RSS

08 de Junio de 1916. Inicio de la “Revuelta Árabe”.

08 Jun

Inicio de la “Revuelta Árabe”

Desde finales del Siglo XIX, varias organizaciones nacionalistas árabes, aunque de carácter reformista, que tenían sus raíces en el Mashreq (las tierras al este de Egipto), particularmente en los países de Sham (Levante), proponían un mayor grado de autonomía dentro del Imperio Otomano que dominaba gran parte de la Península Arábiga, sin embargo sus propuestas no eran atendidas por las autoridades.

Sin embargo sus esperanzas resurgieron en Julio de 1908, con la revolución de los Jóvenes Turcos que se extendió rápidamente por todo el imperio. Como resultado, el sultán Abdul Hamid II se vio obligado a anunciar la restauración de la Constitución de 1876 y la nueva convocatoria del parlamento otomano. En las elecciones celebradas ese mismo año, los Jóvenes Turcos a través de su Comité de Unión y Progreso (CUP) consiguieron derrotar a la Unión Liberal. El CUP predicó un mensaje que era una mezcla de pan-islamismo, otomanismo, y Pan-Turquismo, sin embargo en el fondo sus miembros eran furiosos nacionalistas que tenían como objetivo el de convertir a los turcos como el grupo dominante dentro del Imperio. El nuevo parlamento compuesto por 142 turcos, 60 árabes, 25 albaneses, 23 griegos, 12 armenios, 5 judíos 4, búlgaros, 3 serbios y 1 valaco. Gracias a su mayoría el CUP, dio más énfasis a la centralización y a un programa de modernización.

En esta etapa, el nacionalismo árabe no era todavía un movimiento de masas, incluso en Siria, donde era más fuerte. Muchos árabes dieron su lealtad primaria a su religión o secta, su tribu, o de sus propios gobiernos particulares. Las ideologías de otomanismo y Pan-islamismo proporcionan una fuerte competencia para el nacionalismo árabe. La teoría tradicional del Islam predica el mensaje de que todos los musulmanes, independientemente de su origen étnico o raza, deben vivir juntos en la Ummah, donde por lo general se interpreta como un estado, y durante siglos los musulmanes que viven bajo el dominio otomano, unidos por una religión y estado común.

En el Imperio Otomano, el Islam sunní era la religión del estado, y el sultán-califa era el líder político-religioso supremo, con lo que la corona y la fe están unidas. Antes de 1914, de los diez millones de árabes que viven bajo el dominio otomano, solamente 350 participaron en varios grupos nacionalistas enfrentados entre sí, la mayoría de los cuales solamente querían la autonomía en lugar de la independencia.

En 1909, un intento de contra-golpe del Sultán, para terminar con las políticas de los Jóvenes Turcos fracaso, por lo que fue reemplazado por su hermano Mehmed V, un mero títere de aquellos. Al haber apoyado varios políticos árabes la intentona, la represión se endureció aún más.
En 1913, los intelectuales y políticos del Mashreq árabe se reunieron en París en el Primer Congreso árabe. Produjeron un conjunto de demandas de mayor autonomía dentro del Imperio Otomano. Exigieron nuevamente que los reclutas árabes en el ejército otomano no deben ser obligados a servir en otras regiones, excepto en tiempo de guerra. Ese mismo año, un nuevo Golpe de Estado llevó al poder a los llamados “Tres Pashas”, Ismail Enver, Mehmet Talat y Ahmed Djemal, que establecieron una férrea dictadura y una mayor centralización del Estado y una política más dura hacia las minorías.

A finales de 1914, el Imperio Otomano entró en la guerra estallada en el mes de Agosto a favor de las llamadas Potencias Centrales, por lo que la represión aumento, principalmente en la región del Levante, luego del fracaso de la invasión al Protectorado Británico de Egipto. Djemal Pashá nombrado gobernador militar con poderes discrecionales de la región llamada “Gran Siria” desarrolló una dura política con la intención de aplastar todo atisbo de resistencia.

Esta situación disgustó al jerife de la Meca, el anciano pero ambicioso, Husayn ibn Ali, quien era un aristócrata encargado de custodiar los lugares sagrados del Islam en la Península Arábiga, que hasta ese entonces estaba alejado de los grupos nacionalistas y tenía una estrecha relación con las autoridades en Estambul.

El 14 de Julio de 1915, le envió una carta al Alto Comisionado británico en El Cairo, Sir Henry McMahon, en la cual ofrecía un levantamiento árabe coordinado con la estrategia militar británica a cambio del reconocimiento de un Estado árabe que debería formarse en todos los territorios árabes de Asia, una vez liberados del dominio otomano, a excepción del protectorado británico Adén en el sur de la península, el diplomático británico respondió con evasivas, a lo que el jerife le escribió una segunda carta insistiendo en concretar el asunto. La respuesta fechada el 24 de Octubre de 1915 fue crucial, pues en ella se determina sobre qué territorios estaban los poderes de la Entente dispuestos a reconocer un futuro Estado árabe: todos los propuestos por Husayn excepto «los distritos de Mersin y Alejandreta y las zonas de Siria al oeste de los distritos de Damasco, Homs, Hama y Alepo», más parte de la vilayet (provincia otomana) de Basora (Sur de Irak).

Pese a estas promesas, desde finales de Noviembre de 1915 e inicios de Marzo de 1916, Francia y Gran Bretaña negociaron la división del Cercano y Medio Oriente una vez derrotado el Imperio Otomano. Mientras estas negociaciones ocurrían, en la Región de Levante, los nacionalistas árabes comenzaban a entrar en contacto de manera secreta con diplomáticos aliados, sin embargo las misivas fueron descubiertas, por lo que Djemal Pashá ordenó el 06 de Mayo de 1916, el ajusticiamiento de los principales líderes en Damasco y Beirut, que desde ese momento serían reconocidos por sus compatriotas como mártires. A mediados de ese mes, se firmó en secreto el Acuerdo Sykes-Picot, culminando las negociaciones entre París y Londres.

Las ejecuciones ocurridas a principios de Mayo, sumado al extendido rumor de su reemplazo por su eterno rival el Jerife Ali Haidar, líder de la familia Zaid, llevó a Hussayn a temer por su posición, por lo que comenzó a entablar estrechas relaciones con enviados franceses y británicos, gracias a los auspicios de un joven oficial árabe en el Ejército Otomano, el Teniente Muhammed al-Sharif Faruqi.

El 05 de Junio de 1916, sus hijos los emires Alí y Faisal intentaron tomar por sorpresa la ciudad de Medina, sin embargo esa misma jornada fueron rechazados por la guarnición otomana bajo el mando del “Ferik” (equivalente a Teniente General), Ömer Fahrettin Pasha. Ante esta situación, el 08 de Junio de 1916, Hussayn proclamo el inicio del levantamiento árabe contra las autoridades de Estambul, sellando una alianza con Francia y Gran Bretaña, con el objetivo de crear un extenso Reino. Sin embargo las dificultades recién comenzaban.

14202737_1748325075385159_4514734509149956299_n

El Jerife Husayn ibn Ali, en el centro de la imagen, luego de proclamar el levantamiento árabe contra los otomanos.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 8 junio, 2016 en 1916

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: