RSS

08 de Enero de 1916 – Sitio de Kut al Amarra. Batalla de Sheikh Sa’ad

08 Ene

Sitio de Kut al Amarra. Batalla de Sheikh Sa’ad

A principios de Diciembre de 1915, la 6ª División Poona, anglo-hindú del Mayor General Charles Townshend, perteneciente a la Expeditionary Force “D” (Fuerza Expedicionaria “D”), se había atrincherado en los alrededores de la estratégica ciudad de Kut Al Amarra sobre el Río Tigris, luego de haber fracasado en su intento por capturar Bagdad, capital de la provincia otomana. A los pocos días, fue sitiada por las fuerzas del Miralay (equivalente a Coronel) Nureddin Bey, pertenecientes al VIº Ejército Otomano.

A lo largo de todo el mes, los sitiados bien atrincherados resistieron una serie de ataques frontales contra los puntos fuertes de sus posiciones que lograron ser rechazados provocando un importante número de bajas. Ante esta situación, el nuevo comandante designado desde Constantinopla, el Mariscal de Campo Barón Colmar von der Goltz, un ya anciano militar alemán que había recibido el título de “Müşir”, gracias a su trabajo como instructor del ejército otomano a principios del siglo XX, por lo que conocía sus fuerzas a la perfección, decidió cambiar de estrategia, sus estudios históricos lo hicieron adoptar el plan llevado a cabo por Julio César en la Batalla de Alesia ocurrida en el año 52 A.C., contra los rebeldes galos, que consistió en rodear la ciudad para evitar la ayuda externa y obligar al enemigo a rendirse por falta de suministros u obligarlo a luchar fuera de sus defensas.

Por el lado anglo-hindú, la clave para determinar si la guarnición de Kut sería capaz de resistir era la disponibilidad de alimentos. Para paliar la situación, el Mayor General Townshend había ordenado a algunos de sus fuerzas retirarse y reagruparse río abajo con los restos de la I.E.F. “D”. Sin embargo, incluso al disminuir el número de bocas que alimentar, el problema de la alimentación era sumamente complejo. Así como el sitio comenzaba a alargarse, se envió un mensaje a su superior el General Sir John Nixon en el que se expresaba que el suministro de alimentos sólo duraría hasta el 15 de enero de 1916.

Para mayores inconvenientes la 6ª División Poona, estaba compuesta en su gran mayoría por soldados indios, divididos en batallones y compañías según grupos étnicos y religiosos con sus respectivas dietas, por ejemplo los hindúes nunca tocarían la carne de una vaca, por su parte los Sijs solo se alimentaban de animales sacrificados según sus propios rituales religiosos, mientras que los musulmanes requerían alimentos preparados de acuerdo con las llamadas prácticas halal. Cuando estás tropas estaban en sus cuarteles en India, el abastecimiento de la alimentación era la adecuada, pero totalmente diferente era cuando se estaba a una considerable distancia.

Aunque el Mayor General Townshend declaró que su intención era desarrollar una defensa activa de Kut, la realidad era completamente diferente. En lugar de lanzar redadas o salidas, clavó sus tropas en torno a la ciudad, y al otro lado del río en el pueblo apodado por los soldados como “Woolpress”, a la espera del rescate prometido por el General Nixon. Además, a la primera señal de que el puente de barcas, el principal vínculo entre Kut y Woolpress, fue amenazado por las líneas de asedio otomano, se destruyó. Dejando así a los defensores con sólo unas pocas barcazas y la cañonera Suma para cruzar el río.

Para aliviar la situación de la guarnición, hacia el sur, en los alrededores de la aldea de Ali Garbi, el Teniente General Fenton Aylmer comenzaba a reunir tropas que conformarían el Tigris Corp (Cuerpo del Tigris), que en un principio estaba solamente compuesto por la 6ª Brigada de Caballería India, junto las de Infantería 28ª y 35ª. En pocos días, se le unirían los primeros elementos de la 7ª División Meerut. Siendo presionado tanto desde Kut por el Mayor General Townshend, como desde Basra por el General Nixon, debió iniciar la marcha con solo 3 brigadas de infantería.

Para el 04 de Enero de 1916, la fuerza de rescate consistía de 9.900 infantes, 1.340 jinetes, 42 piezas de artillería, y la escolta de cuatro navíos de guerra que remontaban el Tigris.

La esperanza del mando británico consistía el arribo de la 7ª División que desde septiembre de 1914, había estado luchando en Francia, sufriendo un importante número de bajas de soldados como de oficiales británicos, para ser trasladada a Mesopotamia, luego de una breve estancia en el Protectorado de Egipto. A diferencias de otros ejércitos no era sencillo reponer a las pérdidas, dado que era política del Ejército británico de imponer oficiales europeos que debían tener un largo proceso de aprendizaje sobre las diversas costumbres del sub-continente indio.

Para hacer frente al avance de esta fuerza de relevo, el Barón von der Goltz, estaba en condiciones de alinear a dos cuerpos de infantería el XVIIIº, bajo el mando, del Miralay (Coronel) Kazim Pasha, compuesto por las divisiones 45ª y 51ª, se encargaría de mantener la presión sobre Kut, para evitar que los sitiados atacasen en conjunto con las tropas de rescate para intentar romper su cerco.

Por su parte, el XIIIº del Miralay Khalil Pasha, compuesto por las divisiones, 35º y 52º, avanzó río abajo con la intención de bloquear al enemigo. La conformación de las dos unidades era totalmente distinta, mientras que la 35º había sido formada antes de la guerra y estaba asignada a esa región, junto con la 38º habían sido incapaces de contener el avance preliminar del enemigo, por lo que ante las sucesivas derrotas, fueron unificadas, mientras que la primera estaba conformada por turcos de Anatolia, la segunda lo era por kurdos y árabes, muchas veces indisciplinados y de lealtad dudosa. La unión generó de inmediato roces. Por su parte, la 52º había sido formada durante la guerra y había sido utilizada en el Frente del Cáucaso contra los rusos antes de ser transferida a la región mesopotámica. A pesar de su alta moral, sus componentes no habían tenido mucha experiencia de combate. En definitiva ambas divisiones sumaban unos 9.000 infantes, con 20 piezas de artillería, una brigada de caballería regular y varios grupos de árabes irregulares montados. Estas unidades se atrincheraron en los alrededores de la población de Sheikh Sa’ad, lo suficientemente cercana para apoyar o ser apoyado por el XVIIIº Cuerpo en caso de ser necesario.

Por su parte, ante la constante presión el Teniente General Sir Fenton, ordenó el 03 de Enero de 1916, a su subordinado el Mayor General Sir George Younghusband avanzar rio arriba con las brigadas indias 19ª, 23ª y 35ª, mientras que él se quedó en Ali Gharbi, a la espera de más refuerzos, reteniendo prácticamente en su totalidad a la caballería, a la 21º Brigada, varios batallones independientes y la mayor parte de la artillería.

SI bien debía avanzar, el Mayor General Sir Younghusband no debía hacerlo más allá de la posibilidad que el resto de las fuerzas se le uniera. Sus dificultades eran importantes, ya que además de no contar con caballería, las condiciones de lluvia impedía el uso de aviones de reconocimiento, lo cual el lodazal hacia que el avance fuese sumamente lento. A pesar de la adversidad, el 05 de Enero, pobladores árabes le informaron que los otomanos a pocos kilómetros habían cavado trincheras, por lo que al día siguiente se topo con las posiciones.
La zona de Sheikh Sa’ad, era totalmente plana en ambas márgenes del Tigris, sin ningún rasgo distintivo, por lo que las trincheras de los defensores estaban bien camufladas, mientras que no había sectores de observación de altura para los anglo-hindúes. Pese a las dificultades y sin esperar los refuerzos, las tropas del Mayor General Sir Younghusband comenzaron a avanzar a ambos lados del río.

La Brigada 28ª con el apoyo del 92º Regimiento Punjabis, atacó las posiciones otomanas en el lado derecho, mientras que las brigadas 19ª y 35ª lo hacían en el izquierdo. A falta de una elevación del terreno, el reconocimiento aéreo eficaz, o suficiente caballería, las tropas británicas e indias tenían una vaga idea de dónde estaba asentado el enemigo. A ello se le sumaba la dificultad de dirigir el ataque en ambas orillas.
En la derecha, las fuerzas del Mayor Georges Kemball intentaron flanquear las posiciones, pero terminaron atacando el centro de las defensas, mientras que en la izquierda, el avance solo fue de exploración. Pese a las dificultades, las defensas a cargo de la 35ª División, comenzaron a ser superadas debido a una inferioridad de 4 a 1, aunque resistieron duramente en el poblado de Sheik Sa’ad. Finalmente en horas de la tarde, las fuerzas del Mayor Kemball pudieron hacerse con el control de las trincheras de avanzada. Sin embargo fueron abandonadas, dado que el Mayor General Sir Younghusband dio órdenes de reagruparse, por lo que los otomanos volvieron en horas de la noche. En el primer día de combate, los muertos anglo-indios alcanzaron los 600.

Mientras esta acción se desarrollaba, comenzaron a llegar la 9ª Brigada de Infantería, la 6ª de Caballería y varios batallones de apoyo, con el Teniente General Aymer a la cabeza. Además el Tigris Corp, contaba con una importante superioridad de artillería, aunque la mayoría de las piezas eran antiguas o de bajo calibre.

Por su parte, el mando otomano envió a las posiciones de Sheikh Sa’ad, como refuerzo a una brigada de caballería, al resto de la 35ª División, como así también a la 52ª, por lo que el número de ambos bandos alcanzaba los 9.000.

Al día siguiente, los británicos planificaron un nuevo ataque, por el cual, en la orilla izquierda, el Mayor General Sir Younghusband comandaría a las brigadas 19ª, 21ª y 35ª, teniendo en frente a la 35ª División Otomana, mientras que en la derecha el Mayor Kemball lo haría sobre 28ª reforzada por los regimientos 62ª y 92º Punjabis, contra las defensas de la 52ª División.

A diferencia de la jornada anterior, Aylmer instituyó controles más estrictos sobre los comandantes de brigada, tratando de orquestar un ataque coordinado, su plan consistía en entretener con la 35ª Brigada a las fuerzas otomanas en la orilla izquierda, mientras que la 19ª y 21ª atacarían por el flanco izquierdo, lo cual implicaba un desplazamiento de unas 5 millas. Por su parte, las fuerzas del Mayor Kemball tratarían de retomar los posiciones que habían abandonado para así atraer el fuego de la artillería enemiga.

Al iniciar el día, el Cuerpo Tigris avanzó a través de una densa niebla. En la orilla izquierda, las brigadas de Sir Younghusband lo hicieron a mitad de la mañana. Aproximadamente luego de dos horas se detuvieron en sus movimientos almorzar. Hacia el mediodía, la niebla empezó a despejarse y por lo que el calor comenzó a ser insoportable. Al ver que británicos e indios estaban distraídos cocinando, los otomanos lanzaron un ataque de estropeo, que si bien fue rechazado, el ataque se retraso aún más. Con el tiempo, finalmente arribaron a sus posiciones y se lanzaron al ataque, aunque los objetivos resultaron ser el centro del dispositivo defensivo del enemigo, por lo que a lo largo de la tarde no pudieron progresar demasiado. Además sin contar con la cobertura del terreno, debieron cavar trincheras de protección debido al fuego de fusilería y piezas de artillería.

En la orilla derecha, las fuerzas de Sir Kemball tuvieron una mejor idea de dónde estaban las posiciones otomanas. La niebla de la mañana, habría contribuido a cubrir su avance, aunque se frenó dado que debía esperar el ataque de la orilla izquierda, por lo que finalmente a las 14.30 hs., lanzó su ataque, por el cual en poco tiempo la 28ª Brigada logró tomar las trincheras de avanzada, para que posteriormente el 92º Regimiento de Punjabis rompieran la línea principal otomana, seguido de cerca por los británicos del 1º Leicestershire Regiment y los Sijs del 51º.

Para el final del día, las defensas de la orilla derecha estaban completamente en manos de la brigada de Sir Kemball. Con su flanco abierto ahora al fuego de ametralladoras y artillería en la orilla derecha, las defensas de la orilla izquierda eran insostenibles. Por lo que a través de la noche y en la mañana del 08 de Enero de 1916, el XIIIº Cuerpo comenzó a retirarse, estableciéndose siete millas hacia el norte en las posiciones que ya se preparaban sobre el río Wadi, afluente del Tigris.

Pese a las dificultadas, el Tigris Corp había logrado una victoria táctica, sus bajas alcanzaron las 4.262, de ellas 2300 heridos y 1962 muertos, por su parte los otomanos habían sufrido 512 prisioneros, la pérdida de dos piezas de artillería y un número desconocido de fallecidos.

12670117_1671345109749823_5936484299817968160_n

Mapa del ataque anglo-indio en Sheikh Sa’ad.
12647127_1671345603083107_2182789502956256094_n 
Batería británica durante la batalla.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 8 enero, 2016 en 1916

 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: