RSS

19 de Septiembre – ¿Final de la guerra submarina irrestricta?

19 Sep

¿Final de la guerra submarina irrestricta?

Desde el inicio de la guerra en Agosto 1914, el Alto Mando de la Kaiserliche Marine (Marina Imperial Alemana), era conciente de su inferioridad con respecto a la Royal Navy, por lo que comenzó a desarrollar una estrategia basada en el uso de los U-Boots (submarinos) novedosa arma capaz de equilibrar la situación.

En lo primeros meses el uso se restringió al ataque contra navíos de guerra, sin embargo la política de bloqueo establecido por el gobierno británico, llevó a que el mando naval alemán se fijara como objetivos los barcos mercantes de bandera enemiga, que sin embargo serían hundidos con previo aviso, para dar tiempo a la evacuación de los tripulantes, sin embargo con el correr de los meses está política fue abandonada, y los ataques eran irrestrictos, además los blancos comenzaron a ser navíos neutrales que se dirigiesen a puertos del enemigo, lo que generó reiteradas protestas al Gobierno Alemán.

Un hecho clave marcará el curso de los acontecimientos, cuando el U-20 del Kapitänleutnant (Teniente Capitán de Navío) Walter Schwieger, torpedeo cerca de la costa de Irlanda, el 07 de Mayo de 1915 al Trasatlántico RMS Lusitania de la compañía naviera británica Cunard Line procedente de New York, en la que perecieron 1198 pasajeros entre ellos 234 norteamericanos, en su mayoría ilustres y acaudalados personajes.

El mundo se horrorizó ante el incidente, la prensa, no solo de los países de la Entente Cordiale, condenó el hecho, mencionando una vez más a la barbarie alemana. El pacifista presidente de los Estados Unidos, el demócrata Woodrow Wilson debió soportar las airadas protestas de políticos y ciudadanos comunes que pedían un castigo ejemplar y el ingreso del país a la guerra. Sin embargo, por el momento solo llamó a consulta al embajador, el Conde Johann von Bernstorff, para pedir explicaciones.

El hábil diplomático, había recibido recomendaciones de sus superiores en Berlín, por lo sin mostrar arrepentimiento por el hecho, dado que el Gobierno Alemán estaba convencido que el trasatlántico transportaba armas y municiones para el ejército británico, logró tranquilizar al presidente y sus ministros con la presentación oficial de las condolencias por las víctimas, como así también la promesa de evitar el ataque a navíos civiles, por parte de los U-Boots. A pesar que Wilson, preocupado por mantener la neutralidad, aceptó, la población, los principales medios de prensa y gran parte de la clase política desconfiaban de las intenciones alemanas, por lo que mostraban una gran hostilidad.
Mientras la guerra submarina continuaba y pese a las promesas, el 19 de Agosto de 1915, el U-24, torpedeo sin previo aviso al vapor de pasajeros SS Arabic de la compañía británica White Star Line que viajaba con destino a New Cork, a unas 50 millas al sur del puerto irlandés de Kinsale, hundiéndose en solo 10 minutos, junto a 44 pasajeros, tres de ellos estadounidenses.

Tres días después, el encargado de prensa del Presidente Wilson, emitió una declaración en la cual expresaba que de tratarse de un ataque deliberado, el Gobierno de los Estados Unidos podría romper relaciones con el Imperio Alemán. Al mismo tiempo, el Secretario de Estado Robert Lansing, aprobó la sugerencia del Secretario Adjunto Chandler Anderson, para reunirse él con el Conde von Bernstorff. La misma se realizó de manera informal en las instalaciones del Ritz Carlton Hotel de la ciudad de New York, donde el funcionario estadounidense le expresó al diplomático, que Alemania debía abandonar la “guerra submarina irrestricta” para lograr así que Gran Bretaña quedase como la única nación en violar la neutralidad norteamericana, a lo que el embajador aceptó la propuesta reconociéndola como sumamente ventajosa.

La tirante situación diplomática, llevó al Canciller Theobald von Bethmann Hollweg y a su Ministro de Relaciones Exteriores Gotlieb von Jagow a reunirse con el embajador estadounidense James Gerard, y comunicarle las órdenes secretas emitidas por el mando naval alemán entre el 01 y 05 de Junio de 1915, en las que se instruía a los comandantes de U-Boot a no torpedear buques de pasajeros sin previo aviso. Asimismo ambos buscaron la aprobación de Wilhelm II para que ningún buque de pasajeros fuese atacado. Esto enfureció al Alto Mando Naval Alemán, el todopoderoso Almirante Alfred von Tirpitz ofreció la renuncia como Secretario de Marina, sin embargo el Káiser aprobó el plan de sus ministros y rechazó la renuncia, aunque designó como nuevo Jefe de Esttado Mayor a un viejo rival, el Almirante Henning von Hötzendorff, partidario de la propuesta del Canciller. Finalmente el 28 de Agosto, se emitieron las órdenes pertinentes para frenar todo ataque sin previo aviso por parte de los U-Boots a barcos de pasajeros.

Para dar una señal de confianza, el 19 de Septiembre de 1915, el Ministro Von Jagow, emitió una declaración con relación a los Estados Unidos, que el Imperio Alemán abandonaba de manera definitiva la política de Guerra Submarina Irrestricta. La misma contaba de dos artículos, el primero expresaba que si bien no negaban la responsabilidad en el hundimiento del SS Arabic, alegaba que el comandante del submarino lo había confundido con un buque de guerra, por su parte en el segundo expresaba claramente que a partir de ese momento los navíos de pasajeros no serían torpedeado sin previo aviso, para permitir la evacuación. Por último hacia mención a que su gobierno se comprometía a respetar las leyes del combate naval.

Además, al mismo tiempo, el Canciller Von Bethmann Hollweg envío las siguientes instrucciones al embajador Conde Bernstorff, para presentar al Gobierno Estadounidense en señal de buena voluntad.

1- Ofrecer el arbitraje de La Haya (Capital del Neutral Reino de los Países Bajos) sobre la cuestión del RMS Lusitania y el SS Arabic.
2- Los barcos de pasajeros se hundirán sólo después de ser advertidos además de salvar vidas, siempre y cuando que no huyan o se resistan.
3- Estados Unidos debía tratar de establecer la libre navegación de los mares en base a la Declaración de Londres de 1909.
Sin dudas la tensión diplomática con Washington llevó al Gobierno Alemán, temeroso de sumar un nuevo enemigo, a frenar una de las principales estrategias de guerra que estaba desarrollando.

. 12036407_1638808343003500_2054274912067877783_n

Fragmento de la crónica del periódico estadounidense Washington Post sobre la declaración del Gobierno Alemán sobre el fin de la guerra submarina irrestricta.
12047157_1638808313003503_6888585236446194551_n
En la izquierda de uniforme, el Canciller Alemán Thebald von Bethmann Hollweg, en el centro el Ministro de Relaciones Exteriores Gottlieb von Jagow y en la derecha el Ministro de Finanzas Karl Helfferich.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 19 septiembre, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: