RSS

Archivos Mensuales: marzo 2015

31 de Marzo de 1915 – El Gobierno Británico y el alcohol


El Gobierno Británico y el alcohol

El inicio de la guerra en Agosto de 1914 llevó a que los diferentes gobiernos adoptasen medidas para conservar la calma y el orden en casa mientras los soldados marchaban al frente de batalla.

Una de las situaciones con las que debió lidiar el gobierno del Primer Ministro británico Herberth Asquith fue el alto consumo de alcohol entre la población masculina en los innumerables bares y clubes de la mayoría de las ciudades del país, lo que generaba reyertas en las cuales la policía debía intervenir poniendo en jaque la paz social entre los ciudadanos.

Además, el Chancellor of the Exchequer (Título del encargado de la economía) David Lloyd George veía con preocupación que el alcoholismo dificultaba el desempeño de los obreros en las fábricas, sobre todo las de armas no solamente poniendo en peligro sus vidas y las de quienes los rodeaban sino que resentían los estándares de producción. Es por ello que no tardo en expresar que el consumo de bebidas alcohólicas era el “peor” enemigo al que se enfrentaba la nación, por lo que comenzó a propugnar una campaña basada en la abstemia y el orden. Para dar el ejemplo el rey George V° decidió eliminar todo tipo de consumo por parte de la Casa Real.

La situación era tan compleja que el día 31 de Marzo de 1915, merito una reunión de urgencia del Gabinete en la cual Lloyd George presento a sus colegas una serie de medidas a llevar adelante, conocidas como la Realm Act en la cual se establecía una serie de medidas como la regulación del horario de apertura y cierre de bares y clubes aunque solo por el periodo en el cual el conflicto durase.

Si bien la misma debía ser debatida y aprobada por el Parlamento, queda demostrada la firme decisión del gobierno británico de combatir el flagelo del alcoholismo, algo sin dudas muy arraigado en los ciudadanos para así evitar perjuicios económicos para el esfuerzo de guerra, como así también cuestiones sociales y de convivencia.

10401994_1581964378687897_7623728027505466224_n

Crónica del periódico británico Daily Telegraph sobre la preocupación del gobierno británico sobre el alcoholismo.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 31 marzo, 2015 en 1915

 

Etiquetas: ,

30 de Marzo de 1915 – Constantinopla y la guerra


Constantinopla y la guerra

Desde 1453, cuando las fuerzas del sultán Mehmed II conquistaron Constantinopla se convirtió en la orgullosa capital del Imperio Otomano, a la gloria del periodo bizantino se le sumo la opulencia de un nuevo y vigoroso estado conquistador que durante varios siglos se extendió por gran parte de Asia, África y Europa.

Si bien a inicios del siglo XX se había convertido en el “Hombre Enfermo”, su capital aún despertaba la admiración de los visitantes extranjeros que quedaban encantados con las maravillas arquitectónicas, como la antigua basílica de Hagia Sophia, reconvertida en mezquita, o el magnífico Palacio del Sultán, con sus célebres patios y harenes.

Es por ello que desde el inicio de las operaciones navales en febrero de 1915, llevadas a cabo por los buques británicos, franceses y rusos en los cercanos estrechos de los Dardanellos, comenzó a preocupar a las autoridades otomanas, principalmente al Gran Vizier (el equivalente al Primer Ministro) Said Halim Pasha quien recomendó al Sultán Mehmed V, trasladar la capital hacia el interior del país debido a un posible bombardeo del enemigo, a pesar de ser un gobernante débil, se negó terminantemente dado que no quería abandonar sus ricas posesiones.

Si bien, en cierta medida a fines de marzo de 1915, las operaciones navales de los aliados habían fracasado, el Ministro de Guerra y verdadero hombre fuerte del gobierno, Ismail Enver Pasha comenzó a planificar con consejo de los militares alemanes un posible traslado de la capital a la ciudad de Edirne, o también conocida como Adrianópolis, en la región de Tracia, en el sector europeo del Imperio, cercana a los aún vecinos reinos neutrales de Grecia y Bulgaria.

Para el día 29 de Marzo de 1915, el del periódico británico Daily Telegraph publicaba una crónica de corresponsal en Sofía la capital búlgara, sobre la intención de mudar la capital por parte de las principales autoridades otomanas.

11083852_1581671678717167_7673145986027830781_n
Crónica del periódico Daily Telegraph sobre la intención de las autoridades otomanas de mudar la capital de Constantinopla a Edirne.
 
Deja un comentario

Publicado por en 30 marzo, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , ,

29 de Marzo de 1915 – Estados Unidos, Argentina, el continente y la guerra


Estados Unidos, Argentina, el continente y la guerra

El inicio de la conflagración determino que las diferentes naciones del continente americano declararán la más estricta neutralidad, sin embargo con el correr de las jornadas se hacía imposible mantenerse al margen, debido sin dudas principalmente al creciente intercambio comercial con las potencias del continente europeo.

Si los Estados Unidos habían emergido como la potencia dominante en el norte del territorio americano, la República Argentina, gracias a un crecimiento económico notable pese a una importante desigualdad social, actuaba como contrapeso con respecto a las cuestiones diplomáticas y económicas. En varias ocasiones fue la diplomacia argentina la que rechazó, muchas veces en soledad, de manera enérgica las sucesivas presiones e intervenciones militares llevadas a cabo por Washington en diversos países del continente.

La situación tensa de las relaciones diplomáticas entre Argentina y Estados Unidos, cambiaron cuando estalló el conflicto en Europa, ya que el presidente Woodrow Wilson tenía la convicción de unir el continente detrás de la bandera de la no beligerancia y del respeto de las normas de la diplomacia, por lo que necesitaba acercar posición con la principal nación del sur del continente.

El 29 de Marzo de 1915, aprovechando el arribo del crucero ARA Moreno que iba a participar de maniobras junto a navíos estadounidenses, el presidente Wilson, se reunió acompañado por su Secretario de Marina Josephus Daniels, con el embajador argentino Rómulo Naón donde expresó que debido a la situación que ocurría en Europa, era necesario comenzar a diseñar una postura común del continente americano, que podía llevar a una futura unión de tipo comercial. El diplomático se comprometió a elevar la propuesta ante el vice-presidente a cargo del Poder Ejecutivo el Dr. Victorino de la Plaza que había reemplazado hacía pocos meses al fallecido presidente Roque Sáenz Peña.

Sin dudas Wilson esperaba atraer a su causa a la principal nación del sur del continente americana, sin dudas no sería una tarea sencilla.

11079648_1581363942081274_1310056779336098303_n

El embajador Rómulo Naón con el Secretario de Marina Josephus Daniels en la cubierta del acorazado ARA Moreno, poco antes de la reunión con el presidente Woodrow Wilson.
 
Deja un comentario

Publicado por en 29 marzo, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , , , , ,

28 de Marzo de 1915 – Final de la Batalla de Los Cárpatos-Bukovina


Final de la Batalla de Los Cárpatos-Bukovina

Hacia mediados de Marzo de 1915, las fuerzas del 8° Ejército ruso del General Alexei Brussilow, habían logrado quebrar el centro de la línea defensiva del agotado III° Ejército Austro-Húngaro del Barón Svetozar Borojević von Bojna, obligando a este al envío inmediato de refuerzos.

Para descomprimir la situación más al sur, el General de Caballería Karl von Pflanzer-Baltin, el 17 de Marzo de 1915, avanzó con su cuerpo en dirección al río Pruth en la región de Bukovina, sin embargo fue detenido al día siguiente por la resistencia de las fuerzas rusas, junto con otros intentos de avance en los pasos de los Cárpatos. Estos fallidos intentos tenían la intención de aliviar la situación de la ciudad-fortaleza de Przemysl, sitiada desde septiembre de 1914, que para el día 19 de Marzo, los defensores intentaron forzar una salida, pero fueron rechazados.

En la mañana del 20 de Marzo, luego de un fuerte bombardeo, las fuerzas rusas lanzaron un duro ataque en dirección a la aldea de Smolnik, que luego de una dura lucha consiguieron expulsar a los austro-húngaros haciendo unos 2.400 prisioneros. A la jornada siguiente, las fuerzas alemanas del Karpaten Korp del General Alexander Linsingen debieron abandonar todo intento ofensivo en los alrededores de la aldea de Osovyets retirando la artillería pesada.

El 22 de Marzo, finalmente la guarnición de Przemysl se rindió lo cual no solo fue un duro golpe a la moral de los ejércitos de los Habsburgo, sino también que caía uno de los últimos obstáculos para que los rusos entraran en territorio húngaro.
Entre los días 23 y 24 de Marzo, debido a las causas climáticas, no hubo prácticamente actividad en el frente, sin embargo para el 25, el General Brussilow lanzó una serie de ataques logrando ciertos avances y haciendo unos 5.700 prisioneros. Para el día siguiente, luego de una encarnizada lucha lograron tomar el estratégico Paso Lupkow.

La situación era sumamente delicada para el dispositivo defensivo del III° Ejército Austro-Húngaro, por lo que el Barón von Bojna decidió pedir una vez más la colaboración de los aliados alemanes, además para aliviar la situación el día 28 de marzo, lanzó una serie de limitadas contraofensivas, que si bien fracasaron ya que no pudieron tomar el territorio perdido, lograron frenar el ímpetu de las agotadas fuerzas rusas, por lo que luego de casi cuatro meses de duros combates la larga batalla invernal de los Montes Cárpatos – Bukovina había llegado a su final.

El resultado de la batalla en general fue de una victoria mínima rusa que logró tomar varios pasos en los Montes Cárpatos, además de reforzar sus posiciones en la región de la Galitzia, y con la conquista de Przemysl lograba un importante punto estratégico desde el cual poder avanzar sobre el territorio húngaro, sin embargo las fuerzas del 8° Ejército del General Brussilow estaban totalmente agotadas y no podían esperar refuerzos ya que eran destinados a otros sectores del amplio frente de batalla, por lo que no pudieron explotar la situación, en cuanto a los austro-húngaros su situación era sumamente delicada, y una vez más el Jefe del Estado Mayor, el Conde Conrad von Hötzendorf se veía obligado a pedir ayuda, peso a su orgullo, a su contraparte alemana, el General Erich von Falkenhayn, además la inestable posición del otrora aliado Reino de Italia preocupaba de sobremanera a los mandos militares en Viena, desviando recursos a un posible nuevo frente.

11049529_1581072602110408_8352305786643791168_o

Mapa del frente en la región de los Cárpatos.
11014654_1581073092110359_8309779852826094826_n
Postal publicada en un periódico británico donde muestra la retirada de las tropas austro-húngaras al finalizar la batalla.
 
Deja un comentario

Publicado por en 28 marzo, 2015 en 1915

 

Etiquetas:

27 de Marzo de 1915 – Batalla de Éparges o Combres. Avances limitados franceses


Batalla de Éparges o Combres.  Avances limitados franceses

Hacia finales del mes de Febrero de 1915, las fuerzas francesas de la 12° División de infantería del General Jean Marie Paulinier, parte integrante del 1° Ejército del recientemente designado General Pierre Rouques habían logrado tomar parte de la estratégica colina de Éparges, en la región de Lorena, vital para así poder dominar la planicie de Woëvre clave para defender la ciudad fortificada de Verdún.

En los primeros días de marzo, la situación en el frente fue de suma tranquilidad, dado que ambos bandos se dedicaron a fortificar sus propias posiciones. Finalmente para romper con el estancamiento, el comandante del 6° Cuerpo francés, General Fréderic Herr, le ordenó a su subordinado, General Paulinier, preparar una nueva ofensiva para ocupar de manera definitiva la cresta y las poblaciones de los alrededores.

Luego de unos días de planificación, en la madrugada del 17 de marzo, luego que un centenar de piezas de artillería bombardeara las posiciones de la 33° División de Reserva del General Hermann von Stranz, las tropas de asalto de élite y regimientos de infantería de línea comenzaron avanzar aunque de una manera muy lenta, para reforzar el avance, fuerzas de la reserva relanzaron el ataque para las 16 hs. con el objetivo de tomar el llamado punto C, sin embargo la resistencia no pudo ser quebrada, sino que solo lograron avanzar unos 350 mts., por lo que solo habían quedado a un centenar de metros del punto defensivo X.

Esta situación enfureció al General Herr, quien ordenó un nuevo ataque, reforzando a la agotada 12° División con un regimiento de cazadores, iniciándose en la madrugada del día 27 de marzo y si bien la artillería bombardeo las posiciones alemanas durante varios minutos, el avance realmente no fue significativo, mientras las pérdidas fueron altas.
A pesar de ciertos progresos, el mando francés se veía decepcionado una vez más por no haber podido expulsar al enemigo de la estratégica cresta de Éparges, por lo que perdía la posibilidad de obtener una ventaja estratégica en el sur del frente.

 11033811_1580745128809822_6504464260624007131_n

Imagen N° 1. Mapa del frente de batalla en los alrededores de la cresta de Éparges.
17633_1580746195476382_8609389563956464339_n
Imagen N° 2. Puesto defensivo alemán en el llamado Punto X.
 
Deja un comentario

Publicado por en 27 marzo, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , , , , ,

26-27 de Marzo de 1915 – Batalla de Hartmannsweilerkopf. Éxitos parciales franceses


Batalla de Hartmannsweilerkopf. Éxitos parciales franceses

Hacia inicios del mes de marzo de 1915, las fuerzas francesas, en su mayoría los célebres Chasseurs Alpins (Cazadores Alpinos) que eran parte del 3° Ejército del General Maurice Sarrail habían lanzado un nuevo ataque con el objetivo de tomar de manera definitiva el estratégico monte Hartmannsweilerkopf, en la región de los Vosgos en el norte de Alsacia, sin embargo pese a algunos avances, el mismo se hizo demasiado lento debido a la difícil situación climática, como así también a la resistencia de las tropas enemigas.

En la mañana del 07 de Marzo, las fuerzas alemanas con apoyo de artillería de montaña, lanzaron un contraataque con el objetivo de retomar la importante posición de Jägertanne, sin embargo los agotados defensores alpinos lograron resistir, siendo reforzados en las jornadas sucesivas por regimientos de infantería de línea. Luego de dos semanas de inactividad, el 19 de Marzo los alemanes volvieron a lanzar una ofensiva en toda la región, sin embargo fracaso.

Estos éxitos defensivos envalentonaron a los mandos franceses que comenzaron a planificar una nueva ofensiva con el objetivo de alcanzar la tan deseada cima. En la madrugada del 23 de Marzo, alrededor de 57 piezas de artillería comenzaron a bombardear las posiciones defensivas del enemigo, durante 4 horas, para luego dar paso a la infantería que logro tomar la colina entre Molkenrain y Hartmannswillerkopf, a solo 150 metros de la cima. Sin embargo a pesar del éxito, durante las jornadas posteriores el avance se detuvo por completo.

A pesar de los contratiempos los oficiales franceses no se amilanaron por lo que para la mañana del 26 de Marzo, luego de un bombardeo de casi dos horas, unidades e Chausseurs Alpins y de Infantería de Línea se lanzaron una vez más al ataque logrando capturar la estratégica posición llamada “Roca Helle” y continuaron marchando hacia el norte en dirección Bischofshut en dirección al último puesto de la ruta de logística enemiga llamada Serpentinenstrasse.

Además consiguieron ocupar las posiciones fortificadas superiores y medias de Rehfelsen, sin embargo, elementos de infantería y de los célebres ulanos “desmontados” se afirman en sus posiciones en las fortificaciones inferiores (Unter Rehfelsen) evitando el éxito total del avance. Esta exitosa jornada, le permite al mando francés ocupar un excelente punto de observación desde el cual se visualiza gran parte de la llamada llanura de Cernay, por lo cual la artillería está en condiciones de poder bombardear la línea ferroviaria Mulhouse-Colmar, clave del sistema logístico del enemigo.
Esta situación comenzó a preocupar al mando alemán, ya que la pérdida completa de la cima del monte Hartmannswillerkopf, representaría un duro golpe ya que las vitales líneas de abastecimiento quedarían totalmente vulnerable al fuego de artillería enemigo, sin embargo antes de cualquier acción ofensiva, era necesario reforzar las posiciones defensivas que aún permanecían en su poder, por lo que esa misma noche mientras el avance francés se frenaba comenzó el reemplazo de las cansadas tropas del frente.

En la mañana del 27 de marzo, los franceses se vieron obligados a frenar su avance debido a las condiciones climáticas y al hecho que en base al avance logrado, la artillería debía desplazarse hacia nuevas posiciones por lo que el traslado se hacía muy dificultoso debido al duro terreno, esto dio un respiro a los alemanes que lograron trasladar varios regimientos que comenzaron a construir nuevas fortificaciones.

A pesar del éxito de la ofensiva, el objetivo del mando francés de ocupar la posición estratégica del monte Hartmannswillerkopf estaba lejos aún de cumplirse, debido principalmente a la tenaz resistencia de los defensores alemanes.

11083752_1580418222175846_7061685934216111216_o

Mapa de la región donde se desarrollaron los combates.
1911258_1580418308842504_2030712718506124516_o
Panorámica de las posiciones defensivas alemanas en el reducto de Unter Rehfelsen
 
Deja un comentario

Publicado por en 26 marzo, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , , , ,

25 de Marzo de 1915 – China, la Triple Entente y el expansionismo nipón


China, la Triple Entente y el expansionismo nipón

Desde mediados del siglo XIX, el Imperio Chino comenzó a declinar irremediablemente, sus débiles gobernantes eran generalmente manipulados por corruptos generales y chambelanes, además las potencias europeas comenzaron a ocupar territorio para instalar factorias comerciales, gracias a tratados injustos firmados a punta de bayoneta.

Esta situación fue generando un fuerte sentimiento anti-occidental que decanto en 1900 con la llamada “Rebelión de los Bóxers”, en la que miembros de una secta ultranacionalista llamada Sociedad de la justicia y la concordia con el apoyo de las autoridades imperiales de la Dinastía Qing atacaron las embajadas, misiones religiosas y compañías europeas y de la nueva potencia del Lejano Oriente, el Imperio del Japón y a pesar de ciertos logros, sendas fuerzas expedicionarias de esas potencias lograron acabar con la insurrección.

Con el correr de los años la situación empeoró, por lo que finalmente en octubre de 1911 estalló una Revolución que logró derrocar en Febrero de 1912 al último emperador el niño Pu-Yi y sus líderes, entre los que se encontraba el reformista y líder del partido Kuomingtang, Sun Yat-Sen, proclamaron una república y dictaron una constitución de corte parlamentaria, sin embargo Yuan Shikai, un viejo general que había apoyado a la monarquía se hizo cargo del poder, y gobernó de manera dictatorial aplastando cualquier intento de rebelión y negociando con las potencias extranjeras.
Para esa misma época las ansias de expansionismo japonés no habían cesado, por lo que una vez desatado el conflicto en agosto de 1914, vio su oportunidad y con el pretexto de cumplir con tratados firmados con su nuevo aliado el Imperio Británico le declaró la guerra a las Potencias Centrales el 23 de Agosto.

Rápidamente sus buques se desplazaron y ocuparon las pequeñas posesiones alemanas en el Pacífico, en una carrera contra los dominios británicos de Australia y Nueva Zelanda, aunque sin dudas era la posesión de Tsingtao en territorio chino la más apreciada, por lo que a principios de septiembre fuerzas terrestres niponas pusieron sitio a la guarnición, mientras que buques de la Armada bombardeaban las posesiones. Finalmente el 07 de Noviembre pese a una resistencia feroz, las fuerzas alemanas se rindieron.

Este éxito no hizo más que envalentonar a los líderes japoneses por lo que aprovechando que sus aliados occidentales se encontraban distraídos con los combates en otros frentes, el 18 de Enero de 1915, el Primer Ministro, Ōkuma Shigenobu con anuencia del Emperador Taishō, presento al presidente chino el General Yuan Shikai, las llamadas Veintiún Exigencias, en las cuales planteaba la expansión de su influencia no solo sobre el terriotorio colonial alemán recientemente tomado, sino también sobre Manchuria y Mongolia Interior, además reclamaba la propiedad conjunta de un importante complejo minero y metalúrgico en el centro del país, la prohibición a China de cualquier cesión o arrendamiento de las zonas costeras a una tercera potencia. Estas propuestas no hicieron más que aumentar el sentimiento anti-nipón en la población, como así también poner en alerta a otra reciente potencia con intereses en Asia y el Pacífico, el hasta ahora neutral Estados Unidos y pese a las gestiones diplomáticas, la desconfianza de Washington hacia Tokio aumentaba sin cesar.

A pesar de los sentimientos de los ciudadanos el General Yuan Shikai era consciente de la falta de recursos y de su debilitado ejército por lo que no tuvo más motivo que comenzar a negociar hacia marzo de 1915. Esta situación fue aprovechada por Japón que para aumentar la presión envió gran cantidad de tropas en teoría para maniobras, mientras que sus buques “custodiaban” los principales puertos. Esta situación generó malestar hasta en sus teóricos aliados, los británicos, ya que desde diplomáticos hasta corresponsales especiales de los periódicos informaban sobre los atropellos llevados a cabo por los nipones contra la integridad territorial china.

Pese a ello, el expansionismo japonés estaba en su apogeo y nada ni nadie parecía detenerle en sus ansias de convertir a su gigante aunque débil vecino en un mero protectorado.

10690204_1580084972209171_4674844907705276144_n

Las “Veintiún Exigencias” presentadas por Japón a China el 18 de Enero de 1915
11050733_1580085058875829_7664391326898455704_n
Fragmento de una crónica del 25 de Marzo de 1915 del corresponsal del periódico londinense Daily Telegraph en Beijing sobre las maniobras del ejército japonés para presionar a los chinos.
 
Deja un comentario

Publicado por en 25 marzo, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , , , , ,

24 de Marzo de 1915 – Protesta diplomática de Chile


Protesta diplomática de Chile

La República de Chile, al igual que sus vecinos sudamericanos, declaro la estricta neutralidad una vez iniciada la guerra en Europa, sin embargo por varios aspectos se vería involucrada de manera indirecta, ya que si bien gran parte de su economía, como así también su Armada tenían una gran influencia británica, el ejército desde finales del siglo XIX, contaba entre sus filas con innumerables instructores militares alemanes, como así también una colonia importante de descendientes en el sur del país.

La primera situación relacionada al conflicto bélico, fue cuando el 01 de Noviembre de 1914, frente a sus costas, el Escuadrón del Lejano Oriente del Conde Maximilian von Spee, destruyó a la flota británica del Almirante Sir Christopher Cradock en la llamada Batalla de Coronel, siendo recibidos los victoriosos en el Puerto de Valparaíso, entre otros por el cónsul alemán, autoridades navales chilenas y varios súbditos del Káiser. Esta situación generó protestas por parte del embajador británico Sir Francis Strong, ante el Ministro de Relaciones Exteriores Manuel Salinas González y el Presidente Ramón Barros Luco, que fueron atendidas ya que no se permitió a los buques alemanes alargar su estancia en las instalaciones portuarias del sur del país.

Luego de la Batalla Naval de las Islas Malvinas del 08 de Diciembre de 1914, que significo prácticamente la destrucción total de la flota del Conde von Spee, el crucero ligero SMS Dresden del contralmirante Fritz Lüdecke, logró huir gracias a su mayor velocidad y refugiarse en los alrededores de las costas del conjunto de islas Juan Fernández que era parte del territorio chileno. Finalmente luego de varios meses de búsqueda, el 14 de Marzo de 1915, una flotilla de cruceros británicos logró ubicar al navío enemigo en las costas de la bahía de “Más Tierra”, hundiéndolo mientras que la tripulación huía en botes salvavidas y quedaban bajo la custodia de las autoridades chilenas.

Esta situación no podía pasar desapercibida por el gobierno de Santiago, por lo que el nuevo Ministro de Relaciones Exteriores, Rafael Orrego Gónzalez, con anuencia del Presidente Barros Luco, envío una formal protesta al Ministro Británico Sir Edward Grey, vía telegrama entregado por el embajador en Londres Agustín Edwards, en la cual reclamaba que la soberanía territorial de Chile había sido violada por navíos británicos cuando hundieron al crucero alemán SMS Dresden, por lo que en honor a las buenas y viejas relaciones entre las dos naciones exigían un formal pedido de disculpas.

Sin dudas como a muchos países que se habían declarado neutrales, los vaivenes de la guerra los involucraban de manera directa o indirecta en la conflagración que ya afectaba prácticamente a todos los continentes.

10985884_1579756128908722_5581686934474494811_n

Gabinete del Presidente chileno Ramón Barros Luco, entre ellos el Ministro de Exteriores Rafael Orrego Gonzalez quien presento una formal protesta por la violación al territorio nacional ante Londres.
 
Deja un comentario

Publicado por en 24 marzo, 2015 en 1915

 

23 de Marzo de 1915 – Final de la Batalla de Vauquois


Final de la Batalla de Vauquois

Entre mediados y finales de Febrero de 1915, las fuerzas francesas de varias divisiones del 5° Cuerpo del 3° Ejército del General Maurice Sarrail habían lanzado sucesivas ofensivas con el objetivo de avanzar en los alrededores de la aldea de Vauquois en la región de Lorena en las cercanías de los macizos de Argonne.

A pesar de los impetuosos ataques de tropas metropolitanas y coloniales, las fuerzas del XVI° Cuerpo del General Bruno von Mudra del V° Ejército del Kronprinz Guillermo, lograron resistir cediendo poco territorio.

Para el 1° de Marzo, varios regimientos de infantería francesa volvieron a lanzar una ofensiva, logrando ocupar posiciones al este de la aldea de Vauquois, y lograron resistir pese a los sucesivos contraataques lanzados por el enemigo. La situación fue similar en los alrededores de la pequeña población de Boureuille, donde las tropas coloniales lograron resistir pese a la fuerte presión de la infantería y artillería de campaña alemana.

Los combates se sucedieron con el correr de los días sin que ambos bandos lograsen avances significativos, por lo que para mediados del mes de marzo, la línea del frente cruzaba por la cima del monte dividiendo a la aldea en ruinas a causa de los sucesivos bombardeos, con las tropas francesas ocupando el sector sur y las alemanas el norte, en una serie de trincheras y fortificaciones a pocos metros de distancia de una a otra.

Finalmente para el día 23 de Marzo, sin posibilidad de lanzar un ataque, la batalla llegó a su final, y si bien el resultado fue una victoria táctica francesa menor, la situación en el sector de ese frente prácticamente no se modificó.

 11067478_1579383532279315_2412159195096598063_n

Representación gráfica sobre las posiciones francesas y alemanas en los alrededores de la aldea de Vauquois.

11065100_1579384205612581_1205807892949658693_n

Soldados franceses con una pieza de artillería de campaña en una trinchera en las cercanías de la población de Boureuille.
 
Deja un comentario

Publicado por en 23 marzo, 2015 en 1915

 

Etiquetas:

22 de Marzo de 1915 – Final del Sitio de Przemyśl


Final del Sitio de Przemyśl

El 24 de Septiembre de 1914, las fuerzas rusas del 3° Ejército del General de origen búlgaro Radko Dimitriev pusieron sitio a la ciudad-fortaleza de Przemyśl en la región de los Cárpatos, luego de las fracasadas ofensivas del Jefe del Estado Mayor Austro-Húngaro, Conde Conrad von Hötzendorf.

El plan elaborado por el mando ruso, se basaba en constantes ataques frontales que no pudieron quebrar la resistencia de los defensores, que se encontraban bajo las órdenes del Coronel General Hermann Kusmanek von Burgneustädten, sino por el contrario sufrieron innumerables bajas humanas y materiales, además para el mes de octubre, una ofensiva del III° Ejército del Barón Svetozar Borojević von Bojna logró levantar el cerco, sin embargo al mes siguiente una nueva ofensiva le permitio al 11° Ejército del General Andrei Selivanov, que a diferencia del General Dimitriev decidió no lanzar ataques frontales sino que estableció un férreo cerco con el objetivo de desgastar al enemigo haciéndolo sufrir hambre y sed.

Para diciembre de 1914, la artillería pesada rusa desencadeno un fuerte bombardeo con el objetivo de rendir la ciudad, esto sin embargo no afecto las defensas debido en gran parte a la esperanza que las fuerzas austro-húngaras lograsen abrir un paso para evacuar las posiciones, y a pesar que durante todo el invierno de 1914-1915 se realizaron varios intentos, sin embargo era evidente que con el correr de los días la ayuda no llegaría, a pesar que en el mes de Febrero el Barón von Bojna realizó un último intento que fracaso debido a la presión de la ofensiva enemiga en los Montes Cárpatos.
Para finales de Febrero, el Alto Mando Austro-Húngaro le informo al Coronel General Kusmanek von Burgneustädten, que iba a ser imposible lanzar un nuevo esfuerzo por levantar el cerco, lo cual hundió aún más la moral, no solo de las tropas sino también de civiles, que en definitiva eran un claro reflejo de la cosmopolita población del Imperio de los Habsburgo, ya que en el interior de la ciudad-fortaleza convivían de manera difícil, austriacos alemanes, húngaros, polacos, checos, eslovacos, ucranianos, rutenos y una importante comunidad hebrea que participaba entusiasta en la construcción de las defensas dado el temor que despertaban los rusos, sobre todo los cosacos conocidos por su antisemitismo histórico.
Hacia principios de marzo 1915, mientras las fuerzas defensoras sufrían deserciones y la falta de víveres y pertrechos, las fuerzas del General Selivanov se veían reforzadas, por lo que finalmente luego de varios preparativos, en la noche del día 13, lanzaron un ataque sobre las defensas del sector norte que alcanzaron el tiempo suficiente para que el mando austro-húngaro lograse formar una nueva línea de defensa y ordenase la destrucción de todo tipo de objetos de valor para evitar que cayesen en manos enemigas.

El día 19, el Coronel General Kusmanek von Burgneustädten lanzó un último intento con sus debilitadas tropas, por romper el cerco, sin embargo fracaso de manera estrepitosa, por lo que debió retirarse hacia el centro de la ciudad. Por lo que finalmente el día 22 de Marzo de 1915, debió rendirse y entregar la ciudad-fortaleza al enemigo, que marchó solemnemente por las calles ante muestras de jubileo por parte de la población eslava y con sumo temor por los hebreos. Para el final de los combates, las bajas rusas alcanzaron las 115.000, mientras que los austro-húngaros perdieron 86.000 muertos, 28.000 heridos y 117.000 prisioneros, entre ellos 9 generales y 93 oficiales del Estado Mayor, además de otros 2.500 funcionarios militares y civiles.

Luego de 133 días, la ciudad-fortaleza de Przemyśl cayó, lo cual se abría el último escollo para que las puertas del territorio húngaro quedasen abiertas para una invasión de las fuerzas rusas.

10835304_1579077848976550_2508341966680262187_o

Mapa de la fortaleza de Przemyśl y sus alrededores.

10397183_1579077998976535_7237745198898780912_o

Soldados rusos marchan por las calles de la recién tomada ciudad.
 
Deja un comentario

Publicado por en 22 marzo, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: