RSS

17 de Abril de 1916 – Final de la Batalla de Sint Elooi

17 Abr

Final de la Batalla de Sint Elooi

En la madrugada del 27 de Marzo de 1916, varias minas subterráneas explotaron debajo de la tierra de nadie y en las trincheras alemanas en los cráteres que se encontraban en los alrededores de la población de Sint Elooi (también conocida como Saint Eloi) en la región de Flandes belga a pocos kilómetros de la ciudad de Ypres, donde en 1914 había tenido lugar una de las más célebres batallas desde el inicio de la guerra.

Gracias al efecto sorpresa las experimentadas fuerzas británicas lograron avanzar hasta la tercera línea de trincheras enemiga, asesinando o capturando a los aún aturdidos defensores. Pese al éxito de la primera jornada, los cráteres generados por las minas hicieron del campo de batalla un verdadero lodazal, difícil de avanzar, lo cual permitió a los alemanes recobrar el orden y luchar encarnizadamente. En la mañana del 03 de abril, un renovado avance británico permitió tomar un saliente y alcanzar las 600 yardas frente a la aldea de Sint Elooi, pese al éxito, las soldados estaban agotados luego de una semana de duros combates, por lo que entre esa tarde y la mañana del día siguiente fueron relevados por la 2ª División Canadiense bajo el mando del Teniente General E.A.H. Anderson compuesta por novatos reclutas recién desembarcados y que aún no habían entrado en combate.

Pese a su entusiasmo para entrar en combate, se encontraron al llegar a los alrededores de Sint Elooi, con que no contaban con cascos de acero suficientes, ni ametralladores y que además las trincheras se encontraban llenas de agua. Otro importante factor es que sus oficiales desconocían la verdadera posición de las fuerzas propias y enemigas dado lo confuso del terreno. Ante la adversidad el 2nd Canadian Pioneer Battalion (2ª Batallón de Pioneros Canadienses) mejoró las defensas y trató de drenar las trincheras. Al mismo tiempo, entre los días 04 y 05 de Abril toda la línea del frente quedó bajo constante bombardeo lo que produjo importantes bajas.
A las 03:30 hs. del 06 de Abril, comenzó el contraataque alemán, con dos batallones de infantería avanzando hacia las ruinas de la vieja carretara que cruzaba la región, por su parte las confusas fuerzas canadienses comenzaron a perder comunicación entre ellas por lo que se vieron obligadas a retroceder. Cuando el sol se elevó sobre la tierra fangosa, los alemanes habían reconquistado dos cráteres que habían cedido al inicio de la batalla.

Los canadienses se defendieron con bombas, pero no pudieron avanzar debido a una intensa lluvia. Las tropas que intentan recuperar dos cráteres se quedan atascadas en el barro y fueron abatidos a tiros antes de que pudieran arrojar sus granadas. Un grupo logro recapturar los Cráteres 6 y 7, pero sus oficiales creyeron que eran los 4 y 5. En la confusión quedaron separados del resto por lo quedaron a merced del contraataque enemigo.

En la noche del 08 de Abril, los valientes pero inexpertos canadienses volvieron atacar, pero fueron rechazados por el fuego de fusilería y ametralladoras del enemigo que re ocupaba sus antiguas posiciones. Para complicar la situación las incesantes precipitaciones habían convertido al campo de batalla en un lodazal lleno de cráteres. Al día siguiente, fueron los alemanes quienes intentaron avanzar, pero fueron rechazados con importantes pérdidas.

Los oficiales canadienses tenía poca idea de que cráteres estaban en su poder y cuales habían sido recapturados o sostenidos por los Alemanes. En definitiva no sabían lo que sucedía en el frente, además los soldados al cubrirse de los incesantes proyectiles de la artillería enemiga no podían retransmitir mensajes. Incluso las palomas que solían llevar los mensajes estaban muertas.

Esta situación permitió el 10 de Abril al mando alemán lanzar un ataque que permitió recapturar parte del terreno cedido a finales del mes de Marzo, aunque las pérdidas se acumulaban por la dura resistencia canadiense. Durante los días siguientes los combates continuaron sin mayores cambios territoriales. Finalmente el 16 de Abril, cuando la lluvia cedió, un reconocimiento aéreo informó al mando canadiense que sus tropas se encontraban en una situación sumamente complicada, por lo que se ordenó frenar todo intento de avance.

Sin embargo, en la mañana del 17 de Abril de 1916, los ingenieros alemanes lanzaron un devastador ataque con gas lacrimógeno lo cual desmoralizo a los canadienses que pese a estar exhaustos lucharon decididamente, sin embargo esa misma noche, con una incesante lluvia, la infantería enemiga avanzó decididamente, por lo que los canadienses al no tener el recaudo de proteger a sus armas del barro, estás quedaron inutilizadas, por lo que la mitad pudo retirarse, mientras que la otra fue capturada en los cráteres.

Hacia el final de la jornada, la batalla llegó a su final, los canadienses sufrieron cerca de 1.500 bajas, mientras que los alemanes cerca de 500, y además lograban recuperar todo el territorio perdido. Fue un duro debut para los valientes pero inexpertos miembros de la 2ª División Canadiense.

13442229_1716327761918224_2006616068682086111_n

Situación del frente en los cráteres de Sint Elooi desde el 10 de Abril de 1916 hasta el final de la batalla.
13450183_1716328611918139_5034836703237895022_n
Representación de los duros combates en medio del fango y la lluvia entre alemanes y canadienses.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 17 abril, 2016 en 1916

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: