RSS

08-09 Septiembre de 1915 – Ataque de Zepelin sobre Londres

08 Sep

Ataque de Zepelin sobre Londres

Desde el inicio de la guerra, tanto el Ejército como la Marina alemana dieron un fuerte impulso a la utilización de los Zeppelins para bombardear no solo posiciones militares del enemigo, sino también civiles. La primera incursión fue contra la ciudad fortaleza belga de Amberes, que si bien en términos materiales los daños no fueron muchos, el efecto psicológico fue devastador.

A medida que los combates se intensificaban, los mandos militares y navales alemanes decidieron a inicios de 1915 enviar oleadas de estos dirigibles contra objetivos en las Islas Británicas, desde los hangares establecidos en el territorio belga y el norte de Francia. Las ciudades o poblados afectados eran los de la costa sudoriental, como Norfolk, Dover, Ipswich, Southend entre otras. Generalmente estas acciones se realizaban en horas de la noche, dado que los comandantes alemanes aprovechaban la oscuridad dado que si bien sus dirigibles eran silenciosos, eran sumamente lentos en comparación con los aviones, por lo que el número de víctimas era mayor.

El 30 de Mayo de 1915, el Zeppelin LZ 38 del Capitán Erich Linnarz se aventuró hacia el interior de las islas británicas y lanzó las primeras bombas sobre la ciudad de Londres, orgullosa capital del Imperio, si bien las víctimas fatales y heridas fueron pocas y el daño económico menor, el efecto sobre la moral de la población civil fue determinante, por su parte el Gobierno decidió reforzar las medidas de seguridad y prevención, como así también censurar las publicaciones periodísticas.

Durante los siguientes meses las incursiones de dirigibles continuaron aunque sin generar demasiados daños. Sin embargo, En la noche del 8 de septiembre de 1915 cuatro zeppelins de la División Naval se dirigieron hacia Inglaterra. Una de las aeronaves, la L 9, se dirigió al norte y bombardeo una fábrica metalúrgica en Skinningrove al sur de la aldea de Redcar, aunque el daño fue mínimo. Otros dos dirigibles, el L 11 y L 14, tuvieron problemas con sus motores y se vieron obligados a retirarse antes de alcanzar sus objetivos, aunque el L 14 dejo caer sus bombas sobre varios pueblos en Norfolk. Por lo que sólo el L 13 del Teniente Capitán Heinrich Mathy un competente ex comandante de destructor para atacar Londres.

En su incursión el Teniente Capitán Mathy se adentro en territorio enemigo sobrevolando sobre Wells-next-the-Sea en Norfolk y siguió el curso río Ouse y Bedford hasta que pudo ver el resplandor de las luces de Londres en el horizonte que lo guió a su objetivo. Parece que la ciudad estaba iluminada al igual que en tiempos de paz lo que permitió al comandante alemán reconocer fácilmente los edificios tales como el célebre Regent´s Park. Finalmente El L 13 lanzó un total de 15 bombas de alto explosivo y 55 incendiarias sobre el corazón de Londres, en total unos 300 kg (660 lb) siendo el bombardeo más importante sobre el Reino Unido hasta ese momento. Sin embargo, las bombas que hicieron el mayor daño eran irónicamente las más pequeñas que cayeron en varios almacenes textiles al norte de St Paul’s Cathedral. Los incendios resultantes se divisaban desde muy lejos por lo que se requirieron 22 camiones de bomberos. Otras bombas fueron lanzadas sobre la estación ferroviaria de Liverpool Street, donde se produjeron muchas víctimas.

Las defensas demostraron ser totalmente inadecuadas para proteger a Londres. Sólo había 26 cañones antiaéreos en el momento de la redada y varios de ellos eran demasiado pequeños como para tener algún efecto. Sin embargo, el Teniente Capitán Mathy prudentemente decidió elevar la altitud de bombardeo original de 8500 pies a 11.200 pies, donde pudo cubrirse con una fina capa de nubes y regresar en la mañana del 09 de Septiembre de 1915, ileso a la base ubicada en Tirlemont, en la Bélgica ocupada.

Hacia el final del raid, las pérdidas económicas ascendieron a £ 534.287, además 22 hombres, mujeres y niños, todos los civiles, murieron y 87 resultaron heridas, aunque esta no era la primera incursión era, con mucho, la más grave y, tal vez por primera vez durante la guerra, el pueblo británico comenzaron a darse cuenta de que preciada isla ya no estaba a salvo de los estragos de la guerra .

El ataque causó una gran conmoción que se reflejaba en los periódicos de esa misma jornada, haciendo hincapié en la escasa defensa antiaérea que había dispuesto el gobierno, además sólo seis aviones británicos despegaron en respuesta a la incursión y uno de ellos fue destruido falleciendo su piloto cuando sus bombas detonaron al intentar aterrizar. Esa misma tarde el Almirantazgo, que tenía la responsabilidad de defensa contra los ataques aéreos, designó al almirante sir Percy Scott como único responsable de las defensas sobre Londres.

12004050_1635994959951505_5951138250541638762_n

Pintura del célebre artista John Fraser.
12046620_1635995659951435_450050624690040861_n
Publicación del periódico londinense Daily Telegraph en donde informa sobre el ataque del zeppelin alemán.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 8 septiembre, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: