RSS

Archivos Mensuales: agosto 2014

31 de Agosto de 1914 – Tragedia de la plaza de la Universidad


 Tragedia de la plaza de la Universidad

Tal día como hoy se produce la primera manifestación ante el consulado español de Lieja por doña Rosa Vicens, viuda de Antonio Oliver, después de la tragedia de la plaza de la Universidad.

Están son las declaraciones de la doña Rosa:

Eran aproximadamente las diez de la noche (dice esta señora), cuando todos los habitantes españoles de la casa situada en la plaza de la Universidad, número 29, y separada del local de La Emulación por solo un edificio, nos fuimos a dormir. Un cuarto de hora después, poco más o menos, cuando acabábamos de meternos en la cama, oí, fuertes descargas de fusilería. Mi marido se levantó entonces , poniéndole un pantalón nada más y los zapatos. Todos juntos, los hombres de la familia, los dependientes, los niños y mi hermana, hemos bajado a la cueva, done hemos permanecido unos cinco minutos. La parte de atrás de nuestra casa ardía ya, cuando hemos salido de ella por miedo a morir quemados.
Los soldados tiraban por todas partes. Tan pronto como salimos a la plaza, fuimos hechos prisioneros por los alemanes, que nos condujeton, hombres, mujeres y niños, a una sala de la Universidad, que está enfrente de nuestra casa. Una media hora después los alemanes han hecho salir a todos los hombres españoles en compañía de otros belgas, figurando entre estos M. Degueldre y M. Gorbusier, que eran vecinos nuestros. Yo no sé a estas horas (31 de agosto) cuál es la suerte de mi marido, de mi cuñado y de mis tres dependientes. No puedo decir si había en esa noche estudiantes rusos en el local situado encima de nuestra tienda, pero creo que no, porque la casa estaba tranquila y silenciosas. A las cinco de la mañana me dejaron salir de la Universidad con mi hermana y los niños, en compañía de otras familias belgas que habían sido encerradas en dicho edificio media hora después que hicieron salir a nuestros hombres, o sea, a las diez y media de la noche. Estas familias estaban compuestas de hombres, mujeres y niños.

Como se ve, la esposa de Oliver ignoraba diaz días después de la catástrofe cuál había sido la suerte de su marido.

 
Deja un comentario

Publicado por en 31 agosto, 2014 en 1914

 

Etiquetas: , , ,

29 de Agosto de 1914 – Batalla de San Quintín o Batalla de Guisa


Batalla de San Quentin-Guise

A fines de Agosto de 1914, la situación del 5° Ejército Francés del General Charles de Lanrezac que encontraba estacionado en la orilla occidental del río Oise, era por demás complicada, a su flanco izquierdo la BEF, Fuerza Expedicionaria Británica, se retiraba precipitadamente luego de las duras batallas defensivas en Le Cateau y Étreix, en su flanco derecho se abría una peligrosa brecha de unas 4 millas (6,4 km) con el 4° Ejército del General Fernand Langle de Cary.

A pesar de la desesperada situación, el Jefe del Estado Mayor, General Joseph Joffre le ordenó a su subordinado lanzar una contraofensiva hacia el oeste para tratar de frenar el avance alemán, si bien la discusión fue muy fuerte, las órdenes serían cumplidas.

Para mala suerte del mando francés, sus planes cayeron a manos del enemigo debido a un oficial que fue tomado prisionero, por lo cual el comandante del II° Ejército Mariscal Karl von Büllow tuvo el tiempo suficiente para hacer frente a la contraofensiva.

Finalmente en la madrugada del 29 de Agosto de 1914, el 5° Ejército atacó duramente a su izquierda hacia la ciudad de San Quentin, con el 18° Cuerpo del General Louis Ernest de Maud’huy que sufrió grandes pérdidas y ganó muy poco terreno, frente al VII° Cuerpo del hábil General Karl von Einem atrincherado en el poblado de Itancourt, en cambio el flanco derecho tuvo más éxito, ya que los cuerpos 3° del General Emile Hache, el 10° bajo el mando del General de Cuerpo Gilbert Defforges y principalmente el 1° del muy hábil General Louis Franchet d’Espèrey avanzaron hacia la ciudad de Guise e hicieron retroceder sobre todo al X° Cuerpo del General Otto von Emmich, y al elitesco Cuerpo de la Guardia comandado por General de Infantería Barón Karl von Plettenberg.

Esta situación alerto de sobremanera a von Büllow que temió por un momento que su flanco izquierdo podía quedar aislado ya que se había abierto una brecha de casi 9,3 millas (15 km), sin embargo para su fortuna, el avance francés comenzó flaquear, y llegó finalmente el X Cuerpo de la Reserva del General de Infantería Conde Günther von Kirchbach, que se posiciono entre San Quentin y Guise, y comenzó a atacar el flanco izquierdo del 10° Cuerpo del General Defforges.

Este repentino cambio de situación fue aprovechado por el General von Einem que contraataco duramente al General de Maud’huy y lo hizo retroceder más allá del cauce del río Oise en dirección de la localidad de Ribemont, esto llevo a que a pesar de algunos ataques esporádicos, los cuerpos 3°, 10° y 1°, comenzarán a retirarse para evitar ser rodeados.

Finalmente en las últimas horas de la tarde, el General Lanrezac ordenó una retirada generalizada hacia el oeste, que no fue apreciada a tiempo por von Büllow lo cual el II° Ejército perdió una oportunidad clara de poder cercar a gran parte de las fuerzas francesas, debido en al cansancio de sus fuerzas, además de una postura demasiado prudente.

La Batalla de San Quentin fue una victoria táctica francesa que permitió retrasar el impetuoso avance del II° Ejército de von Büllow separándose así cada vez más del I° Ejército del General Mayor Alexander von Kluck.

  10620762_1511119332439069_8772435380700399354_n
Plano de la Batalla de San Quentin-Guise.
10593170_1511119729105696_3489635691691294943_n
General Louis Franchet d’Espèrey, comandante del 1° Ejército francés.
10646746_1511119752439027_8145772666442616754_n
General Karl von Einem, comandante del VII Cuerpo del Ejército alemán.
Batalla de San Quintín
Frente Occidental en la Primera Guerra Mundial
German advance (1914).jpg
Soldados avanzando cerca de San Quintín


Fecha 29-30 de agosto de 1914
Lugar San Quintín, Aisne, Francia
Coordenadas 49°54′03″N 3°37′42″E (mapa)
Resultado Victoria francesa, derrota alemana
Beligerantes
Bandera de Francia Francia Bandera de Alemania Imperio Alemán
Comandantes
Charles Lanrezac Karl von Bulow
Fuerzas en combate
5º Ejército Francés 2º Ejército Alemán
Bajas
Desconocidas Desconocidas
 
Deja un comentario

Publicado por en 29 agosto, 2014 en 1914, Batallas, Frente Occidental

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

HMS Arethusa


web

El HMS Arethusa fue el buque cabeza de su clase formada por 8 cruceros ligeros. Fue construido en los astilleros Chatham Dockyard de Gran Bretaña.

Iniciada su construcción en octubre de 1912, su botadura tuvo lugar el 25 de octubre de 1913 y fue alistado en agosto de 1914 como “conductor de flotillas” de las flotillas de destructores de Harwick.

Características

El Arethusa y sus buques gemelos fueron los primeros cruceros ligeros que alistó la Royal Navy que, hasta entonces y como en otras Armadas nacionales, sólo construian cruceros protegidos.

Fueron alistados en el bienio 1914-1915, participando todos en el conflicto mundial, y se trataba de unidades ligeras con un desplazamiento normal de 3500 toneladas y con capacidad de alcanzar una velocidad de 29 nudos. Sin embargo, el armamento principal aún seguía concebido según las teorías del crucero protegido, en cuanto que no era de tipo monocalibre, sino de calibres mixtos, con piezas de 152 y de 102 mm.

La adopción en estas unidades de calderas a nafta llevó consigo la desaparición de las carboneras, situadas lateralmente sobre la parte inclinada de la cubierta acorazada. Esto implicó la eliminación de la protección confiada a la cubierta interna, en favor de una coraza lateral externa, que se convertiría en el sistema protector típico de los cruceros ligeros británicos hasta finales de la primera Guerra Mundial.

Historial del HMS Arethusa

El Arethusa tuvo una importante participación en el conflicto mundial.

El 28 de agosto de 1914 participó en la batalla de Heligoland bajo el mando del comodoro Reginald Tyrwhitt, donde fue seriamente dañado por los cruceros ligeros alemanes SMS Frauenlob y SMS Stettin, viéndose forzado a retirarse del combate y volver a su base. El 25 de diciembre de ese mismo año, tomó parte en el raid de Cuxhaven y el 24 de enero de 1915 participó en la batalla de Dogger Bank.

Más tarde, ese mismo año, fue transferido a la 5ª escuadra de cruceros ligeros de la Harwich force y en Septiembre, capturó 4 remolcadores alemanes.

El 11 de febrero de 1916 chocó con una mina cerca de Felixstowe (supuestamente colocada por el submarino alemán SM UC-7). Remolcado cerca de la orilla, se hundió en aguas poco profundas.

El Arethusa semihundido por la explosión de una mina.

Referencias
  • Enciclopedia La Marina. Barcelona, 1983: Editorial Delta S.A. 1983. ISBN 84-85822-64-1.

Buques de la clase

• HMS Aurora
• HMS Galatea
• HMS Inconstant
• HMS Penelope
• HMS Phaeton
• HMS Royalist
• HMS Undaunted

 

HMS Arethusa
HMS Arethusa (1913).jpg
El HMS Arethusa a toda velocidad, 1914.
Banderas
Naval Ensign of the United Kingdom.svg
Historial
Astillero Chatham Dockyard, UK.
Clase Clase Arethusa.
Tipo Crucero ligero.
Operador Royal Navy.
Botado 1913.
Asignado 1914.
Baja Hundido por una mina.
Características generales
Desplazamiento 3500 t
Eslora 132,8 m
Manga 11,8 m
Calado 4,2 m
Blindaje • Vertical: 76 mm
• Horizontal y artillería: 25 mm
• Puesto de mando: 152 mm
Armamento • 2 cañones de 152 mm/50
• 6 cañones de 102 mm/50
• 8 tubos lanzatorpedos de 533 mm
Propulsión • 2 turbinas Parsons
• 8 calderas de nafta de tipo “Yarrow”
• 2 hélices.
Potencia 40 000 HP
Velocidad 29 nudos
Tripulación 318 hombres.
Buques gemelos: Aurora, Galatea, Inconstant, Penelope, Phaeton, Royalist y Undaunted
 
Deja un comentario

Publicado por en 28 agosto, 2014 en Armamento, Royal Navy

 

Etiquetas: , , ,

HMS New Zealand


web

El HMS New Zealand fue un crucero de batalla de la Royal Navy, donado a Gran Bretaña por el pueblo de Nueva Zelanda.

Proyecto y construcción

A comienzos del siglo XX, Gran Bretaña, necesitaba fortalecer su armada, e invitó a las naciones componentes del Imperio Británico a ayudarles. El Primer Ministro de Nueva Zelanda en aquellos momentos, Sir Joseph Ward, anunció en 1909 que su país, contribuiría con fondos para la construcción de un crucero de batalla como ejemplo a otros países.

El buque resultante, fue un crucero de batalla de la clase Indefatigable, un buque gemelo del HMS Indefatigable, y del HMAS Australia, el cual, fue construido gracias a los fondos recaudados por el pueblo de Australia.

La quilla del HMS New Zealand fue puesta en la grada de los astilleros Fairfield Shipbuilding and Engineering en el río Clyde el 20 de junio de 1910, fue botado el 11 de julio de 1911, y completado a lo largo de noviembre de 1912, entregándose a la Royal Navy el día 23 del citado mes, con un precio total de 1.783.190 £.

Aunque estos buques, tenían el mismo tamaño que los acorazados tipo dreadnought de su época, tanto el HMS New Zealand, como sus gemelos el HMS Indefatigable y el HMAS Australia, tenían un blindaje más ligero, pero por el contrario, eran mucho más rápidos y maniobrables.

Historial

El HMS New Zealand participó en acciones contra la flota alemana en las tres principales batallas del mar del Norte, en las que colaboró a hundir dos cruceros alemanes.

Tras su incorporación a la Royal Navy, el New Zealand realizó un crucero de diez meses de duración por el Dominio británico en 1913, tras lo cual, se incorporó a la primera escuadra de cruceros de batalla de la Gran Flota en el mar Báltico en 1914, donde tomo parte en la Batalla de la bahía de Heligoland con el capitán Walter Cowan al mando.

Fue designado buque insignia de la segunda escuadra de cruceros de batalla de la Gran Flota el 15 de enero de 1915 y la siguiente semana, participó en la batalla del banco Dogger, En el transcurso de la cual, fue designado insignia del almirante Beatty cuando su buque insignia, el acorazado HMS Lion, resultó seriamente dañado durante la batalla.

Durante una travesía por el mar del Norte el 22 de abril de 1916 el HMS New Zealand y el HMAS Australia colisionaron en la niebla. El último de ellos, sufrió los suficientes daños, como para ser puesto fuera de servicio durante algunas semanas, pero el HMS New Zealand volvió al servició activo el 30 de mayo, el día antes al inició de la Batalla de Jutlandia, la cual, fue el mayor enfrentamiento naval de la contienda. El crucero de batalla, disparó un total de 420 proyectiles de 305 mm (12”) (el mayor número de todos los buques que participaron en la batalla) y fue impactado por un único proyectil de 280 mm (11”) en la torre X, que no causó daños mayores.

Durante las batallas de Jutlandia y del banco Dogger, el capitán del HMS New Zealand usó una falda de hierbas Māori y un Tiki de diorita, presentes recibidos durante el viaje a Nueva Zelanda como protección contra el mal, lo que ayudó a fomentar su reputación como la de un buque afortunado.

Volvió a unirse a la segunda escuadra de cruceros de batalla en septiembre de 1916, tras lo cual, acudió a Rosyth en noviembre del mismo año para ser modernizado, posteriormente, fue asignado a la primera escuadra de cruceros de batalla, con la que participó en la segunda batalla de la bahía de Heligoland el 17 de noviembre de 1917.

Tras finalizar la guerra, en 1919 realizó un nuevo viaje por los dominios británicos en la escuadra de la Royal Navy al mando del almirante Jellicoe, en el cual, actuó como buque insignia. El buque, era especialmente popular en Nueva Zelanda, donde se estima, que más de un tercio de la población del país, subió a visitar el buque en las 11 semanas que permaneció allí, al igual que había ocurrido en la visita de 1913. También adquirió allí gran popularidad el almirante Jellicoe , algunos años después, retorno con el cargo de Gobernador General entre 1920 y 1924.

El HMS New Zealand fue dado de baja en 1922 y desguazado en 1923 según lo estipulado en el Tratado Naval de Washington del que Gran Bretaña, era signataría. La medalla que recibieron en 1913 sus oficiales y tripulación, es hoy en día un objeto codiciado por muchos coleccionistas.

HMS New Zealand
HMS New Zealand.jpg
HMS New Zealand
Banderas
Royal Navy Ensign
Historial
Clase clase Indefatigable
Tipo Crucero de batalla
Autorizado 1909
Iniciado 20 de junio de 1910
Botado 11 de julio de 1911
Asignado 23 de noviembre de 1911
Destino vendido para desguace el 19 de diciembre de 1922
Características generales
Desplazamiento • 18 470 t
• 22 080 t apc
Eslora 179,83 m
Manga 24,38 m
Calado 8,23 m
Armamento • 8 cañones de 305 mm (4 × 2)
• 16 cañones de 101 mm (16 × 1)
• 3 cañones de 3 libras (3 × 1)
× 3 tubos lanza torperdos sumergidos (3 1)
desde 1915:
• se añaden 2 cañones AA de 76,2 mm
Propulsión • 32 calderas Babcock & Wilcok
• 4 turbinas Parsons
• 4 hélices
Potencia 43 000 Cv.
Velocidad • 26,9 nudos forzado (pruebas)
• 25,8 nudos normal
Autonomía 6300 millas a 10 nudos
Tripulación entre 820 y 1200
 
Deja un comentario

Publicado por en 28 agosto, 2014 en Armamento, Royal Navy

 

Etiquetas: , , ,

SMS Mainz


web

El SMS Mainz fue un crucero ligero de la clase Kolberg perteneciente a la Armada Imperial alemana.

Construcción y diseño

Fue botado en 1909, con un desplazamiento estándar de 4.362 t. Estaba armado con 12 cañones de 105 mm, 4 de 52 mm y dos tubos lanzatorpedos de 450mm. Era capaz de desarrollar una velocidad máxima de 27 nudos.

Historial

A las pocas semanas del inicio de la Primera Guerra Mundial fue hundido junto a su gemelo, el SMS Köln y al crucero ligero SMS Ariadne, en la Batalla de la Bahía de Heligoland el 28 de agosto de 1914.

Batalla de la Bahía de Heligoland

La fuerza británica Harwich formada por dos cruceros ligeros y 31 destructores bajo el mando del comodoro Reginald Tyrwhitt realizaba una patrulla al oeste de la base naval de de la isla de Heligoland. Le proporcionaba cobertura la escuadra de cruceros de batalla bajo el mando del almirante David Beatty, con cinco cruceros de batalla.

En las primeras horas del 28 de agosto, la fuerza Harwich se encontró con destructores alemanes al oeste de Heligoland. No totalmente sorprendidos por el ataque, los alemanes, desplegaron los cruceros ligeros SMS Frauenlob y SMS Stettin, a los que se unieron poco después otros cuatro cruceros ligeros que partieron desde Wilhelmshaven y Emden, entre los que se incluian el SMS Mainz. Debido al poco nivel del agua, los cruceros de batalla alemanes, no pudieron partir de Wilhelmshaven, lo cual hizo que les fuera imposible partir del Puerto a tiempo de proporcionar apoyo a las unidades en combate.

Fuera de alcance, y con su buque insignia, el crucero ligero HMS Arethusa, gravemente dañado por el SMS Frauenlob, Tyrwhitt recibió el apoyo inicial de la escuadra del comodoro Commodore William Goodenough, compuesta por seis modernos cruceros ligeros de la clase Southampton. El SMS Frauenlob sufrió graves daños, y se vio obligado a retirarse a Heligoland.

El Mainz, llegó a la batalla desde Emden, e inicialmente, se encontró a varios destructores británicos, pero pronto se encontró rodeado por los cruceros de Goodenough. Al girar 180º el Mainz, se dirigió directamente hacia los dos cruceros de Tyrwhitt los HMS Arethusa y Fearless, y los 31 destructores. Un proyectil procedente del Fearless dañó la transmisión del Mainz; incapaz de escapar, sufrió un severo castigo en un combate en el que dejó a tres destructores británicos gravemente dañados. A las 12:25 los buques de Tyrwhitt, cesaron en su ataque, y comenzaron a rescatar al los supervivientes del dañado buque alemán, del que pudieron rescatar en torno a 200, incluido el hijo del almirante Tirpitz; 89 tripulantes perecieron. Aproximadamente 40 minutos después, el Mainz se hundió.

SMS Mainz

SMS Mainz
SMS Mainz sinking (photo).jpg
El SMS Mainz hundiéndose el 28 de agosto de 1914.
Banderas
Bandera de Imperio alemán
Historial
Astillero A.G. Vulcan en Stettin
Iniciado diciembre de 1907
Botado 23 de enero de 1909
Asignado 1 de octubre de 1909
Baja 28 de agosto de 1914
Destino hundido
Características generales
Desplazamiento • 4362 t estándar
• 4889 t apc
Eslora • 130 m en línea de flotación
• 130,5 m máxima
Manga 14 m
Calado 5 m
Blindaje • Cubierta: 20 – 40 mm
• Cinturón: 50 – 80 mm
• Puesto de mando: 20 – 100 mm
Armamento • 12 cañones Sk 105 mm L45
• 4 cañones Sk 52 mm L55
• 2 tubos lanzatorpedos de Ø450 mm
Propulsión • 15 calderas
• 2 turbinas de vapor AEG-Curtiss
• 2 hélices ø3,45 m
Velocidad 27 nudos
Autonomía 3630 mn a 14 nudos
Tripulación • 18 oficiales
• 349 tripulantes
 
 

Etiquetas: , ,

HMS Invincible


web

El HMS Invincible fue un crucero de batalla de la Marina Real Británica, líder de una clase de tres y primer crucero de batalla construido en el mundo. Participó en la Batalla de la Bahía Heligoland en un rol menor por ser el más viejo y lento de los cruceros de batalla británicos presentes en el combate. Disparó sobre el crucero ligero SMS Köln, aunque no consiguió hacerle blanco antes de que éste fuera hundido por el HMS Lion. Durante la Batalla de las islas Malvinas el Invincible y su buque gemelo HMS Inflexible hundieron los cruceros acorazados SMS Scharnhorst y SMS Gneisenau en una refriega sin apenas bajas propias a pesar de los numerosos impactos conseguidos por los navíos germanos.

Fue el buque insignia del 3º Escuadrón de Cruceros de batalla durante la Batalla de Jutlandia. El escuadrón se había separado de la Flota de Cruceros de batalla del almirante David Beatty unos días antes de la batalla para realizar prácticas de artillería con la Gran Flota y actuó como su gran fuerza exploradora durante el combate. El Invincible fue destruido por la explosión de su almacén durante la batalla después de que su torreta ‘Q’ fuera penetrada por una salva disparada desde el crucero SMS Lützow.

Historial

El HMS Invincible fue construido en 1906 por los astilleros Armstrong Whitworth, John Brown & Company, Fairfields en Inglaterra. Concebido bajo la dirección del Primer Lord del Almirantazgo, Sir John Arbuthnot “Jackie” Fisher, el HMS Invincible fue concebido con el concepto de crucero de batalla, de rápido andar equipado con turbinas Parsons, armado con cañones de 305 mm y con un sistema eléctrico experimental de manejo de torres artilleras. Su principal defecto radicaría en la escasa protección horizontal. Una de sus características era su imponente arboladura de gruesos mástiles trípode.

Primera Guerra Mundial

El 6 de agosto de 1914 es sometido a modificaciones en el sistema de hidraúlica de las torres y enviado al puerto de Queenstown para servicios de protección y 13 días después es asignado como buque insignia del 2º escuadrón de cruceros de batalla. El 28 de agosto de 1914, toma parte en la primera Batalla de Heligoland.

El 11 de noviembre de 1914 estando en Davenport en reparaciones, el HMS Invincible es pertrechado en forma apresurada y enviado junto al HMS Inflexible al mando del vicealmirante Doveton Sturdee hacia las islas Malvinas al sur del Atlántico. La orden del almirantazgo era simple; ubicar y hundir a la flota del almirante Maximilian Graf von Spee que se suponía rodeaba el Cabo de Hornos en dirección a estas lejanas posesiones inglesas. Sturdee iza una insignia en el HMS Invincible y zarpa llevándose incluso obreros a bordo. Llega a puerto Stanley el 7 de diciembre de 1914, y se une a los cruceros HMS Kent, HMS Carnavon HMS Glasgow y HMS Bristol. Como batería flotante estaba el acorazado pre-dreadnought HMS Canopus. El 9 de diciembre de 1914 da lugar a la Batalla de las islas Malvinas en que el HMS Invincible junto al HMS Inflexible, en persecución de la flota de von Spee da alcance y hunde a los cruceros pesados SMS Scharnhorst y SMS Gneisenau.

El 16 de diciembre vuelve junto al HMS Inflexible a Inglaterra. En 1915 es sometido a modificaciones en Gibraltar y asignado al tercer escuadrón de cruceros de batalla.

Hundimiento

El 31 de mayo de 1916, tomó parte en la Batalla de Jutlandia y fue alcanzado por una salva del SMS Lützow la cual penetra el delgado blindaje principal explosionando sus depósitos de cordita de la torre “Q” partiéndose en dos y perdiéndose 1014 hombres, salvándose sólo seis de 1021 hombres de mar.

Referencias

  1. «Mount Invincible». Peakfinder. Consultado el 16 de diciembre de 2009.

Bibliografía

  • Tras la estela del Dresden – María Teresa Parker -Ediciones Tusilalia 1987.
  • Revista La Marina -1982.
HMS Invincible
HMS Invincible (1907) British Battleship.jpg
HMS Invincible
Banderas
Bandera del Reino Unido
Historial
Astillero Armstrong Whitworth, John Brown & Company, Fairfields
Clase clase Invincible
Tipo Crucero de batalla
Autorizado Programa naval de 1906
Iniciado 2 de abril de 1906
Botado 13 de abril de 1907
Asignado 20 de marzo de 1909
Baja 31 de mayo de 1916
Destino Hundido en la Batalla de Jutlandia
Características generales
Desplazamiento 17 526 t
Eslora 173 m
Manga 24 m
Calado 9 m (a plena carga)
Blindaje • Cinturón: 102–152 mm
• Cubierta: 38–64 mm
• Barbetas: 178 mm
• Torretas: 178 mm
• Puente de mando: 152–254 mm
• Bulgues antitorpedos: 64 mm
Armamento • 8 cañones MkI de 305 mm (4 × 2)
• 16 cañones de 101,6 mm (16 × 1)
• 3 cañones de 3 libras (3 × 1)
• 5 tubos lanza torperdos sumergidos (4 × 1) en banda y 1 a popa
• 7 ametralladoras Maxim
• 1 ametralladora AA de 7,5 mm.
Propulsión • 31 calderas Yarrow
• 4 turbinas Parsons
• 4 hélices
Potencia 41 000 Cv.
Velocidad 25,5 nudos
Autonomía • 2270 mn a 23 nudos
(4200 km a 43 km/h)
• 3090 mn a 10 nudos
(5720 km a 19 km/h)
Tripulación • 784
•1000 en tiempo de guerra
 
Deja un comentario

Publicado por en 28 agosto, 2014 en Armamento

 

Etiquetas: , , ,

Franz von Hipper


web

Bundesarchiv Bild 183-R10687, Vizeadmiral Hipper mit Stab cropped.pngFranz Ritter von Hipper (13 de septiembre de 1863 – 25 de mayo de 1932) fue almirante de la Marina Imperial alemana, a la que se unió en 1881 como oficial cadete. Comandó diversos buques torpederos y sirvió como oficial de guardia en varios barcos de guerra, como el yate del káiser Guillermo II de Alemania, el SMY Hohenzollern. Asimismo, comandó diversos cruceros del grupo de exploración antes de ser nombrado en octubre de 1913 comandante del I Grupo de Exploración de la Flota de Alta Mar, cargo que ocupó hasta 1918, cuando sucedió al almirante Reinhard Scheer como comandante de la Flota de Alta Mar.

Franz von Hipper es famoso por comandar los cruceros de batalla alemanes del I Grupo de Exploración durante la Primera Guerra Mundial, particularmente en la Batalla de Jutlandia en 1916. Durante la guerra Hipper lideró los cruceros de batalla que atacaron las costas inglesas. Su escuadra se enfrentó con otra de cruceros de batalla británicos en la Batalla del Banco Dogger en enero de 1915, donde fue hundido el crucero acorazado SMS Blücher. En la batalla de Jutlandia su buque insignia, el SMS Lützow, fue tan severamente dañado por los británicos que hubo de ser echado a pique por un submarino de su escolta.

Tras acabar la guerra en 1918 Franz von Hipper se retiró de la Marina Imperial con una pensión vitalicia. En un principio vivió bajo un alias y hubo de mudar su residencia en numerosas ocasiones durante la Revolución de Noviembre de 1918 en Alemania, tras lo que se mudó a Altona. A diferencia de su superior Reinhard Scheer, Hipper nunca publicó las memorias de su servicio durante la Guerra. Murió el 25 de mayo de 1932, y cinco años después era botado el buque con que lo quiso homenajear la Kriegsmarine, el crucero pesado Admiral Hipper.

Primera Guerra Mundial

Tras el estallido de la Primera Guerra Mundial en 1914, Franz von Hipper lideró sus cruceros de batalla en varios ataques contra ciudades costeras inglesas. El primer ataque tuvo lugar el 2 de noviembre de 1914, en el que Hipper contó con los cruceros de batalla SMS Moltke, SMS Von der Tann, SMS Seydlitz, su buque insignia, y el crucero acorazado SMS Blücher, además de cuatro cruceros ligeros. La flotilla arribó a Great Yarmouth al amanecer y bombardeó y minó su puerto. El submarino británico D5 intentó responder al ataque, pero chocó con una de las minas marinas plantadas y se hundió. Poco después Hipper ordenó regresar a aguas alemanas. En el camino, el grupo hubo de detenerse en la Bahía de Heligoland debido a una densa niebla que impedía divisar las aguas minadas, pero el crucero SMS Yorck incurrió en un error de navegación que le llevó a una zona minada por los propios alemanes y voló por los aires. Sólo 127 de los 629 marineros que iban a bordo pudieron ser rescatados.

Una segunda operación fue llevada a cabo por Von Hipper los días 15 y 16 de diciembre de 1914, y esta vez tuvo como objetivos las ciudades costeras británicas de Scarborough, Hartlepool y Whitby. Para aquella acción las fuerzas de Hipper habían sido reforzadas por el nuevo crucero de batalla SMS Derfflinger. Doce horas después de la partida del I Grupo de Exploración de Hipper, la Flota de Alta Mar alemana, compuesta por catorce dreadnought, ocho pre-dreadnought, dos cruceros acorazados, siete cruceros ligeros y cincuenta y cuatro torpederos, partió para dar cobertura lejana a las operaciones de bombardeo de Gran Bretaña. La Marina Real Británica pudo interceptar y decodificar los mensajes de la flota alemana merced a la captura del crucero ligero germano SMS Magdeburg, y así supieron de la intención de bombardear Scarborough. El vicealmirante David Beatty, comandante de la 1ª Escuadra de Cruceros de Batalla de la Royal Navy, salió con cuatro cruceros de batalla, auxiliados por seis dreadnought y varios cruceros para emboscar la flota de Hipper.

La noche del día 15 la principal flota alemana se encontró seis navíos británicos y el Almirante Friedrich von Ingenohl, pensando haberse topado con la Gran Flota inglesa, ordenó retirada. Hipper no se enteró de la decisión de su superior y prosiguió con el plan, bombardeando brevemente las tres localidades británicas. Para entonces la flota de Beatty estaba en condiciones de emboscarlo, pero los errores se señalización entre los navíos ingleses y el mal tiempo permitieron a Hipper sortear la trampa sin obstáculos Por los daños causados a la población civil, la prensa británica lo bautizó como «baby killer».

Pero toda su actividad en la Primera Guerra Mundial la veremos con detalle mas adelante.

 
Deja un comentario

Publicado por en 28 agosto, 2014 en Ejército alemán, Personajes

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

28 de Agosto de 1914 – Batalla de Heligoland


Batalla de Heligoland

La primera batalla naval importante de la gran guerra se produjo el 28 de agosto de 1914 en la bahía de Heligoland. Allí se encontraba Wilhelmshaven, la base de la Kriegsmarine en el mar del Norte. El contralmirante Franz von Hipper comandaba el dispositivo de vigilancia de la bahía de Heligoland, una fuerza de 9 destructores y 3 cruceros ligeros que navegaban dispersos por la bahía atentos a una posible incursión británica contra Wilhemshaven.

Imagen de la pequeña isla alemana situada en el borde sudeste del mar del Norte

Los submarinos británicos exploraban impunemente la costa alemana, en un tiempo en que la detección antisubmarina no estaba desarrollada, y se percataron de un fallo en el sistema de vigilancia de Hipper. Los barcos estaban demasiado dispersos en la bahía, no podrían apoyarse entre sí en caso de ataque, y navegaban demasiado alejados de la base como para recibir apoyo de esta antes de ser destruidos. Parecía factible enviar una escuadra de superficie, atacarlos y regresar velozmente a Inglaterra sin entrar en combate con el grueso de la flota alemana. Los navíos de vigilancia de Hipper, en vez de servir de alerta ante una ofensiva naval, eran una presa tan tentadora que se convirtieron en el objetivo de esa ofensiva.

El almirantazgo británico elaboró un ingenioso plan: una fuerza rápida de 29 destructores y 2 cruceros ligeros, al mando del comodoro Reginald Tyrwhitt penetraría de noche en la bahía de Heligoland, por el norte. Se colocarían sigilosamente entre los barcos de vigilancia y la base de Wilhelmshaven, y al amanecer harían un barrido hacia el oeste atacando a los barcos de vigilancia que fueran encontrando. Como los navíos de Tyrwhitt eran más rápidos y con mayor potencia de fuego que los de Hipper, y además avanzarían agrupados, apoyándose unos a otros, era presumible que los barcos de vigilancia de la base alemana tendrían serios problemas. Además, Wilhelmshaven tenía una particularidad que jugaría a favor de los británicos. A la entrada del puerto se hallaba sumergida una barra arenosa que hacía que los buques de gran calado sólo pudieran entrar o salir de la base con la marea alta. Como el ataque de Tyrwhitt se produciría al amanecer, con la marea baja, los acorazados y cruceros de batalla alemanes no podrían zarpar para enfrentarse a los británicos. Los destructores de Hipper solo podrían ser socorridos por cruceros ligeros. Y para hacer frente a estos, los británicos enviarían una segunda escuadra al mando del vicealmirante David Beatty, 2 cruceros de combate (Invincible y New Zealand), 3 cruceros de batalla (Lion, Queen Mary y Princess Royal), 6 cruceros ligeros y 2 destructores. (Un crucero de combate es más rápido que un crucero de batalla, pero tiene menos blindaje). Esta fuerza daría cobertura a la de Tyrwhitt, se mantendría a 50 millas mar adentro y se internaría en la bahía si era necesario para hacer frente a cualquier contingente que partiera de Wilhelmshaven.

El 28 de agosto fue el día fijado para la operación. Por la noche Tyrwhitt se introdujo en la bahía con sus 29 destructores y 2 cruceros ligeros sin ser detectado, mientras Beatty tomaba posición mar adentro. Al amanecer la bahía de Heligoland apareció cubierta de niebla, lo que suponía una ventaja más para los ingleses. La niebla suponía que los navíos se verían unos a otros sólo a corta distancia, de forma que los barcos alemanes no detectarían a los ingleses hasta tenerlos demasiado cerca para escapar. Además la niebla impediría a los aviones de reconocimiento alemanes avistar los navíos ingleses, y dejaba inútiles los ocho cañones de 305 mm que los alemanes tenían instalados en la pequeña isla de Heligoland. Todo eran ventajas para los británicos.

A las 7 de la mañana los buques de Tyrwhitt avistaron al primer destructor alemán, y abrieron fuego sobre él. Sucesivamente varios destructores alemanes fueron gravemente dañados. Inferiores en número y en armamento, lo único que los buques alemanes podían hacer era a través de la niebla mientras pedían desesperadamente ayuda a la base de Wilhelmshaven.

La peor suerte le correspondió al destructor alemán V-187, que se vio rodeado de seis navíos británicos y sin posibilidad de escabullirse. Resistió con honor, pero fue inevitablemente hundido a cañonazos.

El contralmirante Hipper, al conocer la situación, dio orden a los cruceros ligeros de Wilhelmshaven de que salieran de la base en busca del enemigo. Los grandes navíos debían prepararse para hacerse a la mar en cuanto la marea lo permitiera (aunque esto sucedería ya demasiado tarde). Los cruceros ligeros alemanes que podían cumplir la orden de Hipper eran seis: Mainz, Ariadna, Strassburg, Köln, Dantzig y Stralsund. Pero el contralmirante cometió un nuevo error, en vez de hacerlos salir en grupo, dándose cobertura unos a otros, les permitió salir conforme estuvieron listos para zarpar, de manera que se fueron sumando al combate uno a uno, sin poder apoyarse mutuamente. Esto no hubiera tenido importancia si solo se trataba de hacer frente a los barcos de Tyrwhitt, que eran de menor entidad que estos cruceros, pero lo que Hipper no sabía es que Beatty ya había decidido avanzar con sus grandes navíos y adentrarse en la bahía. Contra los cruceros de batalla de Beatty, los cruceros ligeros alemanes nada podían hacer. Un crucero ligero como el Mainz desplazaba 4.400 toneladas, frente a las 26.000 toneladas de un crucero de batalla como el Lion.

HMS Lion

El Mainz precisamente fue el primero en sufrir las consecuencias. Un cañonazo de fortuna le alcanzó en el eje del timón, bloqueándole la dirección y forzándolo a navegar en círculos. (Era la misma avería que 27 años después sentenció la suerte del Bismarck). Los buques británicos fueron confluyendo sobre él y sometiéndolo a un auténtico diluvio de proyectiles, hasta que zozobró y se fue a pique.

Un crucero ligero británico, el Arethusa, también se vio en problemas. Había sido entregado por los astilleros muy recientemente, y todavía no había hecho prácticas de tiro. Entre la niebla se encontró con el crucero ligero alemán Frauenlob, que lo dañó gravemente. Y después fue blanco de los cañones del Köln, el Strassburg y el Ariadne.

Su situación se volvió desesperada y recibió un total de 25 impactos de 105 mm. Si los cruceros alemanes hubieran contado con artillería de mayor calibre sin duda el Arethusa se habría ido al fondo, pero pudo resistir hasta que aparecieron los cruceros de batalla de Beatty. Enormemente superiores a los alemanes, el Lion, el Queen Mary y el Pricess Royal invirtieron la situación. Cañonearon a placer a los vulnerables cruceros ligeros alemanes con sus piezas de 343 mm. El Ariadne se fue a pique tras una larga lucha. El Köln, en cambio, se hundió rápidamente. El cañoneo le incendió los pañoles de munición y el buque voló por los aires. Pereció toda su tripulación.

A las 13:36 la escuadra británica emprendió la retirada, sin dar tiempo a que la marea baja permitiera la salida de los grandes navíos alemanes de Wilhelmshaven.

La Royal Navy saldaba la batalla lamentando 32 muertos. Por el contrario, la Kriegsmarine había perdido 712 muertos y 381 prisioneros, y tenía hundidos 3 cruceros ligeros y 1 destructor. Y todo ello a las mismas puertas de su base naval.

El almirante Reinhard Scheer, superior de Hipper, describió la batalla como una bofetada en pleno rostro de Alemania.

Fuente:  DE LA SIERRA, Luis. El mar en la gran guerra. Ed. Juventud. Barcelona, 2006.

 10609528_1510862739131395_1156946108223423435_n
Dibujo representativo de Batalla de la Bahía de Heligoland.
10521068_1510863179131351_8778347034220075411_n
Publicación del periódico británico Daily Telegraph sobre el acontecimiento.
 
Deja un comentario

Publicado por en 28 agosto, 2014 en 1914, Batallas, Frente Oriental

 

Etiquetas: ,

26 de Agosto al 30 de Agosto de 1914 – Batalla de Tannenberg


Batalla de Tannenberg

Prisioneros y cañones rusos capturados en la Batalla de Tannenberg.

La Batalla de Tannenberg de 1914 enfrentó a los Imperios Ruso (I y II Ejércitos) y Alemán (VIII Ejército) al comienzo de la Primera Guerra Mundial. Este enfrentamiento resultó ser uno de los más decisivos enfrentamientos de toda la Guerra, y tuvo lugar del 26 al 30 de agosto de 1914.

La batalla tuvo como consecuencia la casi total aniquilación del II Ejército, y una serie de batallas inmediatamente posteriores destruyeron la mayor parte del I Ejército también, lo cual dejó a los rusos tambaleantes hasta la primavera de 1915. Este enfrentamiento es notable por la rápida movilización de tropas alemanas por tren, lo cual permitió a un solo ejército presentar un único frente de batalla contra un ejército ruso mayor.

Antecedentes

El plan de batalla Aliado anterior a la guerra consistía en que Francia y el Reino Unido demorasen a los alemanes en el Frente Occidental mientras enormes ejércitos rusos eran organizados y transportados hasta el frente. Las cifras eran sobrecogedoras: en quizás un mes, más o menos, los rusos podrían reunir aproximadamente diez ejércitos, más tropas que las que los alemanes poseían en ambos frentes combinados. Sin embargo, al tiempo de la Batalla de Tannemberg, la razón real entre tropas rusas y alemanas era 1,9 a 1,6.

El principal problema del mencionado plan era la falta de un sistema adecuado de vías en Rusia. Además, los trenes rusos operaban con un ancho de vías distinto al de los alemanes, lo cual significaba que, a menos que los rusos de alguna forma adquiriesen vagones alemanes, sus tropas sólo podrían ser transportadas en tren hasta la frontera rusa. La amenazante presencia de tropas austrohúngaras al sur, como también, inicialmente, la de tropas japonesas al este limitaron el desempeño ruso al comienzo. Aun así, los rusos veían a los alemanes como su principal amenaza, y habían trazado un plan para hacerse con Prusia Oriental rápidamente.

Los alemanes, por su parte, también consideraban que el Imperio ruso era su principal amenaza. Todo el Plan Schlieffen se basaba en la idea de derrotar a Francia y Gran Bretaña lo más rápido posible, para entonces transportar sus tropas por tren hacia el este, al Frente Oriental. Esto permitió a los alemanes guarnecer Prusia más bien ligeramente, con un sólo ejército, el VIII, mientras que el IX permanecía en Alemania Central con el fin de reforzar cualquiera de los dos frentes, según la necesidad del momento. De acuerdo con esto, no se podía hacer mucho más que acciones retardadoras en este frente mientras se decidía la suerte en el Frente Occidental. Con el propósito de retrasar a las tropas rusas el mayor tiempo posible, toda el área alrededor de Königsberg, cerca de la frontera con Rusia, fue fuertemente fortificada con trabajos de campo.

Poco antes del estallido de la guerra, la situación se desarrolló en gran medida como se había planificado. El VIII Ejército alemán estaba estacionado al sureste de Königsberg, mientras que los dos ejércitos rusos disponibles estaban al este y al sur, estando el anterior en lo que se conocía como “La saliente polaca”. Los planes de guerra rusos requerían un avance inmediato del I Ejército al mando del general Paul von Rennenkampf dentro de Prusia Oriental, con Königsberg como su meta a corto plazo. El II Ejército, bajo el general Alexander Samsonov, al sur, se movía hacia el oeste alrededor de los Lagos de Masuria, para entonces virar al norte a una zona con numerosas elevaciones para romper las líneas alemanas, quienes para ese punto estarían forzadas a defender el área alrededor de Königsberg. Si el plan se llevaba a cabo de forma exitosa, los alemanes se hubieran visto rodeados.

Preludio

Cuando estalló la guerra, la batalla se desarrolló principalmente de acuerdo con el plan ruso. Los alemanes habían movilizado más o menos la mitad de las unidades del VIII Ejército, reforzados por unidades pequeñas de la guarnición de Königsberg, a posiciones al este de Königsberg, cerca de la frontera. La Batalla de Stalluponen, un enfrentamiento a pequeña escala con el I cuerpo alemán, al mando de Hermann von François, fue inicialmente exitosa. El comandante alemán, el general Maximilian von Prittwitz ordenó de todas formas la retirada hacia Gumbinnen. Un contraataque planeado para el 20 de agosto tenía ciertas posibilidades de tener éxito, pero von François, aparentemente envalentonado por su éxito en Stallupönen, atacó demasiado temprano, desechando así el factor sorpresa. El revés en la Batalla de Gumbinnen obligó a los alemanes a batirse en retirada, en tren en muchos casos, a emplazamientos al sur de Königsberg.

Preocupado por la derrota en Gumbinnen y el continuo avance de Samsonov y sus hombres del II Ejército desde el sur, von Prittwitz ordenó a sus tropas replegarse hasta el Río Vístula, abandonando por lo tanto Prusia Oriental. Tan pronto semejantes noticias llegaron a sus oídos, Helmuth Johan von Moltke jefe del Estado Mayor del ejército alemán, trasladó a Prittwitz y a su asistente Waldersee a Berlín, mientras que ocupó su puesto el general Paul von Hindenburg, quien fuera convocado desde su retiro. Erich Ludendorff sería su jefe del Estado Mayor.

Para los comandantes en Berlín, la situación no era tan ominosa como parecía. Las relaciones entre los comandantes rusos, Samsonov y Rennenkampf, eran tirantes desde que Samsonov se quejó públicamente del comportamiento de Rennenkampf en la batalla de Mukden en 1905. Si bien los rumores de que ambos comandantes se hubieran peleado en una estación de tren hasta llegarse a dar puñetazos fueron posteriormente desmentidos,1 Rennenkampf sin duda no se sentiría particularmente inclinado a ayudar a su par a menos que una situación de extrema urgencia lo requiriese. Además, el II ejército bajo Samsonov estaba teniendo serios problemas para avanzar debido a inconvenientes con los suministros. Y además de eso, Rennenkampf había ordenado retrasar el avance de su I Ejército luego Gumbinnen, con la intención de reagruparse, temiendo que los alemanes atacaran de nuevo. Esto le era totalmente desconocido a Samsonov.

Así y todo, la enorme magnitud de las fuerzas desplegadas en territorio alemán todavía significaba que los rusos aventajaban al enemigo. En la manera en que estaban desplegados, los hombres del VIII Ejército alemán ni siquiera podían cubrir todo el frente de marcha de Samsonov, dejando su ala derecha abierta para avanzar sin oposición alguna. A menos que tropas del área de Königsberg —I y XVII cuerpos, además del I cuerpo de la reserva— pudieran movilizarse para hacer frente a esta amenaza, las líneas alemanas corrían serio peligro de ser rotas.

Planificación

El coronel Max Hoffmann, jefe de operaciones asistente de Prittwitz, estaba bien al tanto de la animosidad entre los comandantes rusos a los que se enfrentaba, y cómo pudiera este hecho influir en sus planes. Suponiendo que las dos columnas rusas continuarían su avance independientemente, Hoffmann propuso la movilización de todas las tropas, a excepción de aquéllas que ya estuviesen en la línea defensiva oriental de Königsberg, hacia el suroeste, moviendo el I Cuerpo por tren al lado izquierdo de la línea de Samsonov, una distancia de más de 160 km. El I Cuerpo y el XVII Cuerpo de la Reserva, por entonces al sur del I Cuerpo, debían prepararse para una movilización más al sur todavía para enfrentar al VI Cuerpo de Samsonov, en su flanco derecho. La 1ª División de Caballería alemana permanecería justo al sur del límite oriental de las defensas de Königsberg, a manera de pantalla de humo, para confundir y retrasar el avance del I Ejército de Rennenkampf. De esta manera, la única porción de las defensas de Königsberg verdaderamente cubierta por la infantería sería la porción oriental, mientras que los ataques desde el sur no encontrarían resistencia alguna.

En teoría, el plan era extremadamente arriesgado. Si el I Ejército virase hacia el suroeste en vez de seguir avanzando directamente hacia el oeste, aparecería en el extremo flanco izquierdo del VIII alemán, y entonces podrían o contraatacar al VIII o bien atacar Königsberg, que se encontraba indefensa por el lado sur debido a los movimientos de tropas. Sin embargo, Hoffmann estaba convencido de la plausibilidad de su plan por dos razones: primero porque era consciente de la animosidad entre los dos generales rusos, y segundo debido al pésimo hábito ruso de transmitir sus mensajes sin cifrar. Aparentemente los rusos habían superado su zona de líneas telegráficas seguras y andaban escasos de telegrafistas entrenados y equipo criptográfico. Esto forzó a los rusos a transmitir sus mensajes abiertamente, los cuales eran fácilmente interceptados y traducidos por los alemanes.2 Otros autores, sin embargo, han sugerido que la razón por la que los rusos lo hicieron de esta manera fue porque los comandantes temían que sus propios hombres no pudieran descifrar sus órdenes más que porque confiaran en que los alemanes no podrían descifrarlos.

La batalla

Al amanecer del 26 de agosto, el I Ejército ruso avanzó hacia el Oeste, a Königsberg, encontrando poco resistencia inicial, pues las tropas alemanas habían sido desplazadas al Sur, frente al ala derecha del II Ejército ruso. Fue allí donde comenzó la batalla propiamente dicha, cerca de Seeburg y Bischofstein, con resultado victorioso para los alemanes, que forzaron a retroceder a los rusos hacia la frontera. Entretanto, el ala izquierda rusa era bloqueada en su avance a Tannenberg por otro cuerpo de ejército alemán.

El día 27, François atacó el ala izquierda rusa. Gracias al apoyo de su potente artillería, al anochecer los rusos estaban huyendo. Para estabilizar su línea, Samsonov ordenó parar el avance a Tannenberg de las fuerzas de Rennenkampf y mandó que éste girara al sudoeste para contraatacar en Tannenberg, en donde se había juntado el grueso del Segundo Ejército.

Al atardecer del 28 de agosto, Samsonov, ante la precaria situación de sus fuerzas, hubo de ordenar una retirada al sudeste para tratar de reorganizarse. Pero era demasiado tarde: entretanto François ya había avanzado más al este para formar una línea al sur de los rusos, que les cortaba la retirada, formando así un bolsillo que rodeó a los rusos al este de Tannenberg, que fue bombardeado constantemente por la artillería durante el 29 de agosto.

Los intentos del I Ejército ruso para ayudar llegaron tarde: la caballería alemana les retrasó lo bastante para impedirlo, haciendo que sus líneas quedasen demasiado alargadas. Para cuando acabó el 30 de agosto, el II Ejército de Samsonov había quedado aniquilado, con 92000 soldados prisioneros, 78000 heridos o muertos y sólo 10000 supervivientes. Los alemanes sufrieron menos de 20000 bajas y capturaron más de 500 cañones. Entre los muertos estaba el propio Samsonov, que se había disparado un tiro en la cabeza el 29 de agosto de 1914.

Consecuencias

La batalla de Tannenberg fue seguida pocos días después por la batalla de los Lagos Masurianos, que supuso la expulsión de los rusos de territorio alemán. No obstante, estas dos batallas no supusieron un cambio drástico en el rumbo de la guerra, pues simultáneamente los rusos habían obtenido una gran victoria frente a Austria-Hungría en Lvov, la cual forzó a los alemanes a correr en su ayuda.

Por otra parte, el gran éxito obtenido disparó el prestigio tanto de Hindenburg como de Ludendorff y preparó el camino para la ascensión de este último a la cima del poder efectivo, convirtiendo así el gobierno alemán en una auténtica dictadura militar.

  10325204_1511634499054219_6881634225305495712_n
Plano de la última fase de la Batalla de Tannenberg.
10402576_1511634525720883_1345273902675543262_n
General Alexander Samsonov, comandante del 2° Ejército Ruso, que ante la derrota se suicidara.
1907422_1511634539054215_7528536681944668300_n
Dibujo representativo del Mando Alemán durante la batalla, en primer plano, el Mariscal Paul von Hindenburg comandante del VIII° Ejército, el General Erich Ludendorff Jefe del Estado Mayor con planos en las manos y el General Max von Hofmann Jefe de Operaciones e ideólogo del plan estratégico, usando un telescopio para seguir el movimiento de las tropas.
Batalla de Tannenberg
Frente Oriental en la Primera Guerra Mundial
Fecha 26 – 30 de agosto de 1914
Lugar Cerca de Tannenberg, Prusia Oriental
Coordenadas 53°29′45″N 20°08′04″E (mapa)
Resultado Victoria decisiva alemana
Beligerantes
Flag of the German Empire.svg Imperio Alemán Bandera de Rusia. Imperio ruso
Comandantes
Paul von Hindenburg

Erich Ludendorff

Max Hoffmann

Hermann von François

Alexander Samsonov †
Paul von Rennenkampf
Fuerzas en combate
VIII Ejército Alemán:
166.000 hombres
I Ejército Ruso:
210.000 hombres
II Ejército Ruso:
206.000 hombres.
Bajas
12.000 muertos y heridos. Más de 170.000 bajas.
 
Deja un comentario

Publicado por en 26 agosto, 2014 en 1914, Batallas, Frente Oriental

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Batallas de las Fronteras


web

Los combates iniciales de Agosto de 1914 y conocidos como la Batalla de las Fronteras empezaron de manera esperanzadora para los franceses.

En estos primeros días de guerra se designan con el nombre de Batalla de las Fronteras a la serie de cinco ofensivas lanzadas por el ejército francés bajo el mando del general Joseph Joffre, y a las del Ejército alemán a las órdenes del general Helmuth von Moltke que tuvieron por teatro las regiones fronterizas de Francia y Bélgica durante el mes de agosto de 1914, el primero de la mencionada guerra.

Del 7 al 24 de agosto de 1914, Francia lanzo sus cuatro ejércitos a las Batallas de las Fronteras:

*Batalla de Mulhouse – (7-10 Agosto de 1914)
*Batalla de Lorena – (14-25 Agosto de 1914)
*Batalla de las Ardenas – (21-23 Agosto de 1914)
*Batalla de Charleroi – (21- Agosto de 1914)
*Batalla de Mons – (23-24 Agosto de 1914): BEF vs. Alemania

Marco estratégico

Estas batallas fueron el resultado de la colisión entre dos estrategias militares, la del Imperio alemán, expresada en el Plan Schlieffen y la francesa del Plan XVII. El objetivo último del plan militar francés era reconquistar las provincias de Alsacia y Lorena que Francia había perdido en la Guerra Franco-prusiana de 1870-1871, haciendo retroceder a las fuerzas alemanas hacia el este del río Rin. Por su parte, con el Plan Schlieffen, los alemanes -que preveían un ataque francés hacia el Rin- pensaban ofrecer poca resistencia en esa región y atraer así a las fuerzas francesas, mientras que la mayor parte de las fuerzas alemanas estaría concentrada en su ala derecha (en la frontera franco-belga) con el fin de atacar allí y en una maniobra envolvente hacia el suroeste – sur- sureste- este, rodear París y ganar la guerra.

Las batallas

La primera ofensiva francesa en la Batalla de las Fronteras y de la Gran Guerra se conoce como la Batalla de Mulhouse la cual se libró el 7 y 8 de agosto de 1914. Esta ofensiva tuvo lugar en el sur donde el VII Cuerpo de Ejército francés penetró en el sur de Alsacia con el objetivo de tomar las ciudades de Mulhouse y Colmar. Los franceses finalmente ocuparon Mulhouse el día 8, lo que provocó gran júbilo en París, pero los alemanes contraatacaron el 9 de agosto haciendo retroceder a las fuerzas francesas a su posición anterior con gran número de bajas.

Otra ofensiva francesa de la Batalla de las Fronteras también tuvo lugar más al norte y se conoce como Batalla de Lorena, que se libró el 14 de agosto de 1914. El I Ejército francés al mando del general August Dubail avanzó sobre Sarrebourg mientras que el II Ejército, al frente del cual estaba el general Edouard de Castelnau, se dirigió hacia Morhange. A este avance francés se oponían el VI y VII Ejércitos alemanes a las órdenes del Príncipe Ruperto de Baviera, quien estaba a cargo de las tropas alemanas que iban a resistir el embate francés en el centro hasta que el ala derecha de las fuerzas alemanas en el norte pudieran envolver, después de haber atravesado Bélgica, a todas las fuerzas francesas. Los alemanes al mando de Ruperto de Baviera, equipados con ametralladoras, no solamente rechazaron el avance francés, causando gran número de bajas, sino que también lanzaron una contraofensiva que hizo retroceder a los franceses.

Las otras ofensivas de la Batalla de las Fronteras fueron la Batalla de las Ardenas, que tuvo lugar el 21 de agosto, la Batalla de Charleroi, también el 21 de agosto, y la Batalla de Mons, librada encarnizadamente el 23 de agosto. Estas ofensivas contra el centro del Ejército Alemán para invadir la Alsacia y la Lorena fracasaron rotundamente. Los franceses debieron retroceder con muchas bajas. Esto significó el fracaso del Plan XVII francés, ya que ante el rápido avance del ala derecha del Ejército Alemán en el norte, atravesando Bélgica, y que ya había penetrado en territorio francés, el alto mando francés se vió obligado a retirar gran cantidad de tropas en el centro para reforzar el norte.

https://i1.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/6/6c/Battle_of_Frontiers_-_Map.jpg

Consecuencias

Cabe señalar no obstante que esta serie de batallas, si se quiere menores, obstaculizó el avance alemán lo suficiente como para permitir la posterior Batalla del Marne. En ésta se produjo la derrota estratégica de Alemania ya que allí debió abandonar el plan Schlieffen previsto y afrontar una guerra de posiciones y lento desgaste que finalizó en al armisticio de 1918.

 
Deja un comentario

Publicado por en 26 agosto, 2014 en 1914, Batallas, Frente Occidental

 

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: