RSS

24 de Febrero de 1916 – La Duma y el Zar

24 Feb

La Duma y el Zar

El 06 de Agosto de 1905, el Primer Ministro ruso Sergei Witte, un moderado reformista, que había sido designado por el Zar Nicolás II, para gestionar las negociaciones de paz con el Imperio de Japón, emitió un manifiesto sobre la convocatoria a la Duma, cuerpo legislativo que en un principio solamente tendría un carácter consultivo.

Sin embargo, en el llamado Manifiesto de Octubre, el zar se comprometió a introducir otras libertades civiles, para proporcionar una amplia participación y dotar a la Duma con facultades legislativas y de control. Esta representaría a la cámara baja del parlamento, mientras que el Consejo de Estado de la Rusia Imperial la cámara alta. Empero, Nicolás II, estaba decidido a retener su poder autocrático, ya que el 23 de Abril de 1906 emitió una serie de leyes fundamentales que le otorgaron el título de autócrata supremo.

Si bien ninguna ley podía ser aprobada con el consentimiento de la Duma, esta tampoco podía hacerlo sin la del Consejo de Estado de la Rusia Imperial formado por aristócratas y terratenientes partidarios de la monarquía, mientras que el zar conservaba el poder de veto. Las leyes estipulaban que los ministros no podían ser nombrados por la Duma, y por lo tanto no eran responsables ante ella, negando así un gobierno responsable en el nivel ejecutivo. Por otra parte, el zar tenía el poder de disolver la Duma y anunciar nuevas elecciones cuando quisiera; el artículo 87 le permitió emitir leyes temporales (de emergencia) mediante decretos.

El 27 de Abril de ese mismo año, abrió sesiones, siendo los Kadets, o demócratas constitucionales de orientación liberal moderada, con 180 representantes la mayoría sobre un total de 500 gracias a su importante presencia urbana, seguidos por los Laboristas, de centroizquierda con alrededor de 100, mientras que varios núcleos de conservadores, incluyendo los “Octubristas” alcanzaban los 45, mientras que el resto eran independientes. Por su parte, la izquierda radical, representada por el Partido Social-Revolucionario había boicoteado las elecciones.

La Duma se desarrolló entre abril y junio de 1906, con poco éxito. El zar y su nuevo Primer Ministro el conservador y leal Ivan Goremykin estaban dispuestos a mantener a raya su poder de acción, y renuente a compartir el poder; por el contrario, los representantes quería la reforma permanente, incluida la electoral, y la más prominente, la agraria. Finalmente el 08 de Julio de ese mismo año, Nicolás II, la disuelve el mismo día en que asume como Primer Ministro Pyotr Stolypin. Ante la frustración, un grupo de Kadets, bajo el liderazgo de Paul Miliukov abandonaron Sna Petersburgo y se instalaron en Vyborg en el cercano territorio finlandés que pertenecía a Rusia, donde luego de deliberar, emitieron un llamamiento a la desobediencia civil, que no tuvo mayor repercusión en la sociedad, lo que permitió al gobierno la exclusión de sus firmantes en las próximas elecciones.

El 20 de Febrero de 1907, abrió sesiones nuevamente la Duma, en la que esta vez, los partidos de izquierda, como las dos escisiones del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia, o sea mencheviqies y bolcheviqies como los social-revolucionarios participaron de las elecciones logrando algunos escaños, por su parte los Kadets que pudieron sortear la proscripción perdieron terreno.

Sin embargo, la relación de trabajo entre el cuerpo y el duro Stolypin fue muy conflictiva, sobre todo en lo que hacía a la confiscación y reparto de tierras, finalmente el 01 de Junio, el Primer Ministro acusó a las dos fracciones socialdemócratas de organizar un levantamiento armado exigiendo además la exclusión de 55 representantes social-revolucionarios. Sin embargo el cuerpo rechazó la petición, por lo que la respuesta llegó el 03 de Junio, con la disolución mediante un ukase (decreto imperial).

Sin embargo el Zar no estaba dispuesto a abolirla por lo que mediante leyes fundamentales y con el asesoramiento de su Primer Ministro reformó la Ley Electoral, dando así más poder a los propietarios rurales y urbanos que lo apoyaban, en detrimento de las clases bajas.
Esta maniobra llevó a que la “Tercera Duma” estuviese dominada, por la pequeña nobleza, terratenientes y hombres de negocios, logrando el Partido Octubrista un tercio de los representantes, lo cual logró una mayor cooperación con el Gobierno Imperial, lo cual permitió la aprobación de aproximadamente 2.500 proyectos de ley. Conocida también como “La Duma de los señores y lacayos” apoyó una mejora de las capacidades militares de Rusia, los planes de Stolypin para la reforma agraria y medidas básicas de bienestar social, aunque también lo hizo con leyes más regresivas como una mayor “rusificación” de Finlandia.

En Septiembre de 1911, el Primer Ministro fue asesinado por un radical anarquista, siendo reemplazado por el Ministro de Finanzas, Conde Vladimir Kokovtsov, quien logró gracias al apoyo de los representantes equilibrar el presupuesto y orientar el gasto hacia fines productivos. Finalmente a inicios de 1912, luego de cinco años de funcionamiento, cesó en sus actividades, aunque fueron convocadas nuevas elecciones.
La elección de la “Cuarta Duma”, permitió en 1912, el ingreso de representantes de más partidos, sobresaliendo el social-revolucionario Alexander Kerensky, como así también la presencia de un bolchevique, Roman Malinovsky (aunque en realidad era un agente de inteligencia de la Okhrana, la policía secreta del zarismo). En Marzo de 1913, el Presidente del Cuerpo, el “octubrista” Alexander Guchkov, encargó una investigación contra el monje Gregori Rasputin, que ejercía gran influencia sobre la familia imperial, acusado de pertenecer a una secta que iba contra los preceptos del cristianismo ortodoxo.

En vísperas de la guerra, con Goremykin una vez más en el cargo de Primer Ministro, los cruces entre la Duma y el Gobierno Imperial continuaban, sin que lograse establecerse un claro ganador. El 01 de Julio de 1914, mientras que el mundo aún no salía de la sorpresa por el Atentado de Sarajevo, Nicolás II “sugirió” que el cuerpo legislativo redujera sus funciones y solamente tuviese un carácter consultivo. En el mes de Agosto, las autoridades legislativas decidieron ofrecer su propia disolución durante la duración de la guerra. Sin embargo sus antiguos miembros mostraban un descontento creciente, con la injerencia zarista en las cuestiones militares, por lo que exigieron en Agosto de 1915, su reincorporación, sin embargo Nicolás II se negó. Al mes septiembre, partió al frente para asumir personalmente el mando del ejército, dejando a su esposa Alexandra a cargo de los asuntos de gobierno.

Esto llevó a que los miembros de los partidos cooperantes con el Gobierno a formar, el Bloque Progresivo, dado que temían la influencia que ejercía el monje Rasputín sobre la Zarina. Sus miedos no eran infundados, ya que el 01 de Febrero un cansado Goremykin, fue reemplazado por Boris Stürmer, un funcionario de origen alemán báltico que pertenecía al círculo íntimo del influyente religioso. Sin embargo sorprendentemente, el 24 de Febrero de 1916, reabrió las sesiones de la Duma en el Palacio Táuride con la presencia del mismísimo Zar, aunque en su discurso inaugural expreso que por el momento era imposible llevar adelante reformas de carácter constitucional por lo que se ganó el silbido de los representantes más radicales.

En horas de la tarde, cuando un ofuscado Nicolás II, ya se había retirado, el Ministro de Asuntos Exteriores Sergei Sazonov, pronuncio un enérgico discurso en el cual arengaba a todos los presentes a apoyar el esfuerzo de guerra y confiar no solo en el Gobierno, sino en los aliados, para lograr la paz y la derrota definitiva de las Potencias Centrales.

Si bien la reapertura de la Duma había sido sugerida por los diplomáticos aliados, las intenciones del Zar de no ceder poder, no hacía más que enfervorizar a los más radicales, aunque debido al transcurso de la guerra aún representaban una posición minoritaria, aunque ahora, de manera restringida, tendrían un sitio donde expresarse de manera pública.

12928225_1692695747614759_4768356978694807988_n

Ceremonia de reapertura de la Duma, con la presencia del Zar Nicolás II.
12417894_1692696604281340_661237812941168376_n
Publicación del periódico londinense Daily Telegraph, sobre el discurso del Ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Sazonov ante los reincorporados representantes.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 24 febrero, 2016 en 1916

 

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: