RSS

19 de Noviembre de 1915 – La hazaña del Teniente Richard Bell Davies

19 Nov

La hazaña del Teniente Richard Bell Davies

El 19 de Mayo de 1886, había nacido en Kensignton, Inglaterra, Richard Bell Davies, quien a la edad de seis años perdió a su padre, siendo criado por un tío médico. Su espíritu de emprendedor lo llevó en 1901 a enlistarse en la Royal Navy. En 1910 decidió tomar lecciones de vuelo en un club privado y tres años después fue admitido en el recientemente creado RNAS – Royal Naval Air Service (Servicio Aéreo de la Marina Real).

Desde el inicio de la guerra en Agosto de 1914, los novedosos aeroplanos comenzaron a cumplir no solo tareas de reconocimiento del movimiento de tropas del enemigo, sino que comenzaron a ser utilizados para el bombardeo de objetivos militares y civiles, por lo que comenzaron en los cielos a desarrollarse caballerescos duelos entre pilotos, generalmente aristócratas aventureros hastiados de los “plebeyos” combates en tierra.

Por su parte el Teniente Davies, junto con su colega Richard Peirse realizaron varios ataques a las bases de submarinos en el Ostend y Zeebrugge en la Bélgica ocupada siendo ambos galardonados con la medalla Distinguished Service Order (DSO) (Orden de Servicio Distinguido):

El decreto de distinción expresaba:

“For services rendered in the aerial attack on Dunkirk, 23rd January, 1915:—
Squadron Commander Richard Bell Davies
Flight Lieutenant Richard Edmund Charles Peirse

These Officers have repeatedly attacked the German submarine station at Ostend and Zeebrugge, being subjected on each occasion to heavy and accurate fire, their machines being frequently hit. In particular, on 23rd January, they each discharged eight bombs in an attack upon submarines alongside the mole at Zeebrugge, flying down to close range. At the outset of this flight Lieutenant Davies was severely wounded by a bullet in the thigh, but nevertheless he accomplished his task, handling his machine for an hour with great skill in spite of pain and loss of blood”.

(Por los servicios prestados en el ataque aéreo en Dunkerque, 23 de enero 1915: –
Comandante de Escuadrón Richard Bell Davies
Teniente de Vuelo Richard Edmund Charles Peirse

Estos oficiales han atacado en repetidas ocasiones la estación submarino alemán en Ostende y Zeebrugge, siendo sometidos en cada ocasión a un intenso y preciso fuego siendo sus máquinas golpeadas con frecuencia. En particular, el 23 de enero cada uno de ellos descargó ocho bombas en un ataque a submarinos junto con el murallón en Zeebrugge, volando a corta distancia. Al comienzo de este vuelo el Teniente Davies fue gravemente herido por una bala en el muslo, sin embargo logró su cometido, el manejo de su máquina durante una hora con gran habilidad a pesar del dolor y la pérdida de sangre).

Luego de estas acciones el Teniente Davies fue destinado al frente de los Dardanellos donde junto a su 3º Escuadrón realizó acciones de reconocimiento como de bombardeo. El 19 de Noviembre de 1915, a bordo de dos Nieuport 10, junto al Subtiende de Vuelo Gilbert Smylie llevaron cabo una misión de bombardeo contra el nudo ferroviario de Ferrick, en las cercanías del Mar Egeo en la frontera entre Bulgaria y la porción europea del Imperio Otomano.

En la acción, la aeronave del Subteniente Smylie fue alcanzada por fuego de una batería antiaérea otomana, por lo que decidió soltar las bombas e intentar aterrizar, sin embargo no pudo soltar el último proyectil, lo cual la acción resulto ser sumamente arriesgada, sin embargo al lograrlo decidió incendiar la aeronave seguro que con el proyectil estallaría para evitar que cayera en manos enemigas. Por su parte el Teniente Davies al ver la situación de su angustiado compañero decidió descender y rescatarlo, ante esto el Subteniente Smylie decidió disparar con su revólver hacia el proyectil que quedaba en su destrozada aeronave para acelerar la explosión que podía afectar el aterrizaje de su comandante, quien al ver la situación lo hizo a una distancia segura.

Finalmente, mientras la aeronave explotaba, el Teniente Davies rescató a su subordinado subiéndolo, justo a tiempo dado que se aproximaba una patrulla de soldados otomanos que había sido atraída por el fuego del forzoso accidente, sin embargo no pudieron evitar que los dos pilotos lograsen remontar vuelo y retornar sanos y salvos a su base donde fueron recibidos gratamente por sus compañeros.
Sin dudas la hazaña demostró la capacidad de liderazgo del Teniente Davies como así también sus destrezas y el noble espíritu de caballerosidad y compañerismo que tenían la mayoría de los pilotos de todos los bandos.

 

Pintura que muestra la hazaña de rescate del Subteniente de Vuelo Gilbert Smylie por parte de su superior el Teniente Richard Bell Davies.
El Teniente Richard Bell Davies junto a su fiel mascota.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 19 noviembre, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: