RSS

Archivos Mensuales: noviembre 2015

30 de Noviembre de 1915 – Combate de Umm-at-Tubal


Combate de Umm-at-Tubal

El 25 de Noviembre de 1915, la 6ª División (Poona) anglo-hindú del Mayor General Charles Townsheld había sido frenada por las fuerzas otomanas del Miralay (Coronel) Nureddin Bey en las posiciones defensivas de Ctesphion, por lo que fracaso de esta manera la intención de tomar la estratégica ciudad de Baghad, capital administrativa de la región.

Ante esto, el comandante británico, decidió ordenar la retirada en dirección a la población de Kut Al Amarra, que había tomado a finales de Septiembre de ese mismo año, la misma se realizó sobre la margen derecha del río Tigris, siendo protegidos por dos cañoneras, HMS Firefly y HMS Comet.

Durante las siguientes jornadas, las fuerzas anglo-hindúes se retiraban ordenadamente siendo seguidas de cerca por las vanguardias otomanas, logrando llegar el 27 de Noviembre a la aldea de Aziziyah, donde luego de un breve descanso continuaron marchando, alcanzando al día siguiente Laj, para continuar y acampar en la noche del 29 de Noviembre en los alrededores de paraje sobre el pequeño río Umm-at-Tubal afluente del Tigris, sin percatarse que la vanguardia enemiga se encontraba a solo 1 milla.
A la mañana del 30 de Noviembre de 1915, la caballería otomana, en su mayoría compuesta por hábiles jinetes árabes se abalanzó sobre la retaguardia, ante esto se organizó una rápida defensa, a cargó en el sector occidental de las compañías del 2º Batallón del Dorsetshire Regiment, compuesto por británicos y apoyados por las cañoneras surtas en el río, mientras que en el sector oriental se asentaban unidades de regimientos de Punjabies y Gurkhas. A pesar de los embates, las defensas resistieron, sobretodo debido al fuego de la artillería, que logro dispersar a los jinetes, en su mayoría irregulares. Por su parte la infantería otomana no avanzó, lo cual llevó al mando británico lanzará un contraataque de disuasión que logró confundir y obligar la retirada del enemigo.

Para el mediodía, las bajas eran de 700 otomanas y 500 británicas. A pesar de ser una acción menor, permitió al Mayor General Townsheld continuar con su retirada al sur en dirección a Kut.


10152608_1658930577657943_6751428856469840215_n
Mapa en que muestra la retirada británica hasta Umm-at-Tubal, donde hubo un combate contra los otomanos.
1503485_1658931070991227_2594785707311205291_n
Pieza de artillería británica haciendo fuego contra las posiciones enemigas.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 30 noviembre, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , , ,

29 de Noviembre de 1915 – Grupos pacifistas en Estados Unidos


Grupos pacifistas en Estados Unidos

Si bien desde el inicio de la guerra en Agosto de 1914, y sobretodo luego del hundimiento del trasatlántico Lusitania en Mayo de 1915, gran parte de la ciudadanía, apoyada por célebres políticos, entre ellos el popular ex presidente Thedore Roosevelt, clamaba por la ruptura de relaciones diplomáticas con las Potencias Centrales, el Presidente demócrata Woodrow Wilson se negaba a romper con su pastura neutralista.

Esta postura, era apoyada por importantes grupos de empresarios, entre ellos el célebre Henry Ford, o personalidades de diversos ámbitos quienes eran acérrimos partidarios de la llamada política del “aislacionismo”. Si bien propugnaban esfuerzos para lograr la paz en el mundo, muchos industriales, sobretodo los metalúrgicos, se veían beneficiados con la política de neutralidad dado que podían vender sus productos a ambos bandos, como así también los banqueros que otorgaban préstamos a los diversos gobiernos en conflicto.

Si bien eran minoritarios con respecto a quienes propugnaban la intervención en el conflicto, estos grupos tenían un importante poder de lobby, en funcionarios y sobretodo en representantes y senadores del Congreso Nacional. Es por ello que su accionar, comenzó a ser censurados por los medios de prensa de las naciones aliadas, dado que alegaban que a pesar de sus intenciones pacifistas, en el fondo presionaban al Gobierno estadounidense para desoír las propuestas formuladas para el ingreso a la guerra, como estar en contacto con grupos de agitadores, espías y saboteadores financiados por las embajadas de las Potencias Centrales.

Una prueba de la hostilidad hacia estos grupos, es una crónica del día 29 de Noviembre de 1915, publicada por el periódico londinense Daily Telegraph, en donde hace mención a que los mismos medios estadounidenses ponen en duda las buenas intenciones de estos grupos que proclaman la paz. Sin dudas, los gobiernos de la Entete Cordiale veían el accionar de estos “pacifistas” como contrario a sus intereses dado que alejaban en un momento sumamente difícil de la posibilidad de sumar a un importante aliado.

10153911_1658649211019413_6056724158995121553_n

Crónica del periódico londinense Daily Telegraph sobre los grupos pacifistas en los Estados Unidos.
 
Deja un comentario

Publicado por en 29 noviembre, 2015 en 1915

 

Etiquetas: ,

28 de Noviembre de 1915 – La rebelión Senussi


La rebelión Senussi

Desde el inicio de la guerra (antes también), la inteligencia alemana estudio diferentes planes de acciones para desestabilizar las colonias de sus enemigos, en especial las de Gran Bretaña, si bien el objetivo principal era la India, la”Joya del Imperio”, el Protectorado de Egipto, comenzó a tener una importancia superlativa, sobretodo desde el ingreso del Imperio Otomano y la proclamación de la Jihad o Guerra Santa en Noviembre de 1914, por la cual todo musulmán debía levantarse en armas contra los “enemigos del Islam”.

En un principio, oficiales alemanes ayudaron al mando otomano a lanzar una ofensiva con el objetivo de tomar el Canal de Suez, principal vía comunicación marítima utilizada por los británicos, sin embargo fue un fracaso.

Con la entrada al conflicto por parte del Reino de Italia en Mayo de 1915, un nuevo frente se había abierto en el norte de África, dado que el protectorado de Egipto limitaba al oeste con las colonias italianas de Trípoli, Fezzan y Cirenaica, a pesar del dominio, esa región estaba dominada por varias tribus berberiscas que tributaban al líder de la secta de los Senussi, Ahmed Sharif líder político-religioso quien soñaba con la independencia y la creación de un estado islámico. Sus tropas sumaban 10.000 hombres bien armados y pertrechados. Además desde el mes de Febrero contaba con el asesoramiento de dos oficiales otomanos, Nuri Bey, medio hermano del influyente Ministro de Guerra, Ismail Enver Pasha y uno de origen árabe, Ja’far Pasha al-Askari. Por su parte, Alemania y Austria Hungría, mediante el contrabando marítimo enviaron municiones y cañones.

El 23 de Julio, una columna de jinetes Senussi dirigidos por oficiales otomanos atacó por sorpresa un fortín en la región de Tripolitana aniquilando a la pequeña guarnición italiana, lo cual llevó a Roma a enviar tropas y reforzar sus posiciones.

Hacia principios de Agosto de 1915, Oficiales alemanes y turcos instalaron un cuartel general en el oasis de Siwa junto a una fuerza Senussi de 5.000 combatientes, apoyados por cañones de montaña y ametralladoras, para atacar las posiciones enemigas sobre el Mar Mediterráneo de Sollum, Mersa Matruh y El Dabaa en la costa y los oasis del sur de Bahariya, Farafra, Dakhla y Kharga.

Estas acciones no pasaban desapercibidas para el mando británico, ya que el comandante de las fuerzas militares en Egipto, General Sir John Maxwell había recibido información en que el líder Ahmed Sharif mantenía correspondencia con líderes musulmanes en India y Arabia para incitar la Jihad en apoyo a las Potencias Centrales. Si bien fueron enviados varios diplomáticos a negociar, era evidente que el líder Senussi había tomado una determinación.

La situación comenzó agravarse en Noviembre de 1915, cuando U-Boats alemanes hundieron al vapor armado HMS Tara y transporte Moorina, entregando la tripulación capturada a los Senussi, en el Puerto Suleiman en Cirenaica, y pese a las presiones británicas, Ahmed Sharif se negó a entregarlos.

El 06 de Noviembre, el U-Boat SM U 35 hundió en la bahía de Sollum ciudad puerto fronteriza, al guardacosta anglo-egicpio Abbas y ocasiono daños al Nuhr el Bahr. En la noche del 17 de Noviembre jinetes, atacaron de sorpresa al campamento en el mismo sector y si bien las bajas fueron mínimas, el cable telegráfico de la costa se cortó. A la siguiente noche, un Zaweit (Monasterio) en Sidi Barrani 48 millas (77 km) al este de Sollum, fue ocupado por 300 tropas regulares Senussi.

Ante esta situación, el mando británico comenzó a prepararse para una posible invasión, su medios eran escasos, dado que varias unidades habían sido enviadas a luchar en la Campaña de Gallipolí, por lo que era imposible defender posiciones tan lejanas de Alejandría capital del Protectorado, como Sollum a 280 millas (450 km.), por lo que el General Sir Maxwhel, ordenó el 20 de Noviembre la creación de la Western Frontier Force (Fuerza de Frontera Occidental) compuesta al día siguiente por unidades de caballería e infantería ligera, sus unidades eran el 2º Batallón de la New Zealand Rifle Brigada, una compañía del 15º Sikhs Regiment (hindúes) y una parte del célebre Bikanir Camel Corps, además de un tren blindado que debía proteger las vías férreas, concentrándose en los alrededores de las poblaciones de Dabaa y Mersa Matruh a una distancia promedio de 120 millas (190 km.) más cerca de Alejandría que además contaban con buenas reservas de agua.

Para esa misma fecha, Ahmed Shariff emitió una proclama en la cual llamaba a sus súbditos iniciar la invasión del territorio anglo-egipcio, siendo el primer objetivo, la ciudad puerto de Sollum. Al día siguiente 22 de Noviembre, llegaron las noticias a Alejandría, lo cual generó una serie de disturbios callejeros incentivados por agitadores religiosos que fueron duramente reprimidos por la policía. Ese mismo día, Sollum cayó y el centenar de defensores egipcios fue evacuado en el barco Rasheed. De inmediato, comenzaron a llegar navíos con municiones y armas.

Esa noche, la cercana guarnición de Sidi Barrani logró repeler un ataque, sin embargo ante la inferioridad numérica comenzaron esa misma madrugada a retirarse en dirección a Mersa Matruh, logrando llegar el 24 de Noviembre. Al día siguiente, lo mismo hicieron los defensores de la aldea de Baqbaq, situada a unas 100 millas (160 km.) al oeste de las posiciones principales de la defensa anglo-egipcia.

Hacia el 28 de Noviembre de 1915, el líder Senussi, emitió una nueva proclama en la cual exaltaba los logros de su invasión a territorio anglo-egipcio a la vez que incentivaba la revuelta entre los musulmanes. Sin dudas la situación de los británicos era compleja dado que debían hacer frente con escasos recursos a la invasión de un numeroso ejército bien pertrechado que contaba con el asesoramiento de oficiales alemanes y otomanos.

12360123_1657706647780336_7748797414381943521_n

Mapa del área donde tuvo lugar la invasión Senussi al territorio anglo-egipcio.
12391355_1657706771113657_7798172961341992041_n
El líder Senussi Ahmed Sharif, al frente de sus tropas marchando hacia la ciudad-puerto de Sollum.
 
Deja un comentario

Publicado por en 28 noviembre, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , ,

27 de Noviembre de 1915 – Cuarta Batalla del Isonzo


Cuarta Batalla del Isonzo

El 11 de Noviembre de 1915, las fuerzas del “RegioEsercito”, bajo el mando del General Luigi Cadorna volvieron a lanzar una ofensiva contra las posiciones defensivas austro-húngaras del Barón Svetozar Boroević von Bojna a lo largo de diferentes puntos del frente formado a la vera del Río Isonzo. El mayor esfuerzo estaría a cargo del 3º Ejército del el General Príncipe Emanuele Fliberto, Duque de Aosta, mientras que el 2º del General Roberto Frugoni tendría una participación secundaria.

Durante todo el día, los ataques italianos, encabezados por célebres Alpinis y Bersaglieris no pudieron quebrar la resistencia del enemigo, que pese a su heterogeneidad de origen (había tropas austriacas, húngaras, bosnias, rumanas, dalmacias y otras) estaban bien atrincheradas y contaban con un preciso fuego de artillería. Los fracasos en dirección a la estratégica ciudad de Gorizia (Görz), como así también a los Montes San Michele, Sabotino, San Martino, San Gabrielle, Sei Buse, el Valle de Podgora, la meseta de Doderdo y la aldea de Oslavija, agotaron a los atacantes por lo que el frente se estabilizó, debido también a un súbito empeoramiento de las condiciones climáticas.

Finalmente el 14 de Noviembre, el General Cadorna junto con su Estado Mayor, vió la oportunidad de retomar la iniciativa, para ello inicio un masivo bombardeo desde el Monte Fortín, contra las posiciones enemigas en Monte San Michele, gracias a este “paraguas” lanzó un potente ataque de la infantería, logrando penetrar en el sector norte de las trincheras, sin embargo al poco tiempo debieron retroceder ante el avance del enemigo que logró recuperar el terreno perdido. Al día siguiente, un elaborado movimiento en pinzas permitió a los italianos volver a ganar terreno, sin embargo varios sectores debieron ser abandonados debido a un contraataque nocturno del enemigo.

Estos fracasos obligaron al mando italiano dar descanso a sus soldados, debido a que comenzaban a manifestarse problemas con la moral y el espíritu de combate. El 18 de Noviembre, el ataque se focalizo en dirección a la aldea de Oslavija en base a la carretera St. Florian-Pevma-Gorizia, si bien las columnas de infantería en un principio lograron penetrar en las trincheras austro-húngaras, fueron rechazados en violento combate cuerpo a cuerpo. Además la precisa artillería destruyó las posiciones que servían de refugio, por lo que solo en un par de horas, las bajas del atacante alcanzaron las 1.000. Esto hundió la moral italiana, por lo que un contraataque bien dirigido pudo recuperar el terreno fortificado sin sufrir prácticamente bajas.

A pesar de estos éxitos, el 23 de Noviembre el Alto Mando Austro-Húngaro encabezado por el General Franz Conrad von Hötzendorff, telegrafío a su contraparte alemana, el General Erich von Falkenhayn solicitando ayuda para proteger el Frente del Isonzo, pese a que el Reino de Italia y el Imperio Alemán no estaban en guerra y ni siquiera habían roto relaciones.

Al día siguiente, las divisiones del Ejército del Duque de Aosta lanzaron una vez más varios ataques con el objetivo de lograr algún éxito notable en dirección a las posiciones de Monte San Michele y San Martino, sin embargo una vez más las posiciones austro-húngaras se mantuvieron firmes. Luego de días de combate, el 27 de Noviembre de 1915, unidades Bersaglieris lograron un pequeño éxito que fue conquistar la Iglesia de la aldea de Oslavija a un coste sumamente importante.

Luego de más de 15 días de batalla, la ofensiva planificada por el General Cadorna resultaba ser un verdadero fiasco, dado que las ganancias territoriales eran sumamente insignificantes frente a un importante incremento de muertos y heridos, además el Gobierno, encabezado por el Primer Ministro Antonio Salandra comenzaba a presionarlo dado que para el bienestar del país necesitaba un éxito rotundo y en el corto plazo.

945300_1657238064493861_1464422643210255235_n

Puesto defensivo Austro-Húngaro en el Monte San Martino.
10443428_1657238087827192_8527331829160901868_n
Artilleros italianos trasladan un proyectil para bombardear las posiciones enemiga sen Monte San Michele.
 
Deja un comentario

Publicado por en 27 noviembre, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , , ,

26 de Noviembre de 1915 – Los Boys Scouts y la Guerra


Los Boys Scouts y la Guerra

El 13 de Octubre de 1899, en el marco de la Segunda Guerra de los Bóers en Sudáfrica, el Coronel británico Sir Robert Baden-Powell se encontraba al mando de la defensa de la ciudad de Mafeking al norte del territorio, cuando se vio rodeado por un número muy superior de rebeldes afrikanners.

Ante la desesperada situación, organizó la defensa y reclutó a todos los hombres posibles, mientras que las mujeres ayudarían al cuerpo de sanidad con los heridos. Tan desesperada era la situación, que decidió uniformar a un grupo de cadetes, que tendría la misión de llevar los mensajes y órdenes, hacer de centinelas y ayudar en la distribución de alimentos y medicinas. Con gran coraje y responsabilidad, incluso bajo fuego enemigo en sus bicicletas, sorteaban los inconvenientes y cumplían con lo ordenado.

El 17 de Mayo de 1900, luego de 217 días, el sitio fue levantado con la llegada de tropas regulares británicas, y si bien las bajas fueron de 812, el enemigo supero las 2.000. Luego de la acción, el Coronel Sir Baden-Powell, fue recibido como un héroe, siendo ascendido de inmediato a Mayor General. Además su libro Aids to Scouting (Ayudas para el Escultismo) de neto corte militar era utilizado en las escuelas como texto de enseñanza.

La grata experiencia que había tenido con los “cadetes” en el sitio de Mafeking, más su basta experiencia y conocimiento sobre las costumbres en las colonias africanas, lo llevaron a organizar el 1º Campamento de “Scouting” en la isla de Brownsea cerca del Puerto de Poole, en el Condado de Dorset al sur de Gran Bretaña. Sir Baden-Powell invitó a chicos de diferentes clases sociales para el campamento, una idea revolucionaria en la conciencia de clase en la Inglaterra eduardiana. Once chicos venían de colegios públicos de categoría como el Colegio Eton y el Harrow, en su mayoría hijos de los amigos de Baden-Powell. Siete provenían de la Brigada de Muchachos Bournemouth, y tres de la Brigada de Muchachos de Poole. El sobrino de Baden-Powell, Donald Baden-Powell de 9 años de edad, también estuvo presente en el campamento. La cuota del campamento dependía de los medios: £1 para los chicos de escuelas públicas y tres chelines con seis peniques para los demás. Los chicos se organizaron en cuatro patrullas: lobos, cuervos, toros y chorlitos.

Debido a que esta era la primera reunión de Scouts, los chicos no tenían camisas de uniforme, pero sí llevaban bufandas de color caqui y se presentaron con el distintivo flor de lis de bronce, el primer uso del emblema scout. También usaban un nudo de colores sobre sus hombros indicando su patrulla: el verde para los Toros, el azul para los Lobos, amarillo para los Zarapitos, y rojo para los Cuervos. El jefe de la patrulla llevaba un bordón con una bandera que representa el animal de su patrulla. Después de pasar pruebas sobre nudos, rastreo y sobre la bandera nacional, se les dio otra distintivo de bronce, un pergamino con las palabras Siempre Listo, para usar justo debajo de la flor de lis.

El 15 de Enero de 1908, Sir Baden-Powell publicó “Scouting for Boys: A Handbook for Instruction in Good Citizenship”. (Escultismo para muchachos: un manual de instrucción en buena ciudadanía haciendo vida de campaña), libro icono que se convertiría en la piedra fundamental del Movimiento Scouts.

Con el correr de los años, el campamento se realizaba anualmente, y crecía en número a la vez que comenzaban a utilizar uniformes. Además comenzó a expandirse no solo por la Isla, sino también a varios países de Europa como así también a Estados Unidos y varias naciones sudamericanas, sobretodo en aquellas con fuerte influencia británica, como Argentina y Chile.

Las actividades del Mayor General Sir Baden-Powell eran apoyadas de cierto modo los mandos navales y militares ya que veían en su actividad enseñanzas que podían ser de gran utilidad en la formación de soldados y marinos. El tiempo no tardo en poner de manifiesto esta situación, dado que en Agosto de 1914, el Imperio Británico entre en guerra contra las llamadas Potencias Centrales aliado con Rusia y Francia, además de otras naciones.

Desde un principio, cuando el Gobierno decretó el reclutamiento voluntario varios Boys Scouts como se los empezó a conocer se alistaron aproximadamente 15.000, en el Ejército o en la Royal Navy y marcharon a luchar por su nación poniendo en práctica las enseñanzas recibidas. El 26 de Noviembre de 1915, el periódico londinense Daily Telegraph publicó una crónica en la cual de manera orgullosa, Sir Baden Powell expresaba que más de la mitad de los llamados “scoutsmasters” es decir quienes enseñaban en los campamentos se habían unido a las fuerzas armadas, poniendo como ejemplo a 3.000 de Londres.

Por su parte el Secretario de la “Boys Scouts Association” informaba que 2.000 jóvenes sin tener aún la edad necesaria para alistarse, ayudaban en la vigilancia costera, mientras que otros 25.000 prestaban servicios públicos. Sin dudas el espíritu de camaradería, compromiso, y responsabilidad siempre presente era de vital importancia para el país.

 12376746_1656906361193698_8464199166993264317_n
Crónica del periódico londinense Daily Telegraph sobre el esfuerzo de los Boys Scouts en la guerra.
12369052_1656906281193706_7799193885579558420_n
Caricatura propagandística.
 
Deja un comentario

Publicado por en 26 noviembre, 2015 en 1915

 

Etiquetas: ,

25 de Noviembre de 1915 – Final de la Batalla de Ctesiphon


Final de la Batalla de Ctesiphon

El 22 de Noviembre de 1915, con el objetivo de tomar la estratégica ciudad de Baghdad en la región de Mesopotamia, las fuerzas de la 6ª División (Poona) del Mayor General Charles Townshend, perteneciente a la Expeditionary Force “D”. (Fuerza Expedicionaria D) atacaron las posiciones otomanas en los alrededores de la ciudad de Ctesiphon defendida por las tropas del Miralay (Coronel) Nureddin Bey.

Durante la primera jornada, pese a los encarnizados combates y a las altas bajas sufridas e infligidas las fuerzas anglo-hindues solo lograron tomar en algunos sectores la primera línea de trincheras del enemigo, teniendo mayor éxito el ataque por el flanco derecho, gracias a la valentía de los regimientos compuestos por los célebres Punjabies y Gurkhas. Además el apoyo de dos embarcaciones en el Río Tigris había fracasado debido a la precisión de la artillería como de los obstáculos submarinos.

Al día siguiente el Mayor General Townshend decidió lanzar un nuevo ataque por el flanco de apoyo, sin embargo las fuerzas otomanas lograron frenar la embestida, por lo que lanzaron un feroz contraataque desarrollándose durísimos combates, sin embargo las posiciones anglo-hindúes se sostuvieron. Para el atardecer ambos bandos, agotados luego de dos jornadas de lucha y con un clima sumamente caluroso, abandonaron toda acción. Para esa jornada, las bajas del Coronel Nureddin Bey habían alcanzado los 6.188 muertos y heridos. Una prueba de ello es que la 51ª División perdió 12%, la 35ª el 25%, y la 45ª, que soportó la peor parte de los ataques británicos, perdió 65% de su fuerza.

El 24 de Noviembre, misma jornada en que el Mariscal de Campo Alemán, Barón Colmar von der Goltz se hacia cargo del mando del VIº Ejército Otomano, su nuevo subordinado ordenaba la retirada, sin darse cuenta que el enemigo hacia lo mismo, ya que el Mayor General Townshend en base a las pérdidas sufridas, consideraba a sus fuerzas insuficientes para ocupar Baghdad. Cuando finalmente tomó conciencia real de la situación, el Coronel Nureddin Bey ordenó dar media vuelta a sus fuerzas e iniciar la persecución de los anglo-hindúes.

Finalmente para el 25 de Noviembre, y ante el cansancio de sus propias fuerzas, el mando otomano decidió frenar la persecución, por lo que la batalla llegó a su final. La 6ª División (Poona) que había sufrido pérdidas por 4.600 soldados, o sea el 40% del total de los efectivos, ante esto el Alto Mando ordenó la retirada en dirección a Kut al Amarra a la espera de refuerzos. Por su parte, los otomanos habían sufrido 6.188 muertos y heridos, sin embargo sus soldados tenían uba alta la moral, dado que habían podido frenar y obligar a retirar al enemigo por sus propios medios. El Coronel Nureddin Bey demostró una gran habilidad de organización sin contar con ningún tipo de asesoramiento de oficiales alemanes.

 12391950_1656632297887771_3457385216618640243_n
Plano de la Batalla de Ctesiphon.
12373434_1656632324554435_625012313085961884_n
Fuerzas anglo-hindúes avanzando en dirección a las históricas ruinas de la ciudad.
 
Deja un comentario

Publicado por en 25 noviembre, 2015 en 1915

 

Etiquetas:

24 de Noviembre de 1915 – Los británicos y el “no” bloqueo a los puertos griegos


Los británicos y el “no” bloqueo a los puertos griegos

Desde el inicio de la guerra en agosto de 1914, y sobretodo con el agravamiento de la situación en los Balcanes en el verano-otoño de 1915, las naciones de ambos bandos no dejaron de presionar al neutral Reino de Grecia. SI bien a principios de Octubre de 1915, el Primer Ministro liberal Elefehterios Venizelos permitió el desembarco de tropas de la Entente Cordiale en el Puerto de Salónica, el Rey Constantino I, partidario de la neutralidad y con simpatías germanófilas logró su renuncia, nombrando en su reemplazo al conservador Alexandros Zaimis quien ante las dificultades con el parlamento dominado por llamados “venizelistas”, renuncio siendo reemplazado por el diplomático y empresario Stephanos Skouloudis que al igual que el monarca y su antecesor creía innecesaria la entrada del país al conflicto, sobretodo con el ingreso del vecino Reino de Bulgaria.

Las autoridades griegas tuvieron reuniones a largo de los meses de Octubre y Noviembre con representantes diplomáticos y militares de ambos bandos, sin que su postura cambiara de parecer. Una reunión clave fue el 20 de Noviembre, cuando pese a recibir pomposamente al Ministro de Guerra británico el Mariscal de Campo Lord Horatio Kitchener, una vez más el monarca y el Prime Ministro se mantuvieron firmes.
Ante este desaire el 22 de Noviembre, los navíos de la Royal Navy que desembarcaban tropas en la ciudad de Salónica iniciaron un llamado “bloqueo pacífico” contra los puertos mercantiles griegos, en respuesta, funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores de inmediato convocaron al embajador británico Sir Francis Elliot y le presentaron una formal protesta ante lo que consideraban un gesto de hostilidad hacia una nación neutral. AL mismo tiempo la prensa anti-venizelista aprovechaba para atacar al ex Primer Ministro que apoyaba la causa aliada.
La prensa tanto en Gran Bretaña como en las colonias comenzaron a cuestionar si realmente era procedente y factible el accionar de su propia armada, por lo que el 24 de Noviembre de 1915, el Ministro de Relaciones Exteriores Sir Edward Grey envió un telegrama al gobierno griego con las explicaciones pertinentes, mientras que al mismo tiempo emitía un comunicado en el cual expresaba que el Gobierno Imperial no estaba desarrollando una política de bloqueo contra los puertos de una nación neutral y “amiga”.

 10547458_1656615381222796_8283668815714031745_n

Publicación del periódico neocelandés Evening Post sobre las implicancias del “bloqueo pacífico” a los puertos griegos.
 
12390934_1656615541222780_1475003762637217860_n
Crónica del Daily Telegraph en donde el Gobierno Británico asegura que no hay bloqueo.
 
Deja un comentario

Publicado por en 24 noviembre, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , ,

23 de Noviembre de 1915 – Ofensiva de Kosovo. Continúa la retirada serbia


Ofensiva de Kosovo. Continúa la retirada serbia

El 13 de Noviembre de 1915, las fuerzas del IIIº Ejército Austro-Húngaro del General de Caballería Barón Hermann Kövess von Kövessháza, el XIº Alemán del General Max von Gallwitz y el Iº Búlgaro del Teniente General Kliment Boyadzhiev, bajo el mando del Mariscal de Campo AUgust von Mackensen lanzaron una ofensiva sobre la llanura de Kosovo con el objetivo de derrotar al ejército serbio y conquistar todo el país.
Mientras el gobierno se refugiaba en la ciudad de Mitrovitsa, el Voivoda (equivalente a Mariscal de Campo) Radomir Putnik intentaba organizar la defensa con las tres principales fuerzas con las que contaba, los ejércitos 1º del General Živojin Mišić, 2º del General Stepan Stepanović y 3º del General Jurišić Šturm, además de unidades dispersas de gendarmería, milicias y fuerzas de orden con poca experiencia en combate.
Durante las siguientes dos jornadas, pese a la superioridad numérica en hombres y materiales, las fuerzas de las Potencias Centrales no pudieron romper las líneas enemigas defendidas con bravura. El 16 de Noviembre, llegó a la ciudad de Paracin sede del mando, el General Erich von Falkenhayn, Comandante en Jefe del OHL – Oberste Heeresleitung (Alto Mando Alemán), donde se reunió con el Príncipe Heredero de Bulgaria Boris, el Mariscal von Mackensen, su Jefe de Estado Mayor, el General Hans von Seeckt y demás oficiales alemanes, austro-húngaros y búlgaros con el objetivo de interiorizarse personalmente de la situación.

En la reunión, se determinó que la ofensiva principal sería llevada a cabo por el Iº Ejército Búlgaro que debía marchar desde Niš hacia Prishtina mientras que las fuerzas alemanas y austro-húngaras marcharían en paralelo sobre la llanura kosovar. Por su parte, el 18 de Noviembre, el Voivoda Putnik, decidió dividir a sus fuerzas en dos frentes, uno que cubría la línea Mitrovitsa-Prishtina, teniendo como punto fuerte la aldea de Prokuplje, que debía hacer frente al golpe enemigo principal, y otra más al sur entre Monastir y Prilep, que debía frenar el avance del IIª Ejército Búlgaro del Teniente General Georgi Todorov que avanzaba por la provincia de Macedonia y además tratar de enlazar con las fuerzas franco-británicas procedentes del Puerto griego de Tesalónica.

A pesar de este dispositivo, superados en número, las fuerzas serbias continuaron retirándose hacia el oeste, en dirección al neutral y anárquico estado de Albania, y si bien intentaron resistir en los alrededores de la aldea de Gnjilane, el 21 de Noviembre, las vanguardias búlgaras entraban marchando en la estratégica ciudad de Novi Bazar.

Ante este éxito, las divisiones búlgaras VIª del General Asen Papadopov y IXª del Mayor General Stefan Nerezov, se prepararon para tomar Prístina, lográndolo con cierta facilidad en la mañana del 23 de Noviembre de 1915, mientras que las fuerzas del Xº Cuerpo Alemán de la Reserva del Teniente General Robert Kosch ocupaban Mitrovista capital alterna de Serbia que había sido abandonada por las autoridades y el cuerpo diplomático extranjero un par de días antes.

Luego de diez días de ofensivas haciendo frente a una gran resistencia, las fuerzas de las Potencias Centrales habían logrado avanzar y capturar importantes poblaciones, el avance por la llanura de Kosovo estaba abierta, por lo que los serbios no tuvieron más opción que seguir la retirada hacia el oeste mientras hacían un desesperado llamado de auxilio a sus aliados de la Entente Cordiale, sin embargo pese a la bravura, la situación era sumamente delicada.

12373301_1655783134639354_437360010976238838_n

Reunión en el Cuartel General de las Potencias Centrales en Paracin, Serbia. De izquierda a derecha, el Mariscal de Campo August von Mackensen comandante en jefe del Grupo de Ejércitos que llevaba su nombre, el Jefe del Estado Mayor del Ejército Búlgaro General Nikola Zhekov, el Coronel Petar Gantschew enlace búlgaro ante el Alto Mando Alemán, el General Gerhard Tappen oficial adjunto del OHL – Oberste Heeresleitung, el General Hans von Seeckt, Jefe del Estado Mayor del “Cuerpo de Ejército von Mackensen”, el Príncipe Heredero Boris de Bulgaria, y el General Erich von Falkenhayn, Jefe del OHL – Oberste Heeresleitung.
11202617_1655784157972585_7702449827298016621_n
Tropas búlgaras luchando en las calles de Prishtina.
 
Deja un comentario

Publicado por en 23 noviembre, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , ,

22 de Noviembre de 1915 – Inicio de la Batalla de Ctesiphon


Inicio de la Batalla de Ctesiphon

Entre los días, 28 y 29 de Septiembre de 1915, las fuerzas de la 6ª División (Poona) de la Expeditionary Force “D”. (Fuerza Expedicionaria D) compuesta en su mayoría por tropas hindúes, bajo el mando del Mayor General Charles Townshend habían derrotado en la Batalla de Es Sinn, en el marco de la Campaña de Mesopotamia contra unidades otomanas bajo el mando del Miralay (Coronel) Nureddin Bey. Luego de la victoria, las fuerzas anglo-hindúes ocuparon la estratégica ciudad de Kut-Al-Amarra, sin ninguna resistencia ya que el enemigo se había retirado en dirección norte.

La retirada de Nureddin Bey finalizó en los alrededores de la población de Ctesiphon, antigua capital de los imperios partos y sasánida, ubicada en la orilla occidental del río Tigris, cerca de 380 millas (610 km) aguas arriba de Basora, a 40 millas (64 km) al norte de Kut al Amara, y 16 millas (26 km) al sur-este de Bagdad.

Constituía naturalmente una posición fuerte a lo largo de 6 millas sobre el Río, además el mando otomano había ordenado la construcción de dos líneas de trincheras bien camufladas. Un par de millas al sur, utilizando como base una antigua muralla de 6 mts. De alto se había establecido un puesto de observación estratégico.

El Coronel Nureddin Bey contaba con aproximadamente 18.000 hombres y 52 cañones bien pertrechados, si bien su superior y comandante en jefe de toda Mesopotamia era el Coronel Khalil Pasha, a partir del 13 de Octubre de 1915 se hizo cargo del mando del VIº Ejército por insistencia del todopoderoso Ministro de Guerra Ismail Enver Pasha, el Mariscal de Campo alemán, Barón Colmar von der Goltz, un veterano y experimentado militar que desde hacia varios años había sido instructor del Ejército Otomano, recibiendo el título equivalente de Müşir, sin embargo se encontraba aún en Constantinopla.

En definitiva las fuerzas otomanas constaban de las divisiones predominantemente árabes 35ª (Mosul) y 38ª (Basra) y las 45ª y 51ª de reciente creación, compuestas por turcos de Anatolia.

Por su parte, el Mayor General Townshend contaba con la 6ª División (Poona) compuesta por tropas hindúes y británicas, aunque su número había decendido a 11.000, debido a que varias unidades guarnecían los caminos y la ciudad de Kut. Si bien era renuenta a continuar avanzando, su superior, el General Sir John Nixon, comandante en jefe de la Expeditionary Force “D”. (Fuerza Expedicionaria D), le ordenó tomar Bagdad por lo que comenzó un lento avance por encima del curso del Tigris, debido a las duras condiciones climáticas.

El plan del Mayor General Townshend consistía en dividir a sus fuerzas en cuatro columnas, de las cuales las A, B y C, compuesta en su mayoría por tropas de infantería, lanzarían un ataque frontal contra las posiciones del enemigo en diferentes puntos, la cuarta llamada “Columna Volante” compuesta por tropas de caballería e infantería, pondría énfasis sobre el flanco izquierdo de las trincheras otomanas. Además contarían con el apoyo de una cañonera y el HMS Firefly.

Por su parte el Coronel Nureddin Bey, había tenido 55 días para preparar las defensas, desplegando sus fuerzas en base a una formación “L”, la 38ª división ocuparía la parte más larga, mientras que la 45ª, compuesta por reclutas descansados se hizo cargo del sector más vulnerable, a la izquierda del sector más corto de la posición “L”, con un regimiento en las trincheras y dos en la reserva. Había 12 puntos fuertes a lo largo de la primera línea de zanja, y una segunda línea completa de trincheras para retrasar el avance. La reserva general estaría a cargo de la 51ª División, mientras que la 35ª se posicionaba a lo largo del río.

La artillería se posicionaba en el centro, desde donde podría apoyar el flanco izquierdo y el derecho. Su primer objetivo sería las embarcaciones que avanzarían por el río, para luego apoyar a las reservas.

En base a su éxito en Es Sinn, el Mayor General Townshend ordenó una marcha nocturna para el 21 de Noviembre de 1915, para atacar al amanecer de la jornada siguiente. Si bien el avance se inicio a la hora planificada, sin embargo debido a las condiciones de terreno se dirigieron en dirección este donde las posiciones del enemigo eran más fuertes, en vez de hacerlo en el oeste.

Además fracaso el apoyo de las naves, debido al fuego de la artillería desde la costa, y además el Tigris había sido minado, además de contar con varias obstrucciones que evitaban la normal navegación.

Al inicio de los combates, la Columna C, que se encontraba más cerca de la orilla del río, sufrieron el fuego de artillería y fusilería, por lo que no llegó a tomar la primera línea de trinchera, por su parte en el centro, la Columna A tuvo la misma suerte. Por su parte, en el flanco derecho, la Columna B, compuesta por regimientos de Punjabies y Gurkhas, lograron tomar la primera línea y persiguieron a los otomanos hacía la segunda. Ante esto el Coronel Nureddin, movió a las reservas de la 45ª División, y a las unidades de la 35ª que marcharon desde la orilla del río, logrando frenar el avance anglo-hindú.

Ante el éxito, el Mayor General Townshend ordenó para aprovechar la situación creada, a la Columna C reemprender el ataque, sin embargo el movimiento era sumamente complicado debido a que las unidades otomanas disparaban contra su flanco. Por su parte, la Columna Volante se enfrascaba en duros enfrentamientos contra la caballería enemiga, formada principalmente por hábiles jinetes árabes. Para frenar la maniobra del enemigo, el Coronel Nureddin movilizó a la 51ª División que se encontraba en la reserva, logrando su cometido.

Hacia el final de la jornada, si bien la 6ª División anglo-hindú pudo tomar varios puntos de la primera línea de trincheras, los otomanos, pese a tener bajas más altas que el enemigo, se mantenían en sus posiciones.

12341144_1655524421331892_3653784314469961857_n

Mapa sobre el avance británico desde Kut al Amarra hacia las posiciones otomanas en Ctesiphon.
12345491_1655525241331810_8020364884000707040_n
Mando Otomano del VIº Ejército, sentado su comandante el Coronel Halil Pasha, y en el extremo izquierdo el Coronel Nureddin Bey, a cargo de las defensas en Ctesiphon, rodeados de oficiales.
12308806_1655525354665132_7439670844463390281_n
Cabalgando por delante y en el centro, el Mayor General Charles Townshend comandante de la 6ª División (Poona) anglo-hindú.
 
Deja un comentario

Publicado por en 22 noviembre, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , , ,

21 de Noviembre de 1915 – Final de la Batalla de Krivolak


Final de la Batalla de Krivolak

Ante la tensa situación que se desarrollaba en la región de los Balcanes ante el inminente ingreso a la guerra del reino de Bulgaria, las potencias aliadas con el objetivo de ayudar a los serbios y con apoyo del Primer Ministro griego Elefheterios Venizelos comenzaron el 03 de Octubre de 1915 a desembarcar tropas en el Puerto de Tesalónica, siendo las primeras, unidades de infantería regular francesa.

El comandante en jefe de la expedición, sería el General francés Maurice Sarraill, quien se hizo cargo del mando dos días después.
A pesar de desatarse una crisis política que derivó en el pedido de renuncia del Rey Constantino I al Primer Ministro Venizelos, con el correr de las jornadas se sumaron más unidades, entre ellas de la célebre Legión Extranjera. El 14 de Octubre, Bulgaria le declaró a Serbia y comenzó a invadir por el este, mientras que sus aliados alemanes y austro-húngaros lo hacían desde hacia una semana por el norte.
Ante esta delicada situación, el General Sarraill comenzó a movilizar sus fuerzas y el 17 de Octubre de 1915, unidades de la 57º División de Infantería Regular, cruzaron la frontera y se adentraron en la Provincia de Macedonia.

Esa misma jornada, con el apoyo de unidades de gendarmería serbia lograron repeler a las vanguardias de la IIº División Tracia, pertenecientes al IIº Ejército Búlgaro del General Georgi Todorov, dando inicio a la llamada Batalla de Krivolak, estación ferroviaria estratégica, dado que se ubicaba sobre la línea que unía Nis, la capital alterna de Serbia, con Tesalónica. El primer choque fue victorioso para las fuerzas del General Sarraill, por lo que continuaron avanzando, logrando llegar al sur de la población de Krivolak el día 19, donde descubrieron que al norte, las fuerzas búlgaras habían logrado cortar la vía ferroviaria.

Ante la grave situación, el 20 de Octubre el gobierno serbio pidió más refuerzos por lo que el General Sarrail desplegó en apoyo a la 57º División a la 156ª División de Infantería Regular, por lo que el frente se extendió en unos 50 km, que iba desde Krivolak hasta la frontera búlgara. AL día siguiente las unidades francesas lograron tomar la cercana aldea de Robrovo. Durante varias jornadas, el frente se estabilizó, hasta el 29 de Octubre, cuando también cayó la estación ferroviaria de Strumitsa y en la jornada siguiente la aldea de Gevgeli.

El 02 de Noviembre, el General Sarrail ordenó a la 57ª División que ocupaba el flanco norte, para avanzar en dirección al río Tcherna para apoderarse de los puentes o lugares aptos de cruce. Sin embargo para ese momento, las vanguardias del IIº Ejército Búlgaro habían sobrepasado Krivolak y amenazaban con cortar las vías de retirada de las fuerzas serbias, en dirección al territorio albanés. Al día siguiente, elementos de la IIª División Tracia atacaron el sector sur del frente francés, amenazando con rodear su retaguardia.

Ante esta situación, esa misma jornada, el General Sarrail cambio el enfoque de su ataque en dirección este, por parte de la 156ª División, contra el flanco sur de las fuerzas búlgaras, mientras que las unidades de las divisiones 57ª y la recientemente arribada 122ª mantenían posiciones defensivas sobre la línea ferroviaria Nis-Tesalónica, en la confluencia de los río Vardar y Tcherna. El 11 de Noviembre, fuerzas francesas lograron ciertos éxitos en los alrededores de la aldea de Gradsko y hacia el día 13 comenzaron avanzar en dirección a Veles.
Hacia el 14 de Noviembre, el recientemente designado Ministro de Guerra General Joseph Gallieni, al tomar conocimiento de la desbanda serbia en el norte, ordenó al General Sarrail organizar la retirada de las fuerzas francesas y serbias en dirección a Tesalónica. Sin embargo, este se negó, más aún luego de haber logrado repeler al enemigo en la vera del Río Tcherna el día 16, por lo que continúo pidiendo el envió de refuerzos.

A pesar de sus intenciones, el 20 de Noviembre, varias divisiones búlgaras contraatacaron logrando hacer retroceder a la 122ª División al sur del Río Tcherna, por lo que ante esta situación, al día siguiente, el mando francés ordenó la retirada, junto a unidades dispersas serbias, por lo que la batalla llegó a su final, siendo una victoria del IIº Ejército Búlgaro del General Todorov debido a que había logrado rechazar la embestida francesa que tenía intención de apoyar a las asediadas fuerzas del Reino de Serbia.

12308273_1654779918073009_7783884395560620698_n

Mapa sobre el desarrollo de la Batalla de Krivolak.
12316448_1654779951406339_7677651803976892589_n 
Carta Postal búlgara sobre la victoria obtenida.
 
Deja un comentario

Publicado por en 21 noviembre, 2015 en 1915

 

Etiquetas: ,

 
A %d blogueros les gusta esto: