RSS

02 de Septiembre de 1915 – Los buques norteamericanos y el compromiso alemán

02 Sep

Los buques norteamericanos y el compromiso alemán

El 07 de Mayo de 1915, el transatlántico RMS Lusitania perteneciente a la compañía británica Cunard Line fue torpedeado sin previo aviso por un submarino alemán U-20, en las cercanías a la costa irlandesa, hundiéndose en solo 18 minutos, junto a 1.198 pasajeros, entre ellos 100 niños. Además entre los fallecidos, se encontraban 234 ciudadanos estadounidenses, lo que enfureció a los medios de prensa y a gran parte de la población, destacadas personalidades como el aún popular expresidente Theodor Roosevelt clamaban por una respuesta drástica.
Pese a la difícil situación, el Presidente demócrata Woodrow Wilson, se negó de manera terminante a declarar la guerra al Imperio Alemán, aunque sí convocó al embajador, Conde Johann Heinrich von Bernstorff para pedir explicaciones y entregarle una formal nota de protesta redactada por el Secretario de Estado Wiliam Jennings Bryan, para ser enviada al Ministro de Relaciones Exteriores Gottlieb von Jagow. La respuesta del gobierno del Káiser se basaba que en realidad el transatlántico se encontraba en una zona que había sido declarada de “guerra” y que además transportaba de manera clandestina pertrechos y armas para el ejército británico.

A pesar de los intentos del Conde von Bernstorff por tratar de cambiar la imagen de su nación entre el público estadounidense y pese a reunirse en varias oportunidades con el nuevo Secretario de Estado Robert Lansing y con el mismísimo Presidente Wilson, crecía entre la población un importante sentimiento anti-germano, que se manifestaban de diversas maneras, como la rotura de vidrios de comercios.
Finalmente con el objetivo de apaciguar los ánimos, el 02 de Septiembre de 1915, el Conde Von Bernstorff se reunió con el Secretario de Estado Lansing para entregarle una nota diplomática en la cual la embajada se comprometía a advertir con anticipación a buques estadounidenses y de naciones neutrales que partiesen desde puertos nacionales sobre posibles ataques de submarinos. Además sus oficiales tenían órdenes de no torpedear estas embarcaciones sin previo aviso, para evitar pérdidas de vidas innecesarias.

En los medios de prensa fue presentado como una victoria diplomática del Presidente Wilson y su Gobierno, dado que habían logrado que el Gobierno Alemán cambiase de postura en cuanto a la guerra submarina. Por el contrario, el cambio de política llevó a una crisis en la Kriegmarine que llevó a la renuncia del Jefe del Estado Naval, el almirante Gustav Bachman, partidario de la guerra submarina irrestricta, siendo reemplazado por el también almirante Henning von Holtzendorff.

A pesar de los esfuerzos diplomáticos alemanes, gran parte de la población estadounidense se mostraba partidaria de los aliados y del ingreso del país al conflicto.

12009773_1634212366796431_4930988748029835110_n

Publicación del periódico West Coast Time sobre la “victoria diplomática” del gobierno norteamericano.
 
11752349_1634212566796411_1774204926853996173_n
Dibujo sobre la reunión entre el Presidente Woodrow Wilson y el embajador alemán Conde Johann Heinrich von Bernstorff.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 2 septiembre, 2015 en 1915

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: