RSS

26 de Diciembre de 1915 – Inicio de la Batalla por el Lago Tanganika. Primera victoria aliada

26 Dic

Inicio de la Batalla por el Lago Tanganika. Primera victoria aliada

El inicio de la guerra en Agosto de 1914, repercutió de manera inmediata en el continente africano, donde las potencias beligerantes se habían repartido el territorio desde mediados del Siglo XIX, siendo el Imperio Británico y Francia las más beneficiadas. La debilidad de sus posiciones llevó al Imperio Alemán a perder durante el primer año de combates, varios de sus enclaves, como Togoland (Togo) y Deutsch-Südwestafrika (África Sudoccidental Alemana), mientras que Kamerun (Camerún) y sobretodo Deutsch-Ostafrika (África Oriental Alemana) resistían.

Esta última posición compartía el estratégico Lago Tanganyka con el Congo Belga, que en realidad hasta 1908, era una posesión personal del Rey de Bélgica. Su control sería vital, por lo que al inicio de la guerra, la Kaiserliche Marine (Marina Imperial Alemana), contaba con dos buques, el SMS Hedwig von Wissman, armado con 4 cañones de tiro rápido y el SMS Kingani. El primero de ellos, el 22 de Agosto de 1914, navegó hasta el puerto de Lukuga en el lado belga y hundió al vapor Alexandre Del Commune.

Esto dio a los alemanes la superioridad indiscutible en el lago, con su posición reforzada con el hundimiento del vapor Cecil Rhodes, perteneciente a la British African Lakes Corporation′s en una redada en noviembre de 1914. Los alemanes utilizaron su control sobre el lago para lanzar un ataque contra el norte de Rhodesia, liderado por el Mayor -General Kurt Wahle. Pese a ser rechazado, nuevas incursiones en territorio belga y bombardeos contra Lukuga convenció a las autoridades a apoyar a los británicos. Sin embargo poco podían hacer frente a la superioridad del enemigo, dado que si bien los belgas tenían en su astillero al poderoso buque Baron Dhanis, no se animaron a botarlo dado la presencia de las embarcaciones alemanas. Por su parte los británicos habían enviado vía ferroviaria a dos cañones de 12 libras que fueron utilizados como batería costera.

Hasta ese momento, el control alemán del lago fue significativo para toda la campaña en el teatro del centro de África. Mientras que los británicos podían reunir tropas al sur del lago, y los belgas en el norte, no podían avanzar hacia el territorio enemigo, debido al riesgo de que los alemanes utilizaran sus barcos para el transporte de tropas a través del lago, y así cortar sus líneas de suministro y comunicaciones.
El 21 de abril de 1915, John R. Lee, un cazador y veterano de la Segunda Guerra Boer se apersono en el Almirantazgo para tener una entrevista con el Lord de Mar, Almirante Sir Henry Jackson, dado que había observado personalmente a los barcos alemanes en el Lago Tanganyka, y que tenía información que un nuevo buque iba a ser puesto en funcionamiento en el puerto fortificado de Kigoma. Su información era verídica, ya que el SMS Graf von Götzen, llamado así en honor a un antiguo explorador, había sido construido en el astillero Meyer en Papenburg, desmontado y embalado en 5.000 cajas y transportados a Dar-es-Salaam, capital de Deutsch-Ostafrika (África Oriental Alemana) sobre el Mar índico, y desde allí enviado vía tren a Kigorna, siendo montado en secreto. Sus dimensiones eran de 220 pies (67 m) de largo y un peso de 1.575 toneladas largas (1.600 t), que consolidaría el control alemán del lago y permitiría que 800 a 900 tropas ser transportados rápidamente a cualquier punto de la orilla del lago para atacar en territorio enemigo.

Para contrarrestar esta amenaza, el cazador Lee propuso que cañoneras se enviarán a África y se transportaran a través del interior del lago. Ellos serían pequeñas y altamente maniobrable, y armadas con un cañón que tuviese un alcance de fuego de 7.000 km. El Almirante Sir Jackson consideró el plan y lo aprobó con las palabras “It is both the duty and the tradition of the Royal Navy to engage the enemy wherever there is water to float a ship.” (Es el deber y la tradición de la Marina Real enfrentarse al enemigo dondequiera haya agua para flotar un barco”.). Para finalizar con los la detalles de la operación, designó a su subalterno el almirante David Gamble, quien nombró al Teniente Geoffrey Spicer-Simson, un oficial que había tenido varias acciones en los ríos del continente africano con suerte dispar, para conducir la acción, siendo su segundo el mismo Lee, que tendría la misión de preparar el camino a través de la selva, mientras que el oficial reunió 27 hombres y dos barcos de motor de 40 pies (12 m) de largo, que habían sido construidas por John I. Thornycroft & Company, siendo bautizados como Mimi y Toutou.

Sus tripulaciones surgieron a partir de citas personales del Teniente Spicer-Simson, o de las filas de la Royal Naval Reserve (Real Reserva Naval), además el excéntrico oficial propuso una serie de mejoras en el diseño original, con el objetivo de que fuesen más veloces y mejor armadas. Fueron probados en el Río Támesis el 08 de Junio de 1915, y el día 15, fueron cargados a bordo del crucero SS Llanstephen Castle, junto con remolques y cunas especiales para que puedan ser transportados por ferrocarril o por tierra, equipo y suministros para la expedición.
Una vez que llegaron a Sudáfrica, tendrían que ser llevado a más de 3.000 millas (4.800 kilometros) hacia el interior, incluyendo el desplazamiento de unos 1.800 m (5.900 pies) de montañas. El viaje se completó en 17 días, cuando llegaron a Ciudad del Cabo, donde los navíos y los hombres de la expedición viajaron al norte por ferrocarril a través de Bulawayo a Elisabethville, a donde llegaron el 26 de julio. Después de viajar a la cabeza del ferrocarril en Fungurume, fueron descendidos y arrastrados unas 146 millas (235 km) a través de la selva por equipos de bueyes y tractores a vapor hasta la línea ferroviaria de Sankisia a Bukama. Desde allí los barcos y las tiendas se descargaron y se prepararon para un difícil viaje por el río Lualaba, donde a pesar de encallar varias veces y se ven obligados a tomar pasaje en un vapor fluvial belga, completaron su viaje después de navegar por el Lago Kisale y llegando a Kabalo el 22 de octubre.

A partir de ahí, un pequeño tren los trasladó hasta el puerto belga de Lukuga, en la orilla del lago Tanganyika, donde el Teniente Spicer-Simson se reunió con el Capitán Jérôme Stinglhamber jefe del ejército y el Comandante Georges Goor a cargo de la marina belga, mientras se hacian los preparativos para botar a Mimi y Toutou con el objetivo de encontrar al enemigo.

Por su parte, el mando naval alemán había reclutando algunos de los tripulantes del hundido buque Möwe, como así también de los barcos mercantes de la Deutsche Ost-Afrika Linie. La posición en el lago se había fortalecido aún más con la pérdida del SMS Königsberg en el río Rufiji en julio. Dado que sus cañones que habían sido desmontados, fueron transportados a la base de Kigoma, donde el Capitán de navío Gustav Zimmer, comandante naval del lago, ordenó a sus ingenieros adaptarlos al SMS Graf von Götzen, que había sido botado el 08 de Junio. Los miembros de la tripulación del SMS Königsberg se incorporaron a las tripulaciones. Finalmente Zimmer, tomo el mando del SMS Götzen, mientras el Teniente Job Rosenthal se hizo cargo del SMS Kingani, mientras que el Teniente Job Odebrecht lo hacia en el SMS von Wissman.
Ante este despliegue, el mando naval belga, sólo podía reunir una barcaza con motor de gasolina armado con dos cañones llamado Dix-Tonne, un barco de motor llamado Netta y un ballenero equipados con motor fuera de borda. El Comandante Goor, intentaba poner en servicio al Barón Dhanis, y reflotar al Alexandre Del Commune. A pesar de la situación, contaban con hidroaviones en el lago que les daba la capacidad de observar las posiciones de los navíos alemanas, para poder bombardearlos.

Por su parte el Capitán Zimmer tratando de ganar tiempo ante la inminente llegado de buques británicos, decidió enviar al SMS Kingani del Teniente Rosenthal a explorar en las cercanías del Puerto Lukuga, observando el trabajo en curso sobre un nuevo puerto hacia el sur en Kalemie, donde el Teniente Spicer-Simson tenía intención de instalar su base de operaciones. Sin embargo la falta de información detallada sobre los movimientos del enemigo, el SMS Kingani regresó temprano en la mañana del 1 de diciembre y trató de acercarse al puerto, pero fue descubierto por las baterías de costa y debió retirarse, aunque regresó a la noche siguiente y el propio Teniente Rosenthal nadó junto a un grupo de marinos hasta Lukuga para examinar las gradas en construcción, descubriendo los campamentos, donde la bandera británica reveló la presencia de Spicer-Simson y su expedición. Además marchando sigilosamente en medio de la oscuridad, descubrió las posiciones de los buques Mimi y Toutou y las piezas desmontadas del Barón Dhanis. Al darse cuenta que la amenaza en realidad estaba en los buques británicos, intentó volver al SMS Kingani, pero fue incapaz de localizarla en el oscuro. Él trató de ocultarse y esperar que su nave regresara al caer la noche, pero fue descubierto por una patrulla belga y hecho prisionero.

Finalmente las gradas en Kalemie estaban listas para mediados de diciembre, y el 22 de Toutou fue botado, siendo el turno de Mimi al día siguiente. Los preparativos finales se realizaron el 24 de diciembre, incluyendo el abastecimiento de combustible y la instalación de armas de fuego, después de lo cual se realizaron ensayos breves.

El 26 de diciembre de 1915, el SMS Kingani navegó acercándose a Kalemie. El sucesor del Teniente Rosenthal – el Subteniente Friedrich Junge – tenía órdenes de reunir información sobre los preparativos de guerra, y a las 06:00 de la mañana – como Spicer-Simson estaba realizando oraciones de la mañana – que fue avistado en alta mar.

El combate se inicio, cuando los pequeños y ágiles buques británicos comenzaron a perseguir al SMS Kingani, que pese a que su oficial dio órdenes de acelerar la velocidad comenzó a recibir fuego de artillería, sin que sus cañones que solo apuntaban hacia la proa pudiesen ser utilizados. Luego de una acción que duro solo 11 minutos, el buque alemán recibió un disparo que inutilizó su principal cañón, y en la explosión murió el Subteniente Junge junto a otros dos sub-oficiales. Después de varios disparos, su Ingeniero en Jefe arrió los colores, y los británicos tomaron posesión del navío.

Junge y cuatro miembros de la tripulación muertos fueron enterrados; un tripulante africano se le permitió quedarse en el SMS Kingani, rebautizado como HMS Fifi, mientras que tres alemanes y ocho africanos fueron hechos prisioneros.
Era el primer combate en el cual los anglo-belgas pudieron hacerse con el control de un importante navío, logrando así el primer éxito por el control del estratégico Lago Tanganyka.

  1148_1667223433495324_8048889986039764212_n
Mapa del Lago Tanganyka y sus alrededores.
12524026_1667224296828571_4957417951805785579_n
Foto sobre el traslado de las cañoneras británicas Mimi y Toutou por tierra desde Sudáfrica hasta el Lago Tanganyka.
 
12524205_1667224316828569_7863573492164039222_n
Las cañoneras Mimi y Toutou persiguen al navío alemán SMS Kingani.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 26 diciembre, 2015 en 1915

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: