RSS

15 de Marzo de 1916 – Final de la Quinta Batalla del Isonzo

15 Mar

Final de la Quinta Batalla del Isonzo

El 09 de Marzo de 1916, la artillería italiana abrió fuego sobre las posiciones austro-húngaras a lo largo del valle del Río Isonzo, era el inicio del ataque planificado de manera precipitada por el General Luigi Cadorna, comandante en Jefe del Regio Esercito (Ejército Real), en respuesta a la promesa realizada en la Conferencia de Chantilly en Noviembre de 1915 al General Joseph Joffre que en caso de ataque enemigo, los aliados debían avanzar en sus propios frentes.

Pese a la masividad, el bombardeo no logro el efecto deseado, por lo que el asalto de la infantería del día 13 de Marzo encontró a las fuerzas del Barón Svetozar Boroevic von Bojna bien atrincheradas. En el norte, frente a la cabeza de puente de la ciudad de Tolmin, las unidades del 2º Ejército del General Pietro Frugoni no pudieron avanzar ni un metro. Al sur, el 3º Ejército del Príncipe Emmanuelle Filiberto, Duque de Aosta, avanzó sobre el Monte San Martino, sin embargo debieron replegarse ante un importante contraataque de un regimiento compuesto por veteranos húngaros.

Al día siguiente, la infantería italiana vuelve al ataque, sin embargo al ser conducidos torpemente por los oficiales, no obtienen ninguna ganancia territorial, dado que sufren una vez más un violento contraataque enemigo. Sin dudas el Monte Calvario, el Sabotino, y la línea defensiva construida entre el Sei Busi y la ciudad costera de Monfalcone han demostrado ser impenetrables. La estrategia defensiva del Barón von Bojna ha demostrado ser sumamente efectiva ante un enemigo carente de una estrategia totalmente diferente.

Pese a estos fracasos, y al hecho que el General Cadorna había dejado que sus subalternos desarrollaran sus avances, en la mañana del 15 de Marzo de 1916, nuevos ataques de la infantería se suceden cuesta arriba, siendo una vez más rechazados. Finalmente ante la inutilidad de estas acciones, la batalla llega a su final, con un resultado indeciso. Las bajas italianas alcanzan las 1.882 entre muertos, heridos y desaparecidos, por su parte las austro-húngaras las 1.985.

Una vez más la incompetencia del Alto Mando del Regio Esercito había desperdiciado una importante cantidad de hombres y recursos sin obtener ningún tipo de ganancia territorial frente a un enemigo inferior en número, pero mejor atrincherado.

13138748_1700613373489663_6346553351013706391_n
Poblado de San Martino en las faldas del Monte del mismo nombre, luego de la batalla.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 15 marzo, 2016 en 1916

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: