RSS

18 de Agosto de 1915 – El embajador estadounidense y los crímenes otomanos

18 Ago

El embajador estadounidense y los crímenes otomanos

A medida que el Imperio Otomano entraba en decadencia desde mediados del siglo XIX, su política hacia las minorías nacionales se endurecía con continuas represalias, asesinatos y deportaciones masivas. A pesar que en 1908 llegaron al poder un grupo de reformistas conocidos como los “Jóvenes Turcos”, la situación empeoró.

El inicio de la guerra y la derrota en Sarikamish, a finales de Diciembre de 1914, frente a los rusos, llevó al gobierno liderado por los llamados “Tres Pashas”, Mehmet Talat, Ahmet Djemal e Ismail Enver, siendo este último Ministro de Guerra y principal líder, a aplicar una política de dureza contra las minorías étnicas, principalmente los armenios y asirios cristianos, que incluyó el asesinato sin ningún tipo de proceso de los principales líderes, deportaciones masivas, violaciones y el saqueo de las aldeas.

Esta política fue cuestionada por el mismo embajador alemán en Constantinopla, Barón Hans von Wangenheim, como por el General Otto Liman von Sanders, comandante del V° Ejército en la Campaña de Gallipoli, sin embargo sus respectivos informes fueron desoídos por su propio gobierno en Berlín, temeroso de perder a un estratégico aliado. Situación diferente era la del embajador de los Estados Unidos Henry Morgenthau, quien se desempeñaba desde 1912, llevando a cabo gestiones tendientes a proteger a las minorías, sobre todo la de los colonos judíos esparcidos por todo el Imperio.

La declaración de guerra de las naciones de la Entente Cordiale en Noviembre de 1914, llevó a que sus respectivas sedes diplomáticas fuesen cerradas y todo el personal evacuado, sin embargo un importante número de ciudadanos afincados en territorio otomano quedo totalmente desprotegidos, principalmente eran misioneros, representantes de compañías comerciales e industriales y de sedes bancarias. Es por ello que la mayoría, sobre todo en las principales ciudades, acudieron a embajadas y consulados de naciones neutrales, principalmente la de los Estados Unidos.

Situación más compleja era la de unas 2.000 personas británicas y francesas, en las provincias del interior que fueron encarcelados por las autoridades otomanas, sufriendo privaciones y vejámenes, a modo de rehenes en respuesta al ataque aliado en los Dardanelos. Al ser informado, el embajador Morgenthau presentó una formal protesta ante el gobierno, que ante la presión internacional de otros representantes extranjeros neutrales, como así también de las propias naciones aliadas, llevaron al todopoderoso Enver Pashá a recibirlo en una audiencia en donde recibió las recriminaciones por parte del diplomático estadounidense sobre el trato a civiles. Ante la vehemencia, el ministro se comprometió a liberarlos.

La actitud de Morgenthau fue celebrada por las naciones de la Entente Cordiale por su determinación en proteger a quienes sufrían del hostigamiento llevado a cabo por las autoridades otomanas poco proclives a cumplir con normas de guerra convencionales.

10984129_1626765120874489_7018714291238552872_n

Crónica del periódico londinense Daily Telegraph sobre las gestiones del embajador estadounidense Henry Morgenthau por los civiles aliados víctimas de crímenes de guerra en el territorio del Imperio Otomano.
11143150_1626765237541144_7703106127497443548_n
Embajador Henry Morgenthau.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 18 agosto, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: