RSS

11 de Mayo de 1916 – Inicio de la Batalla por el “Saliente de Kink”

11 May

Inicio de la Batalla por el “Saliente de Kink”

Después de la dura batalla de Loos entre finales de Septiembre y principios de Octubre de 1915 y el fallido ataque al Hohenzollern Werk (Reducto Hohenzollern) de principios y mediados de Marzo de 1916, la primera línea británica cerca de la estratégica posición Fosse 8 capturada durante los últimos combates, se había transformado en una saliente entre el Reducto y las canteras de la Cité San Elie.

Su ancho era de unas 400 yardas, sobre una pequeña pendiente que descendía hacia Fosse 8, contaba con dos bifurcaciones, a la izquierda la llamada “Hussar Horn” y a la derecha “The Kink”. La misma se encontraba por encima del Reducto, Fosse 8 y de varios cráteres en la llamada “Tierra de Nadie”.

El área era bombardeada regularmente con gran precisión por la artillería y los morteros de trinchera alemanes. La mayoría de las tropas británicas consideraban que era la peor posición del Frente Occidental. La 170th Tunnelling Company (170º Compañía de Tuneleros) finalmente había logrado ganar el dominio sobre los mineros enemigos y para el final del mes de abril, todos los cráteres a excepción de uno, justo al norte de la posición “The Kink” habían sido re-capturados.

Como medida de precaución, la antigua línea del frente se mantuvo y más atrás, entre las trincheras de “Hussar Horn” y “The Anchor”, se habían construido líneas de comunicación. Una línea de reserva corría a lo largo de las posiciones Hulluch Alley y Sackville Street a unas 250 yardas (230 m) más atrás y la línea de la Aldea a otras 1,25 millas (2,01 kilómetros) más allá.

A principios del mes de Abril, el 18º Regimiento de la IIIº División Bávara se hizo cargo de las defensas de las canteras en los alrededores del Hohenzollern Werk. Sus oficiales detectaron que frente a la posición “The Kink” había un terreno estrecho cubierto por cráteres fuera del alcance de vista desde las trincheras británicas. Sin embrago existía el peligro latente que al controlar el resto de los cráteres los mineros británicos aprovecharan para construir nuevas galería para explosivos. Sus propias defensas estaban encapsuladas a solo 0,25 millas (0,40 km.) frente a las posiciones de Fosse 8.

Ante esta situación, el mando del VIº Ejército del Kroprinz Rupprecht de Baviera decidió que era necesario eliminar el saliente, para ello, fueron seleccionados el IIº Batallón del XVIIIº Regimiento y el Iº del XXIIIº Regimiento, que estarían bajo las órdenes del Mayor General Ritter von Klaus.

Durante varias semanas, los batallones practicaron para el ataque; 22 antiguos refugios subterráneos fueron ampliados y 29 más fueron excavados, para dar cabida a los atacantes durante el bombardeo final. La entrada y salida rápida de los refugios subterráneos fueron ensayadas y a cada soldado se mostró una brecha en el alambre de púas alemán, que debía pasar.

El ataque debía comenzar a las 18.00 hs., conducido por partidas de observadores de bombardeo y hombres con bayonetas identificados por brazaletes negros, llevando consigo cizallas, azadas y escaleras. La segunda oleada de brazaletes blancos, llevarían herramientas para afianzar y una tercera de brazaletes rojos seguirían con, marcos excavados, y planchas de acero. Cada uno de los Suboficiales debía llevar una tarjeta blanca con el número de la compañía en negro, para mantener las unidades juntas.
Después de varios retrasos meteorológicos, los batallones fueron transportados por el tren hacia Meurchin a 3.5 millas (5.6 kilómetros) al este de Hulluch, luego filtrados adelante en pequeños grupos a los refugios subterráneos. Diez minutos antes de la hora cero, las tropas se movieron hacia la línea de combate.

Del lado británico, la 15ª División (Compuesta en su mayoría por escoceses) comandada por el General Mayor Sir Frederick McCracken se hizo cargo de la línea alrededor de la saliente “The Kink” el 27 de abril, día en que el fuego de la artillería pesada y de los morteros de trincheras aumentaron. El 1 de mayo, los alemanes dejaron explotar una pequeña mina en “Hussar Horn” y una segunda el 5 de mayo, que no causó daños y fue tomada por los británicos como la construcción de mejoras en las defensas del enemigo. El fuego de ametralladora alemana se había incrementado por la noche, cuando los británicos estaban tratando de consolidar los cráteres en la tierra de nadie, lo que llevó como respuesta el 06 de Mayo a un bombardeo de artillería contra las trincheras del enemigo. Cómo respuesta el fuego alemán volvió a lo normal.

Hacia el 11 de Mayo, el frente de la 15ª División se componía a la derecha con la 46th Brigada, conformada por los regimientos 8th King’s Own Scottish Borderers (8th KOSB) y 10th Scottish Rifles. En la izquierda se posicionaba la 45th Brigada, compuesta por el 13th Royal Scots y el 11th Argyll and Sutherland Highlanders. Los cuatro batallones restantes de las brigadas estaban en la reserva y la 44th fue posicionada en acantonamientos a unas 5-6 millas (8.0-9.7 kilómetros) detrás de la línea de combate.

A las 16:00 hs. la artillería alemana comenzó a disparar en la parte frontal de la 15ª División y a las 16:25 hs., el bombardeo cayó sobre “The Kink”, desde el límite del Reducto a la posición Clifford Street, en el área de la 13th Royal Scots de la 45th Brigada. La artillería británica devolvió el fuego poco después de que polvo y el humo oscurecían el frente e hicieron la observación imposible. El General Mayor McCracken ordenó a la brigada de reserva ponerse a disposición, además trasladó a un batallón a Noyelles y una compañía de ametralladoras en Village Line. A las 17:00 hs. la artillería británica junto con el fuego de fusilería del 11th Argyll and Sutherland Highlanders Regiment lograron frenar un avance enemigo.

El bombardeo de la artillería alemán aumentó en “The Kink” alrededor de las 17:45 p.m. lo cual se transformó en una de las mayores concentraciones de fuego en un área pequeña desde el inicio de la guerra. Poblados y puestos de artillería detrás de la línea del frente, fueron bombardeados con proyectiles de alto explosivo y gas.
Desde un primer momento el 13th Royal Scots fue la unidad que más sufrió, en pocas horas el batallón se había reducido a la mitad, las víctimas se encontraban esparcidas sobre un terreno destruido por el bombardeo. Para aún más confusión, un proyectil destruyó el centro de mando matando a todos los oficiales, por lo que la unidad perdió cohesión.

A las 18:00 hs, la infantería alemana comenzó a avanzar, protegida por los cráteres en la “tierra de nadie” y abrumando a los supervivientes en la primera línea, después de un breve intercambio de disparos para así ocupar justo detrás la posición Anchor Trench, por su parte de 30 a 40 escoceses se retiraron hacia Sackville Street. Los atacantes llegaron más allá, porque las trincheras británicas eran irreconocibles y casi alcanzaron la tercera línea en la penumbra, sin embargo y volvieron al objetivo asignado, en la segunda línea, donde en las entradas a las galerías de minas fueron tomados prisioneros 39 tuneleros.

La compañía 12th Royal Scots en la reserva intento avanzar desde sus posiciones en Sackville Street, sin embargo fueron rechazados. El fuego de artillería británica continuó sobre los campos de cráter y la línea del frente alemán, ya que los cables telefónicos estaban enterrados sólo 6-12 pulgadas (15-30 cm) de profundidad y se habían cortado tan pronto como su contraparte abrió fuego; debido en parte a que la observación seguía siendo imposible por el humo y el polvo. Durante la noche, la artillería británica continuó disparando al blanco equivocado y la infantería alemana fue capaz de consolidar el terreno capturado sin ser molestada. A las 18:30 hs., el comandante de la 6ª / 7ª Royal Scots Fusiliers (6º / 7º RSF) del batallón de reserva de la 45ª Brigada, se hizo cargo en el sector.

Estas unidades de refuerzo, junto a otros grupos de la 46ª Brigada en el flanco derecho lanzaron una serie de contraataques, sin embargo fallaron a causa del fuego de las ametralladoras del enemigo. Por su parte el Brigadier General Allgood comandante de la 45ª Brigada ordeno el cese al fuego de la zona de trincheras. Al mismo tiempo preparó un contraataque con apoyo de la artillería a realizarse a las 21:30 hs. de la noche, sobre un terreno abierto. Sin embargo la mayoría fueron muertos o heridos a causa de los precisos disparos de los alemanes, aunque algunas unidades llegaron al extremo oeste de la saliente de “Husar Horn”.

El inicio de la ofensiva alemana sorprendió a los duros escoceses que en la mayoría de los casos fueron rebasados por lo que los supervivientes fueron obligados a retirarse.


13731609_1727046124179721_4249798050178187592_n

En círculo la llamada Saliente “The Kink” en el Frente Occidental. 
13716008_1727050624179271_3683579775996675_n
Prisioneros escoceses luego del primer día de combate.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 11 mayo, 2016 en 1916

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: