RSS

Archivo de la etiqueta: Royal Navy

23 de Febrero de 1916 – Nuevo Ministerio


Nuevo Ministerio

Al comienzo de la guerra en Agosto de 1914, el bloqueo llevado a cabo por la Royal Navy estaba dirigido principalmente a sofocar las exportaciones e importaciones alemanas. Sin embargo, una estrategia de guerra económica pronto surgió para insertar una cuña psicológica entre la clase empresaria e industrial y la aristocracia gobernante por cerrar el paso al comercio alemán con los países neutrales.

La responsabilidad política recaía en el Ministerio de Relaciones Exteriores, a cargo de Sir Edward de Grey, que a partir de la formación del Gabinete de de Coalición de Mayo de 1915, había sido designado como encargado al Subsecretario de Estado, Lord Robert Cecil vizconde de Chelwood, un tory (conservador) partidario acérrimo del librecambio. A diecinueve meses del inicio de las hostilidades, el mantenimiento y la regulación del bloqueo representaba la mitad de la carga del trabajo del ministerio.

El nuevo funcionario, se ha convertido en una pieza clave de este andamiaje, que coordinaba el trabajo de cinco departamentos, los departamentos de Exteriores, Defensa y Hacienda, además del Almirantazgo y la Board of Trade (Junta de Comercio), su labor finalmente fue recompensada cunado Sir Grey lo designo como su segundo en el Ministerio, dado que consideraba que las decisiones pertinentes a esta cuestión debían estar centralizadas bajo su órbita.

Una de sus principales actividades es identificar los bancos y empresas que operan con las Potencias Centrales, evitar así cualquier apoyo financiero que reciben del gobierno británico, e imponer el embargo económico contra los enemigos de Gran Bretaña. Esto le obliga a mantener una estrecha vigilancia sobre las transacciones de negocios, escudriñar los orígenes de materias primas compradas por los países neutrales, y ganar contratos con empresas de esos países para boicotear los productos del enemigo.

Sin embargo, su política, genera rispidez con la mayor potencia neutral, Los Estados Unidos, dado las constantes infracciones a sus derechos comerciales, sus navíos mercantes son objeto de estrictos controles por temor al contrabando, y las empresas que comercializan con Alemania y sus demás aliados son ingresadas en una lista negra.

Si bien la reciente visita del enviado del Presidente Woodrow Wilson, el “Coronel” Edwald House había limado ciertas asperezas, el 23 de Febrero de 1916, un día después de la firma de un memorándum de entendimiento tendiente a convocar a una Conferencia de Paz, el Primer Ministro Herberth Asquith designa a Lord Cecil como nuevo Ministro de Bloqueo, encargado de controlar el estrangulamiento económico de las Potencias Centrales, lo cual sería sin dudas mal visto por la Casa Blanca.

12928197_1692386267645707_2815005489955891358_n

Lord Robert Cecil vizconde de Chelwood, a cargo del nuevo Ministerio de Bloqueo
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 23 febrero, 2016 en 1916

 

Etiquetas: , ,

24 de Septiembre de 1915 – El incidente del HMS Baralong


El incidente del HMS Baralong

Luego del hundimiento del RMS Lusitania en Mayo de 1915, el Alto Mando de la Royal Navy, perfeccionó el uso de los llamados Q-Ship (Buque de Servicio Especial), teniendo como misión actuar de señuelos para atraer a los U-Boots para atacarlos y destruirlos de sorpresa, generalmente sus tripulantes no eran disciplinados como los de los navíos de guerra, por lo que su comportamiento tanto en tierra como en mar, distaba mucho de ser ejemplar.

Uno de los más importantes era el HMS Baralong, bajo el mando del teniente de navío Godfrey Herbert, quien a principios de Junio de 1915, cuando se encontraba de permiso en la Base Naval de Queenstown en Irlanda, recibió la visita de dos funcionarios del área de inteligencia del servicio naval, donde le expresaron que debido al Asunto del Lusitania, extraoficialmente se le ordenaba a no tomar prisioneros de los U-Boots alemanes.

Durante todo el verano, el buque realizó tareas de patrullaje por el Mar de Irlanda sin toparse con el enemigo, hasta el 19 de Agosto, cuando el buque de pasajeros SS Arabic, fue hundido, perdiendo la vida 44 personas, entre ellas tres americanas, lo cual de inmediato generó un altercado diplomático. A unas 20 millas, se encontraba el Baralong, que al recibir el llamado de auxilio se dirigió a la zona, la tripulación estaba furiosa por el ataque y por la incapacidad de encontrar supervivientes.

Al mismo tiempo, a unas 70 millas naúticas (130 kilómetros) al sur de Queenstown, el U-27 del Kapitänleutnant Bernd Wegener, detuvo al mercante Nicosian, respetando los procedimientos a rajatabla de la Declaración de Londres de 1909. Un grupo de abordaje compuesto por 5 marineros y un oficial, descubrieron en las bodegas, municiones y 250 mulas destinadas al Ejército Británico en Francia. En cuanto a los tripulantes y pasajeros, se les permitió abordar los botes salvavidas mientras que el navío iba ser echado a pique con el cañón de superficie.
En ese instante, surgió el Barolang bajo bandera estadounidense y a una distancia de media milla comenzó a realizar señas para rescatar a los tripulantes del Nicosian, a lo cual el comandante del U-Boot alemán accedió, respondiendo la seña y ordenando cesar el fuego de la pieza de artillería. Ante esto, el comandante Herbert dio orden de arriar la bandera estadounidense e izar la de la Royal Navy, atacando de manera sorpresiva con sus tres caños a una distancia de 600 yardas, por lo que a los pocos minutos el U-27, comenzó a hundirse. De la tripulación, solo doce lograron salvarse, por lo que nadaron hasta el Nicosian para unirse con el grupo de abordaje que estaba a punto de abandonar la nave en un bote salvavidas, por su parte el comandante inglés creyendo que podrían sobetear a la nave, ordenó a sus hombres dispararles con fusiles, matándolos a todos.

Luego, un grupo de Royal Marines, bajo el mando del Teniente Collins, fue en busca del grupo de abordaje en el Nicosian, con la terminante orden de “no tomar prisioneros”, lo cual fue cumplido, cuando los descubrieron en la sala de máquinas.

Luego de esta acción, el comandante Herbert, fue sustituido por el Teniente Alfred Wilmot-Smith quien continúo en tareas de patrullaje por el Mar de Irlanda. El 24 de Septiembre de 1915, el U-41, se disponía a hundir al mercante británico SS Urbino, luego de permitirle a la tripulación subirse a los botes salvavidas, en ese momento se hizo presente el Barolang con bandera norteamericana, y al acercarse al U-Boot, abrió fuego de manera sorpresiva y lo hundió en pocos minutos, aunque a diferencia de la acción del 19 de Agosto esta vez se tomaron como prisioneros a los sobrevivientes, entre ellos al comandante alemán, el Oberleutnant zur See, Iwan Croptom.

Sin dudas ambos bandos habían dejado de lado la caballerosidad que había imperado desde el inicio de la guerra naval, cualquier táctica por más renegada con la moral fuese, era aceptada en aras de alcanzar la victoria.

12108984_1640089676208700_8934855950325855187_n

Dibujo sobre la acción del HMS Baralong del 24 de Septiembre de 1915.
12038353_1640090316208636_6978459114768370474_n
El Q-Ship (Buque de Servicio Especial) HMS Baralong.
 
Deja un comentario

Publicado por en 24 septiembre, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , ,

19 de Septiembre – ¿Final de la guerra submarina irrestricta?


¿Final de la guerra submarina irrestricta?

Desde el inicio de la guerra en Agosto 1914, el Alto Mando de la Kaiserliche Marine (Marina Imperial Alemana), era conciente de su inferioridad con respecto a la Royal Navy, por lo que comenzó a desarrollar una estrategia basada en el uso de los U-Boots (submarinos) novedosa arma capaz de equilibrar la situación.

En lo primeros meses el uso se restringió al ataque contra navíos de guerra, sin embargo la política de bloqueo establecido por el gobierno británico, llevó a que el mando naval alemán se fijara como objetivos los barcos mercantes de bandera enemiga, que sin embargo serían hundidos con previo aviso, para dar tiempo a la evacuación de los tripulantes, sin embargo con el correr de los meses está política fue abandonada, y los ataques eran irrestrictos, además los blancos comenzaron a ser navíos neutrales que se dirigiesen a puertos del enemigo, lo que generó reiteradas protestas al Gobierno Alemán.

Un hecho clave marcará el curso de los acontecimientos, cuando el U-20 del Kapitänleutnant (Teniente Capitán de Navío) Walter Schwieger, torpedeo cerca de la costa de Irlanda, el 07 de Mayo de 1915 al Trasatlántico RMS Lusitania de la compañía naviera británica Cunard Line procedente de New York, en la que perecieron 1198 pasajeros entre ellos 234 norteamericanos, en su mayoría ilustres y acaudalados personajes.

El mundo se horrorizó ante el incidente, la prensa, no solo de los países de la Entente Cordiale, condenó el hecho, mencionando una vez más a la barbarie alemana. El pacifista presidente de los Estados Unidos, el demócrata Woodrow Wilson debió soportar las airadas protestas de políticos y ciudadanos comunes que pedían un castigo ejemplar y el ingreso del país a la guerra. Sin embargo, por el momento solo llamó a consulta al embajador, el Conde Johann von Bernstorff, para pedir explicaciones.

El hábil diplomático, había recibido recomendaciones de sus superiores en Berlín, por lo sin mostrar arrepentimiento por el hecho, dado que el Gobierno Alemán estaba convencido que el trasatlántico transportaba armas y municiones para el ejército británico, logró tranquilizar al presidente y sus ministros con la presentación oficial de las condolencias por las víctimas, como así también la promesa de evitar el ataque a navíos civiles, por parte de los U-Boots. A pesar que Wilson, preocupado por mantener la neutralidad, aceptó, la población, los principales medios de prensa y gran parte de la clase política desconfiaban de las intenciones alemanas, por lo que mostraban una gran hostilidad.
Mientras la guerra submarina continuaba y pese a las promesas, el 19 de Agosto de 1915, el U-24, torpedeo sin previo aviso al vapor de pasajeros SS Arabic de la compañía británica White Star Line que viajaba con destino a New Cork, a unas 50 millas al sur del puerto irlandés de Kinsale, hundiéndose en solo 10 minutos, junto a 44 pasajeros, tres de ellos estadounidenses.

Tres días después, el encargado de prensa del Presidente Wilson, emitió una declaración en la cual expresaba que de tratarse de un ataque deliberado, el Gobierno de los Estados Unidos podría romper relaciones con el Imperio Alemán. Al mismo tiempo, el Secretario de Estado Robert Lansing, aprobó la sugerencia del Secretario Adjunto Chandler Anderson, para reunirse él con el Conde von Bernstorff. La misma se realizó de manera informal en las instalaciones del Ritz Carlton Hotel de la ciudad de New York, donde el funcionario estadounidense le expresó al diplomático, que Alemania debía abandonar la “guerra submarina irrestricta” para lograr así que Gran Bretaña quedase como la única nación en violar la neutralidad norteamericana, a lo que el embajador aceptó la propuesta reconociéndola como sumamente ventajosa.

La tirante situación diplomática, llevó al Canciller Theobald von Bethmann Hollweg y a su Ministro de Relaciones Exteriores Gotlieb von Jagow a reunirse con el embajador estadounidense James Gerard, y comunicarle las órdenes secretas emitidas por el mando naval alemán entre el 01 y 05 de Junio de 1915, en las que se instruía a los comandantes de U-Boot a no torpedear buques de pasajeros sin previo aviso. Asimismo ambos buscaron la aprobación de Wilhelm II para que ningún buque de pasajeros fuese atacado. Esto enfureció al Alto Mando Naval Alemán, el todopoderoso Almirante Alfred von Tirpitz ofreció la renuncia como Secretario de Marina, sin embargo el Káiser aprobó el plan de sus ministros y rechazó la renuncia, aunque designó como nuevo Jefe de Esttado Mayor a un viejo rival, el Almirante Henning von Hötzendorff, partidario de la propuesta del Canciller. Finalmente el 28 de Agosto, se emitieron las órdenes pertinentes para frenar todo ataque sin previo aviso por parte de los U-Boots a barcos de pasajeros.

Para dar una señal de confianza, el 19 de Septiembre de 1915, el Ministro Von Jagow, emitió una declaración con relación a los Estados Unidos, que el Imperio Alemán abandonaba de manera definitiva la política de Guerra Submarina Irrestricta. La misma contaba de dos artículos, el primero expresaba que si bien no negaban la responsabilidad en el hundimiento del SS Arabic, alegaba que el comandante del submarino lo había confundido con un buque de guerra, por su parte en el segundo expresaba claramente que a partir de ese momento los navíos de pasajeros no serían torpedeado sin previo aviso, para permitir la evacuación. Por último hacia mención a que su gobierno se comprometía a respetar las leyes del combate naval.

Además, al mismo tiempo, el Canciller Von Bethmann Hollweg envío las siguientes instrucciones al embajador Conde Bernstorff, para presentar al Gobierno Estadounidense en señal de buena voluntad.

1- Ofrecer el arbitraje de La Haya (Capital del Neutral Reino de los Países Bajos) sobre la cuestión del RMS Lusitania y el SS Arabic.
2- Los barcos de pasajeros se hundirán sólo después de ser advertidos además de salvar vidas, siempre y cuando que no huyan o se resistan.
3- Estados Unidos debía tratar de establecer la libre navegación de los mares en base a la Declaración de Londres de 1909.
Sin dudas la tensión diplomática con Washington llevó al Gobierno Alemán, temeroso de sumar un nuevo enemigo, a frenar una de las principales estrategias de guerra que estaba desarrollando.

. 12036407_1638808343003500_2054274912067877783_n

Fragmento de la crónica del periódico estadounidense Washington Post sobre la declaración del Gobierno Alemán sobre el fin de la guerra submarina irrestricta.
12047157_1638808313003503_6888585236446194551_n
En la izquierda de uniforme, el Canciller Alemán Thebald von Bethmann Hollweg, en el centro el Ministro de Relaciones Exteriores Gottlieb von Jagow y en la derecha el Ministro de Finanzas Karl Helfferich.
 
Deja un comentario

Publicado por en 19 septiembre, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , ,

16 de Septiembre de 1915 – Gastos de Guerra


Gastos de Guerra

Desde inicios de la guerra a finales de Julio de 1914, todas las naciones involucradas se vieron obligadas a tomar créditos para cubrir las necesidades del frente, que iban desde la construcción de armas y municiones hasta la confección de uniformes o la adquisición de los alimentos para cubrir las raciones en todos los frentes de batallas.

El 16 de Septiembre en una agitada sesión, la House of Commons (Cámara de los Comunes) aprobó un nuevo préstamo de £ 250.000.000 a pedido del Gobierno de Coalición del Primer Ministro Herberth Asquith, quien, con la asistencia del Chancellor of the Exchequer (equivalente a Ministro de Hacienda) Reginald McKenna estuvo presente durante el intenso debate que se desarrolló. Alegó que el costo de guerra se eleva de manera constante y que no hay esperanzas que ceda, sin embargo, el de la Royal Navy, había descendido hasta estabilizarse desde el mes de Junio en £ 600.000 diarias, mientras que el del Ejército alcanzaba las £ 2.000.000.

Un ejemplo del aceleramiento del costo en general era que desde el 1° de Abril al 17 de Julio, en total 108 días, el costo alcanzó las £ 2.900.000, mientras que desde el 18 de Julio hasta el 11 de Septiembre (56 días) era de £ 4.200.000. Sin embargo a estas cifras brutas había que adicionarles las sumas de los países aliados y las colonias. Por lo que las cifras finales eran:

– Del 1° de Abril al 30 de Junio: £ 2.700.000.
– Del 1° de Julio al 17 de Julio: £ 3.000.000.
– Del 18 de Julio al 11 de Septiembre: £ 3.500.000.

Esta era la cifra neta, ya que la bruta ascendía a más de £ 5.000.000, por lo que se estableció que en el mes de Noviembre, se discutiría una vez más el otorgamiento de un nuevo crédito, sin duda el costo de la guerra ascendía a medida que pasaba el tiempo.

12043096_1638001823084152_1307152067418000456_n
Publicación del periódico londinense Daily Telegraph sobre la votación de un nuevo crédito de guerra en el Parlamento.
 
Deja un comentario

Publicado por en 16 septiembre, 2015 en 1915

 

Etiquetas: ,

19 de Febrero de 1915 – Inicio de la Campaña Naval de los Dardanelos


Inicio de la Campaña Naval de los Dardanelos

Cuando la guerra comenzó en Agosto de 1914, el Imperio Otomano declaró la neutralidad, sin embargo su política exterior miraba con simpatía a Alemania, dado que era la única de las principales potencias que no tenían ambiciones de expansión sobre su territorio, por el contrario, varias compañías realizaban inversiones de infraestructura, sobretodo ferroviarias, mientras que oficiales instructores intentaban modernizar al ejército.

Iniciado los combates, Gran Bretaña cancelo la entrega de dos acorazados que los otomanos habían adquirido que aún se encontraban en los astilleros, por lo que el Káiser Wilhelm II, decidió “regalarles” en compensación los cruceros SMS Goeben y SMS Breslau que en realidad huían por el Mar Mediterráneo de una importante flotilla de la Royal Navy, y habían buscado protección entrando por los estrechos de Los Dardanellos, por lo que el gobierno de Estambul ante las presiones aliadas alegó que había comprado los navíos, y si bien la tripulación era alemana, los mismos fueron rebautizados como Yavuz Sultan Selim y Midilli, por lo que se transformaron en las naves más poderosas del Mar Negro.

En los primeros días de octubre y a espaldas del Gran Visir Said Halim Pasha, el Ministro de Guerra y hombre fuerte del gobierno, Ismail Enver Pasha, siguiendo el consejo de los asesores alemanes, ordenó cerrar los estrechos a todo navío de las potencias de la Triple Entente. Finalmente el 28 de Octubre de 1914, la flota otomana bombardeo de manera sorpresiva a los puertos rusos en el Mar Negro, por lo que para los primeros días de Noviembre, Francia y Gran Bretaña en solidaridad con su aliado, le declararon la guerra.

Ya en Septiembre, el primer Lord del Almirantazgo Sir Winston Churchill había comenzado a estudiar diferentes planes para romper el estancamiento en el Frente Occidental y abrir una vía más corta de abastecimiento hacia territorio ruso, su preferido era una invasión naval a la región de Schleswig-Holstein, por lo que obligaría al Reino de Dinamarca a sumarse al conflicto, sin embargo este fue rechazado por el comandante naval el Príncipe Louis de Battenberg, quien sería reemplazado por el viejo almirante Lord John Fisher a causa de su ascendencia alemana, la otra opción era tomar el estrecho de los Dardanellos para así abrir una ruta de comunicaciones con los puertos del Mar Negro, además que induciría a los Reinos de Rumanía y Bulgaria sumarse a la Triple Entente.

Antes de haber definido el plan Churchill había ordenado el 03 de Noviembre un ataque por parte de los cruceros HMS Indomitable y HMS Indefatigable, junto con los navíos franceses obsoletos Suffren y Vérité, la intención del mismo, era probar las fortificaciones y medir la capacidad de respuesta. Si bien fue un combate menor, puso en alerta a los otomanos, que comenzaron a ampliar los campos de minas.

Ante esto, el nuevo comandante en jefe de la Royal Navy, almirante Lord Fisher, veía como más factible de realizar este último plan, aunque creía necesario que la acción naval debía ser acompañada por una terrestre. El día 11 de Enero el comandante del Escuadrón Naval del Mar Mediterráneo, vicealmirante Sir Sackville Hamilton Carde, a pedido del mismo Churchill, propuso un plan para tomar los Dardanellos, usando acorazados, submarinos y dragaminas, el mismo fue aprobado por el Consejo de Guerra británico el día 13 de Febrero de 1915, proporcionándole además el acorazado HMS Queen Elizabeth y el crucero HMS Inflexible, por su parte la Marina francesa enviaría 4 acorzados y Rusia el crucero ligero Askold. Además de estos aprestos navales, se planifico que una fuerza de infantería compuesta por Royal Marines, y tropas terrestres británicas, australianas y neozelandesas que tendría por objeto, ocupar Constantinopla (Estambul) y proteger los estrechos.

Por su parte, el mando otomano, bajo el asesoramiento de oficiales alemanes, comenzaron a reforzar las fortificaciones de los estrechos, que consistían en los fuertes Sedd el Bahr y Helles en la costa norte, mientras que en la del sur se encontraban los de Kum Kale y Orhaniye, sin embargo el puntal de la defensa era una serie de 10 campos con un total de 370 minas flotantes.

La batalla dio inicio a las 07:30 hs. de la mañana del 19 de Febrero de 1915, cuando dos destructores fueron enviados en misión de exploración, siendo atacados a las 07:58 hs. por la batería del fuerte Orhaniye, compuesta por un cañón Krupp de fabricación alemana de 240 mm., ante esto, dos horas más tarde los cruceros HMS Cornwallis y HMS Vengeance tomaron posición e iniciaron el bombardeo contra los demás fuertes. Era el inicio de uno de los combates más duros desde el inicio de la guerra.

 10389560_1568801750004160_1312725304222724170_n
Mapa del Estrecho de los Dardanellos y las defensas otomanas
10996590_1568801996670802_7465576553417046712_n
El Primer Lord del Almirantazgo Sir Winston Churchill y el comandante de la Royal Navy Almirante Lord John Fisher (de civil), promotores de la operación.
 
Deja un comentario

Publicado por en 19 febrero, 2015 en 1915

 

Etiquetas: , , , , , ,

HMAS Sydney (1912)


web

El Sydney fue uno de los cruceros ligeros que formaban parte de la marina australiana en el periodo de la Primera Guerra Mundial. Pertenecía a la clase Chatham, una de las subclases de la clase Town.

Clase Chatham

La clase “Chatham” estaba integrada por 6 unidades puestas en grada entre los años 1911 y 1913, de las que 3 estaban destinadas a la Royal Navy (Marina británica) y las 3 restantes a la Royal Australian Navy (Marina australiana). Para esta última, fue puesta en grada otra unidad en 1915, el Adelaide, que no fue terminado hasta 1922, por lo que mostró bastantes diferencias con el resto de su clase.

De estas unidades, 3 fueron construidas en astilleros británicos y los 3 restantes en astilleros australianos. El Sydney fue uno de los construidos en Gran Bretaña y entregado a la marina australiana en 1913, participó en la Primera Guerra Mundial bajo esa bandera.

Modificaciones

Durante la guerra, se les instaló una dirección de tiro; el palo de proa fue sustituido por uno de trípode y se les añadió un cañón antiaéreo de 76 mm. En el Sydney, el puente de mando fue sustituido por una plataforma giratoria para poder embarcar un pequeño hidroavión.

Historial

Durante los primeros meses de la guerra, el Sydney formó parte de la “Escuadra australiana”, efectuando misiones de patrulla y escolta en los océanos Índico y Pacífico. Fue en una de estas patrullas cuando, el 9 de noviembre de 1914, en las islas Cocos (Océano Índico), entabló combate y hundió al crucero ligero alemán Emden, que había estado realizando misiones de corsario en el Índico desde el inicio de la guerra.

A finales de 1914, fue transferido al Atlántico y, en 1916, a la Grand Fleet en Scapa Flow, permaneciendo en el Mar del Norte durante el resto de la guerra.

En 1919 regresa a Australia. Fue desartillado en 1928 y vendido y desguazado al año siguiente.

HMAS Sydney
Banderas
Naval Ensign of Australia.svg Naval Ensign of the United Kingdom.svg
Historial
Astillero London and Glasgow Engineering Company
Clase Clase Chatham
Tipo Crucero ligero
Autorizado 1911
Iniciado 11 de febrero de 1911
Botado 29 de agosto de 1912
Asignado 26 de junio de 1913
Baja 8 de mayo de 1928
Destino vendido y desguazado en 1929
Características generales
Desplazamiento 5400 t
Eslora 139,25 m
131 m entre pp.
Manga 15,2 m
Calado 6,0 m
Blindaje • Vertical max: 76 mm
• Horizontal max: 51 mm
Armamento • 8 cañones de 152,4 mm (6″) Mk XI 50
• 4 cañones QF de 3 libras
• 1 cañón de 12 libras
• 2 ametralladoras Maxim de 7,69 mm (0,303″)
• 8 ametralladoras Lewis de 7,69 mm (0,303″)
• 2 tubos torpederos de 533 mm(21″) sumergidos.
Propulsión • Turbinas Parsons
• Calderas Yarrow
• 4 hélices
Potencia 25 000 hp
Velocidad 23,2 nudos (43,0 km/h)
Tripulación 485 hombres
Capacidad • 750 t (máximo 1240 t) de carbón
• 260 t de fuel oil
Aeronaves 1 Sopwith Pup
 
Deja un comentario

Publicado por en 9 noviembre, 2014 en 1914, Armada Australiana, Armamento

 

Etiquetas: , , , , , ,

John Jellicoe


web

John Jellicoe, Admiral of the Fleet.jpg

John Jellicoe

Sir John Rushworth Jellicoe, Primer Conde de Jellicoe (5 de diciembre de 1859 — 20 de noviembre de 1935) fue un almirante de la Royal Navy. Combatió en la guerra anglo-egipcia de 1882 y en el Levantamiento de los bóxers, aunque se le recuerda especialmente porque fue el comandante de la Gran Flota británica en la batalla de Jutlandia, librada en mayo de 1916 durante la Primera Guerra Mundial. Su liderazgo de la flota en esta importante batalla fue objeto de controversia: no cometió errores graves y consiguió que la flota alemana se retirara a sus puertos —una derrota hubiera sido entonces catastrófica para los británicos— pero la opinión pública de su país se sintió decepcionada porque no había obtenido una victoria resonante como fue la batalla de Trafalgar. Jellicoe fue después Primer Lord del Mar, pero lo retiraron del puesto a fines de 1917 por su pesimismo sobre los daños que los submarinos alemanes causaban a la navegación aliada. Desempeñó también el cargo de Gobernador general de Nueva Zelanda a principios de los años 1920.

Biografía

Jellicoe nació en la ciudad portuaria de Southampton e ingresó en la Royal Navy como cadete en 1872. Su primera acción de combate ocurrió en 1882 durante la ocupación británica de Egipto. En 1888 recibió el título de almirante y en 1891 fue ascendido a comandante.

En 1893 sobrevivió al naufragio del HMS Victoria en el Mediterráneo, nave en la que era segundo al mando. Siete años después, en 1900, participó en la expedición internacional que capturó Pekín y puso fin a la Rebelión de los Bóxers, donde fue herido de gravedad pero pudo recuperarse.

Bajo el mando del Barón John Arbuthnot “Jackie” Fisher, Jellicoe fue Director de la Artillería Naval (1905-1907) y Director de la Marina (1908-1910). En medio de la carrera armamentística que se producía entonces entre las potencias europeas, defendió enérgicamente la modernización de la marina y la construcción de nuevos modelos como el Dreadnought y el submarino, siempre tomando como inspiración los logros de la Marina Imperial Alemana. Apoyó así mismo las investigaciones de Frederic Charles Dreyer sobre un moderno (para la época) sistema mecánico de asistencia de fuego y su adopción por parte de los nuevos buques de guerra británicos.

En 1911 Jellicoe quedó como subordinado de George Callaghan, comandante de la British Home Fleet. Sin embargo, al estallar la Primera Guerra Mundial Callaghan fue destinado a la reserva por Winston Churchill y Jellicoe lo reemplazó en su puesto. Tanto Churchill (que lo definió como “el único hombre en ambos bandos capaz de perder la guerra en una tarde”) como Jellicoe estaban profundamente descontentos con las acciones de Callaghan en la Marina.

Jellicoe fue comandante de la flota británica en la Batalla de Jutlandia de 1916, uno de los mayores enfrentamientos entre barcos de guerra acorazados de la Historia y que terminó con un resultado poco claro que no permite adjudicar la victoria sin dudas a ninguno de los dos bandos. Su actuación en la batalla es todavía materia de controversia y no está exenta de críticas, si bien muchas de las acusaciones sobre supuestos errores en el transcurso de la batalla se adjudican alternativamente a Jellicoe y a su segundo, David Beatty.

En noviembre de 1916 fue nombrado Primer Sea Lord, pero en 1917 fue despedido de forma repentina por el nuevo Lord del Almirantazgo, Sir Eric Campbell Geddes y fue sucedido de forma sucesiva por Rosslyn Wemyss y David Beatty.

En 1918 recibió el título de Vizconde y fue nombrado Gobernador General de Nueva Zelanda, labor que desempeñaría entre septiembre de 1920 y noviembre de 1924. A su regreso a Inglaterra en 1925, fue nombrado Primer Earl Jellicoe. Murió en noviembre de 1935.

John Jellicoe
John Jellicoe (c. 1925)
Almirante de la Flota
Años de servicio 1872-1919
Lealtad Flag of Great Britain (English version).png Reino Unido
Servicio/rama Marina Real Británica
Condecoraciones Caballero de la Gran Cruz de la Orden del Baño
Caballero de la Gran Cruz de la Real Orden Victoriana
Participó en Guerra anglo-egipcia de 1882
Levantamiento de los bóxers
Primera Guerra Mundial

  • Batalla de Jutlandia

Nacimiento 5 de diciembre de 1859
Southampton, Hampshire (Reino Unido)
Fallecimiento 20 de noviembre de 1935
Londres, Reino Unido
 

Etiquetas: , , , ,

HMS Revenge (06)


web

El HMS Revenge (06) fue un acorazado botado por Reino Unido durante la Primera Guerra Mundial para la Royal Navy, y que sirvió hasta 1947. Pertenecía a la Clase Revenge, a la cual daba nombre, por ser el cabeza de la serie, también conocida como clase R o clase Royal Sovereign.

Historial

Primera Guerra Mundial

Fue el primer acorazado de la clase R en entrar en servicio. Integrante del 1º escuadrón de batalla de la 6ª División de Acorazados, de la Grand Fleet. Se destacó en la Batalla de Jutlandia, donde combatió al SMS König, evitando a duras penas cuatro torpedos separados, lanzados por los destructores alemanes que lo protegían, y perdió una oportunidad de oro de acabar con el SMS Seydlitz, gravemente averiado.

También intervino en la Segunda Guerra Mundial

No viene al caso pero os lo contamos, destinado desde el comienzo de la guerra a la ingrata y tediosa, pero vital y decisiva, escolta de convoyes en el Atlántico Norte o en el Índico, pasó un conflicto relativamente tranquilo. Participó en el bombardeo de Cherburgo el 11 de octubre de 1940 cuando lanzó 120 proyectiles de 381 mm desde una distancia de 16.000 metros, en la caza del Bismarck en mayo de 1941 y en la escolta de convoyes, tanto en el Atlántico Norte o en el Índico.

Regresó a Inglaterra en septiembre de 1943 tras pasar 25 meses en el Océano Índico como escolta de convoyes y pasó a la reserva. En noviembre llevó a Winston Churchill a Malta, primera etapa del viaje del primer ministro británico a Teherán. De vuelta en Portsmouth, en enero de 1944, el acorazado ya no volvió a navegar. En mayo de 1944 fue desarmado, sus piezas de 381 mm fueron retiradas y convertidas en baterías costeras para intervenir con su fuego sobre la costa francesa durante el desembarco de Normandía. El 17 de diciembre de 1944 fue convertido en buque entrenamiento portuario. Finalmente, el HMS Revenge fue dado de baja de la lista de buques de la Royal Navy el 8 de marzo de 1948. En septiembre del mismo año sería entregado al desguace

 
Deja un comentario

Publicado por en 30 octubre, 2014 en Armamento, Gran Flota - Grand Fleet

 

Etiquetas: , , , ,

David Beatty


web

Nw beatty 01.png

El almirante David Beatty

David Richard Beatty, Primer Conde de Beatty (Nantwich, 17 de enero de 1871-Londres, 11 de marzo de 1936) fue un almirante de la Royal Navy. Sirvió en la guerra Mahdista en Sudán y en el levantamiento de los bóxers en China, aunque hoy es más recordado por ser el comandante del I Escuadrón de cruceros de batalla británicos en la batalla de Jutlandia, librada en mayo de 1916 durante la Primera Guerra Mundial. En este enfrentamiento, tácticamente indeciso, contrastó el arrojo y agresividad de Beatty con las precauciones de su comandante, el almirante John Jellicoe. Más adelante durante la guerra, Beatty sucedió al propio Jellicoe como Comandante en Jefe de la Gran Flota, cargo en el que fue el responsable de aceptar la rendición de la Flota de Alta Mar alemana al final del conflicto. También fue Primer Lord del Mar durante muchos años y participó en las negociaciones para elaborar el Tratado naval de Washington de 1922.

Biografía

Nació en 1871 en Nantwich (Cheshire, Inglaterra) y se enroló en enero de 1884. Entre 1886 y 1888 fue cadete en el buque-bandera de la flota del Mediterráneo, el HMS Alexandria. En 1892 fue ascendido a teniente y tras desempeñar funciones en diversos buques le fue asignado el mando del destructor HMS Ranger en 1897.

Su popularidad aumentó considerablemente tras su participación en la reconquista de Sudán, acontecida entre 1897 y 1899, en la que fue segundo de la flota fluvial de cañoneras durante el asedio de Jartum y se le ascendió a comandante. En 1900 participó en la represión de la Rebelión de los Bóxers, y resultó herido en un brazo durante la captura de Tianjin, al sureste de Pekín.

Ese mismo año se casó con Ethel Tree, única hija y heredera del adinerado Marshall Field, lo que contribuyó a convertirle en uno de los oficiales más ricos de la Marina. La pareja compró varias viviendas en Londres, Leicestershire y Escocia y se hizo asidua de las reuniones de la Alta Sociedad, durante las cuales llegó a cenar con el mismo rey Eduardo VII. Con el fin de impresionar a los personajes más destacados solía presentarse ante ellos con capa y un uniforme que no era el oficial. Era famosa su chaqueta de seis botones, cuando la oficial era de ocho.

En 1906 ingresó como miembro en el Consejo de la Armada. El 1 de enero de 1910, con solo 39 años, se convirtió en el almirante más joven de la Royal Navy desde los tiempos de Horatio Nelson. Aunque se le ofreció ser segundo al mando de la Flota del Atlántico, prefirió declinar este puesto en favor de la Home Fleet que patrullaba las costas de la propia Gran Bretaña. En 1912 se le redujo el sueldo a la mitad por una serie de polémicas, aunque Beatty pudo salvar finalmente su carrera gracias al nuevo Primer Lord del Almirantazgo, Winston Churchill, que le nombró su secretario personal. Ambos se habían conocido años atrás durante la campaña de Sudán.

Entre 1912 y 1916 comandó la 1.ª Escuadra de Cruceros de Batalla. Entre las batallas de la Primera Guerra Mundial en que estuvo presente se cuentan las de Heligoland Bight (1914), Dogger Bank (1915) y Jutlandia (1916). Este último año sustituyó a John Jellicoe como Primer Sea Lord, puesto que mantendría hasta 1927, cuando se le nombraría Primer Earl Beatty, Vizconde de Borodale y Barón del Mar del Norte y Brooksby. Durante la Gran Guerra su casa de Leicestershire fue cedida a la Marina como Hospital Naval.

En 1918 trató de forma humillante a la flota alemana conducida a la base británica de Scapa Flow como parte del armisticio, lo que le reportó severas críticas en Alemania.

El buque HMS Howe, que operó durante la Segunda Guerra Mundial, fue llamado durante un tiempo HMS Beatty en su honor, pero se decidió cambiarle el nombre por el de Richard Howe, otro almirante inglés del siglo XVIII.

David Beatty
Almirante de la Flota
Años de servicio 1884-1927
Lealtad Flag of Great Britain (English version).png Reino Unido
Servicio/rama Marina Real Británica
Condecoraciones • Caballero de la Gran Cruz de la Orden del Baño
• Orden de Mérito del Reino Unido
• Caballero de la Gran Cruz de la Real Orden Victoriana
• Orden del Servicio Distinguido
Mandos • Escuadrón de cruceros de batalla (1913-16)
• Gran Flota (1916-18)
• Primer Lord del Mar (1919-27)
Participó en Guerra Mahdista

  • Batalla de Dongola
  • Batalla de Omdurmán

Levantamiento de los bóxers
Primera Guerra Mundial


Nacimiento 17 de enero de 1871
Nantwich, Cheshire (Inglaterra)
Fallecimiento 11 de marzo de 1936
Londres, Inglaterra
 
Deja un comentario

Publicado por en 30 octubre, 2014 en Ejército Británico, Personajes

 

Etiquetas: , , , , , ,

22 de Septiembre de 1914 – Enfrentamiento naval Royal Navy vs submarino aleman


La Acción del 22 de septiembre de 1914 fue un enfrentamiento naval que tuvo lugar durante la Primera Guerra Mundial, en la cual, tres cruceros acorazados de la Royal Navy fueron hundidos por un submarino alemán mientras patrullaban. Aproximadamente 1450 perdieron la vida, y hubo protestas públicas por las pérdidas. El incidente, erosionó la confianza en el gobierno, y dañó la reputación de la Royal Navy en una época en la que muchos países, la consideraban el principal soporte británico en la guerra.

Trasfondo

Los cruceros, formaban parte del la 7ª escuadra de cruceros del Reino Unido, apodada irónicamente como la escuadra del cebo vivo, que estaba asignada a tareas de patrulla en le mar del Norte, apoyados por destructores y submarinos de la fuerza Harwich para evitar las incursiones de la Armada Imperial alemana en el Canal. Aunque se había expresado preocupación por la vulnerabilidad de estos anticuados buques, especialmente ante un posible ataque de los modernos cruceros de batalla alemanes, no se realizó ningún cambio antes de los eventos del 22 de septiembre. Había menos preocupación ante un posible ataque submarine en ese momento de la guerra, ya que la amenaza de los U-boat no era tomada en serio por muchos en la Royal Navy.

Los U-boat eran igualmente tratados a la ligera por la Kaiserliche Marine; en las seis primeras semanas de la guerra, se habían perdido dos submarinos, y los resultados obtenidos por estos, resultaban escasos.

La mañana del 22 de septiembre encontró un único U-boat, el U-9, bajo el mando del teniente Otto Weddigen, a través de Broad Fourteens de vuelta a su base.

En la patrulla del 22 de septiembre, había tres cruceros del 7th CS, el Aboukir, bajo el mando del capitán J Drummond , oficial de mayor graduación presente, el Hogue y el Cressy. Un cuarto crucero, el Euryalus, buque insignia de la escuadra, bajo el mando del vicealmirante A Christian, había retornado previamente a su base para repostar combustible el día 20, mientras que la escuadra de destructores que debían acompañarlos, se había visto obligada a retirarse ante el estado del mar el 17.

Acción

A las 6:30 de la mañana del 22 de septiembre, con el tiempo en calma y los tres cruceros patrullando a 10 nudos, a dos millas náuticas (4 km aprox.) de la costa. Los buques, llevaban apostados centinelas que intentaban otear periscopios de submarinos u otros buques alemanes, y un cañón de cada costado de cada buque, mantenía a su equipo en sus puestos. El submarino de la Armada alemana, U-9 comandado por el Kapitänleutnant Otto Weddigen tenía orden de atacar a los transportes británicos a Ostend, pero se vio forzado a sumergirse para refugiarse de la tormenta. Al emerger, detectó a los cruceros enemigos, y se tomó la decisión de atacarlos. A las 6:20 el submarino, disparó un torpedo al buque más cercano, que se encontraba a una distancia de 500 m, el cual, impactó al Aboukir por la banda de estribor, inundando la sala de máquinas y causando la detención inmediata del buque. Desde los buques británicos, no se habían detectado submarinos, por lo que Drummond asumió que el buque, había chocado con una mina, y pidió ayuda a los otros dos cruceros para que acudieran en su ayuda. Después de veinticinco minutos, el Aboukir volcó, y se hundió cinco minutos después. Solo pudo ser lanzado un bote salvavidas, ya que la explosión, dejó sin suministro de vapor a los tornos necesarios para lanzarlos.

El U-9 emergió tras disparar su torpedo inicial, y observó a los dos cruceros británicos restantes, intentando rescatar a los tripulantes del buque hundido. Weddigen disparó dos nuevos torpedos a su siguiente objetivo, el Hogue, a un alcance de unas 275 m. Como los torpedos fueron disparados con el submarino en superficie, desde el Hogue, pudieron detectarlo, disparándole antes de que volviera a sumergirse. Los dos torpedos, impactaron al Hogue; cinco minutos después, el capitán Wilmot Nickolson, daba la orden de abandonar el buque, 10 minutos más tarde, al Hogue volcaba, hundiéndose a las 7:15.

Kapitänleutnant Otto Weddigen

Desde el Cressy, habían detectado al submarino, al que habían intentado disparar y embestir sin éxito. Entonces, el buque, retornó para rescatar a los supervivientes. A las 7:20, el U-9 disparó los dos torpedos de popa a una distancia de 915 m. Uno falló, por lo que el submarino, viró para encarar a al Cressy con su último torpedo a proa a una distancia de 500 m. El crucero, fue impactado por el primer torpedo por el costado de estribor, el segundo, impactó por el costado de babor a las 7:30. El buque, volcó por la banda de estribor, permaneciendo a flote hasta las 7:55 a.m. Dos pesqueros holandeses a vela que se encontraban en las cercanías, declinaron acercarse al Cressy por temor a las minas, lo cual llevó al crucero a dispararles su cañón de proa de 233 mm en un gesto de ira.

La llamada de Socorro, fue recibida por el comodoro Tyrwhitt, que con la escuadra de destructores estaba retornando junto a los cruceros gracias a la mejora del tiempo. A las 8:30 el vapor holandés Flora, se acercó a la zona tras haber avistado los hundimientos, y pudo subir a bordo a 286 hombres. Un Segundo vapor, el Titan, rescató a otros 147 hombres. Otros, fueron rescatados por dos pesqueros a vela, los Coriander y J.G.C., posteriormente, arribaron a la zona los destructores a las 10:45. 837 hombres fueron rescatados, mientras que 1397 tripulantes y 62 oficiales, gran parte de ellos, hombres de la reserva naval, perdieron la vida.

Wenman “Kit” Wykeham-Musgrave (1899–1989) sobrevivió al torpedeo a bordo de los tres buques, Un guardiamarina a bordo del Aboukir, saltó por la borda y se alejó del buque para evitar la succión. Fue subido a bordo delHogue cuando este fue torpedeado. Repitió lo hecho anteriormente y nado hasta el Cressy, pero después, fue torpedeado, y saltó de Nuevo por la borda, aferrándose a unos maderos, hasta que fue subido a bordo de un pesquero holandés.”

Los destructores, comenzaron a buscar al submarino, al cual le quedaba poca energía eléctrica para realizar el viaje de vuelta sumergido, y en superficie, solo podía dar 14 nudos, dejando un rastro de humo de escape en superficie. Weddigen optó por dar la orden de sumergirse, y aguardar durante la noche, emprendiendo el viaje de retorno al día siguiente.

Consecuencias

El desastre, impactó a la opinión pública británica, y dañó la reputación de la Royal Navy a nivel mundial. Los anticuados cruceros protegido y acorazados, fueron retirados de las áreas de patrulla; El almirante Christian fue reprendido, y Drummond, que no sobrevivió al ataque, fue criticado por el resultado de la investigación, por no seguir las recomendaciones antisubmarinas del almirantazgo. He was however praised for his conduct during the actual attack. Los 28 oficiales y 258 tripulantes rescatados por el Flora fueron desembarcados en Ymuiden y fueron repatriados el 26 de septiembre.

En contraste, Weddigen y su tripulación, fueron recibidos como héroes a su retorno; Weddigen fue condecorado con la Cruz de Hierro, de primera clase, mientras que su tripulación, recibió la Cruz de Hierro de segunda clase. TLa reputación de los U-boat quedó establecida como una potente arma de guerra.

El futuro primer lord del mar, Dudley Pound, que sirvió en el acorazado tipo dreadnought HMS St Vincent de la Gran Flota, escribió en su diario el 24 de septiembre, Mucho nos lamentamos por la perdida de vidas, pero uno no puede dejar de pensar que es una advertencia útil para nosotros – debemos comenzar a considerar como una amenaza a los submarinos alemanes pues ningún despertar es bueno y el nuestro tenía que llegar tarde o temprano y podía haber llegado acompañado de la pérdida parte de nuestra flota de la combate.

Orden de batalla

Royal Navy:

  • HMS Aboukir, crucero acorazado, buque insignia
  • HMS Hogue, crucero acorazado.
  • HMS Cressy, crucero acorazado.

Kaiserliche Marine:

  • U-9, submarino
Acción del 22 de septiembre de 1914
I Guerra Mundial
HMS Aboukir.jpg
HMS Aboukir


Fecha 22 de septiembre de 1914
Lugar Broad Fourteens, Mar del Norte
Coordenadas  53°00′N 3°45′E (mapa)
Resultado Victoria alemana
Beligerantes
Bandera de la Kaiserliche Marine

SM U-9 de la
Kaiserliche Marine
Bandera de la Royal Navy

3 cruceros de la
7ª escuadra de cruceros de la
Royal Navy
Comandantes
Cpt. Otto Weddigen  Cpt. John Drummond
Fuerzas en combate
1 submarino                      3 cruceros acorazados
Bajas
ninguna                                      1450 muertos
3 cruceros acorazados hundidos

 
Deja un comentario

Publicado por en 22 septiembre, 2014 en 1914, Batallas, Frente Oriental

 

Etiquetas: , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: