RSS

Archivo de la etiqueta: embargo

20 de Agosto de 1915 – Final de la Batalla Naval del Golfo de Riga


Final de la Batalla Naval del Golfo de Riga

El 08 de Agosto de 1915, las flotas combinadas de Alta Mar y del Ostsee alemanas, bajo el mando del Gran Almirante Príncipe Heinrich von Preußen, hermano del Káiser Wilhelm II, se dirigieron al Golfo de Riga con el objeto de encerrar a los navíos rusos además de facilitar la tarea a las tropas terrestres que intentarían tomar la ciudad-puerto de Riga. Durante toda la jornada, los cruceros intercambiaron disparos con sus contra-partes rusas, mientras que los buques mineros trataban de bloquear el estrecho de Irben.

Al día siguiente, la mayoría de los navíos alemanes se retiraron a reaprovisionarse con carbón en los cercanos puertos de Windau y Libau, lo que fue aprovechado por el destructor Novik para minar el estrecho de Irben. Para el 10 de Agosto, el crucero Kolberg y el torpedero V-28, bombardearon el faro de la Isla Utö en el Golfo de Finlandia, donde mantuvieron un intercambio de disparos con un destructor ruso.

A las 06:00 hs. de la mañana el crucero Von der Tann, junto a los torpederos S 131 y G 197, acudieron en apoyo al Kolberg, trabando combate con el crucero ruso Gromoboi, que se retiró debido a estar en desigualdad de condiciones. Ante esto la flotilla cambio de objetivo y comenzó a disparar contra una batería de artillería. Al mismo tiempo los cruceros pesados Roon y Prinz Heinrich, protegidos por los livianos Bremen y Lübeck, atacaban la 10° Flotilla de Torpederos Zerel, sin embargo al mismo tiempo fueron atacados por una flotilla de destructores rusos, logrando el Sibirski Strelok acertar con dos disparos.

Al día siguiente, los combates cesaron por lo que los buques rusos Nowik, Finn, Dobrovolec, General Kondratenko, el minador Amur y otros cinco lograron colocar un total de más de 350 minas en el estrecho Irben. Por su parte el mando naval alemán envió a los submarinos U 9 y U 26, para realizar tareas de patrullaje en la zona comprendida entre Odensholm y Dagö. Por su parte el U-Boat, UC 4, submarino minador estaba implantando minas en los alrededores de la isla de Utö, siendo atacado por tres torpedos procedente del submarino británico E9, que logró su cometido el 14 de Agosto. Al mismo tiempo el U 26 se hundió en el Mar Báltico, al chocar una mina.

En la jornada del 15 de Agosto, los navíos pesados pesadas alemanas se retiraron a reabastecerse de municiones, provisiones y carbón, mientras que el Alto Mando Naval comenzó a planificar una nueva operación ofensiva. El plan consistía en que los acorazados Nassau y Posen, junto a los cruceros livianos Graudenz, Pillau, Augsburg y Bremen intentarían penetrar en el Golfo, por el sur, en la desembocadura del río Lyser.. Además contaban con el apoyo de los torpederos modernos V 99 y V 100, junto a 31 torpederos de las flotillas VIII, IX y X. Otra unidad contaba con los acorazados Braunschweig y Alsacia, los cruceros de batalla Seydlitz, Moltke y Von der Tann, el Gran crucero Roon y los cruceros ligeros Ratisbona, Stralsund, Lübeck y Kolberg, apoyados por los torpederos de las flotillas I, IV y V.

En la mañana del 16 de Agosto, la operación comenzó con un movimiento de distracción en el centro del estrecho, por parte de los cruceros Graudenz, Augsburg, los grandes torpederos V 99 y V 100, y una flotilla de torpederos más pequeños. La fase siguiente fue cuando a las 04:00 hs. de la mañana, la Segunda División de dragaminas comenzó a realizar su trabajo, bajo la protección de los cruceros livianos Bremen y Pillau. Hacia el mediodía varias minas habían sido detonadas. En las primeras horas de la tarde la cañonera Chrabry y el acorazado Slava comenzaron a cañonear los dragaminas, sin embargo los cruceros Posen y Nassau los obligaron a retroceder. Hacia las 17:00 hs., el dragado culmino por la oscuridad. Sin embargo se planifico un ataque por parte de las rápidas torpederas V 99 y V100 contra el Slava.

Las embarcaciones navegaron desde las 18:30 hs., por la costa de la región de Curlandia, evitando los campos de minas y adentrándose medio de las oscuridad hacia las 19:55 hs. en el estrecho de Irben, para entablar combate con los cruceros Gral. Kondrantenko y Ochotnik en un breve intercambio de disparos, que finalizó cuando estás naves se retiraron. Las rápidas torpederas alemanas comenzaron a buscar al Slawa que se encontraba anclado en la Bahía Arensburger.

En la madrugada del 17 de Agosto, sin poder divisar a su presa, las torpederas atacaron los navíos rusos Vojskovoi y Ukrajna, sin embargo debieron retirarse al no poder producir daño. Sin embargo a las 04:15 hs. la torpedera V 99 divisó un destructor ruso, que resultó ser el moderno Nowik, que contaba con el apoyo de tres buques más antiguos. Por lo que el navío alemán, luego de sufrir varios cañoneos, se retiró a través del campo de minas, siendo tocado en el camino por dos de ellas, hundiéndose a las 08:00 hs., pese a los intentos de la torpedera V 100 y otras embarcaciones menores, que debieron retirarse. Al disiparse el peligro, el Slawa tomo posición y comenzó a bombardear los acorazados alemanes Nassau y Posen.

A la mañana siguiente, el dragado de minas continúo de manera normal, por lo que para el 19 de Agosto, el Mando Naval Alemán preparo un nuevo ataque. Hacia el mediodía, el crucero ligero Bremen, el torpedero V 30 y el destructor S 34 se adentraron en la Bahía de Arensburger y bombardearon el puerto de Romassar. Por su parte el crucero Graudenz, junto a una flotilla de torpederos, ocupo una línea de avanzada entre el Cabo Domesnäs y la isla Rüno, mientras que el Augsburg junto a la torpedera V 100 se concentraron en vigilar el Puerto de Pärnu.

A las 17:30 hs. el Minador Auxiliar Deutschland junto a tres barcos cargados con minas se dirigieron a bloquear la bahía de Moon-Sund, sin embargo media hora más tarde la operación fue cancelada debido al peligro de las minas y destructores rusos. Por lo que se refugiaron en la isla de Kyno, donde se les unió hacia las 19:30 hs. el crucero Augsburg. En otro sector hacia las 20:17 hs., los acorazados Nassau y Pozen hundieron a la pequeña torpedera rusa Siwusch, mientras que el Koreetz huyó al amparo de la oscuridad tocando una mina por lo que llegó muy averiado a la base. Poco antes de la medianoche, la flota principal alemana se había concentrado en los alrededores de la Isla Kyno. Hacia las 01:30 hs., el torpedero S 31, toco una mina y se hundió al oeste de la isla de Runö. Esa misma jornada, el submarino británico E1 torpedeo sin éxito al crucero Seydliz, que sin embargo se retiró a la base protegido por su gemelo Moltke para reparaciones.

En la mañana del 20 de Agosto de 1915, el crucero Augsburg, junto a los navíos V 28, S 32, V 183 y V 108 comenzaron a bloquear una vez más el Puerto de Pärnu, logrando hacia las 11:00 hs. su cometido al hundir tres obsoletas embarcaciones para cerrar la entrada. Ante este éxito, el Alto Mando Naval, decidió concluir con la operación y dio orden a los navíos de retornar a sus bases.

A pesar del éxito en el Puerto de Pärnu, la operación fue un fracaso de la Kriegmarine Alemana, dado que no pudo bloquear de manera permanente el Golfo de Riga, ni dañar sus principales instalaciones, por su parte la Marina Rusa había logrado mantener en su poder una importante base naval, además de otorgar a su nación una buena noticia que compensaba las derrotas sufridas en el Frente Oriental.

11888118_1627878840763117_8783342498175315512_n

Crucero Ruso Slawa.
11924554_1627878890763112_9189508485975304107_n
Momento en que la torpedera V 99 comienza a hundirse.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 20 agosto, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , , , , ,

12 de Agosto de 1915 – Raid de Zeppelins sobre las Islas Británicas


Raid de Zeppelins sobre las Islas Británicas

Desde el inicio de la guerra en Agosto de 1914, la Kriegmarine (Marina de Guerra Alemana) comenzó a utilizar los zeppelins, dirigibles diseñados a principios del Siglo XX, por el Conde Ferdinand von Zeppelin. Su silencioso despliegue por los cielos lo hacían sumamente eficiente a la hora de atacar suelo enemigo, sin embargo su lentitud los hacía blanco fáciles de los aviones aliados, sumado a ello la peligrosidad al utilizar hidrógeno altamente inflamable, por lo que el peligro de incendio tenía altas probabilidades.

La primera incursión bélica fue sobre la ciudad-fortaleza de Amberes en el Reino de Bélgica el 29 de Agosto de 1914, cuando el zeppelín L5, surgió en la noche lanzando pocas bombas, produciendo pocas bajas, sin embargo tuve un efecto devastador desde lo psicológico, ya que produjo un gran pánico en la población civil.

En la noche del 20 de Enero de 1915, una pequeña flotilla de zeppelins cruzó el Canal de la Mancha desde su base en la costa belga y bombardearon por primera vez el territorio de las islas británicas. Con el correr de los meses los ataques, en su mayoría nocturnos, se incrementaban tanto contra las ciudades aliadas, como objetivos en el frente, como fábricas de armamentos. Sin embargo los aviones del Royal Flying Corps (Real Cuerpo Aéreo) y del Royal Naval Air Service (Real Servicio Áereo Naval) que estaba bajo la órbita de la Royal Navy.
Hacia fines de Abril de 1915, el Ejército Alemán recibió al zeppelín LZ 38, por lo que su comandante Capitán Erich Linnarz lanzó un ataque en la noche del 29 al 30 de ese mismo mes sobre la población de Ipswich en el Condado de Suffolk en la región de East of England, y en la noche del 9 al 10 de Mayo organizó un nuevo raid sobre Southend-on-Sea en el condado de Essex. El 17 de Mayo lanzó bombas sobre el puerto de Dover y Ramsgate en el condado de Kent, para el 27 realizar un nuevo ataque sobre Southend. Estas incursiones produjeron la muerte de seis personas y pérdidas materiales alrededor del valor de £ 16.898. Un escuadrón de aviones del Royal Naval Air Service (Real Servicio Áereo Naval) intentó interceptarlo, sin embargo fracasaron al no alcanzar la altitud con la que volaba el zeppelin.

El 30 de Mayo de 1915, el Capitán Linnarz envío una vez más al LZ 38 realizando el primer ataque sobre Londres, mientras que el LZ 37 que iba a ser parte de la maniobra sufrió un desperfecto y regreso a su base en Namur, cruzando la costa británica en los alrededores de Margarate a las 21:42 hs. antes de virar al oeste sobre Southend. A las 23:00 hs. la policía londinense fue advertida sobre una incursión aérea. Unos minutos más tardes comenzaron a caer pequeños proyectiles incendiarios, que en total fueron unos 120, sobre el sector de la ciudad que iba desde Stoke Newington al sur de Stepney, y luego al norte en Leytonstone. Los muertos fueron 7 y 45 heridos, hubo siete propiedades incendiadas alcanzando el daño a £ 18.596. A pesar que los aviones despegaron enseguida, les fue imposible alcanzar al dirigible.
Ante estas incursiones, el gobierno británico obligó a los diferentes medios de comunicación no publicar notas sin su propia autorización sobre las incursiones para no asustar a la población civil.

Los zeppelins de la Kriegmarine, también se lanzaron sobre Londres, sin embargo el 04 de Junio de 1915, el L 10 debido a una mala maniobra de su comandante debido a problemas climáticos lanzó su carga explosiva sobre Gravesend. Mientras el L 9, se perdió en la noche del 06 al 07 de Junio, bombardeando por error Hull causando un daño considerable. Al mismo tiempo tres zeppelins del Ejército debieron regresar por malas condiciones climáticas, sin embargo cuando estaban por alcanzar su base, fueron atacados por aviones británicos, por lo que el LZ 38 fue destruido en tierra, mientras que el LZ 37 fue interceptado en el aire siendo derribado.

Luego de la fracasada incursión del L 10 de la noche del 15 – 16 de Junio sobre la ciudad de Tnyside, llevó a los comandantes de zeppelins de ambas fuerzas a abandonar las incursiones, dado que en pleno verano al ser las noches cortas, las mismas no podían recorrer grandes distancias. Los del Ejército fueron desviados hacia el Frente Oriental y la región de los Balcanes. Por su parte la Kriegmarine, reanudo los ataques en la noche del 09 – 10 de Agosto cuando cuatro dirigibles avanzaron sobre Londres, sin ningún éxito, además el L 12 sufrió el fuego de cañones antiaéreos sobre el Puerto de Dover, debiendo aterrizar en el Mar frente a las costas de Zeebrugge en la Bélgica ocupada.
En la noche del 12 de Agosto de 1915, nuevamente cuatro zeppelins se dirigieron sobre Londres, aunque no pudieron llegar por las condiciones climáticas, aunque el L 10 dejó caer sus bombas sobre el Puerto de Harwich en la costa del Mar del Norte, en el condado de Essex. Sin dudas los dirigibles a pesar de tener un efecto limitado en cuanto a lo bélico, su efecto psicológico sobre la población civil era realmente aterrador.

11870940_1624667664417568_1902288061215608389_n
Representación artística del ataque nocturno por parte de un zeppelin alemán sobre Londres, capital del Imperio Británico.
 
Deja un comentario

Publicado por en 12 agosto, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

27 de Julio de 1915 – Segunda Batalla del Isonzo. Cambios en la estrategia italiana.


Segunda Batalla del Isonzo. Cambios en la estrategia italiana.

En la madrugada del 18 de Julio de 1915, las fuerzas italianas habían lanzado una nueva ofensiva, dando inicio a la Segunda Batalla del Río Isonzo en el nordeste del país, esta vez, el Jefe del Estado Mayor, General Luigi Cadorna, cambio de estrategia, luego del fiasco de la batalla anterior, anteponiendo objetivos cercanos y más plausibles de ser cumplidos. La misión recayó principalmente en el 3º Ejército del del General Emmanuele Filiberto de Saboya, Duque de Aosta, dado que el 2º del General Pietro Frugoni solo actuaría de soporte. En frente se encontraban bien atrincheradas las fuerzas austro-húngaras del Barón Svetozar Boroević von Bojna.

El día 19 de Julio, los célebres “Alpini”, especializados en la lucha de montaña, lanzaron sendos ataques contra las estratégicas desde las cumbres de Vrata, Krn y Kozljak contra las llamadas colinas 2041 y 1931, al mismo tiempo los infantes de la 8ª División, se lanzaron contra la aldea de Mzrli, sin embargo, a pesar del entusiasmo, hacia el final de la jornada, el avance había fracasado de manera rotunda.

Al día siguiente, las fuerzas austro-húngaras, lanzaron una serie de contraataques locales con el fin principal de reordenar las líneas defensivas, sin saber sus mandos que esa misma jornada los cuerpos 10º del General Domenico Grandi y 11º del General Giorgio Cigliana iban a lanzar una gran ofensiva en el Monte San Michele. Para el mediodía, pese a la resistencia de la Guardia Nacional Húngara, las tropas italianas comenzaban a ganar terreno y se dirigían hacia la cima, sin embargo, la eficiente artillería austro-húngara abrió fuego y con el apoyo de varios regimientos de infantería lograron frenar la embestida.

En otro sector, el 7º Cuerpo del General Vincenzo Garioni, tenía como principal objetivo la cabeza de puente de la estratégica ciudad de Goritzia, por lo que en la mañana de esa misma jornada, tres divisiones de infantería lanzaron un decisivo ataque, sin embargo fracaso en los alrededores de Podgora y el Monte Sabatino, debido a la feroz resistencia de la Gendarmería de Dalmacia y Trieste, que a pesar de estar compuesta en su mayoría por italianos “irredentos”. Más suerte tuvieron los atacantes en el sector del puente Tolmeiner, donde luego de varias horas de feroces combates lograron tomar posiciones en la cima 2136 y 2077.

El 22 de Julio de 1915, las fuerzas austro-húngaras en la cima del Monte San Michele, lanzaron un sorpresivo contraataque que obligo a los italianos a retirarse al borde de la altura de Sdraussina, sin embargo a las pocas horas debieron replegarse debido al ataque de dos divisiones desde el norte, ante el peligro de quedar cercados.Las duras condiciones del terreno, junto a un seco verano, comenzó hacer mella en las tropas del frente, por lo que el 23 de Julio, el mando austro-húngaro retiro a varias unidades agotadas, para reemplazarlas por unidades de refuerzo, recién llegadas, este movimiento permitió solidificar la línea del frente. Ante esta situación, unidades del 7º Cuerpo del General Garioni, lanzaron un ataque entre Selz y Vermegliano, logrando capturar terreno valioso.

Los escasos resultados obtenidos disgustaron al General Cadorna, por lo que decidió cambiar de estrategia, y ordenarle al General Frugoni, que hasta ese momento se había mantenido al sur del 3º Ejército en un actitud de expectativa, avanzar con su 2º Ejército con el objetivo de tomar la meseta de Doberdo, Ad ogni costo! (A cualquier costo), para ello recibió varias unidades de refuerzo. La acción se inicio el 24 de Julio, cuando varias unidades de infantería se lanzaron al ataque contra la colina 118, sin embargo fueron duramente rechazados.

Al día siguiente, tuvo lugar una importante ofensiva, cuando las divisiones del 7º Cuerpo avanzaron entre las poblaciones de Seiz y Redipuglia, mientras que las del 9º, lo hicieron entre los Montes San Michele y Sagrado. En un principio el ataque tuvo éxito, ya que obligo a las fuerzas austro-húngaras a retirarse, sin embargo la llegada de refuerzos, les permitió estabilizar el frente. En cambio más al sur, los italianos pudieron desalojar al enemigo de las fortificaciones entre Seiz y Redipuglia, sin embargo no pudieron avanzar más aún, ya que debido a problemas de comunicación, fueron víctimas del fuego de su propia artillería, por lo que se vieron obligadas a retirarse, esto permitió al mando austro-húngaro enviar refuerzos y estabilizar la línea.

Hacia el 26 de Julio, un nuevo ataque, de los célebres Alpini, les permitió ocupar la estratégica cota 118 y poner en jaque a todo el frente enemigo, dado que ya no contaba con importantes unidades de refuerzo. Además en el sector del Monte San Michele, los austro-húngaros debieron abandonar la cota 197 luego de una feroz lucha en la que los defensores prácticamente fueron aniquilados. Este éxito permitió luego de grandes pérdidas ocupar hacia las 10:00 hs, la cima del Monte, sin embargo un duro contraataque de una Brigada de los célebres Alpenjägers (Cazadores Alpinos), especialistas en la lucha de montaña, los obligaron a retirarse, como así también de la estratégica altura de San Martino.

Esa misma noche, unidades de refuerzo italianas intentaron un nuevo ataque contra la cota 118, sin embargo un nuevo contraataque las obligaron a replegarse, sin embargo, lograron consolidarse en las posiciones que el enemigo ocupaba al este de la aldea de Polazzo y entre Vermegliano y Seiz.

Finalmente en la mañana del 27 de Julio, un nuevo ataque italiano, fue frenado por la artillería de campaña austro-húngara, lo cual llevó al General Cadorna a frenar toda iniciativa para dar un descanso a sus fuerzas y reorganizar a sus unidades, lo cual fue imitado por su contrincante, el Barón von Bojna. Sin dudas la agotadora lucha por el Isonzo estaba agotando a ambos bandos.

 11846574_1621450971405904_3279741996895303846_n
Mapa sobre el avance limitado italiano en el marco de la Segunda Batalla del Isonzo.
11227388_1621451851405816_2334453657611188192_n
El Archiduque Eugen von Teschen, (en el centro de barba), quien compartía el mando del Ejército Austro-Húngaro con el Barón Svetozar Boroević von Bojna sigue las maniobras junto a un grupo de oficiales.
 
Deja un comentario

Publicado por en 27 julio, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , , , ,

07 de Julio de 1915 – Final de la Primera Batalla del Isonzo


Final de la Primera Batalla del Isonzo

Un mes exacto de la declaración de guerra al Imperio Austro-Húngaro, las fuerzas italianas comenzaron la mayor ofensiva en las riveras del Río Isonzo, en la frontera nor-oriental, con el objetivo de quebrar las líneas enemigos y así poder ocupar un objetivo indispensable, el Puerto de Trieste, sobre el Mar Adriático, además de incorporar varios territorio “irredentos”.

Para el final del 23 de Junio de 1915, los cuerpos del 2º Ejército del General Pietro Frugoni que cubrían el flanco norte, prácticamente no habían avanzado debido a la resistencia de las tropas austro-húngaras, a las dificultades del terreno y al retraso del bombardeo de la propia artillería por cuestiones relacionadas a la logística. En cambio por el flanco sur, las diferentes divisiones del 3º Ejército del General Emmanuele Filiberto Savoia Duque de Aosta, había tenido un mayor éxito, sobretodo en los alrededores del Monte Carso.

Hacia el 24 de Junio, el comandante en jefe del 4º Cuerpo del 2º Ejército, General Mario Nicolis di Robilant debido al fracaso del día anterior, decidió planificar un ataque en tres direcciones, hacia la aldea de Globna, con la Brigatta Emilia, hacia la cota 363, con la Brigatta Forli, mientras que la 32ª División (Brigadas Spezia y Firenze) marcharían hacia las posiciones llamadas Kuk 61. El avance se inicio entre las 08:00 hs. y las 10:00 hs., y si bien la preparación de artillería fue poco precisa, los hombres de la Brigatta Emilia lograron alcanzar su objetivo a diferencia de los de la Forli.

Por su parte, el 6º Cuerpo del General Carlo Ruelle, ni siquiera había intentado el día anterior alcanzar sus objetivos de ocupar las posiciones entre las aldeas de Sabotino-Oslavia-Podgora, dado un retraso en el bombardeo que se inicio en la madrugada del 24 de Julio, a las 17:00 hs. el ataque comenzó, y para sorpresa de los infantes las posiciones enemigas prácticamente no habían sufrido daño, además el comandante en jefe austro-húngaro Barón Svetozar Boroević von Bojna, había ordenado cavar una segunda línea defensiva en la cual sus soldados pudieron refugiarse, para luego retomar sus posiciones. Además su artillería no había sido alcanzada por el bombardeo enemigo, por lo que pudo frenar el ataque italiano sin ningún tipo de problema.

Más al sur, en las primeras horas del 24 de Julio, las fuerzas de la 21ª División del Ejército del Duque de Aosta, consiguieron tomar el islote de Monte Sagrado, sobre el río Isonzo, y a las 04:30 hs., lograron alcanzar la orilla opuesta. Sin embargo media hora más tarde, la artillería enemiga destruyó el endeble puente por el que debían pasar los refuerzos, por lo que la situación era muy compleja. Hacia las 11:00 hs. la Brigada Bolonia en un intento de aproximación, avanzó en dirección a Castelnouvo, sin embargo las baterías austro-húngaras en San Martino del Carso, abrieron fuego y detuvieron el avance.

La situación en este sector mejoro hacia el 25 de Junio, cuando la Brigada Pisa, logró despejar el puente de hierra de Sagrado y continúo avanzando, por su parte, la Brigada Savono, completó en apoyo su despliegue frente a la aldea de Polazo-Redipuglia, mientras que las brigadas Siena y Regina sostenían el frente que unía las poblaciones de Soca y Mainizza Sdraussina. Al mismo tiempo, la Brigada Bologna, volvió atacar en horas cercanas al mediodía en dirección a Castelnouvo, que finalmente ocupo en horas de la tarde. Esa misma jornada, más al norte, la 14ª División del 7º Cuerpo del General Vincenzo Garioni comenzó a bombardear las posiciones enemigas en el Monte Sei Busi.
Para el 26 de Junio, en el flanco norte el 2º Ejército del General Frugoni no había podido realizar ningún progreso dado las condiciones del tiempo. En cambio, en la madrugada de esa jornada, las baterías del 11º Cuerpo del Teniente General Giorgio Cigliana, abrieron fuego contra las trincheras enemigas en Sdraussina, San Michele, del Bosco Cappuccio e Castelnuovo, y a las 11:00 hs., la infantería de las diferentes divisiones comenzaron avanzar en dirección a San Martino del Carso y San Michele, aunque fue lento, dado la rugosidad del terreno deteniéndose finalmente frente a las posiciones bien defendidas por los soldados austro-húngaros. Un nuevo intento fue lanzado para el día siguiente, pero volvió a fracasar.

Para el 27 de Junio, el sector por donde debían avanzar las unidades del 7º Cuerpo, se habían secado lo suficiente, por lo que pudieron ocupar las afueras de la aldea de Vermegliano, mientras que la “Brigata Pinerolo” logró ocupar la población de Selz. Sin embargo, en la madrugada del día siguiente un contraataque austro-húngaro los obligo a retirarse.

Debido al agotamiento de ambos bandos, durante un par de días, el frente de batalla se estabilizó, por lo que mientras los soldados descansaban, los oficiales de ambos ejércitos comenzaban a planificar las acciones a desarrollar.

Finalmente el 03 de Julio de 1915, el 4º Cuerpo del General Robilante comenzó atacar en dirección a su principal objetivo la ciudad de Tolmino, cuando ya en otros sectores del frente hacia más de una semana que combatía. El primer avance, lo realizó el 11º Regimiento de los célebres bersaglieris, logrando ocupar el territorio entre la aldea de Saga, Log di Cezsoca y Spernizza, la cresta del pequeño monte Polounik, y la vertiente occidental del río Vrisic. Sin embargo más al norte, ya en región alpina, el ataque fue rechazado en Monte Rosso y Leskovca.
Más al sur, las brigadas Módena y Salerno, lanzaron sus ataques en dirección a las poblaciones montañosas de Sleme y Mrzli, sin embargo fue frenada por la tenacidad y resistencia de los célebres Alpen Jägers, especialistas en este tipo de combate. En el sector de Tolmino propiamente dicho, había sido tomado esa madrugada un pequeño fortín al pie del Monte Santa María, por parte de la Brigada Valtellina, con el objetivo de destruir el puente sobre el Isonzo en la cercana aldea de Volzana, sin embargo los austro-húngaros reaccionaron y lo impidieron.
En la madrugada del 04 de Julio, la Brigada Valtellina, apoyada por la Bérgamo, volvió atacar sin utilizar el fuego de artillería para no perder el efecto sorpresa, en dirección a las poblaciones de Santa María y Santa Lucía, aunque la resistencia del enemigo, los obligo en horas de la noche a replegarse.

Es misma jornada, en el sector del 11º Cuerpo del General Cigliana, los soldados de infantería italianos lograron penetrar en las trincheras y mantenerlas pese al contraataque de la 58ª Brigada Austro-Húngara, por lo que la línea se estabilizó en el sector de San Michele, no así en el caso de San Martino del Carso, donde el avance fracaso. En cambio la situación era comprometida para la Brigada Siena al este de Castelnuovo, donde sufrió grandes pérdidas ante el avance enemigo, por lo que en horas de la noche, se vio obligada a retirarse.

Por su parte, ese mismo día, en el sector del 7º Cuerpo del General Garioni, la recientemente llegada Brigada Cagliari comenzó avanzar en horas cercanas al mediodía, en dirección al Monte Sei Busi, sin embargo fracaso, lo que desencadenó un contraataque austro-húngaro. A pesar de la difícil situación, hacia las 16:00 hs., la resistencia se desvaneció, por lo que los italianos lograron avanzar y tomando la cima del Monte. Sin embargo, los austro-húngaros lograron impedir que la 14ª División tomase Vermegliano.

En la mañana del 05 de Julio, comenzó un fuerte bombardeo por parte de las baterías del 6º Cuerpo con el objetivo de tomar finalmente Podgora, que culminó a las 11:00 hs., para darle el tiempo necesario a los zapadores para poder preparar el equipo necesario para abrir huecos en las trincheras enemigas, mediante el uso de tubos explosivos, tarea que lograron cerca de las 13:00 hs., por lo que la infantería pudo iniciar su avance, por lo que la dura lucha se dio entre las dos líneas defensivas, y si bien hubo importantes avances, hacia las 17:00 hs. los austro-húngaros lo habían logrado detener. Esa misma jornada, en el sector del 10º Cuerpo del General Domenico Grande, la Brigada Siena que había sufrido el contraataque enemigo, pudo en horas de la noche, reocupar las posiciones al este de Castelnouvo luego de recibir importantes refuerzos.

Ante este éxito en el sector, en la mañana del siguiente día, las fuerzas italianas lanzaron un nuevo ataque en dirección a San Michele y San Martino, sin embargo lograron algunos éxitos menores en el sector noreste en horas de la tarde, siendo las bajas sumamente altas. Ese mismo día, en el sector del 4º Cuerpo del General Robilant, unidades de “Alpinis” italianos intentaron un nuevo ataque en dirección a Monte Rosso, sin embargo fueron rechazados.

Para el 07 de Julio, unidades de la Brigada Perugia, en el sector de Podgora intentaron romper las líneas de alambradas para avanzar pero fueron detenidas por el intenso fuego enemigo. Esta fue la última acción de la batalla, ya que en horas del mediodía, el Jefe del Estado Mayor, General Luigi Cadorna dio orden de finalizar toda acción ofensiva. Hasta ese momento, las bajas fueron de 15.000 (cerca de 2.000 muertos) italianas y 10.400 austro-húngaras.

La Primera Batalla del Isonzo, fue una victoria defensiva de las fuerzas del Barón von Bojna que inferiores en número, lograron frenar la ofensiva de los ejércitos italianos.

11667479_1613720275512307_2624341467671807077_n

Plano del avance italiano en dirección a la línea Sabotino-Oslavia-Podgorna.
11693985_1613721278845540_240092390979326013_n
Representación artística sobre la defensa austro-húngara ante los ataques italianos en los alrededores de San Martino del Carso.
 
Deja un comentario

Publicado por en 7 julio, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , , , ,

18 de Mayo de 1915 – Segunda Batalla de Artois


Segunda Batalla de Artois

El 09 de Mayo de 1915, luego de una planificación de varias semanas, las fuerzas del 10° Ejército del General Víctor d´Urbal lanzaron una ofensiva contra las posiciones defensivas del VI° Ejército Alemán del Kronprinz Rupprecht de Baviera en la región de Artois, consiguiendo avanzar en dirección a la aldea de Carency y el promontorio de Lorette. El objetivo del plan elaborado por el Grand Quartier Général (GQG) era tomar Vimy Ridge, para así alcanzar la llanura de Douai y la ciudad de Cambrai, y romper de esta manera las líneas del enemigo.

Para el 10 de Mayo, el comandante en jefe francés, General Joseph Joffre, envío varias divisiones de caballería para reforzar al 10° Ejército, a la vez que con el objetivo de distraer a las reservas alemanas, fue lanzado un ataque desde la colina de Lorette hacia la ciudad de Loos, logrando un pequeño avance, aunque fue detenido por el fuego de la artillería alemana instalada en los alrededores de la población de Angres, además el fuego de un puesto de artillería en la capilla de Notre Dame de Lorette, causa varias bajas a la infantería que avanzaba cuesta arriba, además cerca del mediodía un contraataque alemán procedente de la refinería de azúcar entre Souchez y Ablain, obligo al mando francés a suspender de manera definitiva el ataque planificado.

En otro sector del frente, el avance contra Carency se reinició, sin embargo las fuerzas alemanas, lanzaron un contraataque que les permitió recuperar algunas trincheras de comunicación pérdidas la jornada anterior, sin embargo los ataques de la infantería francesa se reanudaron logrando abrir una brecha en las líneas al este de la aldea, y al sur de la carretera Carency-Souchez, sin embargo el avance se frenó debido a la imposibilidad de la artillería francesa de cubrir el avance de los infantes, por lo que los defensores tuvieron el tiempo suficiente para reforzar las posiciones. Más al sur la 39° División del 20° Cuerpo del General Maurice Balfourier lanzó un ataque en dirección al poblado de Neuville, sin embargo fue frenada para la resistencia alemana, logrando solamente avanzar en dirección al camino que unía Arras con Béthune y tomando el cementerio, logrando rechazar a duras penas el contraataque enemigo procedente de las poblaciones de Lens y Douai.

Hacia el 11 de Mayo, el 10° Ejército se había reorganizado lo suficiente como para reanudar una ofensiva general, sin embargo la 77° División de Infantería y la Marroquí del 33° Cuerpo del General Philiephe Pétain que eran las más avanzadas, no habían recibido refuerzos ni las provisiones suficientes, además la comunicación con el grueso de las tropas era casi imposible debido al fuego incesante de las piezas de artillería alemana, sin embargo el General d´Urbal, sospechaba que las defensas del enemigo aumentaría en su eficiencia por lo que un retraso en las operaciones sería una desventaja para sus fuerzas. Más al norte las divisiones del 21° Cuerpo del General Paul Maistre, lograron avanzar en Ablain, Carency, Bois 125 y a lo largo de la barranca de Lorette, flanqueando a la guarnición alemana que ocupaba la primera localidad.

Para la tarde de esa misma jornada, luego de una dura lucha, los franceses consiguieron las cuestas inferiores de la llamada “Meseta de los árabes”, logrando rechazar un contraataque procedente de la “Meseta del Camino Blanco”. Para esa noche, en otro sector, las divisiones del 21° Cuerpo consiguieron finalmente ocupar la meseta de Lorette, privando a los alemanes de un importante punto de observación para su artillería. Para el final de la jornada, el General d ´Urbal reforzó a los cuerpos 33° y 20°, por lo que pudieron así ocupar el bosque al este de Carency, sin embargo más al sur, el avance contra Neuville fue muy lento, aunque lograron ocupar la granja de “La Folie”.

Los sucesivos ataques del 9° Cuerpo del General Louis Curé en el flanco sur y de cuerpos 10° del General Henri Wiberl y 17° del General Nöel Dumas se vieron frenados por el fuego de la siempre eficiente artillería pesada alemana. Estos retrasos, no privaron al General d´Urbal de seguir avanzando, aunque para tomar Vimy Ridge, era necesaria la captura de Souchez por parte del 33° Cuerpo del General Pétain, para ello el 21° Cuerpo del General Maistre, debía seguir avanzando por la meseta de Lorette, mientras que el 20° del General Balfourier tomaría definitivamente Neuville.
Para la madrugada del 12 de Mayo, los cazadores franceses atacaron el punto fuerte alemán en las cercanías de la Capilla de Notre Dame de Lorette sobre la meseta del mismo nombre, siendo capturado luego de una dura lucha cuerpo a cuerpo. En otro sector, la artillería alemana obligo a la infantería enemiga retroceder en dirección a la meseta de del Camino Blanco, en dirección al valle entre Ablain y Souchez. En otro sector, la infantería francesa finalmente pudo ocupar Carency, luego de una lucha feroz, casa por casa, calle por calle, el avance continúo en dirección a la aldea de Ablain de Saint Nazaire que a pesar de ser incendiada por los alemanes, pudo ser ocupada junto a 2.000 prisioneros, varias ametralladoras y piezas de artillería de campaña. Al día siguiente un contraataque alemán en la “Meseta del Camino Blanco”, fue rechazado por el fuego de ametralladoras y la fuerte lluvia.

Finalmente para la mañana del 14 de Mayo, los franceses habían ocupado la mayor parte de la colina de Lorette y la aldea de Carency, pero no las posiciones de artillería, que lograron frenar el avance del 33° Cuerpo del General Pétain. Para la mañana siguiente un nuevo ataque contra la colina del “Camino Blanco” fracasó de manera estrepitosa, sin embargo para alivio del General d ´Urbal, las fuerzas del 1° Ejército Británico del General Sir Douglas Haig lanzaron un ataque más al norte, sobre la aldea de Festubert. Sin embargo para el 16 y 17 de Mayo, la situación en el frente se estancó por lo que las pérdidas humanas y materiales se incrementaron. Por ello el 18 de Mayo de 1915, el mando del 10° Ejército pidió autorización para retirar, debido al cansancio de sus hombres a los cuerpos, 17° del General Dumas y al 10° del General Wiberl, sin embargo su inmediato superior, el General Foch a cargo del llamado Groupe Provisoire du Nord (GPN), denegó el pedido y exigió un cambio en la estrategia, los ataques apresurados debían ser detenidos, para dar paso a uno de carácter general y con una amplia preparación de artillería como había sido el lanzado el 09 de Mayo, esta postura fue apoyada por el General Joffre, quien ordenó al General d´Urbal lanzar solamente pequeños ataques locales.
Era evidente que después de casi diez días de lucha, el mando francés estaba descontento con el avance del 10° Ejército ya que a cambio de terribles pérdidas humanas y materiales, la ganancia territorial había sido mínima.

10426071_1596839453867056_5436107247794268444_n

Mapa del avance francés contra la población de Souchez.
11151073_1596839687200366_1220044089422300559_n
Representación artística sobre la lucha por la posesión de la población de Carency.
 
Deja un comentario

Publicado por en 18 mayo, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , , , ,

13 de Mayo de 1915 – Segunda Batalla de Ypres – Combate de Frezenberg


Segunda Batalla de Ypres. Combate de Frezenberg

Hacia el 05 de Mayo de 1915, el combate de Saint Julián, en el marco de la Segunda Batalla de Ypres, había llegado a su fin, las fuerzas del IVº Ejército Alemán Del Duque Albrecht von Würtemberg habían logrado avanzar sobre las posiciones británicas y canadienses unas yardas a un coste en vidas y materiales muy altas.

Para la siguiente jornada, el comandante del 2º Ejército Británico el veterano General Sir Horace Smith Dorrien, renuncio a su cargo luego que el Alto Mando Francés con apoyo de su superior, el comandante de la BEF-British Expeditionary Force, Mariscal Sir John French, rechazase una propuesta de contraataque siendo reemplazado por el también General Sir Herbet Plumer, hasta entonces a cargo del 5º Cuerpo.

Entre las jornadas del 6 y 7 de Mayo, mientras el frente esta estable, el Estado Mayor del IVº del Duque von Würtemberg, encabezado por su Jefe, General Mayor Emil Ilse, comenzó a desplegar a tres cuerpos frente a la llamada colina de Frenzenberg, defendida solamente por las divisiones 27ª y 28ª, del 4º Cuerpo del General Sir Henry Rawlinson.

Finalmente el ataque se inicio en la madrugada del 08 de Mayo, cuando un intenso bombardeo cayó sobre las trincheras de la 83ª Brigada, que ocupaban la pendiente de la cuesta, sin embargo los sobrevivientes lograron repeler dos ataques de la infantería, sin embargo un tercero los obligo a retirarse, además en su flanco, si bien la 80ª Brigada logró sostener la posición, la 84ª se retiro desordenadamente, por lo que se abrió una brecha en las líneas británicas de 2 millas (3,2 km.).
A pesar de esté éxito, para la jornada siguiente las tropas alemanas vieron frenar su avance, por la heroica resistencia y los posteriores contraataques del Princess Patricia’s Canadian Light Infantry (PPCLI) y la 10ª británica por lo que lograron sostener la línea, sin embargo el coste había sido altísimo, de los 700 soldados canadienses para el final de la jornada solo quedaban en condición de combate 150. Desde ese momento se hará famosa el lema “no oficial” de la unidad, “Holding up the whole damn line”.

La resistencia de los canadienses y británicos en la ladera de la colina de Frezenberg, freno el avance de la infantería alemana, sin embargo entre las jornadas del 10, 11 y 12 de Mayo, la artillería pesada comenzó a bombardear la ruta Ypres-Menin, por donde fluía el abastecimiento para las fuerzas aliadas.

Finalmente en la mañana del 13 de Mayo de 1915, un nuevo ataque alemán precedido por un breve bombardeo de los eficientes cañones Krupp de campaña, fue lanzado con el objetivo de llegar a la estratégica colina, sin embargo una vez más no pudieron romper las líneas defensivas del enemigo, por lo que el combate llegaba a su final, y pese a las duras pérdidas los británicos y canadienses lograron sostener la posición.

11203549_1594281424122859_3014024410127828688_o

Mapa sobre el desarrollo de la Batalla de Frezenberg.
10422507_1594281984122803_2390495137695019587_n
Representación Artística sobre la defensa del célebre Regimiento Princess Patricia’s Canadian Light Infantry (PPCLI).
 
Deja un comentario

Publicado por en 13 mayo, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

06 de Mayo de 1915 – Campaña De Gallipoli – Inicio de la Segunda Batalla de Krithia


Campaña De Gallipoli. Inicio de la Segunda Batalla de Krithia

Hacia el 22 de Abril de 1915, en el marco de la operación de desembarco que dio inicio a la llamada Campaña de Gallipoli, las fuerzas asignadas al llamado Cabo Helles, bajo el mando del Mayor General Aymler Hunter-Weston, se toparon con la dura resistencia de las fuerzas otomanas en la mayoría de las playas, sin embargo en la denominada “Y”, la 29º División Británica lo logró sin ningún tipo de resistencia. Su principal objetivo era tomar la población de Krithia y el monte Achi Baba.

Sin embargo errores en la comunicación entre los mandos, hicieron perder tiempo valioso, lo que fue aprovechado por el Coronel Halil Sami Bey, comandante del sector, para reforzar las posiciones y enviar refuerzos. Ante esto el mando el británico pidió el auxilio de varios batallones franceses del Corps expéditionnaire d’Orient (Cuerpo Expedicionario de Oriente). Finalmente luego de varios preparativos, el mando aliado lanzó un ataque contra las posiciones enemigas, sin embargo fracaso de manera estrepitosa, debido a las duras condiciones del terreno y climáticas, por lo que los diferentes batallones fueron obligados a retirarse una vez hasta la playa.

En los sucesivos días, las fuerzas otomanas lanzaron una serie de contraataques, aunque no pudieron quebrar la resistencia británica y francesa, aunque quedaron sumamente exhaustas y sin capacidad ofensiva. Para resolver esta situación, el Mayor General Hunter –Wetson le pidió refuerzos al comandante de los ANZACS-Australian and New Zealand Army Corps, el General William Birdwood, quien atendiendo el pedido envío a una brigada de infantería australiana y otra neocelandesa, en total unos 5.000 soldados, que serían vitales para un nuevo ataque. Además también arribaron, varias brigadas de la Royal Naval Division y una de infantería británica de la División 42ª East Lancashire.

Estos efectivos sumaban en total unos 25.000 hombres, que serían encabezados en el ataque por las brigadas británicas 87ª y 88ª de la 29ª División, mientras que los franceses, y ANZACS se mantendrían en la reserva, sin embargo a pesar de ser reforzado, las fuerzas carecían de piezas de artillería, dado que si bien contaban con 72 cañones, la única munición disponible era la de metralla, ineficaz para bombardear posiciones fortificadas.

Por su parte los otomanos también recibieron refuerzos, sumando en total unos 20.000 hombres que se establecieron en las diferentes trincheras a lo largo de los barrancos naturales del terreno, y a diferencia del enemigo contaban con siete baterías de artillería a cada lado del monte Achi Baba, como así también una con seis obuses de 120 mm. Todas estaban coordinadas por competentes oficiales alemanes adjuntos.

El plan elaborado por el mando aliado constaba de tres fases, la primera implicaba un avance generalizado de una milla a través del frente, que en su sector derecho, los franceses debían ocupar el llamado barranco Kereves y atrincherarse, en la segunda, por el centro y la izquierda los británicos avanzarían en dirección a los barrancos de Abeto y Gully, para luego tomar el poblado de Krithia, por último la tercera consistía en tomar el monte Achi Baba. A pesar de su minuciosidad el plan sobrestimaba una vez más las condiciones del terreno y sobretodo el número de tropas enemigas.

El ataque comenzó debido a una serie de retrasos recién a las 11.00 hs. del 06 de Mayo de 1915, por lo que perdió el factor sorpresa, y si bien la brigada 88ª alcanzó avanzar sobre el barranco de “Abeto” y la división naval sobre Kanli Dere, para el final del día, la ganancia territorial no sobrepasaba las 400 yardas (370 mts.) dando como resultado que las defensas otomanas se mantuvieron firmes sin ser forzadas en ningún momento.

Sin dudas era una pésima primera jornada para el Mayor General Hunter-Wetson, ya que detallado plan de avance elaborado junto a su Estado Mayor no estaba dando los resultados esperados.

11162330_1592575530960115_771683595675180455_n

Mapa de la región donde se desarrollo el ataque británico.

11049577_1592577024293299_907002364966785995_n

Nido de ametralladoras otomano, en las cercanías al barranco de Kereves
 
Deja un comentario

Publicado por en 6 mayo, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

26-27 de Marzo de 1915 – Batalla de Hartmannsweilerkopf. Éxitos parciales franceses


Batalla de Hartmannsweilerkopf. Éxitos parciales franceses

Hacia inicios del mes de marzo de 1915, las fuerzas francesas, en su mayoría los célebres Chasseurs Alpins (Cazadores Alpinos) que eran parte del 3° Ejército del General Maurice Sarrail habían lanzado un nuevo ataque con el objetivo de tomar de manera definitiva el estratégico monte Hartmannsweilerkopf, en la región de los Vosgos en el norte de Alsacia, sin embargo pese a algunos avances, el mismo se hizo demasiado lento debido a la difícil situación climática, como así también a la resistencia de las tropas enemigas.

En la mañana del 07 de Marzo, las fuerzas alemanas con apoyo de artillería de montaña, lanzaron un contraataque con el objetivo de retomar la importante posición de Jägertanne, sin embargo los agotados defensores alpinos lograron resistir, siendo reforzados en las jornadas sucesivas por regimientos de infantería de línea. Luego de dos semanas de inactividad, el 19 de Marzo los alemanes volvieron a lanzar una ofensiva en toda la región, sin embargo fracaso.

Estos éxitos defensivos envalentonaron a los mandos franceses que comenzaron a planificar una nueva ofensiva con el objetivo de alcanzar la tan deseada cima. En la madrugada del 23 de Marzo, alrededor de 57 piezas de artillería comenzaron a bombardear las posiciones defensivas del enemigo, durante 4 horas, para luego dar paso a la infantería que logro tomar la colina entre Molkenrain y Hartmannswillerkopf, a solo 150 metros de la cima. Sin embargo a pesar del éxito, durante las jornadas posteriores el avance se detuvo por completo.

A pesar de los contratiempos los oficiales franceses no se amilanaron por lo que para la mañana del 26 de Marzo, luego de un bombardeo de casi dos horas, unidades e Chausseurs Alpins y de Infantería de Línea se lanzaron una vez más al ataque logrando capturar la estratégica posición llamada “Roca Helle” y continuaron marchando hacia el norte en dirección Bischofshut en dirección al último puesto de la ruta de logística enemiga llamada Serpentinenstrasse.

Además consiguieron ocupar las posiciones fortificadas superiores y medias de Rehfelsen, sin embargo, elementos de infantería y de los célebres ulanos “desmontados” se afirman en sus posiciones en las fortificaciones inferiores (Unter Rehfelsen) evitando el éxito total del avance. Esta exitosa jornada, le permite al mando francés ocupar un excelente punto de observación desde el cual se visualiza gran parte de la llamada llanura de Cernay, por lo cual la artillería está en condiciones de poder bombardear la línea ferroviaria Mulhouse-Colmar, clave del sistema logístico del enemigo.
Esta situación comenzó a preocupar al mando alemán, ya que la pérdida completa de la cima del monte Hartmannswillerkopf, representaría un duro golpe ya que las vitales líneas de abastecimiento quedarían totalmente vulnerable al fuego de artillería enemigo, sin embargo antes de cualquier acción ofensiva, era necesario reforzar las posiciones defensivas que aún permanecían en su poder, por lo que esa misma noche mientras el avance francés se frenaba comenzó el reemplazo de las cansadas tropas del frente.

En la mañana del 27 de marzo, los franceses se vieron obligados a frenar su avance debido a las condiciones climáticas y al hecho que en base al avance logrado, la artillería debía desplazarse hacia nuevas posiciones por lo que el traslado se hacía muy dificultoso debido al duro terreno, esto dio un respiro a los alemanes que lograron trasladar varios regimientos que comenzaron a construir nuevas fortificaciones.

A pesar del éxito de la ofensiva, el objetivo del mando francés de ocupar la posición estratégica del monte Hartmannswillerkopf estaba lejos aún de cumplirse, debido principalmente a la tenaz resistencia de los defensores alemanes.

11083752_1580418222175846_7061685934216111216_o

Mapa de la región donde se desarrollaron los combates.
1911258_1580418308842504_2030712718506124516_o
Panorámica de las posiciones defensivas alemanas en el reducto de Unter Rehfelsen
 
Deja un comentario

Publicado por en 26 marzo, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , , , ,

22 de Marzo de 1915 – Final del Sitio de Przemyśl


Final del Sitio de Przemyśl

El 24 de Septiembre de 1914, las fuerzas rusas del 3° Ejército del General de origen búlgaro Radko Dimitriev pusieron sitio a la ciudad-fortaleza de Przemyśl en la región de los Cárpatos, luego de las fracasadas ofensivas del Jefe del Estado Mayor Austro-Húngaro, Conde Conrad von Hötzendorf.

El plan elaborado por el mando ruso, se basaba en constantes ataques frontales que no pudieron quebrar la resistencia de los defensores, que se encontraban bajo las órdenes del Coronel General Hermann Kusmanek von Burgneustädten, sino por el contrario sufrieron innumerables bajas humanas y materiales, además para el mes de octubre, una ofensiva del III° Ejército del Barón Svetozar Borojević von Bojna logró levantar el cerco, sin embargo al mes siguiente una nueva ofensiva le permitio al 11° Ejército del General Andrei Selivanov, que a diferencia del General Dimitriev decidió no lanzar ataques frontales sino que estableció un férreo cerco con el objetivo de desgastar al enemigo haciéndolo sufrir hambre y sed.

Para diciembre de 1914, la artillería pesada rusa desencadeno un fuerte bombardeo con el objetivo de rendir la ciudad, esto sin embargo no afecto las defensas debido en gran parte a la esperanza que las fuerzas austro-húngaras lograsen abrir un paso para evacuar las posiciones, y a pesar que durante todo el invierno de 1914-1915 se realizaron varios intentos, sin embargo era evidente que con el correr de los días la ayuda no llegaría, a pesar que en el mes de Febrero el Barón von Bojna realizó un último intento que fracaso debido a la presión de la ofensiva enemiga en los Montes Cárpatos.
Para finales de Febrero, el Alto Mando Austro-Húngaro le informo al Coronel General Kusmanek von Burgneustädten, que iba a ser imposible lanzar un nuevo esfuerzo por levantar el cerco, lo cual hundió aún más la moral, no solo de las tropas sino también de civiles, que en definitiva eran un claro reflejo de la cosmopolita población del Imperio de los Habsburgo, ya que en el interior de la ciudad-fortaleza convivían de manera difícil, austriacos alemanes, húngaros, polacos, checos, eslovacos, ucranianos, rutenos y una importante comunidad hebrea que participaba entusiasta en la construcción de las defensas dado el temor que despertaban los rusos, sobre todo los cosacos conocidos por su antisemitismo histórico.
Hacia principios de marzo 1915, mientras las fuerzas defensoras sufrían deserciones y la falta de víveres y pertrechos, las fuerzas del General Selivanov se veían reforzadas, por lo que finalmente luego de varios preparativos, en la noche del día 13, lanzaron un ataque sobre las defensas del sector norte que alcanzaron el tiempo suficiente para que el mando austro-húngaro lograse formar una nueva línea de defensa y ordenase la destrucción de todo tipo de objetos de valor para evitar que cayesen en manos enemigas.

El día 19, el Coronel General Kusmanek von Burgneustädten lanzó un último intento con sus debilitadas tropas, por romper el cerco, sin embargo fracaso de manera estrepitosa, por lo que debió retirarse hacia el centro de la ciudad. Por lo que finalmente el día 22 de Marzo de 1915, debió rendirse y entregar la ciudad-fortaleza al enemigo, que marchó solemnemente por las calles ante muestras de jubileo por parte de la población eslava y con sumo temor por los hebreos. Para el final de los combates, las bajas rusas alcanzaron las 115.000, mientras que los austro-húngaros perdieron 86.000 muertos, 28.000 heridos y 117.000 prisioneros, entre ellos 9 generales y 93 oficiales del Estado Mayor, además de otros 2.500 funcionarios militares y civiles.

Luego de 133 días, la ciudad-fortaleza de Przemyśl cayó, lo cual se abría el último escollo para que las puertas del territorio húngaro quedasen abiertas para una invasión de las fuerzas rusas.

10835304_1579077848976550_2508341966680262187_o

Mapa de la fortaleza de Przemyśl y sus alrededores.

10397183_1579077998976535_7237745198898780912_o

Soldados rusos marchan por las calles de la recién tomada ciudad.
 
Deja un comentario

Publicado por en 22 marzo, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , , , ,

20 de Enero de 1915 – Primer ataque aéreo a las Islas Británicas


Primer ataque aéreo a las Islas Británicas

Desde finales del siglo XVIII, los globos aerostáticos fueron el primer elemento que permitió al hombre llegar al cielo, siendo utilizados de manera inmediata para fines bélicos, sobretodo en cuestiones de observación de los movimientos del enemigo durante la batalla.

En la última década del siglo XIX, el Conde prusiano, Ferdinand von Zeppelin, comenzó a experimentar con dirigibles rígidos compuesto por motores y timón para su maniobrabilidad, finalmente después de varios proyectos, en Julio de 1900, fue presentado el llamado Luftschiff Zeppelin (LZ1), su diseño se basaba en una estructura cilíndrica de aleación de aluminio y un casco cobertor de tela que contenía celdas de gas separadas, se utilizaron aletas multiplano para el control y la estabilidad, dos góndolas para la tripulación bajo el casco, y propulsores adheridos a ambos lados. Además había una cabina para pasajeros localizada entre las dos góndolas, que durante la guerra se utilizaría como depósito de bombas.
El primer uso militar, fue el 05 de Marzo de 1912, cuando un dirigible italiano realizó una expedición de reconocimiento detrás de las líneas otomanas durante la llamada Guerra de Tripolí. Sin embargo fue durante el inicio de la guerra en 1914, cuando los alemanes lo utilizaron como arma. El primer bombardeo fue contra Amberes en las primeras semanas de los combates. El estupor y miedo que produjo sobre la población civil fue muy importante, sobretodo dado la modalidad, ya que los zeppelins, si bien su velocidad de desplazamiento era lenta, su silenciosa marcha lo hacían imposible de detectar a tiempo.

Si bien los británicos recibieron con sorpresa la noticia del bombardeo sobre Amberes, su mayor temor era la incursión de barcos alemanes sobre las ciudades y puertos costeros como habían ocurrido en Scarborough, Hartlepool and Whitby del 16 de Diciembre de 1914, por lo que las autoridades militares y civiles no pusieron énfasis en prevenir un ataque aéreo.

En la tarde del 19 de Enero de 1915, los zeppelins L3, L4 y L6, despegaron de la base Fuhlsbüttel en dirección a las islas británicas, sin embargo a poco de marchar, el último por cuestiones de un fallo mecánico, debió regresar. El objetivo principal era la ciudad de Humberside, sin embargo los fuertes vientos del Mar del Norte, hicieron que desviasen su ruta, soltasen las bombas sobre Great Yarmouth, Sheringham, King’s Lynn y varias aldeas circundantes. La incursión concluyó en las primeras horas de la mañana del 20 de Enero, cuando las naves volvieron a su base, sin sufrir ningún tipo de bajas, dejando como saldo, cuatro personas muertas, dieciséis heridas y un daño material de unas £ 7,740 (en la actualidad equivaldrían a £ 180,400).

A pesar de las pérdidas, y tal como exponen los periódicos de la época, la mayor preocupación de las autoridades británicas era el impacto psicológico que tendría de ahora en más sobre la población.

 

 10303783_1559194414298227_5386132457951338640_n
Publicación del periódico londinense Daily Telegrpah sobre el bombardeo de los zeppelins alemanes.
1486654_1559194424298226_8389518407131650762_n
Postal alemana sobre el éxito de la incursión sobre territorio británico.
 
Deja un comentario

Publicado por en 20 enero, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: