RSS

27 de Abril de 1916 – Ataque de gas en Hulluch

27 Abr

Ataque de gas en Hulluch

Hacia el final de la Batalla de Loos a principios de Octubre de 1915, los ejércitos británicos en Francia sostuvieron posiciones que era por lo general estaban por debajo de las alemanas por lo que estás generalmente no se inundaban y tenían una mejor vista sobre las líneas británicas y áreas de retaguardia.

A principios de 1916 los Británicos asumieron más posiciones en el Frente Occidental, para así permitir al Décimo Ejército francés desplazarse al sur hacia Verdun, por lo que el terreno tácticamente desventajoso. Sólo en los alrededores de la aldea de Armentières las defensas enemigas se encontraban en tierras más bajas. La posibilidad de una retirada hacia terrenos más fáciles de defender, fue rechazada por el General Joseph Joffre, generalísimo francés y todos los comandantes aliados prefieren, para mejorar sus posiciones, avanzar.

Con esto en mente, el mando francés y británico no tiene como prioridad mejorar sus defensas, concediendo así otra ventaja a los Alemanes, que podrían atacar posiciones protegidas por barreras de alambre de púas mucho menos extensas y posiciones subterráneas poco preparadas que las propias.

Por su parte, a principios de 1916, los Alemanes tenían más y mejor equipo para la guerra de trincheras, con granadas de mano de buena calidad, granadas de rifle y morteros especiales; además gracias al trabajo de ingenieros mejoraron las defensas de manera constante y al ser un ejército homogéneo, era más fácil mover la artillería, municiones y hombres a lo largo del frente. Otra sustancial ventaja era que un competente cuadro de oficiales y reclutas entrenados antes de la guerra guiaban eficientemente a los más novatos que se sumaban a la lucha.

Si bien los tuneleros británicos eran superiores a sus homólogos, en operaciones de tierra, el número de ametralladoras el volumen y la exactitud del fuego de artillería, tenía más efecto que la habilidad individual y el valor; la cantidad de armas pesadas, siempre superior en el bando alemán, a menudo determinaba el curso de los encuentros. El éxito de un ataque local dejó a los vencedores vulnerables a un contraataque por lo que la captura de las posiciones eran a menudo más costosas para sostener, que las posiciones anteriores.

Finalmente los alemanes comenzaron la preparación para un ataque durante abril, con la colocación de unos 7.400 cilindros de gas a lo largo de un frente de 3 kilómetros (1,9 millas) desde la Cité San Elie a Loos, donde la extensión de la llamada tierra de nadie era sólo de 120-300 yardas (110-270 m) desde la Batalla de Loos, ocurrida desde el 25 de Septiembre al 09 de Octubre de 1915.

La artillería alemana comenzó un bombardeo sistemático sobre los puestos de observación, puntos de suministro y trincheras de comunicación, complementada por los morteros y las granadas de rifle. El bombardeo disminuyó a partir del 24-25 de abril y el 26 de abril, las posiciones de la 16ª División británica fueron sometidas a fuego intenso, mientras el frente de la 12ªel comenzó a ser asaltado.

En el lado británico, en la noche del 23 al 24 de Abril, un soldado alemán desertor informó que un ataque probablemente con gas era inminente sobre Hulluch, lo cual confirmaban los informes de inteligencia recogidos hacia pocos días. Otro hecho particular, era que las ratas se habían visto alejarse de las trincheras alemanas, por lo que se infería que era a causa de cilindros de gas con fugas.

El bombardeo sistemático de las posiciones defensivas y el testimonio del desertor llevaron al Teniente General Sir Charles Kavanagh, comandante del 1º Cuerpo, a emitir una advertencia a la 1ª división, que mantenía la línea de Lens a Loos, la 16ª División en el centro de Puits 14 bis hasta Hulluch y la 12ª División al norte, frente a las canteras y el Reducto Hohenzollern. El relevío de la 15ª División a la 12ª que debía realizarse ente el 24 y 30 de abril, se dejó sin efecto. Cuatro baterías de artillería de reserva se trasladaron a la zona y se necesitaban todas las unidades para ensayar alertas de gas. Los británicos estaban equipados con cascos de pH, que protegían contra el fosgeno hasta una concentración de 1.000 p.p.m.

El ataque alemán cerca Hulluch comenzó el 27 de abril de 1916, con la salida de humo, seguido de una mezcla de gas de cloro y fosgeno 1 1/2 horas más tarde, a partir de 3.800 cilindros, frente a los Regimientos de Infantería Bávara Vº y Vº de la Reserva, que pertenecían al IIº Cuerpo Real, del General de Caballería Otto Von Stetten. La descarga de gas frente al IXº Regimiento de Infantería Bávaro fue cancelada, dado que la dirección del viento arriesgaba con envolver el flanco derecho de la IIIª División Bávara, en el sector del Reducto Hohenzollern.

A las 5:00 de la mañana, la artillería alemana comenzó un bombardeo alto de metralla junto con los morteros, sobre el frente de la 16ª División y el flanco derecho de la 15ª División al norte, además disparo proyectiles lacrimógenos contra los poblados y las posiciones de retaguardia. A las 5:10 de la mañana, las nubes de gas y humo se elevaron desde las trincheras alemanas y se dirigieron hacia las posiciones británicas, sopladas por el viento sudeste. La nube era tan espeso al principio, que la visibilidad se redujo a 2-3 yardas (1,8-2,7 m); el uso de cascos de gas era necesario 3,5 millas (5,6 km) detrás de la línea del frente y el olor se percibió a 15 millas (24 km) de distancia.

Tres minas alemanas explotaron a las 5:55 de la mañana, otro bombardeo de la artillería fue iniciado y fue dada de alta una segunda nube de gas. Varios grupos de ataque de unos 20 hombres cada uno, avanzaron pro detrás del gas y tres lograron entrar en las trincheras británicas. Uno entró en la primera línea británica en el bosque de Chalk Pit durante unos quince minutos, el segundo fue expulsado rápidamente de las líneas norte de Posen Alley, para luego ser atrapados por el fuego de las ametralladoras Lewis en la tierra de nadie. El tercero se metió en las trincheras en el flanco derecho de la 15ª División, al norte de la carretera Vermelles-Hulluch que inmediatamente bombardeado con prontitud; a las 7:30 hs. los grupos invasores se habían retirado.

Ante estos escasos avances y el cambio en la dirección del viento, llevaron al mando alemán a cancelar más ataques. Pese a la utilización de un arma sumamente letal, el frente no había sido quebrado, aunque las bajas habían sido importantes en ambos bandos.

13529183_1719642184920115_6214256928403242989_n

Mapa de los alrededores de la aldea de Hulluch donde tuvo lugar el ataque.
13532909_1719642981586702_6448517110948431817_n
Fotografía aérea de la nube de gas que avanzó de las trincheras alemanas a las británicas.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 27 abril, 2016 en 1916

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: