RSS

12 de Febrero de 1916 – Batalla de Salaita

12 Feb

12 de Febrero de 1916. Batalla de Salaita

La campaña contra la colonia enemiga de Deutsch-Ostafrika (Africa Oriental Alemana) era de suma preocupación para el Imperio Británico, dado que además de los importantes recursos económicos, su control aseguraría la posición aliada en el centro-este del continente africano, sobretodo en el estratégico Lago Tanganica.

A lo largo de 1914 y 1915, las llamadas Schutztruppen (formadas por europeos) y los Askaris (nativos) bajo el mando del General de Infantería Paul von Lettow Vorbeck se las habían ingeniado pese a la inferioridad numérica y de recursos en mantener a raya a las posibles invasiones desde las colonias aliadas vecinas.

Finalmente, el Ministro de Guerra, Mariscal de Campo Lord Horatio Kitchener decidió nombrar el 22 de Noviembre de 1915, al General Sir Horace Smith Dorrien, un veterano militar que había participado desde el inicio de la campaña en Francia. Sin embargo su avanzada edad era motivo de críticas, por lo que finalmente en Enero de 1916, fue reemplazado por el General sudafricano Jan Smuts, quien había logrado conquistar la colonia enemiga de Deutsch-Südwestafrika (África Sudoccidental Alemana).

Su plan de acción, consistía en un ataque por tres sectores, para así dividir los esfuerzos de las ya escasa tropas enemigas. El primer objetivo, sería el estratégico puesto de vigilancia fronterizo de la colina de Salaita, en la ladera del imponente Monte Kilimanjaro, y cercana a la ciudad de Taveta, que delimitaba Deutsch-Ostafrika, con la Britsh East Africa (África Oriental Británica).

Informes de inteligencia afirmaban, que solamente estaba defendida por 300 hombres mal equipados y que carecían de artillería, por lo que se decidió el avance de la 2nd South African Division (2ª División Sudafricana) bajo el mando del Brigadier General Wilfrid Malleson, quien no contaba con una vasta experiencia de combate, dado que solo había servido como ayudante en el Estado Mayor del Mariscal Lord Kitchener y de haber participado en la misión militar para modernizar al ejército del Emir de Afganistán antes del inicio de la guerra. Además a la ofensiva se sumaron la 1ª East African Brigade (1ª Bridada del Esta Africano, compuesta por nativos y una brigada de Artillería India., por lo que el número de fuerzas ascendió a 6.000.

Sin dudas los informes de la inteligencia británica eran decididamente erróneos, la colina de Salaita estaba defendida por 1.300 hombres y varias piezas de artillería, bajo el mando del Mayor Georg Kraut, además seis compañías de Schutztruppen, unos 1.000 en total, se encontraban dispersas en puestos cercanos.

El asalto aliado comenzó en la mañana del 12 de Febrero de 1916, cuando cuatro piezas de artillería rescatadas del buque hundido HMS Pegasus abrieron fuego contra las posiciones alemanas, sin embargo solo bombardearon las trincheras secundarias de la cima de la colina, sin afectar a las principales que se encontraban en la pendiente, alertando a los defensores. Dos horas después, cuando las fuerzas del Brigadier General Malleson se acercaron a unos 2.000 metros (6.600 pies), las baterías alemanas abrieron fuego, produciendo una gran confusión.

El Brigadier General Peter Beves desplegó a su 2nd South African Division (2ª División Sudafricana) siendo la punta de lanza del ataque el 7th South African Infantry Regiment del Teniente Coronel John Freeth, mientras que su flanco izquierdo era cubierto por el 5th del Teniente Coronel John Byron y el derecho por el 6th, del también Teniente Coronel G. Molyneux. La formación adoptada fue de asalto de escaramuza.

SI bien en un principio lograron romper las primeras líneas defensivas, fueron frenados por el fuego de los nidos de ametralladoras ubicados estratégicamente, por lo que debieron retirarse sufriendo un importante número de bajas. Mientras realizaban este movimiento fueron atacados en un flanco, por una columna de relevo al mando del Hauptmann (capitán) Peter Schultz, proveniente de los alrededores de la ciudad de Taveta. La retirada continúo hacia el norte en dirección a Serengeti ya en territorio de la Britsh East Africa (África Oriental Británica).

La derrota de las fuerzas aliadas se debieron a varios factores, que iban desde el erróneo cálculo de la inteligencia sobre el número de tropas enemigas, la falta de experiencia del Brigadier General Malleson y la tensión racial, sobretodo entre los miembros del 6th South African Infantry Regiment, compuesto en su mayoría por boérs (descendientes de colonos holandeses establecidos en África del Sur, antes de la colonización británica) que llamaban despectivamente “peones” a los indios del 130th Baluchis, que sin embargo mientras los sudafricanos se retiraban perseguidos por los duros Askaris, estos fueron los últimos en resistir logrando capturar una ametralladora.

Hacia el final de la batalla las bajas aliadas entre muertos, heridos y desaparecidos, fueron de 172 (138 sudafricanos) mientras que la de los alemanes fueron mínimas.

1909889_1684691121748555_4906105841343932408_n

Plano de la batalla.
12795252_1684691451748522_8352394612367790330_n
Soldados askaris y un oficial alemán a cargo de una ametralladora, defendiéndose del ataque de los sudafricanos.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 12 febrero, 2016 en 1916

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: