas en “The Nek” y “Chunuk Bair”. Prueba de la falta de liderazgo, fue que un pelotón de la Royal Australian Navy Bridging Train, única unidad de esa nacionalidad en la Bahía, encargada de facilitar la logística, había desembarcado en horas de la madrugada y recién al final de la tarde recibió las órdenes pertinentes para construir muelles improvisados para facilitar el arribo de refuerzos, municiones y víveres.

En horas del mediodía arribaron dos brigadas de la 10º División irlandesa, sumando confusión en la playa. Para empeorar la situación, el insoportable calor hizo que los soldados sedientos buscasen agua potable perdiendo cohesión. Finalmente en horas de la tarde fueron capturadas dos pequeñas colinas al este del Lago de Sal, siendo la única ganancia territorial de esa jornada. Las bajas del 9º Cuerpo habían sido de 1.700 en las primeras 24 horas de combate, número superior a las fuerzas otomanas que se le enfrentaban.

Hacia las 19:00 hs. el Mayor de Caballería Wilner envió un mensaje a su superior máximo, su connacional, el General Otto Liman von Sanders, comandante del Vº Ejército, en el cual expresaba que el enemigo avanzaba tímidamente. Ante esto y pese a la situación ventajosa, el Alto Mando Otomano-Alemán, decidió enviar desde Bulair, en el norte, como refuerzo, a las divisiones VIIª y XIIº bajo el mando del General Ahmed Feizi Bey.

A pesar del nulo avance y que la cadena de mando estaba rota, el Teniente General Sir Stopford envió en la mañana del 08 de Agosto un mensaje al General Sir Hamilton en el que mostraba satisfacción por lo logrado expresando literalmente:

“Major-General Hammersley and troops under him deserve great credit for the result attained against strenuous opposition and great difficulty. I must now consolidate the position held.”

(“El Mayor General Hammersley y las tropas bajo su mando merecen gran crédito por el resultado alcanzado contra una oposición vigorosa y gran dificultad. Ahora debo consolidar la posición mantenida.”).

Su intención no era avanzar hacia las tierras altas, que circundaban la Bahía, por su parte el Staff Británico había estimado que los refuerzos otomanos tardarían en llegar desde Bulair unas 36 horas, teniendo como hora estimable la noche del 08 de Agosto. El General Sir Hamilton estaba consternado por la falta de avance y de presencia del Teniente General Sir Stopford o sus subordinados en los alrededores del campo de batalla. Esto lo había llevado a enviar desde un principio al capitán Cecil Aspinall y al Teniente Coronel Maurice Hankey, secretario del Committee of Imperial Defence (Comité de Defensa Imperial), quien tenía la misión de informar directamente al Gobierno en Londres sobre la marcha de la operación, para tener información fiable. Recibido el “auspicioso” mensaje, decidió hacerse presente de manera personal.
En un principio los dos informantes se mostraron conforme por la inactividad en la playa, sin embargo al ser advertidos que la presencia del enemigo solo distaba de unas pocas cientos de yardas y que el Teniente General Sir Stopford aún permanecía de excelente humor y satisfecho por lo logrado, en el HMS Jonquil, les hizo cambiar de parecer, por lo que le señalaron que los soldados no habían marchado hacia las colinas circundantes, a lo que respondió “No, but they are ashore”.(No, pero ellos están en tierra).

Finalmente en la tarde de esa misma jornada dos días después del inicio del desembarco, informado por el Capitán Aspinall, finalmente el General Sir Hamilton que se encontraba a bordo del HMS Chatham, buque insignia del Almirante John de Robeck, comandante en jefe de la flota en la región, tomo real conciencia de lo que sucedía, por lo que se dirigió hacia el HMS Jonquil para pedir explicaciones pero el Teniente General Sir Stopford había descendido a tierra para encontrarse con el Mayor General Hammersley.

Ambos generales habían planificado un ataque para la jornada siguiente, sin embargo su superior insistió en que debía ser de inmediato, por lo que finalmente a las 18:30 hs., la 32ª Brigada recibió la orden de marchar dos millas y medias hacia la colina de Tekke Tepe, la ardua marcha por un terreno desconocido y en la oscuridad, hizo que alcanzasen la cumbre hacia las 04:00 hs. de la mañana del 09 de Agosto. Sin embargo los refuerzos otomanos habían llegado unas horas antes por lo que lanzaron un duro ataque a la bayoneta que aniquiló casi a la totalidad de la brigada, mientras que unos pocos batallones se retiraron desordenadamente en dirección a la playa.

En las primeras horas de esa jornada, comenzaron a llegar las primeras unidades de las divisiones de Feizi Bey, sin embargo al recibir órdenes de atacar de inmediato por parte del General von Sanders, se negó a cumplirlas alegando que sus hombres estaban exhaustos y que no contaba con el apoyo de la artillería, ante esta insubordinación fue revelado de inmediato y reemplazado por el Coronel Mustafa Kemal Pasha, comandante de la XIXº División que estaba luchando más al sur contra las unidades ANZAC. El nuevo mando nombrado como “Sección Anafarta” abarcaba desde la Bahía de Suvla hasta Chunuk Bair.

El Coronel Kemal, decidió adoptar una posición defensiva, ya que estaba más preocupada por el avance al sur por parte de australianos y neocelandeses contra las colinas de Sari Bair. Hacia el mediodía de esa misma jornada, el intercambio de disparos y el fuego de artillería, llevó a que se incendiasen los matorrales en Scimitar Hill y Ashmead-Bartlett que produjo heridos y muertos entre las fuerzas británicas.
A pesar de la complicada situación, llegaron refuerzos, en el anochecer del 09 de Agosto desembarco la 53ª División de galeses, y en la mañana siguiente la 54ª División de East Anglia, sin embargo el comando permanecía totalmente paralizado. Lo cual beneficiaba a la estrategia adoptada por el Coronel Kemal.

Finalmente el 13 de Agosto, cansado de estás actitudes, el General Sir Hamilton telegrafió al Secretario de Guerra Mariscal de Campo Sir Herbert Horatio Kitchner, que los generales del 9º Cuerpo no eran aptos para el mando. La respuesta llegó el 14 de Agosto indicando textualmente:

“If you should deem it necessary to replace Stopford, Mahon and Hammersley, have you any competent generals to take their place? From your report I think Stopford should come home. This is a young man’s war, and we must have commanding officers that will take full advantage of opportunities which occur but seldom. If, therefore, any generals fail, do not hesitate to act promptly. Any generals I have available I will send you”.

(¿” Si usted lo considere necesario de sustituir Stopford, Mahon y Hammersley, tiene algún general competente para tomar su lugar? De su informe pienso que Stopford debería retornar a casa. Esto es la guerra de un joven, y debemos tener los oficiales al mando que tomarán la ventaja llena de las oportunidades que ocurren, pero raras veces. Si, por lo tanto, cualquier suspenso de generales, no vacila a actuar puntualmente. Cualquier general que tengo disponible yo le enviare.)

Antes de recibir respuesta el Mariscal Sir Kitchener decidió enviar como nuevo comandante del 9º Cuerpo al Teniente General Julian Byng destinado en ese momento al Frente Occidental. Por su parte el 15 de Agosto de 1915, el General Sir Hamilton despidió al Teniente General Sir Stopford y como su reemplazó navegaba desde Francia, lo sustituyo provisoriamente por el Mayor General Sir Henry de Beauvoir De Lisle, comandante hasta ese momento de la 29º División Británica en el cercano Cabo Helles. El Mayor General Hammersley también fue despedido, no así el comandante de la 10ª División de irlandeses, Teniente General Sir Bryan Mahon, quien de todos modos renuncio por sus desavenencias con su nuevo comandante, justo en el momento en que sus hombres luchaban duramente en Kiretch Tepe, por su parte el comandante de la 53ª División el Mayor General John Lindley renuncio voluntariamente.

Estos cambios llevaron a finalizar toda operación ofensiva, por lo que los combates llegaron a su fin. Sin dudas el desembarco había sido un fracaso debido a la ineptitud de comandantes inexpertos en cuanto a este nuevo tipo de lucha. El saldo final fue de 15.000 bajas, entre muertos y heridos, británicas y de 9.000 a 20.000 otomanas.

11891116_1625466924337642_4775793932677789910_n

El General Sir Ian Hamilton en primer plano, inspeccionando a sus tropas en la Bahía de Suvla.
11026078_1625467401004261_1624375585359793348_n 
El Coronel Mustafa Kemal Pasha, cuarto de izquierda a derecha, con binoculares en la mano derecha, junto a oficiales otomanos y alemanes de la recientemente creada “Sección Anafarta”.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 14 agosto, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: