RSS

01 de Mayo del 1916 – Final del Alzamiento de Pascua

01 May

Final del Alzamiento de Pascua

El 24 de Abril de 1916, Lunes de Pascuas, los nacionalistas irlandeses de diferentes fracciones se rebelaron contra las autoridades británicas tomando importantes puntos de la ciudad de Dublín. Esa misma jornada, uno de los principales líderes, Patrick Pearse leyó la proclama de la República de Irlanda.

Las autoridades británicas junto a los irlandeses leales se vieron sorprendidos con el levantamiento armado pese a las advertencias de los informes de inteligencia que llegaban, prueba de ello era que el comandante militar, el Mayor General Sir Lovick Friend se encontraba de permiso en Inglaterra, por lo que la defensa quedo a cargo del Lord Lieutenant of Ireland (Lord Teniente de Irlanda), Lord Ivor Churchill Guest, 1º Vizconde de Wimborne y Sir Mathew Natham quien estaba a cargo de la “Subsecretaria de Irlanda”.

Los insurrectos ocuparon el Ayuntamiento de Dublín y edificios adyacentes, Four Courts, sede del Poder Judicial, las oficinas del Correo General, Magazine Fort en Phoenix Park y momentáneamente el edificio de South Dublin Union, aunque debieron abandonarlo luego de un contraataque de fuerzas británicas.

La insurrección no solo ocurrio en la capital, ya que en Fingal (al norte del condado de Dublín), cerca de 60 voluntarios se movilizaron en los alrededores de Swords. Pertenecían al 5to Batallón de la Brigada de Dublín (también conocido como el Batallón de Fingal), y fueron dirigidos por Thomas Ashe y su segundo al mando, Richard Mulcahy. A diferencia de los rebeldes en otros lugares, lograron emplear con éxito las tácticas de guerrilla. Ellos establecieron un campamento y Ashe dividió al batallón en cuatro secciones: Tres realizarían operaciones mientras que el cuarto se mantuvo en reserva, guardando el campamento y la búsqueda de alimentos Los voluntarios se movieron contra los cuarteles de la RIC-Royal Irish Constabulary (Cuerpo de Policía compuesto por irlandeses leales al Imperio Británico) en Swords, Donabate y Garristown, forzando su rendición y tomando todas las armas. También dañaron las líneas de ferrocarril y y cortaron los cables del telégrafo. La línea ferroviaria en Blanchardstown fue bombardeada para evitar que un tren de tropas alcanzara Dublín.

Finalmente el Lord Lieutenant of Ireland Vizconde de Wimborne, declaró la ley marcial el martes 25 de Abril por la noche y entregó el poder civil al General de Brigada Sir William Lowe. Las fuerzas británicas inicialmente ponen sus esfuerzos en asegurar los accesos al castillo de Dublín y el aislamiento de la sede rebelde, que a su juicio estaba en Liberty Hall.

El comandante británico, se movió lentamente, sin saber el tamaño de la fuerza que se enfrentaba, y contaba con sólo 1.269 soldados en la ciudad cuando llegó desde el campamento de Curragh en las primeras horas de ese día. Pese a ello Ayuntamiento fue tomado por la mañana derrotando a la unidad rebelde que había atacado el castillo.

En las primeras horas del martes, 120 soldados británicos, con ametralladoras, ocuparon dos edificios con vistas parque de St Stephen: El hotel Shelbourne y United Services Club En la madrugada abrieron fuego contra el Citizen Army (Ejército Ciudadano), comandado por el líder sindical James Connolly que ocupaban parte del parque. SI bien respondieron al fuego, se vieron obligados a retirarse al edificio del Royal College of Surgeons.

En horas de la tarde los combates estallaron a lo largo del borde norte del centro de la ciudad. En el noreste, las tropas británicas abandonaron la estación de St. Amiens en un tren blindado, para asegurar y reparar un tramo de la vía dañada. Fueron atacados por rebeldes que habían tomado posición en el puente Annesley. Después de una batalla de dos horas, los británicos se vieron forzados a retirarse y varios soldados fueron capturados. En Phibsborough, en el noroeste, los rebeldes habían ocupado edificios y levantaron barricadas en las intersecciones con camino circular del Norte. Una batería de artillería con cañones de 18 libras llegó procedente de Athlone y bombardeó las posiciones rebeldes, destruyendo las barricadas. Después de un feroz tiroteo, los rebeldes se retiraron. Más tarde se hizo un ataque fallido contra las tropas en la estación de tren de Broadstone.

Mientras en la capital los combates se producían, en el Condado de Galway, 600-700 Iriswh Volunteers (Principal Milicia Rebelde) se movilizaron bajo el mando de Liam Mellows. Su plan era “reprimir a la guarnición británica y desviarlos para que no se concentraran en Dublín”. Sin embargo, sus hombres estaban mal armados, con sólo 25 fusiles, 60 revólveres, 300 escopetas y granadas caseras. Muchos de ellos sólo tenían picas. La mayor parte de la acción se llevó a cabo en una zona rural al este de la ciudad de Galway. Realizaron infructuosos ataques en los cuarteles de la RIC en Clarinbridge y Oranmore, aunque capturaron a varios oficiales, y bombardearon una línea de puente ferroviario, antes de tomar posiciones cerca de Athenry. También hubo una escaramuza entre los rebeldes y una patrulla móvil de la RIC en los cruces de Carnmore.

Esa tarde, Pearse, salió a la calle O’Connell con una pequeña escolta y se paró frente a la Columna de Nelson. Al reunirse mucha gente, leyó un “manifiesto a los ciudadanos de Dublín”, pidiéndoles que apoyaran el levantamiento.

El miércoles, 26 de abril de las piezas de artillería en el Trinity College y Helga bombardearon Liberty Hall, para luego direccionar el fuego contra las posiciones rebeldes, primero en Boland’s Mill y luego en la calle O’Connell. Algunos comandantes rebeldes, en especial Connolly, no creían que los británicos cañonearían a la “segunda ciudad del Imperio.

Las principales posiciones rebeldes en el Correo Central, Four Courts, Jacob’s Factory y Boland’s Mill vieron poca combate. Dado que los británicos rodearon y bombardearon en lugar de lanzar asaltos frontales. No obstante, cuando los insurgentes dominaban las rutas por las cuales los británicos trataron de canalizar los refuerzos a la ciudad, hubo intensos combates.

El miércoles por la mañana, cientos de tropas británicas rodearon el Mendicity Institut (Instituto de Mendicidad), que estaba ocupado por 26 voluntarios bajo el mando de Seán Heuston. Avanzaron, con el apoyo de francotiradores y ametralladoras, pero los voluntarios opusieron una fuerte resistencia. Con el tiempo, las tropas se aproximaron lo suficiente para lanzar granadas al interior del edificio, algunas de los cuales, los rebeldes lanzaron hacia atrás. Agotados y casi sin municiones, finalmente se rindieron siendo la primera posición en hacerlo. Heuston había recibido la orden de mantener su posición durante unas horas, para retrasar los británicos, pero la había mantenido durante tres días.

Los refuerzos fueron enviados a Dublín desde Inglaterra, y desembarcaron en Kingstown en la mañana del miércoles 26 de abril. Fuertes combates se produjeron en las posiciones ocupadas por los rebeldes en todo el Gran Canal, ya que estas tropas avanzaron hacia el centro de la ciudad. 17 rebeldes fueron capaces de perturbar gravemente el avance británico, matando o hiriendo a 240 hombres. A pesar de existir rutas alternativas a través del canal, el General Sir Lowe ordenó repetir ataques frontales contra las posiciones en Mount Street.

Las acciones continuaron desarrollándose desde el jueves 27 hasta el sábado 29 de abril, de manera cada vez más intensa y desesperada. La posición rebelde en South Dublin Union y Marrowbone Lane, más hacia el oeste a lo largo del canal, habían causado grandes pérdidas en las tropas británicas. El primero era un gran complejo de edificios y se habían desarrollado duros combates en los alrededores y en el mismo interior. Cathal Brugha, un oficial rebelde, se distinguió en esta acción y fue gravemente herido. Hacia el final de la semana, los británicos habían tomado algunos de los edificios, pero otros permanecieron en manos de los rebeldes. Las tropas británicas tuvieron muchas bajas en ataques frontales sin éxito contra la destilería Marrowbone Lane.

El viernes 28 de abril, arribo el General Sir John Maxwell quien había sido designado como “Gobernador Militar” y contaba con “plenos poderes” dentro del marco de la Ley Marcial. Su basta experiencia en combate lo llevó a reorganizar a las fuerzas británicas y a las irlandesas leales.

Otro escenario importante de la lucha durante la semana fue en la zona de North King Street, al norte de Four Courts. Los rebeldes habían establecido puestos de avanzada fuertes, ocupando numerosos edificios pequeños y construyendo barricadas en las calles. Desde el jueves hasta el sábado, los británicos hicieron intentos de tomar la zona. A medida que las tropas se movían, los rebeldes abrían fuego continuo desde las ventanas, detrás de las chimeneas y las barricadas.

En un momento dado, un pelotón dirigido por el Mayor Sheppard hizo una carga a la bayoneta contra una de las barricadas, pero fue rechazado por el fuego rebelde. Para hacer frente a esta situación, los británicos comenzaron a montar ametralladoras en camiones blindados improvisados y a construir troneras para el fuego de fusilería en las casas tomadas en los alrededores de las posiciones enemigas.
La guarnición del Cuartel General en la Oficina General de Correos, después de varios días de bombardeos, decidió retirarse cuando el fuego comenzó a extenderse a todo el edificio. Connolly había sido incapacitado por una herida de bala en el tobillo y había pasado el comando a Pearse. O’Rahilly, otro cabecilla murió cuando salía del edificio. Finalmente para lograr la evacuación, cavaron un túnel a través de las paredes de los edificios vecinos y lograron retirarse hacia una nueva posición en 16th Moore Street.

Desde esta nueva sede de mando, Pearse comenzó a discutir con los demás líderes las acciones a seguir, y finalmente luego de varias horas de constantes discusiones, y en vista a las terribles condiciones que estaban sufriendo, decidieron enviar el 30 de Abril mensajeros al Cuartel General Británico para negociar una capitulación. Sin embargo fue rechazado, por lo que finalmente esa misma tarde, Pearse se rindió de manera incondicional personalmente ante el General Sir Lowe, junto a otros 706 rebeldes. El documento de rendición establecía:

“In order to prevent the further slaughter of Dublin citizens, and in the hope of saving the lives of our followers now surrounded and hopelessly outnumbered, the members of the Provisional Government present at headquarters have agreed to an unconditional surrender, and the commandants of the various districts in the City and County will order their commands to lay down arms”.

(Con el fin de evitar una mayor masacre de los ciudadanos de Dublín, y con la esperanza de salvar la vida de nuestros seguidores ahora rodeados e irremediablemente superados en número, los miembros del actual gobierno provisional en el Cuartel General han acordado una rendición incondicional, y los comandantes de los diversos distritos de la ciudad y el condado ordenarán a sus comandos a deponer las armas).

Finalmente en la mañana del 01 de Mayo de 1916, los rebeldes se rindieron en los diversos puntos fuertes que aún ocupaban en la ciudad y en la campiña. A medida que desfilaban escoltados por soldados británicos hacia el Castillo de Dublín, eran abucheados y agredidos por los ciudadanos, sobretodo por las madres y esposas de aquellos que luchaban en los diferentes frentes de batalla, ya que los consideraban traidores.
De esa manera llegaba a su fin el llamado “Alzamiento de Pascua”, los británicos habían logrado imponerse gracias a su mayor número, logística y potencia de fuego, como así también a la indiferencia y hasta rechazo de la mayor parte de los civiles hacia los rebeldes. Sin embargo era la primera manifestación seria de los nacionalistas para lograr la ansiada independencia.

13537552_1722101484674185_7939985579930202619_n

Pintura que muestra el incendio de la Oficina Central de Correos, sede del Cuartel General de los rebeldes.
13512074_1722101621340838_1478567541786642249_n 
Documento de la rendición incondicional.
13501831_1722101721340828_4691990655624865569_n
Tropas británicas escoltan a los rebeldes que se acaban de rendir por las calles de Dublín.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 1 mayo, 2016 en 1916

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: