RSS

Archivo de la etiqueta: Kaiser Guillermo II

Arthur Zimmermann


web

Arthur Zimmermann (nacido el 5 de octubre de 1864 y fallecido el 6 de junio de 1940) fue un político alemán, que destacó especialmente por ser el ministro de Asuntos Exteriores del Imperio alemán entre el 22 de noviembre de 1916 y el 6 de agosto de 1917, fecha en la cual dimitió de su cargo.

Su nombre ha quedado en la Historia asociado al famoso Telegrama Zimmermann, durante la Primera Guerra Mundial, que fue uno de los elementos que acabaron por influir en el ánimo de los Estados Unidos para abandonar su neutralidad en el conflicto y unirse a las filas de los Aliados en contra de las Potencias Centrales, de las que formaba parte el Imperio alemán. Su objetivo desde el principio fue incitar a México a entrar en la primera guerra mundial apoyando al Imperio Alemán. El gobierno mexicano rechazó la propuesta debido a que en esos momentos se vivía una situación tensa entre los Estados Unidos y México, además de otros problemas, como ser una nación que había salido recientemente de una revolución.

Igualmente, participó en el desarrollo de los planes tendentes a apoyar al movimiento de independencia irlandés, así como en el apoyo de los Bolcheviques para efectuar una labor de zapa en el interior del Imperio ruso en contra de los zares.

Primeros pasos

Arthur Zimmermann nació en la localidad de Marggrabova (hoy Olecko, en Masuria, en la actual Polonia) en la Prusia oriental, el 5 de octubre de 1864, falleciendo debido a una neumonía en Berlín. Efectuó estudios de Derecho entre 1884 y 1887 en Königsberg, igualmente en Prusia oriental, así como en Leipzig.

Inició su carrera profesional con el ejercicio de la profesión de abogado, obteniendo con posterioridad un Doctorado en Derecho. En 1893 pasó a la carrera diplomática, entrando en el servicio consular en Berlín. Su primer destino en el extranjero fue en China, a donde llegó en 1896, pasando luego a Cantón en 1898, para acceder posteriormente a la categoría de cónsul, en 1900. Mientras se hallaba destinado en Extremo Oriente se produjo en China la revuelta de los Boxers, que conoció pues de primera mano.

Tras haber sido llamado desde el Ministerio de Asuntos Exteriores, fue nombrado viceministro 1911 para, el 24 de noviembre de 1916, en plena Primera Guerra Mundial, aceptar ser nombrado ministro, sucediendo en sus funciones a Gottlieb von Jagow. No obstante, desde algunos años atrás ya asumía la mayor parte de las negociaciones del Ministerio con los mandatarios extranjeros, con motivo de la timidez enfermiza del ministro titular, von Jagow. Es de destacar que fue el primer ministro de Asuntos Exteriores del Imperio alemán que no poseía orígenes en la aristocracia, aunque sí era originario de la Prusia Oriental, como buena parte de la nobleza imperial alemana.

El Kronrat

En tanto que ministro de Asuntos Exteriores del Imperio alemán, tomó parte igualmente en lo que se conoce como Kronrat, es decir, las deliberaciones que tuvieron lugar en el verano de 1914 entre el káiser Guillermo II y el canciller alemán, Theobald von Bethmann-Hollweg, en el curso de las cuáles se tomó la decisión de apoyar al Imperio austrohúngaro tras el asesinato del arquiduque Francisco Fernando de Austria en Sarajevo, decisión que desembocó en el estallido de la Primera Guerra Mundial. Posteriormente, Arthur Zimmermann rechazaría el uso del término Kronrat, ya que la opinión del kaiser Guillermo II fue decisiva en la discusión, aunque el canciller Bethmann-Hollweg, así como el propio Zimmermann, aprobaron la decisión de aquél.

La ejecución de la enfermera Edith Cavell

Arthur Zimmermann, desde su cargo de ministro de Asuntos Exteriores, fue igualmente quien tuvo que dar las pertinentes explicaciones en el caso de la ejecución de la enfermera británica Edith Cavell por parte de un pelotón de ejecución alemán el 12 de octubre de 1915, debido a que había ayudado a varios centenares de soldados de los Aliados a escapar desde la Bélgica ocupada por los alemanes hacia Holanda, territorio neutral en esa guerra. El incidente había tenido una honda repercusión en la prensa y la opinión pública tanto del Reino Unido como de los todavía neutrales Estados Unidos, y había acabado ya por convertirse en un problema de política internacional para el Imperio alemán.

Arthur Zimmermann empezó por afirmar que «era una lástima que la señora Cavell hubiese tenido que ser ejecutada», pero que ello era necesario. Prosiguió aceptando que era algo terrible tener que ejecutar a una mujer, pero que era necesario prestar atención a las consecuencias que se derivarían del hecho de que un Estado, especialmente si se hallaba en situación de guerra, no castigase a las mujeres después de que estas hubiesen cometido crímenes que afectasen a la seguridad de las fuerzas armadas de dicho Estado. Ninguna corte penal (y menos aún en el caso de una jurisdicción sometida a la ley marcial) hubiera hecho una tal distinción (puesto que el hombre y la mujer son iguales ante la ley), etc. Afirmó que tenía ante él el veredicto del tribunal y que estaba «convencido de que ningún tribunal del mundo hubiese emitido un veredicto distinto», prosiguiendo con frases del mismo tenor.

Su actuación fue sumamente criticada en su momento por toda la opinión pública, tanto de los países en guerra con las Potencias Centrales como entre los países neutrales, pero en cualquier caso deben ser situadas en el contexto de la época y la sociedad en la que se generaron. Hay que recordar que en ambos bandos se produjeron frecuentes fusilamientos de soldados y civiles (véase por ejemplo al respecto el caso de la bailarina holandesa Mata Hari, fusilada por Francia bajo la acusación de espionaje el 15 de septiembre de 1917).

Paz en el Este

En marzo de 1917, habida cuenta de la perspectiva de un inminente hundimiento del Frente Oriental debido a la situación política en el Imperio ruso, Zimmermann tomó la decisión personal de promover su iniciativa llamada Paz en el Este ante los revolucionarios rusos, propuesta de la mayor importancia estratégica en esas fechas para Alemania y las Potencias Centrales, y que logró imponer tanto al káiser Guillermo como al Ejército alemán.1 Hizo a los bolcheviques rusos la propuesta siguiente:

  • el cese de los combates a lo largo de toda la línea del frente;
  • la recíproca retirada de todos los territorios ocupados por cada uno de los contendientes;
  • un acuerdo amistoso respecto de Polonia, Lituania y Curlandia;
  • la promesa de colaborar con Rusia en su reconstrucción y desarrollo;
  • finalmente, Lenin y los líderes bolcheviques que se hallaban en esos momentos asilados en Suiza recibirían la autorización para regresar a Rusia en un tren cerrado y sellado que les conduciría allí a través de territorio alemán.

Dichas propuestas, en el caso de ser aceptadas, deberían liberar un alto número de divisiones de los ejércitos de las Potencias Centrales que en esos momentos combatían contra el Ejército ruso en el Frente Oriental, permitiendo que fuesen trasladadas al Frente Occidental, lo que a su vez lograría reforzar a las tropas allí empeñadas en los combates contra el resto de los Aliados en una larga y costosa guerra de trincheras, dándoles la superioridad necesaria para intentar romper el frente y decidir así el resultado de la guerra antes de la posible entrada en la guerra de los Estados Unidos.

El plan presentado por Zimmermann tuvo éxito, aunque por lo demás dejó tras de sí para el futuro un problema político importante: la Revolución bolchevique, que había triunfado en parte debido a la intervención de Arthur Zimmermann.

La misión del nuncio Pacelli

El Telegrama Zimmermann’ tal y como fue enviado por el embajador alemán en Washington al embajador alemán en México, cifrado usando un libro de códigos.

A finales de junio de 1917, Zimmermann tuvo ante sí la primera ocasión de verdad para hacer progresar unas negociaciones de paz. En el curso de varias reuniones que mantuvieron con el nuncio apostólico en Baviera, Eugenio Pacelli (quien ulteriormente sería elegido papa con el nombre de Pío XII), y con Uditore Szioppa, quienes estaban en una misión de prospección, el canciller Bethmann-Hollweg y Arthur Zimmermann escucharon sus proyectos. Según dichas propuestas, no habría anexión de territorios, no se desplazaría la frontera con el Imperio ruso, Polonia se convertiría no obstante en un estado independiente, todos los territorios ocupados por las Potencias Centrales en Francia y en Bélgica serían evacuados por las tropas alemanas, y Lorena sería restituida a Francia. La única contrapartida sería la devolución a Alemania de todas sus antiguas colonias.

Su dimisión

El 6 de agosto de 1917, Zimmermann dimitió de su cargo de ministro de Asuntos Exteriores, para ser reemplazado por Richard von Kühlmann.

El motivo principal para su dimisión fue el célebre telegrama que Zimmermann había enviado el 16 de enero de 1917. Dos años y medio después del inicio de la Primera Guerra Mundial, los Estados Unidos seguían observando una estricta neutralidad en el conflicto que enfrentaba a los Aliados con las Potencias Centrales en una guerra de trincheras en el norte de Francia y en Bélgica, sin intervenir en la lucha. A pesar de que la reelección como presidente de los Estados Unidos de Woodrow Wilson lo había sido con el lema «no estamos en guerra, gracias a mí», las consecuencias del telegrama ayudaron a que cada vez le resultase más difícil mantener su promesa y conservar la neutralidad de los Estados Unidos en la guerra.

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 16 enero, 2017 en 1917, Diplomáticos/Políticos, Personajes

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

17 de Agosto de 1915 – Eleftherios Venizelos nuevamente Primer Ministro en Grecia


Eleftherios Venizelos nuevamente Primer Ministro en Grecia

Desde la segunda década del siglo XX el político de origen cretense, Eleftherios Venizelos era la figura predominante en el Reino de Grecia, líder del Partido Liberal, llego al cargo de Primer Ministro a mediados de Octubre de 1910 promulgando una serie de reformas que de cierta manera modernizaron al país y trajeron bienestar a una pujante clase media compuesta por profesionales.

Si bien contaba con el respaldo de gran parte de la población, los sectores más conservadores y de las clases altas fueron sus principales detractores. Y encontraban en la figura del Rey Constantino I un referente importante.

Las relaciones entre el Rey y el Primer Ministro fueron siempre tirantez y el inicio de las hostilidades en Julio de 1914, no hicieron más que ahondarlas, dado que sentían simpatías por diferentes bandos, mientras que Constantino I, de origen alemán y cuya esposa era nada menos ni nada más que la hermana favorita del Káiser Guillermo II, propugnaba por la neutralidad como guiñó a las Potencias Centrales, mientras que por su parte, Venizelos abogaba por un acercamiento a la Entente Cordiale. El ingreso al conflicto del eterno enemigo, el Imperio Otomano a finales de ese mismo año no hizo más que empeorar la situación.

A principios de 1915, mientras aún se planificaba en Londres, la Campaña de los Dardanelos, su principal impulsor, el Primer Lord del Almirantazgo Sir Winston Churchill ofreció de manera secreta a Venizelos que a cambio de la entrada a la guerra contra los otomanos, Grecia podría apropiarse de varias islas en el Mar Egeo, como así también ocupar la histórica ciudad-puerto de Esmira en la Península de Anatolia. A pesar de su entusiasmo debía informar al Rey, por lo que redactó un memorando de carácter reservado explicando las ventajas de acompañar a los aliados en su incursión. Sin embargo Constantino I, se rehusó.

Ante esta situación, Venizelos presentó su renuncia el 25 de Febrero de 1915, por lo que el Rey presionó para que en su reemplazó fuese designado Dimitiros Gounaris, conservador y germanófilo. Sin embargo desde un inicio, su gobierno recibió los embates de los parlamentarios del Partido Liberal que eran mayoría, y que exigían elecciones, por lo que finalmente se realizaron en Mayo de ese mismo año, logrando imponerse por una cómoda mayoría los partidarios del anterior Primer Ministro.

A pesar de la derrota Gounaris que contaba con el apoyo del Rey se negaba a renunciar retrasando la convocatoria al nuevo Parlamento, sin embargo las constantes presiones de los embajadores de la Entente Cordiale, de los miembros del Partido Liberal como así también de un sector de jóvenes oficiales, se vio obligado a ceder. Finalmente en un clima de gran expectativa, el 17 de Agosto de 1915, por una abrumadora mayoría los parlamentarios nombraron nuevamente como Primer Ministro a Venizelos.

Sin dudas era el triunfo de la facción pro-bélica de la política griega, siendo muy bien recibido por las naciones de la Entente Cordiale, que veían más cercana la posibilidad de ganar un aliado para la difícil campaña que estaban llevando a cabo contra el Imperio Otomano.

11898747_1626653487552319_4984793999014888948_n

Caricatura en donde se ve al liberal y pro-Entente Eleftherios Venizelos a la derecha y al conservador y germanófilo, Dimitris Gounaris a la izquierda y en el centro figuras representativas de la guerra y de, espaldas, Grecia. Metáfora del debate sobre entrar o no al conflicto.
 
Deja un comentario

Publicado por en 17 agosto, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , , ,

09 de Agosto de 1915 – ¿Oferta de paz de Willy a Nicky?


¿Oferta de paz de Willy a Nicky?

Durante la llamada “Crisis de Julio” que siguió al atentado de Sarajevo, el Káiser Guillermo II intento, mediante el envío de telegramas a su apreciado primo el Zar Nicolás II, evitar la escalada del conflicto. A pesar del esfuerzo, las gestiones entre Willy y Nicky fracasaron, y los dos imperios se vieron envueltos en la guerra, luchando de manera encarnizada en el llamado Frente Oriental. A pesar de estar enfrentados el espíritu de respeto entre ambos monarcas continúo.

El 09 de Agosto de 1915, el periódico Daily Telegraph, uno de los más importantes de Londres, capital del Imperio Británico, publicaba una crónica del corresponsal de Petrogrado, capital del Imperio ruso en donde hacia mención a un ofrecimiento de paz realizada por el Káiser al Zar, actuando como intermediario el neutral Rey de Dinamarca, Christian X, mediante el envió de una misiva.

El motivo que llevó a Wilhelm II a tal gesto era que con los triunfos de sus ejércitos en Frente Oriental, la conquista de Varsovia, como de varía fortalezas a lo largo del Río Vístula, creía que el Imperio Ruso estaba al borde del colapso, por lo que una paz magnánima por separado le permitiría concentrar a sus tropas contra las británicas y francesas en el Frente Occidental.

Sin embargo el Nicolás II rechazó de plano la propuesta en una misiva remitida al mediador, Christian X, alegando que tenía compromisos muy importantes que cumplir con sus aliados no solo de la Entente Cordiale, sino también con los reinos de Serbia y Montenegro.

Si bien es probable que la información haya sido exagerada por el corresponsal británico, los canales de comunicación subterráneos entre los primos monarcas jamás se cortaron, preocupando así tanto a Francia como a Gran Bretaña, de la posibilidad de una paz separada, a pesar de haberse firmado un tratado secreto en Londres entre las tres naciones en que se descartaba esta posibilidad.

11836709_1624044047813263_577176833638243024_n
Crónica del Daily Telegraph sobre el ofrecimiento de paz del Káiser Wilhelm II al Zar Nicolás II.
 
Deja un comentario

Publicado por en 9 agosto, 2015 en 1915

 

Etiquetas: ,

14 de Marzo de 1915 – Batalla Naval de las Islas Juan Fernández


Batalla Naval de las Islas Juan Fernández

El crucero ligero SMS Dresden, gracias a su velocidad había sido el único navío en escapar de la Batalla de las Islas Malvinas el 08 de Diciembre de 1914, donde la flotilla del Vicealmirante Sir Frederick Doveton Sturdee había destrozado al Escuadrón del Asia Oriental Alemana del Almirante Conde Maximilian von Spee.

El contralmirante Emil Fritz Lüdecke, decidió navegar en dirección al océano Pacífico acompañado de varios buques auxiliares con intención de atacar navíos mercantes aliados, y si bien el daño producido no fue grande, el mando de la Royal Navy decidió poner fin a la amenaza, sin embargo les era difícil encontrar una sola embarcación en un territorio naval tan extenso.

Para el día 08 de Marzo de 1915, el contralmirante Lüdecke, en vista a que estaba con problemas de abastecimiento, decidió ocultar su navío en la Bahía de Cumberland en la isla chilena de Más a Tierra en el archipiélago de Juan Fernández, donde se comunicó vía mensajes inalámbricos con varios buques auxiliares, siendo interceptados por el oficial de señales Charles Stewart el 09 de Marzo, por lo que el mando naval coordino un ataque por parte de una escuadrilla compuesta por los cruceros pesados HMS Kent y HMS Glasgow y el auxiliar HMS Orama, bajo el mando del Contralmirante John Luce.

Luego de varias jornadas de navegación, la escuadrilla se encontró con el navío enemigo en la mañana del 14 de Marzo de 1915, siendo el HMS Glasgow quien comenzó el cañoneo, incendiando a gran parte del puente del SMS Dresden, que además de su menor poder de fuego, se encontraba varado y con las carboneras vacías por lo que no tenía posibilidades de navegar. Ante esta situación, el Contralmirante Lüdecke dio órdenes de abandonar la nave por lo que la tripulación en los botes salvavidas se trasladaron al territorio neutral de la isla. Por su parte los navíos británicos continuaron disparando hasta que explotó. Luego de esto, el contralmirante Luce, dio órdenes de apresar a la tripulación enemiga aunque sin mucho éxito. El saldo de la batalla naval fue de 4 tripulantes muertos, 15 heridos y 315 alemanes fueron internados, mientras que los británicos no tuvieron ninguna.

El hundimiento del SMS Dresden marco el final del otrora poderoso Escuadrón Naval de Asia Oriental, que era el orgullo del mismísimo Káiser Guillermo II, por su parte, la Royal Navy lograba el dominio completo de la región meridional de los océanos Pacífico y Atlántico, por lo que las vías de comercio naval de los aliados estaban fuera de peligro.

 10919035_1576591509225184_6785314525206753811_n
Isla Más a Tierra o de Robinson Crusoe en el archipiélago chileno de Juan Fernández donde se desarrollo la batalla naval.
10711109_1576591529225182_6624743697674126335_n
Foto del SMS Dresden pocos minutos antes de ser hundido por el cañoneo de la escuadrilla británica.
 
4 comentarios

Publicado por en 14 marzo, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Frases del Kaiser Guillermo II


  • Kaiser Guillermo II, Entrevista al Daily Telegraph el 28 de Octubre de 1908

“Alemania es un joven imperio en crecimiento (…) al que la legítima ambición de los patriotas alemanes se niegan a asignar límite alguno.”

  • Kaiser Guillermo II, Comunicado del 30 de Julio de 1914

“Inglaterra, Francia y Rusia han conspirado (…) para hacer una guerra de aniquilación contra nosotros.”

  • Kaiser Guillermo II durante un discurso en Berlín el 31 de Julio de 1914

“Alemania está pasando por un momento aciago…. Nos están poniendo la espada en las manos”

  • Kaiser Guillermo II, Septiembre de 1914

“Me avergonzaría mas rendir Tsingtao a los japoneses que Berlín a los rusos”

 
Deja un comentario

Publicado por en 22 octubre, 2014 en Curiosidades

 

Etiquetas: , , ,

Erich von Falkenhayn


web

Erich von Falkenhayn (Graudenz, Prusia Occidental, 11 de septiembre de 1861—Potsdam, 8 de abril de 1922) fue un general alemán. Ocupó el cargo de Ministro de Guerra de Prusia y fue Jefe del Estado Mayor del ejército germano durante los dos años iniciales de la Primera Guerra Mundial.

Primeros años

Nacido en Burg Belchau, cerca de Graudenz en la provincia de Prusia, Erich Georg Anton Sebastian von Falkenhayn se convirtió en un soldado de carrera. Entre 1896 y 1903 sirvió en la China de la dinastía Qing, y vio acción durante el Levantamiento de los bóxers. Posteriormente, el ejército lo envió a Braunschweig, Metz y Magdeburgo, con rango cada vez mayor. En 1913 se convirtió en Ministro de Guerra de Prusia, cargo desde el que actuó como uno de los jugadores clave en la génesis de la Primera Guerra Mundial tras el asesinato del archiduque Francisco Fernando en Sarajevo. Como la mayoría de militares alemanes, no esperaba el desencadenamiento de una guerra mundial, pero muy pronto abrazó la idea y fue uno de los que aconsejaron al Kaiser Guillermo II declarar la guerra.

Primera Guerra Mundial

Erich von Falkenhayn en 1917.

Durante la Primera Guerra Mundial, Erich von Falkenhayn sucedió a Moltke como Jefe del Estado Mayor del Ejército alemán el 14 de septiembre de 1914, tras la primera batalla del Marne. Al contrario que Moltke, von Falkenhayn utilizaba tácticas mucho más elaboradas y cuidadas. Por esta época mantuvo discusiones con Paul von Hindenburg y Erich Ludendorff, pues ellos eran partidarios de enviar tropas al frente ruso, mientras que él creía que el objetivo principal era la frontera occidental. Los adversarios de la estrategia de Falkenhayn contaban con el apoyo del alto mando austrohúngaro. El verdadero objetivo de von Falkenhayn era el de conseguir entrar en una guerra de desgaste que agotara ambas economías, cosa que logró durante la batalla de Verdún. Lo mismo intentó en la Batalla del Somme, que finalizó con victoria de la Triple Entente. Más de medio millón de soldados alemanes murieron en el fango de Verdún.

Ataque de Rumanía y al mando del frente rumano

Von Falkenhayn en el frente rumano de Transilvania en el invierno de 1916.

El ataque de Rumanía el 27 de agosto de 1916 cogió a Falkenhayn desprevenido. Aunque había rumores desde hacía meses de la próxima entrada en la contienda de Rumanía del lado de la Triple Entente, Falkenhayn suponía que este se produciría en septiembre, tras la recogida de la cosecha. Su error al prever la fecha del ataque llevó al emperador Guillermo a dar momentáneamente la guerra por perdida. Pocos días después el káiser decidió sustituir a von Falkenhayn por Paul von Hindenburg, dando paso a los partidarios de una guerra total, dispuestos a utilizar la guerra submarina para derrotar primero a Gran Bretaña para luego concentrarse en Francia y Imperio ruso.

Von Falkenhayn fue enviado al frente transilvano, frenando rápidamente el avance rumano. Gracias a un ataque en pinza desde Bulgaria y Transilvania, consiguió derrotar a los ejércitos rumanos en Valaquia y conquistar la región, entrando en Bucarest a comienzos de diciembre de 1916.

En Oriente Próximo

Después de este éxito, von Falkenhayn fue destinado a Gaza a comandar tropas otomanas contra los ingleses a principios de 1917. Sin embargo, en octubre es derrotado por el general Allenby y pierde la ciudad santa de Jerusalén en diciembre. Después de estos fracasos, von Falkenhayn decide dimitir y lo sustituye Liman von Sanders.

Papel de Falkenhayn en la crisis de julio de 1914

El 5 y el 6 de julio, Falkenhayn y los otros militares del alto mando alemán, a saber, Moltke y Moriz von Lyncker apoyan al káiser Guillermo II y al canciller Bethmann-Hollweg para dar al embajador de Austria-Hungría y al enviado especial de Francisco José, Alexander Hoyos (portador de una carta personal del emperador Guillermo II), la tranquilidad de que Alemania sostendría sin reserva las acciones que el Imperio austrohúngaro sostuviese contra Serbia.

Bibliografía

Vermes, Gabor (1985). Istvan Tisza (en inglés). East European Monographs. p. 627. 

Erich von Falkenhayn

Erich von Falkenhayn

Erich von Falkenhayn en 1913

Ministro de Guerra de Prusia
7 de junio de 1913-21 de enero de 1915
Monarca Guillermo II de Alemania
Primer ministro Theobald von Bethmann-Hollweg
Predecesor Josias von Heeringen
Sucesor Adolf Wild von Hohenborn

Jefe del Estado Mayor alemán
14 de septiembre de 1914-19 de agosto de 1916
Monarca Guillermo II de Alemania
Primer ministro Theobald von Bethmann-Hollweg
Predecesor Helmuth Johannes Ludwig von Moltke
Sucesor Paul von Hindenburg

Datos personales
Nacimiento 11 de septiembre de 1861
Graudenz, Prusia Occidental, Bandera de Imperio alemán Imperio alemán
Fallecimiento 8 de abril de 1922 (60 años)
Palacio de Lindstedt, cerca de Potsdam
 
Deja un comentario

Publicado por en 6 septiembre, 2014 en Ejército alemán, Personajes

 

Etiquetas: , , , , ,

03 de Julio de 1914 – El Káiser Guillermo II toma postura


El Káiser Guillermo II toma postura

El día 30 de Junio de 1914, el embajador el Imperio Alemán en Viena, Conde Heinrich von Tschirschky und Bögendorff, luego de una reunión con el Ministro de Relaciones Exteriores Conde Leopold von Berchtold, le envía un informe detallado al mismo Káiser Guillermo II, en donde expresa la determinación del Gobierno Austro-Húngaro en castigar al Reino de Serbia por estar implicado en el Magnicidio de Sarajevo, en el mismo el diplomático expresa dudas sobre esta postura y recomienda prudencia.

El Káiser luego de realizar las consultas pertinentes envía el 3 de Julio un telegrama a Von Tschirschky en el cual rechazando la postura de esté, reafirma el deseo de castigar a los serbios y apoyar en su cometido a sus aliados austro-húngaros.

De esta manera el Imperio Alemán iba respetar los compromisos asumidos para con su aliado Austria-Hungría a coste de un posible conflicto militar.

Una de las más fuertes frases del Telegrama fue:

“Jetzt oder nie. Mit den Serben muss aufgeräumt werden, und zwar bald.”

(Ahora o Nunca, Los Serbios deben ser barridos y pronto).

10491228_1494585660759103_8167097881173491514_n
Informe del Embajador Von Tschirschky, con anotaciones y correcciones del mismo Káiser Wilhelm II.
 
Deja un comentario

Publicado por en 3 julio, 2014 en 1914

 

Etiquetas: ,

 
A %d blogueros les gusta esto: