RSS

05 de Enero de 1916 – Presentación del Military Service Bill

05 Ene

Presentación del Military Service Bill

Al momento del ingreso del Imperio Británico al conflicto en Agosto de 1914, contaba con el Territorial Army (Ejército Territorial) de 80.000 hombres listos para entrar en acción. Desde hacia un siglo, la política gubernamental británica y la opinión pública estaban en contra del reclutamiento para participar de guerras en el extranjero. El recientemente designado Ministro de Guerra, Mariscal de Campo Lord Horatio Kitchener, consideraba a esta fuerza como inexperta e inútil, por lo que creía necesario entrenar a un nuevo ejército equivalente a de su aliada Francia, dado que consideraba que la guerra sería de larga duración.

Para ese tiempo, los británicos tenían cerca de 5,5 millones de hombres en edad militar, de los cuales se alistaron cerca de medio mellón en los dos primeros meses, debido en gran parte a una exitosa campaña publicitaria que incluyó desde el famoso cartel en el cual una figura de Lord Kitchener hace un llamado a todos los hombres a enlistarse, o hasta la publicación muchas veces exagerada de atrocidades cometidas por las tropas alemanas contra civiles inocentes, principalmente en Bélgica, pasando por encendidos discursos patrióticos de políticos o personalidades de diversos ámbitos, como el escritor Rudyard Kpling.

Desde un principio fueron comunes, los llamados “Pals battalions”, grupos de jóvenes de la misma fábrica, equipo de fútbol, o de oficina que se unían para partir a luchar juntos. La idea había sido del Secretario de Reclutamiento, Lord Edward George Villiers Stanley, Duque de Derby, siendo aprobada por su superior Lord Kitchener, logrando desde su implementación un notable éxito. Uno de los principales inconvenientes era que una ciudad entera, mas si era pequeña, podría perder a sus hombres en edad militar en un solo día.

Por su parte, las mujeres, demostraron un gran fervor patriótico, y si bien muchas pertenecían al movimiento de sufragistas, no dudaron en arrojar plumas blancas, símbolo de cobardía, a toda persona que no se enlistará cumpliendo con los requisitos. El Gobierno debió implementar la llamada Silver War Badge (Insignia de Guerra Plateada) para distinguir quienes se habían presentado y habían sido rechazados por algún impedimento físico.

Pese al entusiasmo, casi el 40 por ciento de los voluntarios fueron rechazados por razones médicas, siendo la malnutrición generalizada, de la clase baja la principal razón, como así también aquellos obreros y profesionales que por sus habilidades eran considerados indispensables para cumplir con tareas claves para el esfuerzo bélico.

SI bien el número de reclutas era importante, estaba lejos de la meta de 92.000 hombres impuesta por Lord Kitchener, siendo la solución el servicio obligatorio adoptado por la mayoría de los demás países beligerantes. Sin embargo los miembros del gobierno whig, del Primer Ministro Herberth Asquith eran desde un principio contrarios a la idea, aunque hacia mediados de 1915, comenzaron a vacilar, por lo que en el verano, mediante la National Registration Act (Ley Nacional de Registro), todos los varones de 18 a 41 años, debían informar sus datos pertinentes y portar una tarjeta rosada con los mismos.

En el otoño de 1915, el Duque de Derby, implemento un sistema (Derby Scheme), para determinar si las metas de mano de obra británicas podrían ser satisfechas por los voluntarios o si el servicio militar obligatorio era necesario. El mismo consistía en que todo hombre entre 18 y 41 años que no cumpliera con una actividad esencial para enlistarse debía realizar una declaración pública. Al ser anunciado el esquema, muchos se enlistaron voluntariamente para evitar la desaprobación de la población por cobardía.

Sin embargo como contrapartida era una tarea sumamente burocrática, ya que a la tarjeta rosada creada en base a la Nacional Registration Act, se sumaba una azul que era enviada Comisión Parlamentaria de reclutamiento local, compuesta por agentes electorales, que en varias ocasiones recibían todo tipo de presiones. Además a cada uno se le entregaba una carta firmada por el Duque de Derby, manifestando que el país estaba en lucha por su propia supervivencia.

Se estableció en Noviembre de 1915, que toda persona que se presentaba como voluntario y era rechazado por no superar el examen médico, utilizaría un brazalete color caqui con el escudo real.

Los datos de los reclutas se copiaban en una tarjeta blanca para asignarlos a diferentes grupos en base a la edad y al estado civil. Se prometió que los primeros a ser llamados a l servicio activo serían los solteros, además aquellos que estuviesen pronto a casarse contarían con 14 días de gracia. Los hombres en matrimonio se les prometió que sus grupos no sería llamados si había suficientes solteros disponibles.
Este esquema determino que se llevó a cabo entre noviembre y diciembre de 1915, se inscribieran 318,553 hombres solteros en buen estado físico. Sin embargo, el 38 por ciento de estos y el 54 por ciento de casados se habían negado públicamente a alistarse.

Ante la falta crónica de voluntarios, el Gobierno del Primer Ministro Asquith decidió acelerar un proyecto de servicio obligatorio para suplir las bajas, que fue presentado en el pleno de la House of Commons (Cámara de los Comunes) el 05 de Enero de 1916. El llamado Military Service Hill, ofrecía a todo hombre soltero o viudo, sin hijos entre los 18 y 41 años, tres opciones.

1- Enlistarse inmediatamente.
2- Dar testimonio inmediato de haber participado del llamado “Derby Scheme”.
3- O a partir del 02 de Marzo de 1916 se lo consideraría como enlistado.

Por el momento quedaban fuera de los requisitos los casados, enviudados con hijos, ministros religiosos, enlistados en la Royal Navy o que desarrollasen alguna actividad indispensable para el esfuerzo bélico. Finalmente solo se aplicaría en Inglaterra, Galés y Escocia, quedando excluida la isla de Irlanda.

Pese a que desde un principio el Mariscal de Campo Lord Kitchener se había opuesto al servicio militar obligatorio, el desarrollo y duración de la guerra lo obligaron a cambiar de parecer. Finalmente el Imperio Británico incorporaría un sistema de reclutamiento similar al de los demás beligerantes.

 12644872_1670960716454929_585325348833537595_n
Crónica del Daily Telegraph sobre la presentación del Military Service Bill que establecía el servicio obligatorio para servir en el Ejército.
12688343_1670960536454947_5852572599533796794_n
Cartel distribuido por el Comité Parlamentario de Reclutamiento que muestra el patriotismo de las mujeres que incentivan el enlistamiento voluntario de sus hombres.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 5 enero, 2016 en 1916

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: