RSS

28-29 de Septiembre de 1915 – Campaña de Mesopotamia. Batalla de Es Sinn y captura de Kut Al Amarra

28 Sep

Campaña de Mesopotamia. Batalla de Es Sinn y captura de Kut Al Amarra

Hacia mediados de Abril de 1915, las fuerzas anglo-indias de la Expeditionary Force “D”. (Fuerza Expedicionaria D) habían logrado rechazar una embestida de tropas otomanas, en su mayoría caballería irregular árabe y kurda, en los alrededores de la aldea de Shaiba, a pocos kilómetros de la estratégica ciudad portuaria de Basora.

Luego de este éxito, se generó un debate sobre el futuro de la campaña, dado que desde un principio solo había sido concebida para proteger el oleoducto de Abadan, en el Golfo Pérsico, los mandos militares estaban convencidos que podrían seguir adelante, por lo que comenzaron a planificar nuevos avances. Por su parte, el Gobierno en Londres preocupado por el desarrollo de los demás frentes, pretendía que solo fuesen defendida Basra y el estratégico río Shatt Al Arab, por donde se transportaba el combustible necesario para los buques de la Royal Navy.

Sin embargo, el Virrey de la India Charles Hardinge, 1º Barón de Penshurst y sus colaboradores vieron la oportunidad para demostrar la preeminencia del Imperio en la región y para garantizar la integridad y seguridad de su territorio, por lo que alentaron a continuar avanzando hasta por lo menos el canal Chatt al Hai, que unía a los Tigris y Eúfrates, para luego en un futuro capturar Baghdad.

Por su parte, los oficiales en Basora, creían que era el momento ideal para avanzar, informes de inteligencia mostraban que las únicas tropas que bloqueaban la marcha río arriba, eran restos maltrechos de dos divisiones que habían sido derrotadas en los combates menores de Qurna y Nasiriyeh, además era poco probable que recibieran el apoyo de la población local, dado que los reclutas al ser en su mayoría de la región de Anatolia eran vistos como ocupantes, en cambio los jinetes irregulares árabes y kurdos eran indisciplinados y proclives a desertar o provocar levantamientos y disturbios.

A pesar que el gobierno británico era proclive a mantener la campaña al mínimo con el fin de proteger los recursos necesarios para los demás frentes, el control de la misma fue asumido paulatinamente por el gobierno virreinal de la India, que fue presionado por los militares para continuar avanzando. Si bien el Secretario de Estado para la India Sir Austen Chamberlain dio el visto bueno advirtió las acciones para lograr la victoria deberían ser alcanzadas con las fuerzas que ya estaban en el frente, dado que no habría refuerzos de otros sectores.

Con la aprobación de las autoridades, el comandante en jefe de la Indian Expeditionary Force “D”. (Fuerza Expedicionaria India “D”), Teniente Geneal Sir John Niuxon y su comandante principal de campaña, el Mayor General Charles Townshend quien estaba a cargo de la 6ª División (Poona), comenzaron a planificar el asalto a la estratégica ciudad de Kut. Con reciente refuerzos llegados para proteger Basora y sus alrededores, la IEF “D”, contaba con dos divisiones la mencionada 6ª y la 12ª, sumando en total seis brigadas de infantería y una de caballería.
Además como apoyo de la ofensiva, una flotilla bajo el mando del Vice Comodoro Edgar Cookson remontaría el Tigris, entre los navíos de río se encontraban el Shaitan, el Comet, y el Sumana, que contaban con tres cañones de 76,2 mm cada uno. Además había cuatro barcazas impulsadas a caballo y dos a motor equipadas con piezas de artillería de 4,7 pulgadas. Mientras que la ofensiva sería llevada a cabo por la 6ª División, la 12ª División Hindú sería repartida por el Teniente General Sir Nixon, para proteger puestos de avanzadas distantes de su base en Basra, como Ali Gharbi, y a Nasiryeh, la tarea era complicada debido a la falta de caminos y/o líneas ferroviarias, por lo que el control se desarrollo en embarcaciones fluviales que recorrían el Eufrates y el Tigris.

El 11 de Septiembre de 1915, el Mayor General Townshend había concentrado a sus fuerzas en los alrededores de la aldea de Ali Gharbi a lo largo del río Tigris, en total además de la 6ª División, contaba con la 6ª Brigada de Caballería Hindú, la 10ª Brigada de la Real Artillería, así como dos batallones la 30ª Brigada hindú de Infantería, perteneciente a la 12ª División. En total eran 11.000 hombres y 28 piezas de artillería.
Para frenar este avance, se encontraba el cuerpo armado otomano denominado “Área de Comando de Irak” compuesto por el remanente de las divisiones 35º y 38º, su comandante era el Miralay (Coronel) Nureddin Bey veterano de las guerras balcánicas, quien a la vez ostentaba el cargo de Gobernador de la Provincia de Baghdad. A pesar de las promesas, era conciente que no podía esperar refuerzos, dado que para esos momentos la situación era comprometida en el marco de la Campaña de Gallipoli contra los anglo-franceses, como en el Cáucaso frente a las fuerzas rusas.

A pesar que había recibido terminantes órdenes del Ministro de Guerra y hombre fuerte del Gobierno, Ismail Enver Pasha de reconquistar Basra, el Coronel Nureddin era conciente de sus limitadas fuerzas, que constaban solo de 10.000 reclutas, gran parte árabes poco fiables y 32 piezas de artillería, en su mayoría Krupp de fabricación alemana.

Para hacer frente a la embestida, decidió organizar su defensa en Es Sinn, sector donde el río Tigris tiene una pronunciada curvatura, a pocos kilómetros al sur de la ciudad de Kut. Al Amarra. Sobre el norte, en el flanco izquierdo atrincheró a los destacamentos de la 38º División en dos líneas de trincheras que se extendían hasta los pantanos de Suwada Marsch y Ataba Marsch considerados intransitables, pese a la temporada seca, por lo que era impracticable una maniobra envolvente a gran escala.

En el sur, o flanco derecho, se construyeron una serie de trincheras que unían el curso del río con un reducto fortificado, que si bien no estaba rodeado por obstáculos naturales, su elevada posición le permitía un excelente campo de tiro. Las reservas estaban ubicadas a solo 5 millas por detrás y podían ser transportadas de un sitio a otro gracias a un puente flotante.

El 27 de Septiembre de 1915, las fuerzas anglo-hindúes se acercaron finalmente a las posiciones defensivas otomanas. Desde hacia varios días, fuerzas de caballería habían explorado el área, como así también un avión de reconocimiento, por lo que en base a estos informes, se determinó que en el área entre los pantanos de Ataba y Suwaikiya, al norte de las líneas otomanas era factible de lanzar un ataque, sin embargo el Mayor General Townshend optó por un plan complicado para rodear al enemigo.

En la orilla derecha del río, desplegó como demostración de fuerza a los dos batallones de la Brigada 30ª, mientras que el resto de las fuerzas se desplazaron a la orilla izquierda, siendo divididas en tres sectores. Dos columnas debían marchar alrededor de los pantanos y atacar las posiciones otomanas por la retaguardia. La llamada Columna “A”, compuesta por los regimientos 2nd Dorsets (británicos), 117th Mahrattas (hindúes) y una compañía de zapadores, bajo el mando del General de Brigada Walter Delamain, se le dio la tarea de despejar las posiciones enemigas entre los pantanos Ataba y Suwada.

La Columna “B”, del General de Brigada Frederick Hoghton estaba formada por la 17th (Ahmednagar) Brigada conformada por los regimientos 20th Punjabis y 104th Wellesley’s Rifles, debía atacar la retaguardia de las trincheras enemigas. El tercer sector, compuesta por la 18 (Belgaum) Brigada del Brigadier General Charles Fry, lanzaría una serie de ataques contra el frente de las posiciones otomanas, para fijar a los defensores. Finalmente la 6ª Brigada de Caballería del General de Brigada Herberth Kennedy actuaría para cortar la dirección del enemigo en retirada. El éxito de este “grandioso” plan dependía que las fuerzas anglo-hindúes marcharán de manera dificultosa por la noche a través del desierto y rodeando pantanos.

El plan entero casi fracaso antes de empezar, cuando en el atardecer del 27 de Septiembre 3 desertores hindúes, se dirigieron a las posiciones otomanas con el plan detallado, sin embargo el Coronel Nureddin Bey, se negó a creer que los británicos tomarían semejante riesgo, dado que estaba convencido que el ataque sería en las cercanías a las orillas del río.

A las 02 de la mañana del 28 de Septiembre de 1915, en medio de la oscuridad las columnas A y B, emprendieron la marcha, para llegar a los lugares destinados para ser apoyadas por el fuego de la artillería, que comenzaría al amanecer. Sin embargo los problemas no tardaron en comenzar, cuando las fuerzas del General de Brigada Hoghton se adentro en el pantano Suwaikiya, por lo que tardo una hora en volver sobre sus pasos para reemprender la marcha. Por su parte, la columna del General Delamain alcanzó su objetivo a la hora determinada, pero debió esperar el arribo de su colega.

Hacia las 8:45, tres horas después de la hora pautada, la columna A, se lanzó al ataque en soledad contra las posiciones enemigas, sin saber sus oficiales que la otra columna ya estaba cerca. La acción demandaba que el alcance del ataque iba a ser mayor, por lo que el 117th Mahrattas, junto a la 22ª Compañía de Mineros y Zapadores de Bombay, contra el extremo norte de las trincheras enemigas, sufriendo altas bajas. Por su parte, los británicos del 2nd Dorsets golpearon el centro y sur, encontrando una encarnizada resistencia.

Al mismo tiempo, la columna del General Hogthon había tropezado con un fortín cerca del pantano que no había sido descubierto durante las tareas de reconocimiento, y que tomaron con mucho sacrificio. Finalmente cuando llegaron a la batalla, sus unidades se lanzaron a la bayoneta calada contra las trincheras y reductos otomanos.

Por su parte, el General Fry, al recibir noticias alentadoras en el norte de las decidió lanzar un ataque a gran escala entre el río Tigris y el pantano Suwada, sin embargo los defensores otomanos le opusieron una dura resistencia y pese al apoyo del fuego de los cañones de las barcazas en el río, el ataque falló, lo cual llevó a su comandante a pedir apoyo al General Delamain, quien pese a estar comprometido en el norte, respondió desviando a parte de sus fuerzas.

Ante esta maniobra, los refuerzos del Coronel Nureddin Bey, comenzaron a llegar desde sus posiciones río arriba, en total eran cuatro batallones de infantería y dos brigadas de caballería (en su mayoría árabes y kurdos) y artillería, para sostener la línea defensiva. Sin embargo unidades de las columnas A y B, ahora bajo unificado del General Delamain, las divisaron y abrieron fuego, logrando detener el avance enemigo, a lo siguió, una carga a la bayoneta que logró hacer retroceder a la columna enemiga, sin embargo este éxito evitó ayudar en lo inmediato a la Brigada del General Fry que continuaba estancada frente a las líneas enemigas.

Con el correr de la batalla, el Mayor General Townshend, prácticamente no tenía participación, dado que solo los dos batallones de la 30ª Brigada sobre el flanco derecho desarrollaban maniobras de distracción, mientras que las unidades de caballería aún buscaban el sitio apropiado para cargar, por lo que a su mando directo solo quedaban las cañoneras, por lo que creyó que era factible atacar las embarcaciones otomanas ancladas en la ciudad puerto de Kut., por lo que el Vice Comodoro Cookson aceptó las ordenes y comenzó a navegar río arriba, logrando sortear con éxito el fuego de la línea enemiga, sin embargo antes de alcanzar el objetivo, se encontraron con un bloqueo de barcos hundidos y cables de aceros, por lo que algunos tripulantes comenzaron a cortarlos para que el resto de las barcazas pasaran, y en una prueba de valentía, el mismo comandante ayudo en la tarea, sin embargo recibió un disparo y murió en el acto.

Hacia el final de la jornada, las fuerzas anglo-hindúes habían capturado la mayor parte de las redes de trincheras en el flanco norte sobre la margen izquierda del río Tigris, por su parte el Coronel Nurredin Bey, al ver que sus refuerzos estaban en retirada, consideraba que la defensa del resto de la posición por parte de la 38ª división sería inútil, por lo que en horas de la noche dio la orden de retirada, al igual que la 35º en el flanco derecho. Si bien las unidades de caballería habían alcanzados los objetivos asignados, no pudieron atacar al enemigo, sino que los persiguieron a cierta distancia.

Finalmente el 29 de Septiembre de 1915, las fuerzas del Mayor General Townshend entraron en Kut Al Amarra sin resistencia, dado que las fuerzas otomanas continuaron retrocediendo hasta el norte, en los alrededores de la población de Ctesiphon, donde el Coronel Nurredin Bey comenzó a preparar las defensas adecuadas para resistir un nuevo ataque.

El saldo de la victoria anglo-hindú fue de 94 muertos y 1139 heridos, mientras que las bajas otomanas fueron muy superiores, 5.300 muertos, heridos y prisioneros, como así también la pérdida de 13 piezas de artillería.

12140562_1641642586053409_2027375814493024793_n

Mapa de la Batalla de Es Sinn.
12107959_1641642652720069_1691425271147180493_n
Representación artística de la carga de los británicos del Regimiento 2nd Dorsets.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 28 septiembre, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: