RSS

Archivo de la etiqueta: Francia

Soldados franceses en Granezza después de la victoriosa batalla del río Piave


web

THE ALLIED ARMIES ON THE ITALIAN FRONT, 1917-1918

Soldados franceses distribuyendo banderas francesas a niños italianos , 14 de julio de 1918. Fotografía posiblemente tomada en Granezza durante las celebraciones después de la victoriosa batalla del río Piave . Fotografía: Ernest Teniente Brooks .

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 14 julio, 2018 en Imagenes

 

Etiquetas: , , , , ,

Las penurias de la población civil


web

“Tal como estaba previsto, hay en el barrio una extrema penuria de harina y carne. Por consiguiente, la ración de pan queda fijada en 150 gramos por adulto y 75 por niño menor de diez años. Vosotros, panaderos, debéis elaborar una lista exacta de vuestros cliente, adultos y niño, que debéis controlar severamente. Para los carniceros, tomaréis en seguida las mismas disposiciones, la ración será de 75 gramos para los adultos y 47 gramos para los niños. Deberéis racionar según las instrucciones recibidas las legumbres y las patatas y recomendaréis rigurosamente que por economía no se pelesn las patatas antes de cocerlas.”

Texto dirigido por el subprefecto de Valenciennes (Francia) a los alcaldes de los barrios, enero 1917

Valenciennes 1917

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 15 enero, 2017 en 1917

 

Etiquetas: , , , , ,

02 de Junio de 1916 – Inicio de la Batalla de Mont Sorrel


Inicio de la Batalla de Mont Sorrel

Desde hacia tiempo en el norte de Francia, los hombres y los recursos estaban siendo reunidos en la preparación de una gran ofensiva británica-francesa en el Somme. Esta situación no pasó desapercibido para el Oberste Heeresleitung. El IIº Ejército Alemán, del General de Infantería Fritz von Bellow, que sostenía el sector norte del río, había observado los preparativos para una ofensiva desde finales de febrero de 1916. A falta de recursos debido a las operaciones en Verdún, los alemanes sólo podían montar operaciones locales en un esfuerzo para desviar los recursos británicos.

Luego de varias opciones, el sitio escogido era el Mont Sorrel situado en el saliente de Ypres, a 3 kilómetros (1,9 millas) al este de de la ciudad del mismo nombre, sobre territorio belga una cresta entre Hooge y Zwarteleen. La línea de cresta de Mount Sorrel, cerca del Tor Top o Hill 62 (Colina 62) y Hill 61 (Colina 61) se elevaba aproximadamente 30 metros (98 pies) por encima de las tierras bajas en Zillebeke, posición que proporcionaba un punto observación excelente sobre el saliente, la ciudad y las rutas cercanas. Estos picos eran la única parte de la cresta de la cordillera de Ypres que permanecía en manos aliadas.

El 28 de mayo 1916, en el sector hubo un brusco cambio de mando, el Teniente General Edwin Alderson fue nombrado para el ceremonial cargo de Inspector General de las Fuerzas Canadienses en Inglaterra y fue sucedido por el Teniente General Julian Byng como comandante del Cuerpo canadiense.

En una primera inspección al frente, notó que sus tropas estaban por debajo de las posiciones alemanas y bajo el peligro constante de fuego enemigo. Por lo que asignó al Comandante de la 3ª División, Mayor General Malcolm Mercer la tarea de preparar un plan para invadir las posiciones más peligrosas en poder del enemigo en un ataque local.

A medida que los canadienses comenzaron los preparativos para un asalto, los alemanes estaban en el proceso de ejecución de su propio asalto. El XIIIº (Real Württemberg) Cuerpo, del Barón Theodor von Watter, que integraba al IVº Ejército del Duque Albrecht von Würtemberg, pasó seis semanas de planificación y preparación cuidadosa sobresu ataque a Mount Sorrel, y los picos Tor Top (Hill 62) y Hill 61.
Su objetivo era tomar el control de los puestos de observación al este de Ypres y mantener tantas unidades británicas como sea posible inmovilizadas en la zona, para evitar la transferencia al frente del Somme. Los alemanes construyeron muy por detrás de sus propias líneas, trincheras de práctica se asemejaban a las posiciones canadienses cerca de Tor Top para ensayar el asalto.

A mediados de mayo, el reconocimiento aéreo cerca de Mont Sorrel indicó que las fuerzas alemanas estaban preparando un ataque. Los pilotos del Royal Flying Corp (RFC) había n observado la existencia de obras curiosamente similares a las posiciones canadienses, muy por detrás de las líneas enemigas. Además se los avisto cavar nuevas trincheras lo que implicaba un asalto inminente. El Cuerpo Canadiense acababa de comenzar el desarrollo de planes para invadir las posiciones, cuando los alemanes ejecutaron se precipitaron en el ataque.
En la mañana del 2 de junio, el XIIIº Cuerpo Alemán comenzó un bombardeo masivo de artillería pesada contra las posiciones canadienses. Nueve décimas partes del batallón de reconocimiento canadiense se convirtieron en víctimas durante el bombardeo. El Comandante de la 3ª División Canadiense el Mayor General Mercer y comandante de la 8ª brigada Brigadier General Arthur Victor Seymour Williams estaban llevando a cabo una inspección de la línea del frente, cuando el ataque comenzó, siendo ambos heridos de gravedad.

A las 13:00 hs. mineros alemanes detonaron cuatro minas cerca de las trincheras de avanzadas canadienses, antes de que la infantería atacara con seis batallones, más cinco de apoyo y otros seis en reserva. Cuando las fuerzas alemanas atacaron, principalmente contra las posiciones mantenidas por la 8º Brigada canadiense, la resistencia en el frente de batalla era “mínima”. Durante varias horas críticas tanto la 3ª División como la Brigada estaban sin líder, por lo que su nivel de defensa sufrió considerablemente.

El General de Brigada Sir Edward Spencer Hoare Nairne, de la División de Artillería Lahore, finalmente asumió el mando temporal de la División. Sin embargo, las fuerzas alemanas eran todavía capaces de capturar Mont Sorrel y Hill 61. Después de avanzar hasta 1.100 metros (1.200 yd), las tropas del Cuerpo XIII se atrincheraron, a pesar que el camino a Ypres estaba abierto y sin defensa, ningún oficial tomó la iniciativa para superar las instrucciones y capitalizar el éxito experimentado.

Hacia el primer día de la batalla, las tropas canadienses sufrieron un duro revés, sin embargo el enemigo no supo aprovechar las circunstancias, dando tiempo suficiente a los oficiales del Cuerpo Canadiense para reforzar la posición.

14068118_1742593435958323_7615075683385704146_n

Mapa del área donde tuvo lugar el inicio de la batalla
14141844_1742593555958311_3008562196049527459_n
Trincheras canadienses destruidas por la artillería pesada alemana
 
Deja un comentario

Publicado por en 2 junio, 2016 en 1916

 

Etiquetas: ,

Acuerdos Sykes-Picot


web

El Acuerdo Sykes-Picot, firmado el 16 de mayo de 1916, fue un acuerdo secreto entre Gran Bretaña y Francia para dividirse los territorios del Próximo Oriente en caso de obtener la victoria en la guerra contra los Imperios Centrales; el Imperio ruso y el Reino de Italia dieron su aceptación. Debe su nombre a los negociadores del pacto, sir Mark Sykes, en representación de Gran Bretaña, y François Georges-Picot por Francia.

Contexto

Inicialmente, las negociaciones incluyeron a Rusia. Desde que los aliados occidentales entraron a la guerra, la Rusia zarista presionó por lograr su antigua ambición de obtener una entrada marítima al Mediterráneo mediante el estrecho de los Dardanelos. Cuando el Imperio Otomano turco se convirtió en aliado del enemigo alemán los rusos lograron que en 1915 los aliados occidentales apoyaran sus demandas de acceso a las costas mediterráneas las cuales debían concretarse si fueren vencedores en la guerra. El Tratado de Paz de Brest Litovsk (marzo de 1918), firmado entre el gobierno Bolchevique de Rusia y el Imperio Alemán, liberó a los restantes aliados del cumplimiento de los términos de estos acuerdos hacia los rusos. No obstante durante la revolución de Octubre los Bolcheviques hicieron público el contenido de este y otros acuerdos secretos, causando muchas dificultades a las alianzas que los británicos tenían con los líderes nacionalistas árabes.

Los acuerdos están basados en la partición del Próximo Oriente en cinco zonas; una de control británico, una de control francés; una de influencia británica o protectorado británico; una de influencia francesa o protectorado francés y una de administración internacional (Las ciudades de Jerusalén y Nazareth). Originalmente los acuerdos mencionan también una zona de control ruso, pero al parecer estos fueron cambiados de mutuo acuerdo en 1917 y luego fueron refrendados durante la conferencia de San Remo y recibieron también un aval de la Liga de Naciones.

Historia

El 3 de enero de 1916 Sir Mark Sykes representando a Gran Bretaña y François Georges-Picot representando a Francia acordaron la división general del Oriente Medio una vez terminada la guerra y derrotado el imperio otomano. Francia recibiría la Siria de hoy y su zona costera que se convertiría en el Líbano actual. Ejercería un ámbito de influencia hacia el Este, hasta Mosul. Los británicos obtuvieron Basora y Bagdad y un ámbito de influencia hacia el Este, hasta Persia (el futuro Irán.)

Palestina quedó indefinida, pero finalmente fue otorgada bajo un mandato de la Sociedad de Naciones a Gran Bretaña. En el momento de las negociaciones de Sykes-Picot, los británicos negociaban también con el jerife de La Meca Husayn ibn Ali el apoyo aliado a una revuelta contra los otomanos, de la que debería surgir un Estado árabe unificado en todos los territorios arrebatados a los turcos, desde Siria hasta el Yemen. De estas negociaciones, cuyos acuerdos Gran Bretaña no tenía intención de cumplir (pues contradecían las propias conversaciones Sykes-Picot) surgió la Rebelión Árabe, que supondrá la efímera independencia del Hiyaz, la aún más efímera unificación de los territorios árabes otomanos bajo la acción de las tropas árabes y, finalmente, la colocación de la dinastía de los hachemíes en varios tronos de la zona y la creación del nuevo reino de Transjordania. En la rebelión participaría como enlace británico Thomas Edward Lawrence (conocido como Lawrence de Arabia).

Igualmente los británicos, cautelosos con sus palabras, alentaron a los judíos al señalar que veían con buenos ojos el establecimiento de un futuro estado judío en Palestina, mediante la llamada Declaración Balfour. En efecto, como medida de guerra, los británicos alentaban las aspiraciones nacionalistas de las comunidades árabes en los mismos territorios.

A partir de la Conferencia de Paz de París (1919), Gran Bretaña no solamente obtuvo un mandato en Palestina, sino también tomó Mosul, al que agregó Basora y Bagdad para crear el reino de Irak. Recortó a Siria (ya ocupada por Francia) un territorio, que añadió a Iraq, y la Alta Galilea para poder transportar mediante oleoducto el petróleo de Mosul a Haifa. Todas estas adjudicaciones territoriales estuvieron de acuerdo con las directrices de los acuerdos Sykes-Picot.

Compensó a la familia Hussein por ser expulsados de Siria, separando Transjordania de Palestina, que otorgó al segundo hijo de Hussein, Abd Allah como monarca. Iraq se lo otorgó a Faysal como monarca, pero siempre manteniendo un mandato o un protectorado sobre los territorios.

Una preocupación más para los británicos, que tenían muchas colonias pobladas por musulmanes, era eliminar el poder del Califa turco sobre el panislamismo. Esta es una de las razones por las qué apoyaron al jerife Husayn ibn Ali en la Meca y dejaron neutral a Abdul Aziz ibn Saud en el centro de Arabia, para que sirvieran de contrapeso a cualquier movimiento pan-islámico. Se movieron para reducir la influencia individual del Califa a través del Oriente Medio fomentando el nacionalismo secular árabe y creando, cuando fue posible, nuevos pequeños estados, en una forma compatible con la política exterior del Imperio Británico.

Consecuencias

Donde se vieron frustrados los planes del tratado Sykes-Picot fue en Turquía al surgir la figura de Mustafa Kemal Atatürk para dirigir la Guerra de Independencia y liberar a ese país del control foráneo que se intentaba al finalizar la guerra. Pero en general, el tratado fue implementado en los términos para los que fue concebido. Las consecuencias de su implementación crearon las condiciones de dominio Francés y Británico y los conflictos regionales que han eludido una paz duradera desde esa fecha.

 
1 comentario

Publicado por en 16 mayo, 2016 en 1916, Tratados

 

Etiquetas: , , , , ,

11 de Enero de 1916 – Francia ocupa la Isla de Corfú


Francia ocupa la Isla de Corfú

La isla de Corfú, con una superficie de casi 600 km2, ubicada sobre el Mar Jónico, situada frente a la costa noroeste del Epiro griego y la sur del Epiro albanés, estaba relacionada a la mitología desde sus inicios. La historia de la isla está repleta de batallas y conquistas. Herencia de estas luchas son las fortalezas que sobresalen estratégicamente a lo largo de toda la isla. Sus pobladores tuvieron que soportar el dominio de diversos pueblos, durante la Edad Clásica y Media, fue ocupada sucesivamente por bizantinos, árabes, normandos, venecianos, además de sufrir varios asedios por parte de los turcos otomanos.

En 1797, por el Tratado de Campoformio que dio fin a la guerra entre la llamada Primera Coalición y Francia, que comenzaba a estar bajo el poder de Napoleón, puso la isla bajo soberanía de este último, sin embargo los británicos lograron expulsarlos y así en 1815, durante el Congreso de Viena, Corfú y las demás islas pasaron a estar dominadas por Londres, bajo el protectorado de “Estados Unidos de las Islas Jónicas”.

El 29 de Marzo de 1864, mediante la firma del Tratado de Londres entre Gran Bretaña, Francia, el Imperio Ruso y el Reino de Grecia, se estableció que la soberanía de las islas se transferiría a este último país, como un gesto de buena voluntad al recientemente designado Rey Jorge I, por lo que el 28 de Mayo de ese mismo año, la unificación quedo sellada.

Durante un largo periodo los habitantes vivieron en una relativa paz y tranquilidad, dado que la nueva nación progresaba gracias a los nuevos adelantos tecnológicos y a los acuerdos comerciales firmados con sus vecinos de la región de los Balcanes, como de potencias como el Imperio Británico o Alemania.

Si bien la isla no se vio prácticamente afectada por los combates de las dos guerra balcánicas que se sucedieron entre 1912-1913, muy diferente sería, luego del Atentado de Sarajevo en Junio de 1914, que sumergiría a gran parte del continente y el mismo mundo en una terrible conflagración. A pesar que el Reino de Grecia había declarado la más estricta neutralidad, las presiones de ambos bandos no cesaban lo cual generaba problemas políticos internos. La situación se agravó a un más cuando el vecino Reino de Bulgaria declaró la guerra a Serbia e inicio una ofensiva con el apoyo de tropas alemanas y austro-húngaras.

Pese a la resistencia de los valientes soldados serbios junto a sus aliados montenegrinos, nada pudieron hacer para frenar el masivo ataque del enemigo, por lo que no tuvieron otra opción que comenzar la retirada, hacia el neutral territorio albanés, controlado en parte por el ex funcionario otomano Esad Pasha que comprometió su apoyo. Pese a que los aliados habían desembarcado en el Puerto De Salónica, pese a las protestas del gobierno griego, no pudieron socorrer a sus aliados en desgracia, por lo que decidieron evacuarlos para que no fuesen aplastados por los ejércitos de las Potencias Centrales que les pisaban los talones.

Ante la negativa del Primer Ministro Stephanos Skouloudis, a permitir que esas tropas se concentraran en Salónica, el mando aliado tomo una decisión sumamente drástica, y el 11 de Enero de 1916, tropas francesas, desembarcaron en la Isla de Corfú y se hicieron rápidamente con el control sin prácticamente encontrar resistencia, el objetivo era proporcionar un refugio seguro y a una distancia relativamente cercana, no solo para las tropas y el Gobierno, sino para miles de civiles que huían. Esa misma tarde, las autoridades griegas, presionadas por los diplomáticos de las Potencias Centrales, protestaron de manera vehemente ante la violación flagrante del territorio de una nación neutral, sin embargo sus reclamos no fueron tenidos en cuenta.

Una vez más las urgencias de la guerra no tenían en cuenta los aspectos de la diplomacia.

12651304_1672144193003248_1394228095831505022_n

Mapa de la isla de Corfú.
12717350_1672144299669904_5385822496380809436_n
Tropas francesas desembarcando en el puerto de la capital de la isla.
12670114_1672145376336463_7231902743548351548_n
Crónica del periódico londinense Daily Telegraph sobre el desembarco.
 
Deja un comentario

Publicado por en 11 enero, 2016 en 1916

 

Etiquetas: , , , , ,

10 de Enero de 1916


web

En la noche del 10 de enero de 1916, varios navíos franceses, escoltados por una flota de contratorpederos, llegaron a la isla griega de Corfú. Los buques de guerra transportaban dos batallones de cazadores alpinos, cañones, ganado caballar y mular, municiones, víveres y demás efectos. Apagando todas las luces, los cruceros franceses penetraron, precedidos de la flota, en el canal de Corfú, A las dos de la madrugada llegaron al puerto, atracaron silenciosamente en los muelles y comenzaron las operaciones de desembarco. Lo primero que hicieron los alpinos fue detener al jefe del espionaje alemán y a sus satélites. Una vez realizada esta preventiva medida de seguridad, los franceses se acuartelaron, empezando inmediatamente a preparar la instalación destinada a los serbios.

El rey griego se pronunció de la siguiente manera:

“ Es pura hipocresía por parte de Inglaterra y Francia hablar de la violación de la neutralidad de Bélgica y de Luxemburgo después de los que han hecho y están haciendo aún con Grecia. Fijaos en la lista de los territorios griegos ocupados por las tropas aliadas: Lemnos, Imbros, Metilene, Castellorizo, Salónica, Corfú, la península calcidica, gran parte de Macedonia……”

Y mientras Grecia se mantiene en una extraña neutralidad, Montenegro es invadido también por los imperios.

 
2 comentarios

Publicado por en 10 enero, 2016 en 1916

 

Etiquetas: , , , , , , ,

26 de Octubre de 1915 – El Rey George V visita las tropas en Francia


El Rey George V visita las tropas en Francia

Desde el inicio de la guerra en Agosto de 1914, el Rey George V de Gran Bretaña, se preocupo honestamente por el estado de las tropas en el frente de batalla, su popularidad sin dudas servía para elevar la moral en las duras condiciones de combate. Su simpleza y bondad era reconocida tanto por civiles como militares.

Sus gestos eran imitados por los demás miembros de la familia real, dado que varias veces el Príncipe Edward de Galés, heredero al trono, realizaba visitas de inspección en las trincheras de Francia donde era bien recibidos por los soldados y oficiales. Además intentaba mostrar que la Corte en tiempos de guerra se adaptaba a las necesidades de sus conciudadanos, cumpliendo las disposiciones emanadas del Gobierno y el Parlamento, como la no ingesta de alcohol, que llevó al monarca a vaciar las bodegas de sus palacios.

El 26 de Octubre de 1915, desembarco de incógnito con un importante séquito de ayudantes de campo en el puerto francés de Havre, siendo recibido por el Gobernador Militar Vicealmirante Joseph Biard, el Prefecto Maurice Benoist y el Alcalde Mayor Jean Morgaud. Esa misma mañana realizó una recorrida por los campos cercanos, en compañía del General Joseph John Asser comandante en jefe del campamento, poniendo especial atención el que rodeaba a la ciudad de Harfleur conquistada hacia ya 500 años por el Rey británico Henry V.

Según los corresponsales de la época, en horas de la tarde se retiro a sus aposentos para organizar junto con sus ayudantes la reunión que tendría al siguiente día, con el Presidente francés Raymond Poincaré, para luego dirigirse directamente al frente para recorrer las trincheras ocupadas por sus tropas.
Si bien no era la primera vez que lo hacia, los soldados esperaban con ansias la presencia de su Majestad dado que además del respeto que le consideraban, representaba, a pesar de su acotado poder, al mismo Imperio por el cual luchaban.

 12196302_1648283928722608_654176179957455035_n

Crónica del corresponsal en Francia del periódico londinense Daily Telegraph sobre la visita del Rey George V a sus tropas en el frente.
12243260_1648283782055956_3657452073407757642_n
El monarca (a la izquierda de barbara) junto a sus ayudantes de campo y oficiales en una recorrida por los alrededores del Puerto francés de Havre.
 
Deja un comentario

Publicado por en 26 octubre, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , ,

3 de Octubre de 1915 – Periodico Petit Journal


web

“Esperábamos la hora del ataque como el que espera una fiesta.”

https://i2.wp.com/cent.ans.free.fr/pj1914/pj124104101914.jpg

 
Deja un comentario

Publicado por en 3 octubre, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , ,

22 de Mayo de 1915, Periodico Petit Parisien


web

Sigue el optimismo dentro de la prensa francesa y fomentar propaganda que suba la moral de la tropa:

“Excepto cinco minutos al mes, el pelígro es mínimo, incluso en las situaciones críticas. No sé como me las voy a apañar sin pegarme esta vida cuando la guerra acabe.”

Petit Parisien, 22 mayo 1915

 
Deja un comentario

Publicado por en 22 mayo, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , ,

Sección de telefonistas utilizando un aparato de campaña


web

Francia, región de Argonne, mayo de 1915. Sección de telefonistas utilizando un aparato de campaña. Estación instalada en los árboles del bosque del Argnne

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 3 mayo, 2015 en 1915, Imagenes

 

Etiquetas: , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: