RSS

Archivo de la categoría: Imagenes

Fotos 1917


web

Aquí va un avance de imagenes de los que veremos este año en nuestro blog, aprovecho para desearos Feliz Año:

Soldado americano con máscara antigas
Soldados australianos cerca de Ypres (Bélgica)
Restos de esqueletos de caballos en Slaviski (Polonia)
Soldados americanos embarcando hacia la guerra posan con mascotas: un perro y un mapache
Tropas británicas moviéndose cerca de Ypres
Soldados americanos
Soldados italianos con perros
Un perro de la Cruz Roja buscando soldados heridos
Soldados rusos rindiéndose
Una joven estadounidense reparando uniformes de guerra
Paloma mensajera de EEUU, con su número en las alas
Puerto de Kiel
Ruinas del puente en La Ferte Sous Jouatre (Francia)
Soldados muertos en la batalla de Cambrai (Flesquieres, Francia)
Racionamiento de comida en Reino Unido: azúcar, mantequilla, carne, pan y pan rallado
Buscando en los bolsillos de soldados muertos
Río Marne con el puente destruido
Escolares llevando flores a tumbas de soldados, en Folkestone
Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 1 enero, 2017 en 1917, Imagenes

 

Etiquetas: ,

Cien años de la batalla de Verdún – Imagenes 3


 El canciller alemán Helmut Kohl da la mano al ex presidente de Francia, Francois Mitterand (izquierda) en su visita al campo de batalla de Verdún en 1984. Esta imagen se ha convertido en el símbolo de la reconciliación franco-alemana. (re)

El canciller alemán Helmut Kohl da la mano al ex presidente de Francia, Francois Mitterand (izquierda) en su visita al campo de batalla de Verdún en 1984. Esta imagen se ha convertido en el símbolo de la reconciliación franco-alemana.
(re)

 Prisioneros franceses cerca de Verdún son trasladados a campos de internamiento. (corbis)

Prisioneros franceses cerca de Verdún son trasladados a campos de internamiento.
(corbis)

 Traslado de heridos franceses en Verdún. La batalla produjo cerca de medio millón de heridos. (corbis)

Traslado de heridos franceses en Verdún. La batalla produjo cerca de medio millón de heridos.
(corbis)

 Infantería alemana se dirige hacia la primera línea durante la batalla que se convirtió en un símbolo del sinsentido de la guerra. Berliner Verlag (corbis)

Infantería alemana se dirige hacia la primera línea durante la batalla que se convirtió en un símbolo del sinsentido de la guerra.
Berliner Verlag (corbis)

 Soldados alemanes capturados por los franceses. (corbis)

Soldados alemanes capturados por los franceses.
(corbis)

 Soldados franceses prisioneros de los alemanes. (corbis)

Soldados franceses prisioneros de los alemanes.
(corbis)

 Soldados franceses en una trinchera. (corbis)

Soldados franceses en una trinchera.
(corbis)

 Un soldado francés con una máscara de gas en el fuerte de Souville. La utilización de gases fue tan frecuente en Verdún que el suelo todavía está contaminado, 100 años después de la batalla, y alguno de los proyectiles que se encuentran todavía contienen armas químicas. (corbis)

Un soldado francés con una máscara de gas en el fuerte de Souville. La utilización de gases fue tan frecuente en Verdún que el suelo todavía está contaminado, 100 años después de la batalla, y alguno de los proyectiles que se encuentran todavía contienen armas químicas.
(corbis)

 
Deja un comentario

Publicado por en 24 febrero, 2016 en Imagenes

 

Etiquetas: , , ,

Cien años de la batalla de Verdún – Imagenes 2


 Soldados franceses lanzan piedras desde sus posiciones contra las posiciones alemanas. Aunque Verdún comenzó con una ofensiva de artillería, los combates cuerpo a cuerpo fueron muy frecuentes. Hulton-Deutsch Collection (corbis)

Soldados franceses lanzan piedras desde sus posiciones contra las posiciones alemanas. Aunque Verdún comenzó con una ofensiva de artillería, los combates cuerpo a cuerpo fueron muy frecuentes.
Hulton-Deutsch Collection (corbis)

 El general Charles Mangin (derecha) prepara el contraataque en octubre de 1916 para reconquistar el fuerte de Douaumont. Tras 300 días de batalla y 300.000 muertos entre los dos bandos, las posiciones quedaron tal y como estaban antes de la ofensiva. (cordon press)

El general Charles Mangin (derecha) prepara el contraataque en octubre de 1916 para reconquistar el fuerte de Douaumont. Tras 300 días de batalla y 300.000 muertos entre los dos bandos, las posiciones quedaron tal y como estaban antes de la ofensiva.
(cordon press)

 Soldados del Ejército colonial francés cerca de Douaumont, durante la contraofensiva. (cordon press)

Soldados del Ejército colonial francés cerca de Douaumont, durante la contraofensiva.
(cordon press)

 Cadáveres de soldados alemanes durante la batalla de Verdún. (corbis)

Cadáveres de soldados alemanes durante la batalla de Verdún.
(corbis)

La ciudad de Verdún durante los bombardeos de 1916. (cordon press)

La ciudad de Verdún durante los bombardeos de 1916.
(cordon press)

 Soldados franceses en una trinchera en Verdún. En este batalla, la I Guerra Mundial alcanzó un horror que hasta ese momento los soldados no habían padecido. No había vivido nada similar en los dos años de conflicto. (cordon press)

Soldados franceses en una trinchera en Verdún. En este batalla, la I Guerra Mundial alcanzó un horror que hasta ese momento los soldados no habían padecido. No había vivido nada similar en los dos años de conflicto.
(cordon press)

 Enfermeros se dirigen al frente en Verdún. El grado de mortandad entre los enfermeros era enorme. (cordon press)

Enfermeros se dirigen al frente en Verdún. El grado de mortandad entre los enfermeros era enorme.
(cordon press)

 Imagen coloreada de los poilus –el nombre popular con el que se conocía a los soldados franceses, los peludos– en una trinchera en Verdún. (cordon press)

Imagen coloreada de los poilus –el nombre popular con el que se conocía a los soldados franceses, los peludos– en una trinchera en Verdún.
(cordon press)

 Un soldado alemán de comunicaciones en el fuerte de Vaux (Meuse) en 1916. (corbis)

Un soldado alemán de comunicaciones en el fuerte de Vaux (Meuse) en 1916.
(corbis)

 Soldados franceses de reserva esperan la orden de ir al frente. 7 de cada 10 soldados franceses pasaron en un momento u otro por Verdún, lo que explica que la memoria de esta batalla sea tan profunda en Francia. Como dijo un historiador, "todas las familias francesas tienen su Verdún". (cordon press)

Soldados franceses de reserva esperan la orden de ir al frente. 7 de cada 10 soldados franceses pasaron en un momento u otro por Verdún, lo que explica que la memoria de esta batalla sea tan profunda en Francia. Como dijo un historiador, “todas las familias francesas tienen su Verdún”.
(cordon press)

 
Deja un comentario

Publicado por en 23 febrero, 2016 en Imagenes

 

Etiquetas: , , ,

Cien años de la batalla de Verdún – Imagenes 1


 Asalto de soldados franceses contra las posiciones alemanas en medio de los impactos de artillería. Tras la primera ofensiva alemana, los ataques entre ambos bandos fueron constantes y sangrientos, a veces se mataba al enemigo con bayonetas. Muchas de las bombas contenían gases tóxicos. (cordon press)

Asalto de soldados franceses contra las posiciones alemanas en medio de los impactos de artillería. Tras la primera ofensiva alemana, los ataques entre ambos bandos fueron constantes y sangrientos, a veces se mataba al enemigo con bayonetas. Muchas de las bombas contenían gases tóxicos.
(cordon press)

 Soldados alemanes en un refugio en medio del bosque durante la Batalla de Verdún de la I Guerra Mundial. La batalla se prolongó durante casi 300 días y uno de los principales problemas de los dos bandos fueron los suministros. Los soldados no sólo vivían en medio del terror constante a una muerte atroz, sino que padecían hambre y sed. Memorial de la Batalla de Verdún

Soldados alemanes en un refugio en medio del bosque durante la Batalla de Verdún de la I Guerra Mundial. La batalla se prolongó durante casi 300 días y uno de los principales problemas de los dos bandos fueron los suministros. Los soldados no sólo vivían en medio del terror constante a una muerte atroz, sino que padecían hambre y sed.
Memorial de la Batalla de Verdún

Catedral de Verdún (Francia) destruida durante la I Guerra Mundial. Aunque la ciudad nunca llegó a ser tomada por los alemanes, los daños de la artillería fueron enormes.

Catedral de Verdún (Francia) destruida durante la I Guerra Mundial. Aunque la ciudad nunca llegó a ser tomada por los alemanes, los daños de la artillería fueron enormes.

 Prisioneros franceses en manos alemanas, en noviembre de 1915, cuando el Ejército del Kaiser estaba preparando la ofensiva de Verdún, con la que pretendían romper la línea de defensa francesa. (corbis)

Prisioneros franceses en manos alemanas, en noviembre de 1915, cuando el Ejército del Kaiser estaba preparando la ofensiva de Verdún, con la que pretendían romper la línea de defensa francesa.
(corbis)

 Tropas franceses cargan un cañón. Los duelos de artillería de Verdún fueron los más intensos conocidos hasta entonces. (ap)

Tropas franceses cargan un cañón. Los duelos de artillería de Verdún fueron los más intensos conocidos hasta entonces.
(ap)

 Tropas alemanas preparadas para el combate en 1916. Don Troiani (corbis)

Tropas alemanas preparadas para el combate en 1916.
Don Troiani (corbis)

 Prisioneros de guerra franceses en Verdún. Los primeros días de la ofensiva, las tropas germanas lograron avanzar varios kilómetros. (corbis)

Prisioneros de guerra franceses en Verdún. Los primeros días de la ofensiva, las tropas germanas lograron avanzar varios kilómetros.
(corbis)

 Un puesto de observación del 204 regimiento de infantería en el área de Verdún. Por el sistema de reemplazos, el 75% de los soldados franceses movilizados en 1916 pasaron por esta batalla. (corbis)

Un puesto de observación del 204 regimiento de infantería en el área de Verdún. Por el sistema de reemplazos, el 75% de los soldados franceses movilizados en 1916 pasaron por esta batalla.
(corbis)

 Soldados franceses en la primera línea de defensa del fuerte de Douaumont, al principio de la batalla. La toma de este fuerte por los alemanes fue vendida como una gran victoria aunque unos meses después de los franceses recuperarían todo el terreno perdido. (corbis)

Soldados franceses en la primera línea de defensa del fuerte de Douaumont, al principio de la batalla. La toma de este fuerte por los alemanes fue vendida como una gran victoria aunque unos meses después de los franceses recuperarían todo el terreno perdido.
(corbis)

 Soldados alemanes de infantería se dirigen a las trincheras durante la batalla. Los combates se prolongaron durante casi 300 días y el horror de las trincheras destrozó física y moralmente a los militares que combatieron en Verdún. Berliner Verlag (corbis)

Soldados alemanes de infantería se dirigen a las trincheras durante la batalla. Los combates se prolongaron durante casi 300 días y el horror de las trincheras destrozó física y moralmente a los militares que combatieron en Verdún.
Berliner Verlag (corbis)

 
Deja un comentario

Publicado por en 22 febrero, 2016 en Imagenes

 

Etiquetas: , , ,

Mas imagenes de la Primera Guerra Mundial, vista a través de fotografías tomadas desde el aire


web xataca.com

La Primera Guerra Mundial fue el conflicto que cambió para siempre el modo en el que se ordenaba el mundo. Sus consecuencias derivadas se extendieron a lo largo del siglo XX, y contribuyeron a terminar con el tradicional mundo clásico que, en el siglo XIX, aún resistía. Hay otros elementos revolucionarios en su haber. Uno de ellos, el tecnológico. La guerra puso en práctica avances que, durante medio siglo, no se habían utilizado entre grandes potencias sobre el campo de batalla. La aviación fue uno de ellos, y aunque no tan determinante como en la Segunda Guerra Mundial, sí muy interesante.

1366_2000

Los primitivos aviones biplanos fueron utilizados por primera vez a gran escala durante la Primera Guerra Mundial. Pese a la celebridad de las batallas de ases entre pilotos franceses, ingleses y alemanes, su principal misión durante la contienda fue la de reconocimiento estratégico. Volando a la suficiente altura como para escapar de la artillería enemiga (no se habían desarrollado armas antiaéreas), los biplanos podían observar qué estaban haciendo las tropas enemigas. Un tesoro incalculable para cualquier alto mando, y uno de los motivos por los que los movimientos sorpresa fueron escasos tras 1914.

Las fotografías tomadas por los observadores son fiel testigo tanto de su pericia (portaban aparatos pesados sobre aviones frágiles) como de la devastación a la que la Primera Guerra Mundial sometió al frente occidental. Cráteres, trincheras y pueblos destruidos: los efectos de un conflicto estable, sin grandes cambios (pero grandísimas bajas) se observaban de mejor modo a miles de metros de altura. Esas fotografías han sobrevivido a su tiempo y hoy, cien años después de que fueran tomadas, sirven de fascinante testigo a un conflicto cruento, importantísimo y a menudo poco comprendido por la sociedad moderna.

Veamos qué contaron.

 Fotografía tomada por Raoul Berthelé para el ejército francés. El campo ilustra las afueras de Langemark-Poelkapelle, en el Flandes occidental, una de las regiones más castigadas durante el conflicto. A la altura de 1918, el fuego de artillería había convertido los otrora campos de cultivo belgas en miles y miles de cráteres. Aquí se desarrollaron algunas de las batallas más cruentas de la Primera Guerra Mundial, como la del Somme.

Fotografía tomada por Raoul Berthelé para el ejército francés. El campo ilustra las afueras de Langemark-Poelkapelle, en el Flandes occidental, una de las regiones más castigadas durante el conflicto. A la altura de 1918, el fuego de artillería había convertido los otrora campos de cultivo belgas en miles y miles de cráteres. Aquí se desarrollaron algunas de las batallas más cruentas de la Primera Guerra Mundial, como la del Somme.

Otra fotografía de Raoul Berthelé. La imagen ilustra las orillas del río Ygres, un pequeño curso fluvial que atraviesa el norte de Flandes. A un lado observamos las trincheras alemanas, y al otro las aliadas. A menudo, la distancia entre unas y otras era de unos escasos cientos de metros, y permanecían así durante larguísimas temporada. En este caso no había lugar, dado que se trataba de agua, pero el espacio terrestre entre uno y otro frente era conocido como "tierra de nadie".

Otra fotografía de Raoul Berthelé. La imagen ilustra las orillas del río Ygres, un pequeño curso fluvial que atraviesa el norte de Flandes. A un lado observamos las trincheras alemanas, y al otro las aliadas. A menudo, la distancia entre unas y otras era de unos escasos cientos de metros, y permanecían así durante larguísimas temporada. En este caso no había lugar, dado que se trataba de agua, pero el espacio terrestre entre uno y otro frente era conocido como “tierra de nadie”.

Dado el inmovilismo del frente, el único modo de castigar al enemigo era lanzando pesadísimas cargas de artillería al otro lado de la línea defensiva. Los soldados se atrincheraban entonces en sus búnkeres (a menudo durante días) mientras caía la tormenta. El resultado fue un campo impracticable, quebrado y abundante en cráteres, a menudo embarrado y totalmente destrozado. En la imagen, tomada en 1918, observamos cómo habían quedado los alrededores de Oostkamp, en Flandes Occidental.

Dado el inmovilismo del frente, el único modo de castigar al enemigo era lanzando pesadísimas cargas de artillería al otro lado de la línea defensiva. Los soldados se atrincheraban entonces en sus búnkeres (a menudo durante días) mientras caía la tormenta. El resultado fue un campo impracticable, quebrado y abundante en cráteres, a menudo embarrado y totalmente destrozado. En la imagen, tomada en 1918, observamos cómo habían quedado los alrededores de Oostkamp, en Flandes Occidental.

Y aquí tenemos a Ostende. Los aviones de todos los ejércitos se dedicaron a explorar las líneas enemigas, pero también tomaron fotografías de reconocimiento de las ciudades colindantes al frente. A menudo, especialmente si se trataban de pequeño pueblos arrasados por el infortunio de la guerra, quedaban destruidos. Pocas ciudades grandes sufrieron grandes pérdidas, dado que el bombardeo a gran escala no estaba aún desarrollado (aunque Londres sí sufrió algún que otro ataque alemán gracias a la autonomía de los zeppelines). Las imágenes de Ypres perviven en nuestra memoria, pero serían olvidadas tras el impacto de la Segunda Guerra Mundial.

Y aquí tenemos a Ostende. Los aviones de todos los ejércitos se dedicaron a explorar las líneas enemigas, pero también tomaron fotografías de reconocimiento de las ciudades colindantes al frente. A menudo, especialmente si se trataban de pequeño pueblos arrasados por el infortunio de la guerra, quedaban destruidos. Pocas ciudades grandes sufrieron grandes pérdidas, dado que el bombardeo a gran escala no estaba aún desarrollado (aunque Londres sí sufrió algún que otro ataque alemán gracias a la autonomía de los zeppelines). Las imágenes de Ypres perviven en nuestra memoria, pero serían olvidadas tras el impacto de la Segunda Guerra Mundial.

Hubo excepciones a lo comentado anteriormente, claro. Uno de los más claros ejemplos del efecto destructivo de la Primera Guerra Mundial es el de Diksmuide, pequeña ciudad (16.000 habitantes hoy) en el Flandes Occidental. Dada su importancia estratégica en los primeros compases de la guerra, cuando las tropas alemanas se dirigían hacia Calais y Dunkerke, Diksmuide fue objeto de constantes luchas, y del fuego devastador de la artillería de uno y otro bando. Al final de la guerra había sido prácticamente derruida, pero fue reconstruida durante la siguiente década.

Hubo excepciones a lo comentado anteriormente, claro. Uno de los más claros ejemplos del efecto destructivo de la Primera Guerra Mundial es el de Diksmuide, pequeña ciudad (16.000 habitantes hoy) en el Flandes Occidental. Dada su importancia estratégica en los primeros compases de la guerra, cuando las tropas alemanas se dirigían hacia Calais y Dunkerke, Diksmuide fue objeto de constantes luchas, y del fuego devastador de la artillería de uno y otro bando. Al final de la guerra había sido prácticamente derruida, pero fue reconstruida durante la siguiente década.

La Línea Hindenburg, construida por los alemanes con objetivos defensivos entre 1916 y 1917. Tuvo éxito y contuvo la previsible acción ofensiva aliada tras el fracaso de Verdún. Esta foto es un vivo ejemplo de cómo la aviación se adentraba allí donde no podían llegar las tropas propias para fotografías y observar de primera mano la disposición defensiva y estratégica del enemigo. En una guerra tan amplia como la Primera Guerra Mundial, y tan estática, resultó esencial.

La Línea Hindenburg, construida por los alemanes con objetivos defensivos entre 1916 y 1917. Tuvo éxito y contuvo la previsible acción ofensiva aliada tras el fracaso de Verdún. Esta foto es un vivo ejemplo de cómo la aviación se adentraba allí donde no podían llegar las tropas propias para fotografías y observar de primera mano la disposición defensiva y estratégica del enemigo. En una guerra tan amplia como la Primera Guerra Mundial, y tan estática, resultó esencial.

Tanto los aliados como Alemania emplearon armas químicas durante la Primera Guerra Mundial. Una de las víctimas más célebres fue Adolf Hitler, que debió abandonar el frente por el horrendo efecto de la guerra química. Como quedó de manifiesto en multitud de testimonios, las armas químicas eran poco efectivas, poco letales, pero tremendamente horribles para los soldados implicados. En términos generales, sirven hoy de representación perfecta de la inefectividad pero extrema crueldad desarrollada en el campo de batalla. En la imagen, observamos a tropas británicas emplear gas contra las alemanas, en el Somme, en 1916.

Tanto los aliados como Alemania emplearon armas químicas durante la Primera Guerra Mundial. Una de las víctimas más célebres fue Adolf Hitler, que debió abandonar el frente por el horrendo efecto de la guerra química. Como quedó de manifiesto en multitud de testimonios, las armas químicas eran poco efectivas, poco letales, pero tremendamente horribles para los soldados implicados. En términos generales, sirven hoy de representación perfecta de la inefectividad pero extrema crueldad desarrollada en el campo de batalla. En la imagen, observamos a tropas británicas emplear gas contra las alemanas, en el Somme, en 1916.

El fuerte de la Pompelle fue construido tras la guerra franco-prusiana de 1870, con el objetivo de defender a la ciudad de Reims de futuras acciones bélicas alemanas. Pese a que fue desarmado poco antes del inicio de la Primera Guerra Mundial y capturado por las tropas imperiales al inicio de la contienda, el ejército francés recuperó posiciones tras la ofensiva del Marne, la primera estabilización del frente. Desde entonces, sirvió de bastión defensivo de Reims, una importante plaza. Alrededor del fuerte, hoy en ruinas, observamos la intrincada red de trincheras que lo protegían.

El fuerte de la Pompelle fue construido tras la guerra franco-prusiana de 1870, con el objetivo de defender a la ciudad de Reims de futuras acciones bélicas alemanas. Pese a que fue desarmado poco antes del inicio de la Primera Guerra Mundial y capturado por las tropas imperiales al inicio de la contienda, el ejército francés recuperó posiciones tras la ofensiva del Marne, la primera estabilización del frente. Desde entonces, sirvió de bastión defensivo de Reims, una importante plaza. Alrededor del fuerte, hoy en ruinas, observamos la intrincada red de trincheras que lo protegían.

Una visión más cercana de las trincheras. Esta fotografía fue tomada desde un globo (aún se siguieron utilizando, aunque perecieron definitivamente tras la Primera Guerra Mundial). Como se aprecia, se construían en zigzag, una forma más efectiva de evitar que un sólo proyectil causara importantes daños en la primera línea. A la izquierda, las calles que llevaban a la primera línea. Ahí, los soldados podían pasar algunas semanas antes de rotar.

Una visión más cercana de las trincheras. Esta fotografía fue tomada desde un globo (aún se siguieron utilizando, aunque perecieron definitivamente tras la Primera Guerra Mundial). Como se aprecia, se construían en zigzag, una forma más efectiva de evitar que un sólo proyectil causara importantes daños en la primera línea. A la izquierda, las calles que llevaban a la primera línea. Ahí, los soldados podían pasar algunas semanas antes de rotar.

Trincheras alemanas, fotografiadas por un avión aliado en 1915. Alemania comprendió antes que nadie el carácter estático de la guerra tras su retroceso en la batalla del Marne, y se apresuró a diseñar una red de trincheras que jamás sería igualada por los aliados. Mientras los soldados alemanes vivían "cómodamente" en trincheras convenientemente equipadas y mucho más higiénicas y saludables, los franceses e ingleses pasaban más penurias. A nivel aéreo se aprecia la extrema complejidad de las trincheras: se organizaban en varios niveles diferentes (primera línea de frente, en la que un soldado pasaba una semana o dos; segunda línea, de apoyo; y tercera línea, la última antes de regresar al campamento de descanso más cercano) y estaban perfectamente comunicadas. Se desplegaron a lo largo de miles de kilómetros desde el mar del Norte hasta Suiza.

Trincheras alemanas, fotografiadas por un avión aliado en 1915. Alemania comprendió antes que nadie el carácter estático de la guerra tras su retroceso en la batalla del Marne, y se apresuró a diseñar una red de trincheras que jamás sería igualada por los aliados. Mientras los soldados alemanes vivían “cómodamente” en trincheras convenientemente equipadas y mucho más higiénicas y saludables, los franceses e ingleses pasaban más penurias. A nivel aéreo se aprecia la extrema complejidad de las trincheras: se organizaban en varios niveles diferentes (primera línea de frente, en la que un soldado pasaba una semana o dos; segunda línea, de apoyo; y tercera línea, la última antes de regresar al campamento de descanso más cercano) y estaban perfectamente comunicadas. Se desplegaron a lo largo de miles de kilómetros desde el mar del Norte hasta Suiza.

Ypres fue probablemente la gran ciudad a la que mayor grado de destrucción se sometió. Urbe clave para el control de Flandes Occidental, la artillería se cebó con sus edificaciones. En la imagen se aprecia hasta qué punto quedó su silueta desdibujada por el efecto de los morteros. La Primera Guerra Mundial fue la primera gran guerra moderna en la que el efecto devastador del armamento de alto desarrollo tecnológico se hizo visible a todos los niveles. Ypres lo sufrió en sus propias carnes, y se convirtió desde ese momento en un símbolo del horror de la guerra.

Ypres fue probablemente la gran ciudad a la que mayor grado de destrucción se sometió. Urbe clave para el control de Flandes Occidental, la artillería se cebó con sus edificaciones. En la imagen se aprecia hasta qué punto quedó su silueta desdibujada por el efecto de los morteros. La Primera Guerra Mundial fue la primera gran guerra moderna en la que el efecto devastador del armamento de alto desarrollo tecnológico se hizo visible a todos los niveles. Ypres lo sufrió en sus propias carnes, y se convirtió desde ese momento en un símbolo del horror de la guerra.

 Antes de que la contienda se la llevara por delante, Ypres lucía así de magnífica.

Antes de que la contienda se la llevara por delante, Ypres lucía así de magnífica.

Esto es Paaschendaele, una pequeña localidad en los límites de Ypres. Esta imagen fue tomada antes del inicio de las hostilidades en torno a la importante ciudad belga. Veamos ahora qué le sucedió después del efecto de la artillería.

Esto es Paaschendaele, una pequeña localidad en los límites de Ypres. Esta imagen fue tomada antes del inicio de las hostilidades en torno a la importante ciudad belga. Veamos ahora qué le sucedió después del efecto de la artillería.

Lo que una vez fue Paaschendaele, después de la Primera Guerra Mundial dejó de serlo. La ciudad, ahora rodeada de prominentes cráteres, había quedado reducida a la nada. Los campos de cultivo se habían borrado de la faz de la tierra como por arte de magia. Sólo el vago rastro de los caminos y las ruinas de la antigua iglesia del pueblo indicaban que, un día, tiempo atrás, Paaschendaele estuvo ahí.

Lo que una vez fue Paaschendaele, después de la Primera Guerra Mundial dejó de serlo. La ciudad, ahora rodeada de prominentes cráteres, había quedado reducida a la nada. Los campos de cultivo se habían borrado de la faz de la tierra como por arte de magia. Sólo el vago rastro de los caminos y las ruinas de la antigua iglesia del pueblo indicaban que, un día, tiempo atrás, Paaschendaele estuvo ahí.

Entonces, ¿no había forma de defenderse de los aviones de reconocimiento? Era complicado, pero los alemanes idearon algunas estrategias. Una de las principales, cubrir sus zonas estratégicas de humo cuando los aviones aliados las sobrevolaran. En la imagen vemos Ostende bajo el manto creado por los generadores. De este modo, era complicado saber qué estaba pasando ahí abajo.

Entonces, ¿no había forma de defenderse de los aviones de reconocimiento? Era complicado, pero los alemanes idearon algunas estrategias. Una de las principales, cubrir sus zonas estratégicas de humo cuando los aviones aliados las sobrevolaran. En la imagen vemos Ostende bajo el manto creado por los generadores. De este modo, era complicado saber qué estaba pasando ahí abajo.

Aunque no demasiado común, en ocasiones los aviones de reconocimiento se topaban los unos con los otros, y hasta se fotografiaban. Lo que vemos en la imagen es un biplano de reconocimiento alemán, y el autor de la instantánea es un soldado belga a lomos de un avión aliado. Era una maniobra compleja porque tenía que enfocar un pequeño objetivo móvil, que además iba armado.

Aunque no demasiado común, en ocasiones los aviones de reconocimiento se topaban los unos con los otros, y hasta se fotografiaban. Lo que vemos en la imagen es un biplano de reconocimiento alemán, y el autor de la instantánea es un soldado belga a lomos de un avión aliado. Era una maniobra compleja porque tenía que enfocar un pequeño objetivo móvil, que además iba armado.

 Otra imagen de Ypres.

Otra imagen de Ypres.

 Trincheras en el saliente de Ypres, durante la batalla del Somme. Trincheras y cráteres.

Trincheras en el saliente de Ypres, durante la batalla del Somme. Trincheras y cráteres.

 Drie Grachten, el punto de encuentro de tres canales en Flandes Occidental. En la orilla derecha de uno de ellos se aprecian las trincheras.

Drie Grachten, el punto de encuentro de tres canales en Flandes Occidental. En la orilla derecha de uno de ellos se aprecian las trincheras.

¿Y cómo se tomaban esas fotografías? Sencillo: con una cámara gigantesca. La llevaba el observador, mientras el piloto hacía su trabajo. En la imagen vemos a dos soldados norteamericanos cargando el aparato en el coqueto biplano.

¿Y cómo se tomaban esas fotografías? Sencillo: con una cámara gigantesca. La llevaba el observador, mientras el piloto hacía su trabajo. En la imagen vemos a dos soldados norteamericanos cargando el aparato en el coqueto biplano.

 
Deja un comentario

Publicado por en 19 febrero, 2016 en Imagenes

 

Etiquetas: ,

Mas fotos coloreadas de la Primera Guerra Mundial


En la web de The Open University podéis ver todas las fotografías restauradas y coloreadas. A continuación os dejamos una selección de nuestras favoritas. [vía The Open University]

Soldados alemanes del regimiento de artillería con un cañón Feldkanone del calibre 7,7 cm. 1914

846038807559799953

Foto original: Drakegoodman en Flickr

Infantería India equipada con unas rudimentarias máscaras antigas. 1914

846038808261168017

Foto original: Biblioteca Británica

Camión equipado con un palomar para el envío de mensajes en el frente

846038808940865681

Foto original: Museo del Transporte de Londres

Corte de pelo en una trinchera de la frontera de Albania. 1918

846038809631513233

Foto original: Biblioteca Británica

Soldados avanzando desde una trinchera de sacos de arena. 1915

846038810477473169

Foto original: Biblioteca Británica

Miembros de la primera fuerza imperial australiana. 1914

ena8xenzsdieevkgkjsb

Foto original: Biblioteca Nacional de Australia

 
3 comentarios

Publicado por en 11 enero, 2016 en Imagenes

 

Etiquetas: ,

Fotos: el submarino alemán más letal de la Primera Guerra Mundial


web

Revelaron imágenes inéditas del interior de la nave, vencida en el Mar del Norte tras un raid en el que hundió 10 barcos británicos. Su última batalla, su rescate y su curioso destino final

El U-boat 110 en los astilleros de Blohm & Voss, en Hamburgo

El U-boat 110 en los astilleros de Blohm & Voss, en Hamburgo

El submarino 110 estaba preparando un ataque contra un convoy de barcos mercantes cuando fue avistado su periscopio a sólo 50 yardas (el equivalente a casi 46 metros) de distancia. Entonces se vio obligado a salir a la superficie por el estallido de cargas de profundidad lanzadas por los aliados.

Con su tanque de combustible dañado, la nave germana fue embestida en un par de ocasiones por el barco HMS Garry de la Armada Real británica y golpeado con varias ráfagas de disparos.

 

0013395397
El implacable ataque provocó que el submarino se hundiera frente a la costa noreste de Inglaterra, cerca de la ciudad de Hartlepool, el 19 de julio de 1918.
0013395479

0013395421

0013395405

0013395389

El submarino entró en servicio en diciembre de 1917 y fue capturado en marzo de 1918. En el camino, hundió 20 mil toneladas en cargas de barcos británicos

Tras su hundimiento y posterior rescate por parte de buzos, el U-boat fue llevado Jarrow, en Inglaterra

El navío tenía dos motores y era comandado por Karl Albrect Kroll, quien murió en la batalla final

Tras su captura, la Royal Navy británica lo analizó y fotografió para estudiar la admirable ingeniería alemana

El detalle de los lanzatorpedos

En el hundimiento no perecieron todos los marinos alemanes: hubo nueve sobrevivientes

 
Deja un comentario

Publicado por en 22 septiembre, 2015 en Imagenes, Noticias relacionadas

 

Etiquetas: , , , ,

Convierte fotos de Primera Guerra Mundial en maravillas


web

Fotógrafa Jane Long convierte fotos tomadas durante la Primera Guerra Mundial en algo realmente maravilloso. Sus imágenes se han vuelto viral en Facebook

Las fotografías tienden a muchos llenarnos de emoción cuando las vemos. En ellas vemos los cambios en nuestro aspecto físico, cuánto hemos crecido y quiénes nos acompañaban en ese periodo de tiempo.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Instagram: Las fotos más raras y originales de la red (FOTOS)

Para muchos puede ser emoción, para otros simplemente refiere a tristeza. Eso le sucede a estas personas que han compartido diversas fotos de la Primera Guerra Mundial en donde se muestran niños y adultos con rostros decaídos.

Sin embargo, para que ello se transforme en sonrisa y alegría, la artista australiana Jane Long realizó una serie de imágenes que ha sido titulada Dancing with Costica (Bailando con Costica).

Long, en cuya biografía se le describe como autodidacta, comenzó a utilizar Photoshop en 1994 y ha estado experimentando con imágenes desde entonces. Transformó los decaídos paisajes de la Primera Guerra Mundial en países de las maravillas.

Sin duda sus fotos se han convertido en viral luego de que ella compartiera su álbum a través de su fanpage en Facebook.

facebook-viral-jane-long-primera-guerra-mundial10 facebook-viral-jane-long-primera-guerra-mundial9 facebook-viral-jane-long-primera-guerra-mundial8 facebook-viral-jane-long-primera-guerra-mundial7 facebook-viral-jane-long-primera-guerra-mundial6 facebook-viral-jane-long-primera-guerra-mundial5 facebook-viral-jane-long-primera-guerra-mundial4 facebook-viral-jane-long-primera-guerra-mundial3 facebook-viral-jane-long-primera-guerra-mundial2 facebook-viral-jane-long-primera-guerra-mundial

 
2 comentarios

Publicado por en 27 agosto, 2015 en Imagenes, Noticias relacionadas

 

Etiquetas: , , ,

Imagen

Oficiales alemanes celebran el derribo de un avión británico


 
Deja un comentario

Publicado por en 24 agosto, 2015 en 1915, Imagenes

 

Etiquetas: ,

Fotos a color revelan la vida de soldados


Un soldado y su caballo protegidos con máscaras en la sede del Cuerpo de Veterinarios del Ejército canadiense. (Foto: openuniversity.edu)

Un soldado y su caballo protegidos con máscaras en la sede del Cuerpo de Veterinarios del Ejército canadiense. (Foto: openuniversity.edu)

Los miembros de la primera fuerza imperial australiana en un campamento en Australia en 1916. (Foto: openuniversity.edu)

Los miembros de la primera fuerza imperial australiana en un campamento en Australia en 1916. (Foto: openuniversity.edu)

Infantería canadiense con una mascota en agosto de 1916. (Foto: openuniversity.edu)

Infantería canadiense con una mascota en agosto de 1916. (Foto: openuniversity.edu)

Una trinchera en el frente de Albania en 1918. En la imagen cortan el pelo a un soldado. (Foto: openuniversity.edu)

Una trinchera en el frente de Albania en 1918. En la imagen cortan el pelo a un soldado. (Foto: openuniversity.edu)

Un palomar móvil que permite enviar mensajes del frente a las sede militar principal. Unas 100.000 palomas fueron utilizadas como mensajeras en la Primera Guerra Mundial. (Foto: openuniversity.edu)

Un palomar móvil que permite enviar mensajes del frente a las sede militar principal. Unas 100.000 palomas fueron utilizadas como mensajeras en la Primera Guerra Mundial. (Foto: openuniversity.edu)

"Su ayuda es necesaria": Un niño y una niña pasean en un coche de juguete adornado para promocionar la Cruz Roja durante un evento para recaudar fondos caritativos en Adelaida, Australia. (Foto: openuniversity.edu)

“Su ayuda es necesaria”: Un niño y una niña pasean en un coche de juguete adornado para promocionar la Cruz Roja durante un evento para recaudar fondos caritativos en Adelaida, Australia. (Foto: openuniversity.edu)

Regreso a casa después de la guerra, Australia. (Foto: openuniversity.edu)

Regreso a casa después de la guerra, Australia. (Foto: openuniversity.edu)

Un grupo de soldados avanza desde una trinchera cruzando un muro de protección hecho de bolsas de arena. (Foto: openuniversity.edu)

Un grupo de soldados avanza desde una trinchera cruzando un muro de protección hecho de bolsas de arena. (Foto: openuniversity.edu)

Infantería india se prepara para un ataque. (Foto: openuniversity.edu)

Infantería india se prepara para un ataque. (Foto: openuniversity.edu)

 
Deja un comentario

Publicado por en 13 agosto, 2015 en Imagenes

 

Etiquetas: , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: