RSS

18 de Febrero de 1916 – Final de la Campaña de Camerún

18 Feb

Final de la Campaña de Camerún

El 01 de Enero de 1916, las fuerzas coloniales británicas del Coronel Edmund Georges, capturaron la ciudad de Yaundé, capital de la colonia alemana de Kamerun, (Camerún), en el centro-oeste del continente africano, mientras que el Gobernador Karl Ebermaier, funcionarios civiles y el resto de las llamadas Schutztruppen (Policía Colonial Militarizada) se retiraban ingresando al territorio de la neutral posición española de Río Muni. Por lo consiguiente, la fortaleza de Mora, ubicada al extremo norte era el punto de resistencia que aún quedaba en poder de los alemanes.

El fuerte de Mora, a unas 100 millas al sur del lago Chad, cerca de la frontera occidental con la Nigeria británica, estaba custodiada desde principios de Agosto de 1914, por una compañía de Schutztruppen, bajo el mando del capitán Ernst von Raben, en total contaba en un principio con 14 soldados europeos y 125 Askaris (nativos) hábiles en los combates. A los pocos días consiguió reclutar a 65 hombres más. El 13 de agosto, decidió trasladar la guarnición de la fortaleza en la llanura a las posiciones construidas sobre la ladera de Moraberg (Montaña Mora). Desde allí contaba con una excelente visual del terreno circundante, además de tener una importante reserva de agua a unos 1.700 pies de altura la llanura. Además las laderas eran sumamente empinadas y de difícil acceso.

El 26 de Agosto, una columna de nativos procedentes de la Nigeria Británica, bajo el mando del Capitán Roberto Fox, ocuparon la cercana aldea de Sava, al pie de la montaña, sumándose poco después una compañía de 16 soldados procedentes de la Afrique Équatoriale Française (África Ecuatorial Francesa) bajo el mando del Capitán Michel Ferrandi, logrando de esta manera cortar las líneas de comunicación entre las posiciones enemigas más importantes del norte de la colonia, Mora y Garua.

En la noche siguiente, un ataque lanzado por los aliados, fracaso ante el duro contraataque alemán, que los obligo a refugiarse nuevamente en Sava. Hacia Octubre de ese año, ambos bandos fueron reforzados, los alemanes, con las unidades que se retiraron luego de la derrota en la Batalla de Kusseri bajo el mando del Teniente Siegfried Kallmeyer, mientras que para los aliados arribaron 300 franceses del Teniente Coronel Jacques Brisset, además de ametralladoras y piezas de artillería de la cercana Nigeria.

Durante todo Octubre y Noviembre, los ataques aliados fracasaron contra las posiciones alemanas, sin embargo la situación de estos comenzaba a complicarse dado que comenzaban a escasear los suministros, como así también los pertrechos militares, aunque los intrépidos Askaris se las ingeniaban arrebatándoles a los caídos enemigos, las municiones y armas.

Al igual que en el Frente Occidental, durante los días 24 y 25, hubo una tregua acordada por los capitanes von Raben y Fox, que aprovecharon para intercambiar de manera caballeresca obsequios, situación que se repitió el día 01 de Enero de 1915, aunque los franceses no respetaron la tregua y continuaron bombardeando las pociones alemanas.

Desde Enero hasta Abril, los defensores sufrieron la escasez de agua, mientras que las raciones de comida se achicaban con el correr de las semanas, sin embargo con la llegada de las primeras lluvias, hizo fracasar la estrategia aliada de someter al enemigo a la sed, por lo que los Oficiales debieron organizar nuevos asaltos.

Sin embargo en Junio de ese año, cayó la fortaleza de Garúa, por lo que el cerco se estrechó aún más, aunque hacia la primavera los ataques fueron menos crecientes, dado que la prioridad era ocupar el centro-sur de la colonia. Ante esto, el Capitán Von Raben, ofreció la libertad a los Askaris para que escaparan, sin embargo en una verdadera muestra de lealtad se negaron de manera terminante. A los pocos días el Sargento Batinga junto a 13 nativos realizó una exitosa incursión nocturna, logrando incendiar el campamento británico en Sava. Estas acciones, permitieron a la guarnición abastecerse de alimentos, armas y municiones para seguir resistiendo.

El 6 de agosto, las fuerzas francesas intentaron tomar el pueblo de Kilwe, que pertenecía a una tribu que apoyaba a los alemanes. Es por ello que una pequeña fuerza bajo el mando de los sargentos Weissenberger y Steffens contra-atacaron, matando a un soldado y empujando el resto de vuelta a sus líneas. Dejaron una docena de soldados en el pueblo para evitar otro ataque. El 1 de septiembre, los aliados llevaron grandes piezas de artillería, reanudando el bombardeo de las posiciones en las laderas de la montaña. Al día siguiente, 42 soldados franceses atacaron de nuevo Kilwe y fueron rechazados, dejando siete muertos.

Estos fracasos llevaron a que el General Sir Frederick Hugh Cunliffe, comandante en jefe de las fuerzas franco-británicas en el norte de Camerún, comenzara a presionar por mayores esfuerzos para derrotar a los alemanes en el Moraberg. El 7 de septiembre la artillería aliada había iniciado un intenso bombardeo concentrándose en los puestos de avanzada más al norte, que estaban bajo el mando del teniente Kallmeyer. El mismo continuó durante toda la noche, seguido de un asalto de la infantería británica en la mañana. Sin embargo se desmoronó bajo el fuego encadenado de los defensores, por lo que el saldo fue de un capitán británico y 15 soldados africanos muertos y 5 alemanes heridos. Dos intentos de asalto se llevaron a cabo en la noche, pero se derrumbó en la confusión cuando las tropas se perdieron en la oscuridad. Después de esta serie de asaltos fallidos, el General Sir Cunliffe eligió reducir el tamaño y la frecuencia de los ataques de infantería para incrementar el bombardeo de la artillería sobre las posiciones enemigas.

Pese a los éxitos, la guarnición alemana, a cargo provisoriamente del Teniente Kallmeyer, dado que el Capitán Von Raben había sido herido en la cabeza y guardaba reposo, comenzaba a tener problemas con los alimentos, que se incrementaron aún más, el 08 de Diciembre, cuando una partida de soldados nativos británicos incendiaron el pequeño poblado de Wudume, que abastecía con suministros a los defensores.
La caída de Yaundé, a principios de Enero de 1916, debilitaba aún más la posición alemana en Camerún, el día 19 de ese mes, una columna anglo-francesa tomo la población de Ebolowa.

A principios de Febrero de 1916, las reservas de alimentos de la guarnición alemana, se habían terminado, a diferencia de la de municiones que eran abundantes (37.000 cartuchos), finalmente el día 15, el Capitán Von Raben, nuevamente al mando, recibio una carta del General Cunliffe, en la cual ofrecía liberar el camino a los Askaris para que pudiesen retornar a sus poblados, mientras que los europeos serían llevados a Gran Bretaña. Además le informaba que las autoridades coloniales habían abandonado el territorio hacia la colonia española de Río Muni. Ante esto y darse cuenta de su situación era grave, y que cualquier resistencia sería inútil, el comandante alemán acordó capitular, pidiendo que los británicos, además de un paso seguro, le entregaran £ 2.000 para pagar a los soldados nativos, petición que fue aceptada. Finalmente en la mañana del 18 de Febrero de 1916, luego de un sitio de 1 año, 5 meses, 3 semanas y dos días, la guarnición alemana de Mora capituló, sus bajas finales de un total de 204 hombres habían sido de 27 muertos, 45 heridos y 10 capturados con anticipación.
Con este hecho, finalizaba la Campaña de Camerún, los anglo-británicos lograban el control de una de las colonias más importantes en continente africano con las que contaba el Imperio Alemán.

10628104_1688370301380637_8495408383364028906_n

Mapa de la ubicación de Mora y sus alrededores.
12931059_1688370534713947_3523084614867468713_n
Fotografía de la Montaña donde los alemanes se habían atrincherado.
12592578_1688370511380616_4578065594997082078_n
Fotografía publicada por el periódico Daily Telegraph en la que muestra el momento de la capitulación del Capitán Ernst Von Raben ante el General Sir Frederick Hugh Cunliffe y demás oficiales británicos y franceses.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 18 febrero, 2016 en 1916

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: