RSS

15 de mayo de 1916 – Inicio de la Battaglia degli Altipiani o la Südtiroloffensive

15 May

Inicio de la Battaglia degli Altipiani o la Südtiroloffensive

Incluso antes del previsible ingreso del Reino de Italia a la Guerra, el AOK – Armeeoberkommando (Alto Mando del Ejército Austro-Húngaro) había previsto la imposibilidad de defender la frontera alpina, por lo que decidió organizar una línea por detrás más estrecha y mejor defendible que iba desde el sur de la ciudad de Rovereto , el Monte Ghello, el extremo norte de Terragonaltals, Finocchio, Werk Serrada y en la misma línea de unión con Posten Vezzena ,y desde allí a Valsugana en Novaledo.

El 24 de mayo un día después de la declaración de guerra, comenzaron los primeros ataques masivos italianos con artillería , más tarde también con la infantería contra los fuertes de la meseta de Folgaria / Lavarone. En particular, en el sector de Lavarone con los tres fuertes Lusern ,Verle y Vezzena, y si bien eran defendidas en su mayoría por unidades no profesionales conocidas como Landsturm y Standschützen, lograron frenar el avance ocasionándole al enemigo enormes cantidades de bajas.

Pese a esta exitosa estrategia, hacia finales de 1915, el Alto Mando Austro-Húngaro revitalizado por sus éxitos ofensivos en Polonia y Serbia y defensivos a lo largo del Río Isonzo, creía que era necesario dar un golpe devastador al Ejército Italiano, dado que para ese momento los aliados no podrían enviar ayuda, por lo que sería imposible neutralizar las pérdidas.

Sin embargo para esta acción era imperioso contar con el apoyo del aliado Imperio Alemán, por lo que en el Invierno de 1915, el Jefe del AOK, General Franz Conrad von Hötzendorf presentó su plan a su contraparte el Genera Erich von Falkenhayn, para que enviase tropas en apoyo. El Jefe del OHL-Obersten Heeresleitung, se negó dado que estaba en la plena pacificación de la ofensiva que desarrollaría contra Verdún en el frente Occidental.

El carácter de superioridad e impulsiva del altivo oficial austriaco chocaba con la serenidad y prudencia del aristocrático prusiano, por lo que la relación era sumamente tirante. Finalmente se resolvió de común acuerdo que unidades austro-húngaras serían retiradas del Frente Oriental y reemplazadas por tropas de segunda categoría o búlgaras. Por lo que el AOK, se valdría por si solo.

A mediados de febrero de 1916 se inició la primera planificación. En la sede del AOK en la ciudad de Cieszyn se ha desarrollado e implementado un plan de traslado de las tropas de combate desde el este. Esto afectó a los grupos del ejército del Frente Oriental, como así también también al Vº Ejército en (Isonzo) y al 10º Ejército en la región de Carintia . La operación sería llevada a cabo por el Frente Suroeste con sede en la ciudad de Maribor, bajo el mando del Archiduque Eugen.

El objetivo del plan era avanzar desde la región del Tirol-Trento hacia Venecia para si aislar al 2º y 3º Ejército italiano comprometidos en el Isonzo y al 4º, que defendía las alturas de Belluno y el Trentino oriental. Para ello, el avance principal sería llevado a cabo por el XIº Ejército bajo las órdenes del General Viktor Dankl Conde de Krasnik, quien estaba a cargo de las defensas de la región del Tirol. Las aéreas donde no tendría lugar la ofensiva, como los montes Dolomitas y el Lago Garda, fueron separadas de su mando y entregadas al General de Infantería Barón Josef von Roth.

En la Reserva se encontraba el IIIº Ejército del Barón Hermann Kövess von Kövesshaza que había participado de la ofensiva lanzada contra Serbia y Montenegro en la región balcánica.

En definitiva la primera oleada del ataque estaría a cargo de los cuerpos: IIIº del General de Infantería Josef Krautwald von Annau, VIIIº del Teniente General Conde Viktor von Scheuchenstuel, XXº del Archiduque Karl, heredero al trono, y el XVIIº del General Comandante Karl Křitek.

Este movimiento de tropas fue desarrollado en el mayor de los secretos, sin embargo dadas las difíciles condiciones del terreno y la carencia de vías ferroviarias, llevaron al retraso de la ofensiva. Hacia Marzo de 1916, las dificultades eran aún graves, las avalanchas de nieve ocasionaban severos problemas.

En base al plan, la disposición de las tropas fue la siguiente.

– En el flanco derecho, entre Rovereto – Moietto – Monte Finochio, se encontraba el VIIIº Cuerpo que avanzaría hacia Vallarsa (Brandtal) en el Monte Zugna (1772 m), Col Santo (2112 m), Borcola Pass (Passo della Borcola 1207 m) y Passo Pian delle Fugazze. La aplicación prolongada del empuje con un movimiento de pinza en dirección a la izquierda en dirección a la población de Thiene fue tomada en cuenta una división adicional perteneciente al XVIIº Cuerpo.
– En el centro, el XXº. Cuerpo posicionado en la región de Lavarone (Chiesa – Lusern) siendo la dirección principal de su ataque en la meseta de las “Siete Iglesias” y el Val d’Astico en Arsiero y Thiene. Mientras que el IIIº Cuerpo marcharía desde Campo de Lusern – Passo di Vezzena – Pizzo Levico contra los Montes Kempel y Cima de Portule que pasa a través de la Val d’Assa hacia Asiago .
– En el flanco izquierdo el XVIIº Cuerpo avanzaría desde Borgo (Valsugana) – Castelnuoveo y Scurelle por el sur hacia Valsugana Passo Grigno y Primolano.

Por su parte, el Mando Supremo del Regio Esercito a principios de Febrero de 1916, comenzó a temer por un ataque en la retaguardia del Frente del Isonzo, el comandante del 1º Ejército General Roberto Brusati era el encargado de defender la región por lo que en una reunión en Udine le pidió refuerzos al Jefe del Estado Mayor General Luigi Cadorna, quien, más preocupado por planificar una nueva ofensiva en el Isonzo, se negó dado que creía que se trataba de una estratagema, aunque si ordenó reforzar las posiciones defensivas, en la primera línea los fuertes Monte Verena, Campolongo, Campomolon, mientras en la segunda y tercera los de Monte Enna, Masso y Casa Ratti.
Desde mediados de marzo, el General Brusati con el objetivo de interferir con operaciones locales, los preparativos del inminente ataque enemigo. Las acciones más importantes, fueron impedidas por un duro invierno que cubrió todo de nieve. El plan general era una operación ofensiva del 5º Cuerpo del general Florenzo Aliprandi en el Valle del Adige que marcharía a través de Rovereto y Vattaro en el Caldonazzo mientras que el 3º Cuerpo del General Vittorio Cammerana marcharía en ambos lados del lago de Garda para tomar, Riva y después Giudicarie. Estas acciones comenzaron el día 07 de Abril de 1916, sin embargo se desplomaron al día siguiente a causa del clima y la resistencia del enemigo.

Ante este fracaso, el General Cadorna ordenó reforzar el sistema defensivo en el sector, conocido como Sbarramento Agno-Assa, que se dividía en tres sectores:

– 1º, con sede en el poblado de Schio, estaba compuesto por Forte Monte Maso sobre Forte Enna, la batería Monte Rione y Aralta y la batería del Paso Coletto Grande.
– 2º, con asiento en Arsiereo controlaba las posiciones defensivas desde De Cornolò y la batería de San Rocco a las baterías al Monte Toraro y Forte Campomolon.
– 3º con sede en Asiago, que unía Forte Casa Ratti con todas las posiciones en el lado izquierdo del río Astico en la meseta de Valsugana .

Las duras condiciones climáticas, pese al inicio de la Primavera dificultaba al mando austro-húngaro establecer una fecha de inicio de la ofensiva, por lo que las tropas se encontraban inactivas. Sin embargo el tiempo fue aprovechado para realizar reconocimientos más detallados sobre las posiciones italianas gracias a intrépidos pilotos , a secciones de esquiadores alpinos o desertores.

Al mismo tiempo, el General August von Cramon representante del Ejército Alemán en el AOK, se oponía al ataque dado que no creía en su éxito, sino que por el contrario creía al igual que su superior el General Von Falkenhayn que las tropas austro-húngaras deberían haber participado de la ofensiva sobre Verdún que para ese momento estaba en su apogeo.

Finalmente el 15 de Mayo de 1916, a las 06:00 hs., la ofensiva comenzó con el estruendoso bombardeo de 369 cañones y obuses, incluyendo 120 del calibre 24-42 cm. Las fortificaciones italianas de Forte Monte Verena, Forte Campoluongo y el aún sin terminar Forte Campomolon solo capaces de contener ataques de infantería, fueron totalmente destruidos. El bombardeo en el sector de los cuerpos IIIº y XXº, sobre un frente de 6 kilómetros prácticamente aniquilo a la 35ª División de Infantería Italiana y a gran parte de la Brigada Ancona. A las 09:00 hs., el bombardeo culminó y una hora más tarde comenzó el avance de la infantería. Siendo los célebres Kaiserjägers los primeros en ocupar posiciones enemigas, en este caso las trincheras en Malga Pioverna. Pese a que el efecto sorpresa se había perdido, gran parte de las trincheras italianas habían sido ocupadas en el primer ataque.

Pese a que en las últimas horas de la tarde-noche arribaron refuerzos, la ofensiva austro-húngara había logrado avanzar a lo largo de un frente de 50 kilómetros, lo cual implicaba una situación compleja para el Regio Esercito ya que tres de sus principales unidades corrían el serio peligro de quedar aisladas del resto del país.


13692523_1728413887376278_7569794683474762477_n

Mapa del Frente del Tirol o Alpino.
13782026_1728418400709160_5318450279113535494_n
Carta postal que muestra el ataque de los “Kaiserägers” a una trinchera italiana defendida por los célebres “Bersaglieris”.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 15 mayo, 2016 en 1916

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: