RSS

08 de Marzo de 1916 – Sitio de Kut Al-Amarra. La Batalla de Dujaila

08 Mar

Sitio de Kut Al-Amarra. La Batalla de Dujaila

El 21 de Enero de 1916, el llamado Tigris Corps (Cuerpo del Tigris) compuesto por fuerzas británicas e indias, bajo el mando del Teniente General Sir Fenton Aymler había fracasado en romper las líneas otomanas en el llamado Paso de Hanna, por lo que el sitio de la 6º División (Ponna) del Teniente Sir Charles Townshend en la ciudad de Kut Al-Amarra en un recodo del Río Tigris, continuaba.

Ante estos contratiempos, a lo largo de Febrero, las unidades del Tigris Corps se reacondiciono a la espera de refuerzos, que pese a las promesas, recién a finales del mes comenzaron arribar los primeros batallones de la 13th (Western) Division procedentes del Protectorado de Egipto, luego de haber participado en la Campaña de Gallipoli.

AL mismo tiempo la posición en Kut era cada vez más desesperada. Se estimaron que las reservas de alimentos solo durarían hasta mediados de Abril, incluso con el descubrimiento de un almacén adicional de grano a finales de enero. Además otra cuestión desfavorable era la climática, ya que la última oportunidad del Tigirs Corps de avanzar era hasta mediados del mes de Marzo. Ya que luego, el deshielo de primavera estaría en su apogeo, lo que en combinación con la próxima temporada de lluvias, convertiría a las áreas a lo largo de las orillas del Tigris en un pantano inundado.

Otra situación era que la moral estaba muy alicaída, además existía una tirantez constante entre las unidades británicas e indias. Para tratar de amainar el problema, se decidió unir a los sobrevivientes de los diversos batallones en nuevas unidades para alcanzar el número preestablecido. Además los refuerzos que iban llegando formaban unidades provisorias, como por ejemplo, los escoceses del Highland Battalion (sobrevivientes del 1st Black Watch y 1st Seaforth Highlanders), Norsets (reemplazos del 2nd Norfolk and 2nd Dorset Regiments en Kut), Batallón Compuesto Dogra (37th Dogras and 41st Dogras) y los Batallones “Territoriales” (remanentes del 1/5th Buffs (East Kent Regiment) y 1/4th Hampshire).

A estas penurias se suma el problema del abastecimiento, dado que en la región no había ni carreteras ni líneas ferroviarias, por lo que los suministros desembarcados en el Puerto de Basra eran trasladados por mulas y camellos resultando ser sumamente lento. Además para esa época del año, la escasa profundidad del Tigris impedía el transporte fluvial por parte de navíos de gran calado, por lo que solo navegaban unas pocas barcazas que transportaban una exigua carga.

En base a la concentración de tropas otomanas en las defensas del Paso de Hanna, el mando británico se vio inmerso en la tarea de encontrar un camino alterno para poder avanzar hacia Kut. Una opción era sobre la orilla izquierda del Tigris, lo que significaría “pivotear” alrededor de las defensas otomanas, para marchar al menos 30 millas a través del desierto. Luego, basándose en Shatt al-Hayy para sus comunicaciones, la fuerza podría romper las líneas otomanas y establecer vínculos con la guarnición sitiada. La otra opción era seguir el curso del río aunque marchando por la orilla derecha, aunque significaba enfrentarse con las líneas defensivas otomanas en los alrededores de la depresión de Dujaila.

No dispuesto a dejar el Tigris, que significaba para sus fuerzas una línea sencilla de comunicación a Basra, el Teniente General Sir Aylmer tomó la decisión de intentar un avance a lo largo de la orilla derecha. Al igual que la izquierda, el terreno era en su mayoría desprovisto de lugares donde cubrirse. Las unidades otomanos, con oficiales alemanes actuando de asesores, se habían convertido en expertos en el camuflaje de sus posiciones, por lo que es difícil para las unidades británicas e indias marchar sin sufrir pérdidas.

Además, los ingenieros estaban construyendo un reducto defensivo en sus posiciones de Dujaila, dado que no había manera de cubrir un movimiento a través del río sin pasar por allí. Ante esto Sir Aymer junto a su Staff planifican un asalto nocturno con la mayor parte de sus fuerzas, mientras que un pequeño destacamento permanecería en la orilla izquierda con el objetivo de desviar la atención del enemigo. Sin embargo, antes de ponerlo en práctica necesitaba la aprobación de sus superior, el recientemente designado comandante de la IEFD – Indian Expeditionary Force D (Fuerza Expedicionaria India D), Teniente General Sir Percy Lake, quien había perdido su fe, llegando al punto de nombrarle como Jefe de Estado Mayor del Tigris Corp al Mayor General George Gorringe, hombre de su entera confianza.

Para mayor incertidumbre, Sir Aymler, era cuestionado por sus subordinados, a tal punto que no informo de manera detallada a sus dos comandantes de división, el Mayor General Henry D’Urban Kearny, quien estaba a cargo de la 3rd (Lahore) Division y el Mayor General Sir George Younghusband, de la 7th (Meerut) Division. El primero, estaría a cargo de una de las tres columnas establecidas por el plan, mientras que las otras dos, estarían bajo el mando del Major-General George Kemball quien estaba a cargo de una de las brigadas. Esta decisión se basaba en que Sir Aymler confiaba en que este oficial era mucho más enérgico que su superior Sir Younghusband, quien mandaría el destacamento de distracción en la orilla izquierda, esto se debe a que había sido partidario del plan de flanqueo por el desierto para evitar las defensas otomanas.

Al igual que los anglo-indios, las unidades del VIº Ejército Otomano habían estirado al máximo las líneas de logística. La falta de cualquier tipo de la infraestructura industrial (p. ej. el camino pavimentado capaz de transporte militar o ferrocarriles) hizo que fuese sumamente dificultoso recibir refuerzos. Su único factor a favor era el “tiempo”, dado que pese a las dificultades aún podían recibir suministros procedentes de Bagdad. Desde la experiencia en Gallipolí, los otomanos se habían convertidos en expertos en relación a la guerra de trincheras, por lo que su comandante en jefe, el anciano pero sumamente hábil Mariscal de Campo alemán, Barón Colmar von der Goltz, junto al Miralay Khalil Pasha habían ordenado la construcción de posiciones defensivas alrededor de Kut para tener sitiadas a las fuerzas del Teniente Sir Townshend a la vez que erigían varias posiciones en el paso de Hanna y Sanniyat sobre la orilla izquierda del Tigris y en Dujaila sobre la derecha.

La actitud pasiva del comandante de la guarnición de Kut, le permitió al Barón Von der Goltz trasladar un mayor número de tropas hacia el sur, En total, el Sexto Ejército Otomano pudo reunir unos 25.000 hombres, 1.200 de caballería, y 80 piezas de artillería. Con la pasividad del Teniente Sir Townshend, mando germano-otomano era capaz de mover el grueso de sus fuerzas, dejando sólo unos 2.000 hombres para mantener el sitio en sí. La disposición de las mismas consistía en la orilla izquierda el Paso de Hanna era resguardado por las divisiones 52ª y 38ª, con parte de la 35ª, mientras que 8.500 infantes 1.500 jinetes y 32 piezas de artillería, pertenecientes a la 2ª división y al resto de la 35ª, defenderían la orilla derecha con epicentro en el reducto de Dujaila.

Para llevar a cabo su plan, el Teniente General Sir Aymer, dividió a sus fuerzas que constaban de casi 19.000 infantes, 1268 jinetes y 68 piezas de artillería, en tres columnas, la A y B, bajo el mando del Mayor General Kemball, mientras que la C, comandada por el Mayor General Kearny actuaría en la reserva. En la noche del 7 de marzo 1916, toda la fuerza comenzó a cruzar el río en preparación para la marcha nocturna al reducto Dujualia. Al carecer de las características del terreno real para ayudar a la navegación nocturna, cada columna habría navegar por la brújula, comprobando su progreso contando los pasos, con tacómetros para bicicletas y bastones.

Sin embargo con la oscuridad llegaron las confusiones, las columnas A y B se separaron perdiendo contacto entre sí, reduciendo la marcha del avance, por su parte la artillería pudo llegar a las posiciones asignadas con una hora y media de retraso. Sin embargo, los elementos de asalto de las Columnas A y B estaban en la posición justo antes del alba Del 8 de marzo de 1916. . La vanguardia del 26th Punjabíes (Parte de la 36ª Brigada India de la Columna A) avanzó, entrando en la posición Dujalia para encontrarla ocupada sólo por un puñado de soldados sorprendidos en su confianza. Lo cual sorprendió al Mayor General Kemball, quien sin embargo ordenó a sus unidades esperar hasta la Hora-H, para lanzar el asalto, por lo que ordenó a los Punjabíes retirarse. Tres horas pasarían para que volviese a ordenar el asalto al Reducto.
Esta acción dio por tierra con el efecto sorpresa, dando tiempo al Barón Von der Goltz, trasladar a la 52ª División desde la orilla izquierda para reforzar a las unidades en la derecha que ya estaban en estado de alerta. Por el contrario muchas unidades anglo-indias aún no habían logrado ocupar las posiciones asignadas. Solo la 37ª Brigada lo había logrado en las primeras horas del día, participando en la marcha, el teniente General Sir Aymler, el Mayor General Kearny y el Mayor General Gorringe. Pese a estar frente a una brecha entre las líneas otomanas, estos oficiales obligaron a permanecer hasta el horario pre asignado en el plan que era las 7:15 hs. sin embargo el avance se inicio más tarde.

El fuego de la artillería anglo-india comenzó a las 07:00 hs., por lo que el factor sorpresa desapareció por completo, por lo que durante toda la jornada, los sucesivos ataques de la infantería fueron repelidos con fuertes bajas a causa del fuego de ametralladoras y baterías de cañones de campaña de las posiciones otomanas. Pese a todo esto, en hora de la tarde una vez más una brecha había sido encontrada ya que unidades del 59th Scinde Rifles (Fuerzas de Frontera) y el 1st Manchester Regiment de la 8th (Jullundur) Brigade lograron capturar las dos primeras líneas de trincheras del Reducto, sin embargo sin la presencia de refuerzos, el éxito no pudo ser explotado, además lentamente los batallones otomanos contraatacaron a la bayoneta calada y con granadas de mano, por lo que los anglo-indios se vieron obligados a retirarse en las primeras horas de la noche. Prueba de la fuerte lucha, fue que de 2.301 miembros de la 8th (Jullundur) Brigade, más de la mitad se encontraba fuera de combate.

Hacia la noche, las fuerzas del Tigris Corps perdieron una posición clave a unas 8.000 yardas de Dujaila, por lo que al constatar que los contraataques del enemigo habían finalizado, el Teniente Sir Aymler dio órdenes de retroceder sobre la orilla el río, por lo que la batalla llegaba a su final.

Las bajas anglo-indias alcanzaban las 3.500 entre muertos y heridos, por su parte los otomanos habían sufrido 1.290. Esta derrota alejaba la posibilidad de levantar el cerco alrededor de Kut-Al Amarra, por lo que la guarnición parecía condenada a perecer o rendirse en un corto plazo.

13102770_1698147433736257_8742782913940048462_n

Plano de la Batalla de Dujaila.
13096270_1698152820402385_6526796896830296416_n
Artillería de campaña Punjabi, al servicio de los británicos.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 8 marzo, 2016 en 1916

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: