RSS

1 de Abril de 1916 – ¿Invasión a los Países Bajos?

01 Abr

¿Invasión a los Países Bajos?

Pese a que el boceto del plan del Conde Alfred von Schlieffen contemplaba la invasión del Reino de Holanda, el mismo Káiser Wilhem II, ordenó que fuese modificado para evitar enemistarse con la Casa Reinante de Orange con la cual compartía algún grado de parentesco. Es por ello que al iniciarse la guerra a finales de Julio y principio de Agosto de 1914, el Primer Ministro Pieter Cort van der Linden con el acuerdo de la Reina Wihelmina proclamo la neutralidad.

Pese a que su potencial naval se había perdido con el correr de los años, los Países Bajos continuaban siendo una nación de suma importancia comercial, siendo el Puerto de Rotterdam el principal de ingreso de productos a todo el continente europeo, siendo una de las principales causas del respeto a su status de neutralidad.

La misma fue puesta a prueba durante la lucha en el vecino Reino de Bélgica, donde civiles y soldados aliados huían siendo internados en campos especiales. Al lograr los alemanes controlar gran parte del territorio, los Países Bajos quedaban prácticamente rodeados, por lo que el germanófilo Primer Ministro Van der Linden decidió reafirmar la neutralidad rechazando varias propuestas de apoyo hechas principalmente por el Imperio Británico.

En respuesta el Gobierno Alemán priorizo mantener buenas relaciones, por lo que el Ministro de Asuntos Exteriores Gotlieb von Jagow decidió designar como embajador en La Haya al hábil diplomático de carrera Richard von Kühlmann, quien consiente del rechazo de la mayor parte de la población contra la guerra de Alemania, puso en marcha el Hilfstelle, un plan de propaganda para complacer los históricos sentimientos anti-británicos imperantes en el país. Utilizando pasquines pagados con suculentos fondos secretos para desmentir mediante noticias sensacionalistas y exageradas, lo que publicaban los medios libres sobre los acontecimientos bélicos.

Las acciones de Von Kühlmann son carentes de escrúpulos, ya que por ejemplo en Febrero de 1915, logra la deposición del Ministro de Finanzas Marie Willem Frederik Treub partidario de los aliados, al revelarle mediante intermediarios a la misma Reina Wilhelmina la identidad de su amante.

Sin embargo diferentes acciones bélicas generaban cortocircuitos en las relaciones, como por ejemplo cuando en Noviembre de 1915, un U-Boat encalla en la costa holandesa y la tripulación es internada por las autoridades policiales, lo cual genera las protestas formales del diplomático, mientras que financia artículos de opinión que piden la liberación en diferentes medios de publicación. Otro hecho, fue el 2 de febrero de 1916, cuando el Zeppelin L-19 perdió el rumbo y al sobrevolar a la deriva sobre el espacio aéreo holandés, donde fue atacado por el fuego antiaéreo y se estrelló en el mar.

Sin embargo, el peor incidente fue el 16 de Marzo de 1916, cuando el mercante SS Tubantia perteneciente a la Koninklijke Hollandsche Lloyd fue torpedeado por el U-Boat SM UB-13 del Oberleutnant zur See Arthur Metz, mientras se encontraba anclado y totalmente iluminado para evitar ser confundido. De inmediato la Wolffs Telegraphisches Bureau, la oficina de prensa internacional solventada por el estado alemán de inmediato informó que el incidente había sido a causa de una mina británica, versión que contradecía la de los pasajeros y miembros de la tripulación que todos habían sobrevivido. Por su parte los diarios alemanes informan que ha sido un torpedo británico el causante, sin embargo las investigaciones desarrolladas demuestran lo contrario.

Para tratar de salir airoso de la situación, el embajador Von Kühlmann junto a sus agentes, decide hacer correr un aterrador rumor, informado a sus superiores, siendo el propio Ministro von Jagow el encargado de esparcirlo al reunirse el 01 de Abril de 1916, en Berlín con el embajador holandés Barón Willem Alexander Gevers, a quien le comenta que los británicos están preparando un asalto anfibio contra la provincia de Zeeland en la frontera sur con la Bélgica ocupada. Una “prueba clave” es un telegrama del Barón Hilmar von dem Bussche-Haddenhausen embajador en el Reino de Rumania, quien alega haber escuchado del plan de invasión del personal diplomático francés y ruso.

Ante esto el Ministro advierte al embajador holandés que el Imperio Alemán se vería obligado a intervenir si los británicos tomaban Zeeland dado que se vería amenazada la crucial vía marítima del Puerto de Amberes. De inmediato, el Barón Gevers informa a su superior el Ministro John Loudon quien envía un telegrama al embajador en Londres, para que realice las consultas pertinentes. Pese a que desde el inicio de la guerra, el ejército holandés ha movilizado a 200.000 hombres, de los cuales 10.000 protegen el área de la teórica “invasión”, el Gobierno decide ese mismo día emitir un nuevo estado de alerta.

Pese a tratarse de un rumor malicioso, la paranoia de los diferentes gobiernos beligerantes o neutrales generan todo tipo de especulaciones.

 13237838_1708646732686327_4853198851283627277_n
Mapa de la Provincia holandesa de Zeeland, sitio donde se produciría la teórica invasión británica.
13237823_1708647356019598_6695046861577790466_n
Buque holandés SS Tubantia hundido por el U-Boat SM UB-13.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 1 abril, 2016 en 1916

 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: