RSS

Archivos Mensuales: julio 2015

31 de Julio de 1915 – El Papa y la guerra


El Papa y la guerra

Pocos días antes del inicio de la guerra, fue electo como nuevo Papa de la Iglesia Católica Benedicto XV, quien desde un principio intento por todos los medios frenar los combates mediante encíclicas o gestiones ante los mandatarios de las naciones beligerantes. Sin embargo sus recomendaciones no fueron atendidas, aunque si tuvo mayor éxito en organizar intercambios de prisioneros heridos.

A pesar de sus fracasos continúo con sus intentos de alcanzar un entendimiento, y el 31 de Julio de 1915, envió una carta a los mandatarios, que hizo publicar en el periódico papal Observatore Romano, en la cual hacia un llamamiento a deponer las armas, lamentando el hecho que los lugares más bellos del continente europeo se encontraban en ruinas, cubiertos de sangre y cadáveres.

A pesar de la impresión que causo, la propuesta papal no tuvo eco entre los gobernantes que continuaban enfrascados en la guerra que ya llevaba un año de duración.

11828568_1621711068046561_5239581302500497301_n

Publicación del periódico londinense Daily Telegraph sobre el pedido de paz de la carta redactada por el Papa Benedicto XV.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 31 julio, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , ,

29-30 de Julio de 1915 – La Ofensiva del Bug. Los austro-húngaros ocupan Lyublin


La Ofensiva del Bug. Los austro-húngaros ocupan Lyublin

Hacia Mediados de Julio de 1915, las fuerzas combinadas de los ejércitos XIº Alemán del Mariscal de Campo August von Mackensen, IVº Austro-Húngaro del Archiduque Joseph Ferdinand y el Bug-Armee del General Alexander von Linsingen habían logrado adentrase en el territorio de la Polonia rusa, obligando a retroceder a las fuerzas del 3º Ejército del General de Infantería Leonid Lesch.

Para el 17 de Julio, las fuerzas del XIº Ejército, continuaban marchando sobre el río Wolitsa, y a la siguiente jornada, tomaron la estratégica ciudad de Krasnystaw, logrando abrir una importante brecha en las líneas rusas y capturando unos 15.000 prisioneros. El 19 de Julio, más al norte, las fuerzas austro-húngaras combatían duramente en la línea Lyublin-Kholm y al día siguiente, pese a la presión, los rusos mantenían una cabeza de puente en los alrededores de la línea ferroviaria que conectaba a ambas poblaciones.

A pesar del aparente fácil avance, el mando ruso lanzó el 21 de Julio una inesperada contraofensiva que desalojo a las unidades del Archiduque Joseph Ferdinand de la aldea de Sokal, que temerariamente habían ocupado la margen derecha del Bug superior. Sin embargo para el día siguiente, la misma había sido frenada.

El 23 de Julio, el llamado Bug-Armee del General Von Linsingen logró alcanzar, luego de duros combates, una línea que unía de manera sucesiva las poblaciones de Horodlo-Annapol-Teratyn-Jaroslawiece. Para esa misma jornada, el XIº Ejército del Mariscal von Mackensen se establecía en la línea Uchanie-Krupe, mientras que los austro-húngaros repuestos del contraataque y reforzados por una división alemana, alcanzaban a ocupar las aldeas de Borzechow, Chodel y Opole.

En las siguientes jornadas, el clima empeoro, por lo que el avance se ralentizó dando un respiro a las agotadas fuerzas del General Lesch, que continuaban batiéndose en retirada. El 25 de Julio, cayeron bajo poder alemán las aldeas de Posvol y Poneviezh en el distrito de Dvina. El 27 de Julio, unidades del IVº Ejército Austro-Húngaro intentaron avanzar en dirección Majdan-Ostrowski y en la línea Terriatin-Annopol, en la región de Cholm, sin embargo sufrieron grandes pérdidas en comparación con el poco terreno obtenido.

Finalmente el 28 de Julio, el Mariscal von Mackensen, quien recientemente había sido designado para comandar a los tres ejércitos, decidió lanzar una gran ofensiva, el Bug-Armee, marcharía por la línea Dubienka-Cholm, el XIº Alemán en dirección a Lenczna, mientras que el IVº del Archiduque Joseph Ferdinand lo haría hacia la línea Lyublin-Kasimierz.

Al día siguiente, ante el imparable avance de los austro-húngaros, los rusos se retiraron de la línea ferroviaria Lyublin-Kholn, mientras que por su parte, los alemanes lograban romper sus líneas al oeste de la aldea de Veprj.

Finalmente el 30 de Julio de 1915, las vanguardias del IVº Ejército lograban ocupar la estratégica ciudad de Lyublin, lo cual representaba un duro golpe al 3º Ejército ruso que pese a los recientes desastres aún mantenía una admirable resistencia, aunque la cohesión comenzaba a resquebrajarse.

11252011_1621497878067880_9063079842134810263_n
Prisioneros rusos desfilando por las calles de la ciudad de Lyublin, conquistada por los austro-húngaros.
 
Deja un comentario

Publicado por en 29 julio, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

28 de Julio de 1915 – Los Estados Unidos intervienen en Haití


Los Estados Unidos intervienen en Haití

A pesar de su política de neutralidad con respecto al conflicto que se desarrollaba en Europa, el presidente de los Estados Unidos el demócrata Woodrow Wilson estaba sumamente preocupado por la estabilidad de las diferentes naciones caribeñas a las que consideraba como parte de su área de influencia. Si bien pertenecía a otro partido, siguió con la política de intervención militar llevada a cabo por sus predecesores republicanos Theodore Roosevel y Howard Taft.

La inestabilidad política era común en las diferentes republicas caribeñas y centroamericanas que dificultaban el accionar de empresas estadounidenses, muchas veces monopólicas, como United Fruit, Standard Oil entre muchas otras. Cada vez se hizo más frecuente el envió de Marines, como por ejemplo a Nicaragua, Honduras, El Salvador o la ocupación del Puerto de Veracruz en México a mediados de 1914.
Pero sin dudas era la República de Haití poblada en su mayoría por mulatos y negros descendientes de esclavos y una de las más antiguas del continente americano que mayor preocupación generaba en Washington, desde 1911 a 1915, sucesivos levantamientos, revoluciones y golpes de estado habían llevado a la nación al borde de la anarquía, los presidentes se sucedían unos a otros, lo cual representaba un verdadero peligro para el desarrollo de los negocios. Además a ello se sumaba la psicosis, más imaginaria que real, de la creciente presencia del Gobierno Alemán en la región a través de misiones militares y comerciales. Esto se apoyaba en la importancia que había adquirido compañías de esa nación en casi el 80% la economía de la isla. Para hacer frente a esto, el Departamento de Estado, respaldo a un consorcio de inversores reunidos por el National City Bank of New Cork que adquirieron el Banque Nationale d’Haïti, única entidad en el país y que actuaba como tesorería del gobierno.

En Febrero de 1915, Jean Vilbrun Guillaume Sam, hijo de un antiguo presidente, se auto-proclamo dictador, y a principios de Julio de ese mismo año, ante una revuelta anti-estadounidense masacro a 167 prisioneros políticos, en su mayoría pertenecían a la élite local con vínculos con los comerciantes alemanas, esto en ves de apaciguar los ánimos llevó a un levantamiento general, por lo que el dictador Sam se refugio en la embajada francesa en Port-au-Prince la capital, sin embargo una turba tomó por asalto el edificio y lo linchó en la calle.

Esta situación sin dudas amenazaba los intereses económicos estadounidenses, como por ejemplo de la Haitian American Sugar Company – HASCO, más aún cuando asumió la presidencia del país Rosalvo Bobo, quien aparentemente tenía sentimientos anti-americanos y era apoyado por Alemania. Por lo que las presiones sobre el gobierno del Presidente Wilson aumentaban.

Finalmente el 28 de Julio de 1915, 330 marines desembarcaron en Port-au-Prince, para según órdenes del Secretario de Marina Josephues Daniels al comandante de la expedición Almirante William Deville Bundy, “proteger los intereses estadounidenses y extranjeros”, y con la sola resistencia del valiente soldado Pierre Sully que murió en defensa de su nación, pudieron ocupar la capital y sus alrededores. A pesar que fue presentada ante la opinión pública como una misión para proteger la paz y el orden, en realidad la intención además de proteger las empresas era tratar de cambiar el artículo de la constitución haitiana que prohibía la adquisición de tierras por parte de extranjeros.

La intervención estadounidense fue por temor a la creciente influencia alemana sobre una república a la que consideraban que debía estar bajo su área de influencia, a pesar que aún el presidente Wilson era partidario de la neutralidad ante el conflicto en Europa.

10689818_1621484334735901_5877683875551913305_n
Publicación del Daily Telegraph de Londres sobre los acontecimientos en Haití.
11855872_1621484344735900_3764992615625582524_n
Marines recién desembarcados, marchando para ocupar Port-au-Prince.
 
Deja un comentario

Publicado por en 28 julio, 2015 en 1915

 

Etiquetas: ,

27 de Julio de 1915 – Segunda Batalla del Isonzo. Cambios en la estrategia italiana.


Segunda Batalla del Isonzo. Cambios en la estrategia italiana.

En la madrugada del 18 de Julio de 1915, las fuerzas italianas habían lanzado una nueva ofensiva, dando inicio a la Segunda Batalla del Río Isonzo en el nordeste del país, esta vez, el Jefe del Estado Mayor, General Luigi Cadorna, cambio de estrategia, luego del fiasco de la batalla anterior, anteponiendo objetivos cercanos y más plausibles de ser cumplidos. La misión recayó principalmente en el 3º Ejército del del General Emmanuele Filiberto de Saboya, Duque de Aosta, dado que el 2º del General Pietro Frugoni solo actuaría de soporte. En frente se encontraban bien atrincheradas las fuerzas austro-húngaras del Barón Svetozar Boroević von Bojna.

El día 19 de Julio, los célebres “Alpini”, especializados en la lucha de montaña, lanzaron sendos ataques contra las estratégicas desde las cumbres de Vrata, Krn y Kozljak contra las llamadas colinas 2041 y 1931, al mismo tiempo los infantes de la 8ª División, se lanzaron contra la aldea de Mzrli, sin embargo, a pesar del entusiasmo, hacia el final de la jornada, el avance había fracasado de manera rotunda.

Al día siguiente, las fuerzas austro-húngaras, lanzaron una serie de contraataques locales con el fin principal de reordenar las líneas defensivas, sin saber sus mandos que esa misma jornada los cuerpos 10º del General Domenico Grandi y 11º del General Giorgio Cigliana iban a lanzar una gran ofensiva en el Monte San Michele. Para el mediodía, pese a la resistencia de la Guardia Nacional Húngara, las tropas italianas comenzaban a ganar terreno y se dirigían hacia la cima, sin embargo, la eficiente artillería austro-húngara abrió fuego y con el apoyo de varios regimientos de infantería lograron frenar la embestida.

En otro sector, el 7º Cuerpo del General Vincenzo Garioni, tenía como principal objetivo la cabeza de puente de la estratégica ciudad de Goritzia, por lo que en la mañana de esa misma jornada, tres divisiones de infantería lanzaron un decisivo ataque, sin embargo fracaso en los alrededores de Podgora y el Monte Sabatino, debido a la feroz resistencia de la Gendarmería de Dalmacia y Trieste, que a pesar de estar compuesta en su mayoría por italianos “irredentos”. Más suerte tuvieron los atacantes en el sector del puente Tolmeiner, donde luego de varias horas de feroces combates lograron tomar posiciones en la cima 2136 y 2077.

El 22 de Julio de 1915, las fuerzas austro-húngaras en la cima del Monte San Michele, lanzaron un sorpresivo contraataque que obligo a los italianos a retirarse al borde de la altura de Sdraussina, sin embargo a las pocas horas debieron replegarse debido al ataque de dos divisiones desde el norte, ante el peligro de quedar cercados.Las duras condiciones del terreno, junto a un seco verano, comenzó hacer mella en las tropas del frente, por lo que el 23 de Julio, el mando austro-húngaro retiro a varias unidades agotadas, para reemplazarlas por unidades de refuerzo, recién llegadas, este movimiento permitió solidificar la línea del frente. Ante esta situación, unidades del 7º Cuerpo del General Garioni, lanzaron un ataque entre Selz y Vermegliano, logrando capturar terreno valioso.

Los escasos resultados obtenidos disgustaron al General Cadorna, por lo que decidió cambiar de estrategia, y ordenarle al General Frugoni, que hasta ese momento se había mantenido al sur del 3º Ejército en un actitud de expectativa, avanzar con su 2º Ejército con el objetivo de tomar la meseta de Doberdo, Ad ogni costo! (A cualquier costo), para ello recibió varias unidades de refuerzo. La acción se inicio el 24 de Julio, cuando varias unidades de infantería se lanzaron al ataque contra la colina 118, sin embargo fueron duramente rechazados.

Al día siguiente, tuvo lugar una importante ofensiva, cuando las divisiones del 7º Cuerpo avanzaron entre las poblaciones de Seiz y Redipuglia, mientras que las del 9º, lo hicieron entre los Montes San Michele y Sagrado. En un principio el ataque tuvo éxito, ya que obligo a las fuerzas austro-húngaras a retirarse, sin embargo la llegada de refuerzos, les permitió estabilizar el frente. En cambio más al sur, los italianos pudieron desalojar al enemigo de las fortificaciones entre Seiz y Redipuglia, sin embargo no pudieron avanzar más aún, ya que debido a problemas de comunicación, fueron víctimas del fuego de su propia artillería, por lo que se vieron obligadas a retirarse, esto permitió al mando austro-húngaro enviar refuerzos y estabilizar la línea.

Hacia el 26 de Julio, un nuevo ataque, de los célebres Alpini, les permitió ocupar la estratégica cota 118 y poner en jaque a todo el frente enemigo, dado que ya no contaba con importantes unidades de refuerzo. Además en el sector del Monte San Michele, los austro-húngaros debieron abandonar la cota 197 luego de una feroz lucha en la que los defensores prácticamente fueron aniquilados. Este éxito permitió luego de grandes pérdidas ocupar hacia las 10:00 hs, la cima del Monte, sin embargo un duro contraataque de una Brigada de los célebres Alpenjägers (Cazadores Alpinos), especialistas en la lucha de montaña, los obligaron a retirarse, como así también de la estratégica altura de San Martino.

Esa misma noche, unidades de refuerzo italianas intentaron un nuevo ataque contra la cota 118, sin embargo un nuevo contraataque las obligaron a replegarse, sin embargo, lograron consolidarse en las posiciones que el enemigo ocupaba al este de la aldea de Polazzo y entre Vermegliano y Seiz.

Finalmente en la mañana del 27 de Julio, un nuevo ataque italiano, fue frenado por la artillería de campaña austro-húngara, lo cual llevó al General Cadorna a frenar toda iniciativa para dar un descanso a sus fuerzas y reorganizar a sus unidades, lo cual fue imitado por su contrincante, el Barón von Bojna. Sin dudas la agotadora lucha por el Isonzo estaba agotando a ambos bandos.

 11846574_1621450971405904_3279741996895303846_n
Mapa sobre el avance limitado italiano en el marco de la Segunda Batalla del Isonzo.
11227388_1621451851405816_2334453657611188192_n
El Archiduque Eugen von Teschen, (en el centro de barba), quien compartía el mando del Ejército Austro-Húngaro con el Barón Svetozar Boroević von Bojna sigue las maniobras junto a un grupo de oficiales.
 
Deja un comentario

Publicado por en 27 julio, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , , , ,

25-26 de Julio de 1915 – Final de la Batalla de Manzikert. Los rusos se retiran


Final de la Batalla de Manzikert. Los rusos se retiran

El 10 de Julio de 1915, el general ruso Petr Oganovski, comandante de la vanguardia del Ejército del Cáucaso, sin consultar a sus superior el General Nikolai Yudenich, lanzó un ataque contra las aparentemente debilitadas tropas otomanas del IIIº Ejército en los alrededores de la ciudad de Manzikert.

Sin embargo rápidamente sufrió un duro desengaño, dado que en realidad el enemigo lo superaba en proporción de 2 a 1, además estaban bien dirigidas por Abdul Kerim Pasha, que contaba con el asesoramiento de oficiales del ejército imperial alemán. Durante la primera semana de combates, los rusos lograron avanzar y tomar algunas posiciones, sin embargo, finalmente el 16 de Julio, las superiores fuerzas otomanas lanzaron un duro contraataque, que luego de un par de jornadas, obligaron al General Oganovski a comenzar a replegar a sus fuerzas.
En la madrugada del 20 de Julio, las vanguardias otomanas volvieron a ocupar Manzikert, ciudad de profundo sentimiento histórico, ya que 844 años antes, sus antepasados habían destruido a un poderosos ejército bizantino siendo el puntapié inicial para la posterior expansión que culminaría en 1453, con la captura de Constantinopla.

En las primeras horas del 22 de Julio, finalmente llegaron las noticias de la retirada la cuartel del General Yudenich, quien de inmediato envió refuerzos para sostener la posición de su inoperante subordinado. Sin embargo la retirada continúo, ya que el 25 de Julio el enemigo capturo la aldea de Mush, y finalmente para la jornada siguiente el General Kerim Pasha ordenó finalizar la persecución del enemigo, por lo que la batalla llegaba a su final. El saldo fue de entre 7.000 y 10.000 bajas rusas y unas 6.000 otomanas. Esta inesperada victoria, fue un alivio para la moral otomana, luego de sucesivas y sangrientas derrotas en todo el frente este.

11811384_1620968751454126_6403649757977692214_n

Abdul Kerim Pasha. Comandante del IIIº Ejército Otomano.
11825177_1620969744787360_7725848369618830464_n
General Petr Oganovsky, comandante de la vanguardia del Ejército Ruso del Cáucaso.
 
Deja un comentario

Publicado por en 25 julio, 2015 en Sin categoría

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

24 de Julio de 1915 – Ofensiva de Narew. Los alemanes continúan avanzando


Ofensiva de Narew. Los alemanes continúan avanzando

El 13 de Julio de 1915, en base al plan elaborado por el Obersten Heeresleitung (Alto Mando Alemán) el XII° Ejército del General Max von Gallwitz lanzó una ofensiva en dirección a la confluencia del río Narew y el Vístula para apoyar el esfuerzo que más al sur estaban llevando a cabo el XI° Ejército Alemán del Mariscal August von Mackensen y el IV° Austro-Húngaro del Archiduque Joseph Ferdinand en las riberas del río Bug.

Para esa misma jornada habían logrado hacer retroceder a las fuerzas del 1° del General de Caballería Alexander Litinov, que pertenecía al Frente Nor-Occidental del General Mikhail Alexejew, logrando en la jornada del 14 de Julio ocupar la estratégica ciudad de Przasnysz, mientras que en la jornada siguiente, los alemanes asaltaron las posiciones enemigas al sur de la pequeña aldea de Zielovna, ante esto el mando ruso dio órdenes para retirarse en dirección al río Narew.

Este éxito, llevó al General von Gallwitz a planificar una nueva ofensiva, con el objetivo de afianzar los cruces sobre el río, para ello estableció que los Cuerpos, XIº del Teniente General Otto von Plüskow, XVIIº del General de Infantería Günther von Pannewitz y el XIIIº del Teniente General Theodor von Watter, que conformaban el centro debían avanzar en dirección a la línea Pultusk-Rozan, mientras que a la derecha el XVIIº Cuerpo de Reserva del General de Artillería Ernst von Zastrow y el del General de Infantería Gustaf von Dickhuth-Harrach, marcharían hacia las posiciones defensivas enemigas que rodeaban Varsovia, por su parte en la izquierda, el Iº Cuerpo del General de Infantería Johannes von Eben, avanzaría en dirección a Ostrolenka.

El avance se inició en la madrugada del 18 de Julio, luego de un intenso bombardeo que obligo a los rusos una vez más a emprender la retirada, comenzando a concentrarse para la jornada siguiente a orillas del río Narew. Para el 20 de Julio, las vanguardias de los cuerpos XI° y XVII° habían alcanzado las afueras de la ciudad de Pultusk, mientras que los rusos se retiraban de sus posiciones al oeste de la aldea de Groitsi. Para el 22 de Julio, el avance continúo en dirección al pequeño poblado de Miluny.

El 23 de Julio, las vanguardias del XIII° Cuerpo lograron tomar la fortaleza de Podboro y Roznan sin que los rusos lograran oponer una seria resistencia, por lo que abandonaron la cabeza de puente. Finalmente para el 24 de Julio de 1915, los diferentes cuerpos del centro del Ejército del General von Gallwitz, alcanzaban la orilla del río Narew, abarcando una línea que comprendía desde las afueras de Roznan hasta la ciudad de Dyszobata, pasando por la estratégica población de Dzbondy. El cruce se inició esa misma jornada, dado que las fuerzas rusas se retiraban con el objetivo de defender Varsovia.

A poco más de diez días de iniciada la ofensiva, las fuerzas alemanas habían logrado cumplir prácticamente con los objetivos primarios propuestos, habían logrado llegar hasta el río Narew, ocupando importantes centros urbanos, como así también tomando un gran número de prisioneros.

11755682_1618763858341282_6249303826807108040_n

Mapa sobre el avance del XII° Ejército del General Max von Gallwitz.
11222136_1618765061674495_129453168737128280_n
Oficiales alemanes junto a los líderes cívicos de Pultusk, luego de la ocupación.
 
Deja un comentario

Publicado por en 24 julio, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , , , , ,

23 de Julio de 1915 – Masacre en Trípoli


Masacre en Trípoli

Al igual que las demás naciones europeas, el Reino de Italia se lanzó a la conquista de territorios del continente africano, aunque a diferencia de británicos y franceses solo pudo ocupar Eritrea en el este de África, luego de haber fracasado de manera estrepitosa en tratar de ocupar el Reino de Etiopía a finales del siglo XIX.

A pesar del fracaso, las ambiciones imperiales italianas no disminuyeron, por lo que en septiembre de 1911, atacaron las debilitadas colonias otomanas en el norte de África, logrando la victoria hacia octubre del siguiente año, dividiendo el territorio en las provincias de Fezzan, Cirenaica y Tripolitana. A pesar de la fácil conquista, las diversas tribus berberiscas comenzaron a agitarse dado que preferían estar bajo el dominio de una potencia que profesaba su religión musulmana y no una cristiana. La secta-tribu de los Senussi, liderada por el líder religioso Ahmed Sharif as-Senussi, fue la que mayor determinación demostró, teniendo como antecedentes su oposición a la expansión francesa en Marruecos y Túnez y a la británica en Sudán. Las autoridades coloniales italianas se veían obligadas a reforzar sus tropas como sus fortines a lo largo de todo el territorio.

Hacia principios de 1914, los Senussi, contaban con diez mil hombres armados con rifles y armas blancas, además de contar con una propia fábrica de municiones que tenía una gran capacidad de producción. En Noviembre de ese mismo año, los miembros de la Entente Cordiale le declararon la guerra al Imperio Otomano. Por lo que las acciones bélicas se expandieron al Medio Oriente y al Norte de África.

Esta situación llevó a los líderes militares otomanos a planificar una acción contra el protectorado británico de Egipto, con un ataque al Canal de Suez, mientras que los Senussi atacarían por el oeste, para ello, el todopoderoso Ministro de Guerra, Ismail Enver Pasha, decidió enviar en Febrero de 1915, a su medio-hermano Nuri Bey, y al Teniente General de origen árabe Ja’far Pasha al-Askari para tratar de convencer a Ahmed Sharif as-Senussi de organizar un levantamiento. Finalmente luego de varias discusiones, el líder Senussi aceptó y declaro la jihad a los británicos, por lo que comenzó a reclutar hombres en los alrededores de Aulad Aladi, por su parte, los otomanos comenzaron a enviar municiones, armas, piezas de artillería y dinero, por medio de barcos y submarinos alemanes.

La declaración de guerra de Italia a Austria-Hungría, aliada del Imperio Otomano, abrió un nuevo frente de batalla, por lo que fue visto por los reforzados Senussi, como una oportunidad para actuar, atacando el 23 de Julio de 1915, dirigidos por oficiales otomanos un fortín en la región de Tripolitana, defendido por una pequeña guarnición italiana que fue aniquilada en poco tiempo, dado la superioridad numérica.
Esta acción demostró el peligro que implicaban las tribus berberiscas para las potencias coloniales, si contaban con respaldo militar y económico extranjero.

11811522_1618750715009263_1506547824064367375_n

Mapa de la colonia italiana en el norte de África.
11796469_1618750805009254_2704497700488770291_n
Jinetes rebeldes Senussi.
 
Deja un comentario

Publicado por en 23 julio, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

21 – 22 de Julio de 1915 – Final de la Huelga de mineros galeses


Final de la Huelga de mineros galeses

El 15 de Julio de 1915, los delegados gremiales de las minas de carbón Six Bells Colliery, pertenecientes a la SWFM-South Wales Miners Federation (Federación de Mineros de Galés del Sur), decretaron una huelga en reclamo por mejoras salariales que los empresarios mineros se negaban a otorgar.

En aquellos tiempos el carbón era indispensable para el esfuerzo de guerra, dado que los navíos de la Royal Navy funcionaban con calderas de vapor, por lo que preocupo de sobremanera al Primer Ministro whig (liberal) Herberth Asquith quien temía por la estabilidad de su gobierno de coalición, ya que los tories (conservadores), liderados por el Ministro de Asuntos Coloniales Sir Andrew Bonar Law, bregaban por la represión, mientras que sus colegas bregaban por el entendimiento.

El 16 de Julio, el presidente de la tradicional Board of Trade (Junta de Comercio) Sir Walter Runciman se reunió con los empresarios mineros y los delegados sindicales, sin tener ningún tipo de resultado concreto, por lo que la huelga continúo sumándose otras minas, por lo que el número estimado era de unos 200.000 huelguistas. La situación amenazaba con desmadrarse ya que a las presiones de ministros y parlamentarios, varios medios de prensa comenzaban a culpar al gobierno por no actuar, a la vez que acusaban a los mineros de ser “The Kaiser´s Black Guards” (Los Guardias negros del Káiser).

Finalmente el 19 de Julio, el recientemente designado Ministro de Municiones el whig David Lloyd George, partidario de una política conciliatoria llegó a Cardiff y se reunió con los delegados gremiales y con los empresarios para tratar de mediar en el conflicto. Las noticias sobre la huelga ya había traspasados las fronteras, ya que el corresponsal del periódico londinense Daily Telegraph informaba que el gobierno francés y la gran mayoría de la población consideraban a los mineros como “traidores”.

Finalmente el 21 de Julio, se llegó a un principio de acuerdo entre las partes, por la cual la mayoría de los reclamos serían aceptados, sin embargo los delegados sindicales debían presentar lo negociado ante sus representados para que ellos dieran el visto bueno, lo que ocurrió finalmente el 22 de Julio de 1915 luego que la asamblea de representantes de la SWFM-South Wales Miners Federation (Federación de Mineros de Galés del Sur) votasen por abrumadora mayoría el acuerdo alcanzado, por lo que la huelga llegaba a su fin.

En la tarde de ese mismo día, un emocionado Primer Ministro Asquith leyó en la House of Commons (Cámara de los Comunes) el telegrama enviado por su Ministro de Municiones y por el Presidente de la Board of Trade, en el que expresaban el éxito de las negociaciones, por lo que al finalizar, los parlamentarios lo aclamaron a viva voz.

Sin dudas era un alivio para el gobierno británico la solución del conflicto, en el cual la participación de Lloyd Geroge fue clave, por lo que su figura comenzaba a ser una de las más importantes del esfuerzo bélico, además de ser ensalzada por los principales periódicos de la nación.

11694050_1617805655103769_7011931162210922127_n

Publicación del periódico británico Daily Telegraph sobre el inminente acuerdo entre empresarios mineros y huelguistas con intermediación del gobierno.
 
11705279_1617805608437107_6397907294203401820_n
Nota del mismo periódico sobre la satisfacción del Primer Ministro Herberth Asquit al recibir por telegrama la noticia del fin de la huelga por parte del Ministro de Municiones David Lloyd George.
11222283_1617806071770394_3832715161897316088_n
Caricatura sobre la huelga en la que se ridiculiza a los mineros como “agentes” del Káiser que amenazan al Imperio Británico.
 
Deja un comentario

Publicado por en 21 julio, 2015 en 1915

 

Etiquetas: ,

20 de Julio de 1915 – Campaña en el Sur de Arabia. Combate de Sheik Othman


Campaña en el Sur de Arabia. Combate de Sheik Othman

A principios de Julio de 1915, una importante fuerza otomana había invadido el territorio del Sultanato de Lahej, vecino al protectorado británico de Adén en el sur de la Península Arábiga. Esta situación era sumamente compleja, ya que amenazaba la entrada sur del vital Canal de Suez, la vía navegable más cercana entre la India, la “joya de la corona” y la metrópolis.

El 04 de Julio, una columna conformada por unidades de la Brigada Adén, encargada de la defensa del Protectorado, fue derrotada en la ciudad de Lahej, junto a las fuerzas del Sultán Ali II ibn Ahmad al-`Abdali quien pereció en la acción, por una fuerza otomana muy superior, compuesta en su mayoría por jinetes irregulares de diferentes tribus árabes.

A los pocos días, la columna en retirada fue derrotada una vez más en el paraje de Kawhr, lo cual envalentonó al mando otomano que ordenó la ocupación del poblado de Sheik Othman a solo dos millas del mismo Puerto de Adén. Esta acción prácticamente dejo en manos del enemigo a todo el territorio. La situación era sumamente preocupante, por lo que el comandante en jefe en la India, General Sir Beauchamp Duff, decidió enviar tropas para reforzar la guarnición, mientras que el Mayor General Sir George J. Younghusband, de una foja de servicio distinguida, se hacia cargo del mando.

Luego de reforzar sus posiciones, comenzó a planificar una acción ofensiva, por lo que finalmente el 20 de Julio de 1915 una columna compuesta por la Brigada Adén, la 28ª Brigada hindú, dos baterías de artillería y un destacamento de zapadores y mineros, bajo el mando del Teniente Coronel Alexander Elsmie, especialista en la guerra de fronteras, atacaron y sorprendieron a la guarnición otomana en Sheik Othman logrando una victoria completa y recuperando el poblado, con muy pocas bajas, mientras que el enemigo tuvo entre cincuenta y sesenta muertos, como cientos de prisioneros, en su mayoría jinetes irregulares árabes.

Esta victoria le permitió al mando británico recuperar importante cantidad de territorio como así también alejar el peligro de la ciudad-puerto de Adén, punto vital de la entrada sur del Canal de Suez.

11060173_1617765955107739_5247692168203189733_n

Mapa con el movimiento de tropas en los alrededores de Sheik Othman.
11694008_1617767575107577_7955903652422650545_n
Batería de artillería británica en los alrededores de la población luego del combate.
 
Deja un comentario

Publicado por en 20 julio, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , , , , ,

19 de Julio de 1915 – Las mujeres británicas y el trabajo bélico


Las mujeres británicas y el trabajo bélico

Hacia finales del siglo XIX e inicios del XX el rol de la mujer en el mundo continuaba siendo secundario, dado que las sociedades aún mantenían severas costumbres patriarcales, que asignaban al género femenino la misión principal de procrear y velar por el hogar. Sin embargo, fueron surgiendo, principalmente en Europa y Estados Unidos y en menor medida en algunos países de América del Sur, movimientos de corte “feministas”.

Estos originariamente, se concentraron en la obtención de igualdad frente al varón en términos de derecho de propiedad e igual capacidad de obrar, así como la demanda de igualdad de derechos dentro del matrimonio. A finales del siglo XIX, los esfuerzos se van a concentrar en la obtención de derechos políticos, en concreto el derecho al sufragio.

En Gran Bretaña, hacia inicios del siglo XX, surgieron las llamadas “suffragates”, activistas por los derechos civiles, lideradas por Emmeline Pankhurst, así como numerosas autoras e intelectuales, que comenzaron a manifestarse exigiendo el derecho a participar de las elecciones parlamentarias, aunque sus propuestas no fueron tenidas en cuanta a demás de sufrir en varias ocasiones la represión de la policía.

El ingreso del Imperio Británico a la conflagración en Agosto de 1914, despertó una gran ola de patriotismo en la mayoría de los ciudadanos, sobretodo en los varones jóvenes que de manera entusiasta se enlistaron en el nuevo ejército de reclutas creado a instancias del Ministro de Guerra el General Lord Horatio Kitchner, por su parte, las mujeres solo podían aspirar a entrar en el cuerpo de enfermeras o a reemplazar a los hombres en actividades menores.

Con el correr de los meses, el deseo de colaborar con el país en guerra fue en aumento, haciendo eclosión el 19 de Julio de 1915, cuando una multitud de mujeres, periódicos de la época hablan de 40.000, marcharon en solemne procesión por las calles de Londres, exigiendo trabajo en las fábricas de munición, pese a ser una jornada lluviosa. Una delegación fue recibida de manera presurosa por el Ministro del ramo, David Lloyd George, que pese al poco tiempo que contaba ya que debía viajar a Cardiff en el país de Gales, a solucionar la huelga de los mineros, quien les agradeció la muestra de patriotismo y que haría todo lo posible para ayudar a incentivar a las empresas de armamentos contratar a mujeres.

Sin dudas la guerra había movilizado no solo en Gran Bretaña, sino en todas las naciones un espíritu de patriotismo y colaboración con el esfuerzo bélico.

11742826_1617548958462772_1637516796936313353_n

Crónica del periódico Daily Telegraph sobre una manifestación de mujeres exigiendo trabajo en las industrias bélicas.
 
Deja un comentario

Publicado por en 19 julio, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: